Lo único estable es el deterioro salarial

Mientras las empresas privadas obtienen ganancias que el año pasado llegaron hasta el 117 por ciento, los salarios se redujeron en un 14 9 por ciento, según informó la semana pasada el Congreso del Trabajo
Cifras proporcionadas por el Banco de México y la Comisión Nacional de Salarios Mínimos indican que los sueldos mínimos durante 1978 se deterioraron en un 14 por ciento
El tope salarial se tradujo en ganancias para las grandes empresas comerciales, industriales y bancarias, según un estudio del Departamento Técnico del Congreso del Trabajo en que se precisa, además, que en los años más recientes se reforzó la tendencia a concentrar el ingreso en un grupo reducido, al mismo tiempo que disminuyó la parte correspondiente a los trabajadores
A fin de evitar que se someta el salario a topes, y que las empresas tengan excesiva libertad para enriquecerse, la central obrera, encabezada por el diputado Cecilio Salas, demandó un plan económico nacional que distribuya equitativamente el ingreso

He aquí los objetivos del plan:
Que se inviertan los términos de acumulación de capital a favor del Estado y del sector social Para ello será necesario establecer con claridad áreas de propiedad nacional y extranjera
Que se reconozca en el Estado y en los trabajadores la única fuerza para transformar la sociedad, a fin de someter el desarrollo del país a un sistema de planeación que armonice todos sus intereses, incluso de los obreros y los empresarios
El estudio señala también que el propio Congreso del Trabajo deberá estimular la participación de los trabajadores en el control de la producción, la distribución, y la administración de los órganos del gobierno
Por otra parte, durante el primer semestre del año los precios de los productos básicos se dispararon Los del pescado y de los mariscos se elevaron en un 36 por ciento en relación a 1978, según datos del Banco de México y de la Secretaría de Programación y Presupuesto
Lo mismo ocurrió con la leche (238 por ciento), hortalizas y legumbres (294), pan y tortillas (184), carne (13), y fruta (146)
Lo que sí disminuyó, consecuentemente, fue el poder adquisitivo de los trabajadores y, de acuerdo con la SPP, el salario mínimo bajó este año (en “pesos del 78”) en un 164 en relación al primer semestre de 1978
Especialistas en la materia declararon que las cifras citadas expresan que no obstante el compromiso empresarial y las restricciones a los aumentos salariales, no se inició como se esperaba el proceso desacelerador de la inflación Al contrario: los incrementos de los precios afectaron otros rubros de importancia como el de las prendas de vestir y la renta de casas habitación que se elevaron, respectivamente, en un 232 y un 16 por ciento
Los precios de libros y revistas, y la prestación de servicios recreativos, aumentaron en 271 y 199 por ciento

Comentarios