Quince años de abandono dañaron todo

Quince años de abandono dañaron todo
El velódromo olímpico requiere de millones para volver a servir
Francisco Ponce
Fue, desde 1967, la pista sagrada de los virtuosos de la bicicleta: Kruman, Morelon, Trentini, Daler, Pakadze, Turrini, Ritter, Treviño, Frey Mensen, “Cochise”, Merckx, Pero la danza de esos jinetes en sus delicadas jacas de aluminio, sobre el óvalo de 333 333 metros, padeció lenta agonía hasta quedar en peligro de derrumbarse por la falta de mantenimiento
Quince años, pues, de olvido del velódromo “Agustín Melgar”
Y precisamente sus heridas se manifestaron hace apenas algunos días, cuando el italiano Francesco Moser decidió realizar su intento de superar el récord mundial profesional de la hora, en el velódromo del Centro Deportivo Olímpico Mexicano, en lugar del “Agustín Melgar”
Moser probablemente es discreto:
—Me parece que el velódromo de cemento del CDOM presenta las mejores condiciones por el momento Por eso deseché el de madera del olímpico, que no está listo, desafortunadamente
Pero la Gazeta demo sport publica la semana pasada una información de Rino Negri, en la que califica de “disastrose condizioni” las del velódromo olímpico
Acudimos con el administrador de dicha instalación, el profesor Gonzalo Cerón Meza, excompetidor y ahora presidente de la Asociación de Ciclismo del Distrito federal Puntualizó:
—Permítame expresar un punto de vista personal: la visita de Moser para intentar romper el récord de la hora profesional obedece a intereses comerciales y políticos Por un lado, promoverá su misma compañía de bicicletas en Europa, así como las otras casas patrocinadoras del evento Y político, porque al prestar el Comité Olímpico Mexicano el velódromo del CDOM, permite difundir la imagen del titular del COM Mario Vásquez
Una vez establecida la dualidad de motivos, al menos los personales, agrega:
—Moser vino a ver el velódromo olímpico Y le aseguro que para la prueba que intenta realizar, la pista está en óptimas condiciones, porque se utiliza sólo la parte interior Fueron muchos años de descuido, pero le garantizo que el remozamiento se ha llevado a cabo desde marzo pasado La prueba es que Obras Públicas, hasta el momento, lleva gastados unos cuatro millones en los arreglos de la instalación
El profesor Cerón explica que el problema es la estructura de la pista, que durante 15 años fue descuidada En la curva norte, en la parte superior, al paso de las bicicletas se sentía un ligero sumidero
“Los carpinteros”, agrega nuestro entrevistado, “desde marzo se dan a la tarea de cambiar y reforzar las zapatas de la estructura que sostiene a la pista, para evitar que se caiga”
En cuanto a la pista en sí, salvo algunas duelas en mal estado —precisamente por la falta de soporte—, se procura un mantenimiento, que incluye el riego de la misma todas las mañanas a las siete horas, dijo
Las reservas de madera africana —”Douzzie afzelia”— de la superficie, importadas en 1968 como el material más adecuado, están ya prácticamente agotadas: quedan solamente seis metros, lo cual es insuficiente para dejar impecable la pista
Desafortunadamente, la versión más generalizada del por qué se acabó gran parte de dicha madera, es que los cuidadores de la obra, en 1967, la aprovecharon para avivar sus hogueras en las guardias nocturnas
Pero en realidad, y en virtud de la dificultad para importar dicha madera africana, se hicieron pruebas con madera de la selva chiapaneca
Entonces interviene el profesor Roberto Ortiz Olguín, coordinador técnico y administrativo del velódromo
—Nos encontramos con lo siguiente: por una parte, si bien la madera chiapaneca es de magnífica calidad, mezclándola con la africana provocaría un desbalance; y con ese motivo, estamos ya en busca de los conductores adecuados para conseguir la madera africana Además, por primera vez estamos realizando análisis químicos del agua con la cual regamos dicha pista, para tener una idea aproximada de la vida de la duela
Proceso advirtió el estado de las zapatas que sostienen la parte más elevada de los peraltes; algunas ya reforzadas con nueva madera y retazos tirados debajo de la pista, podridos, residuos del descuido de 15 años al que se refieren nuestros entrevistados
El costo total de las obras de reparación ascenderá a unos ocho millones de pesos, en lo que toca solamente a la estructura Y, además, faltaría considerar los gastos de suministro de la madera africana necesaria para las reparaciones, pues en algunas partes de la pista observamos rellenos de aserrín con goma para cerrar los espacios exagerados entre duelas
Hasta 1980, la pista “Agustín Melgar” fue escenario de constantes competencias internacionales, sobre todo las correspondientes a la hora, por ser la superficie “más veloz” de todos los velódromos del mundo
En los Juegos de 1968 sobresalío el francés Daniel Morelon, quien conquistó tres medallas de oro —velocidad, kilómetro contra reloj y tandem— Y luego vinieron las grandes actuaciones individuales de los asombrosos jinetes:
Ole Ritter, Dinamarca, récord mundial de la hora profesional (486530 kilómetros, el 10 de octubre de 1968); Radamés Treviño, México, récord mundial de la hora amateur (4695569 metros, el 16 de marzo de 1969); Mogens Frey Mensen, Dinamarca, RM hora amateur (4751369); Martín “Cochise” Rodríguez, Colombia, RM hora amateur (4755324 el 7 de octubre de 1970); Ritter, otra vez, RM de los 100 kilómetros en velódromo: 214’02″51/100, el 18 de noviembre de 1971; Eddy Mereckx, Bélgica, RM hora profesional (4940468, el 21 de octubre de 1972); Mary Cressari, Italia, récord mundial de la hora amateur para damas (4147174, el 24 de noviembre de 1972)
Y, también, fue escenario del los Juegos Panamericanos (1975), la Universidad Mundial (1979) y los Juegos Mundiales de ciclismo juvenil, en los que el mexicano Manuel Youshimatz, del DF, conquistó la medalla de bronce en la prueba australiana por puntos
Pero el hecho es que, con el arribo de Moser para su intento por mejorar la marca mundial de la hora profesional, surgieron los problemas de la que fue la mejor para la velocidad en el mundo
De acuerdo con Luigi Casola, exentrenador de la selección ciclista mexicana, exdirector del velódromo olímpico, y ahora apegado al Comité Olímpico Mexicano y coordinador de Moser en su intentona del próximo día 23, el “Agustín Melgar” debería dedicar un par de millones para dejar su pista en condiciones para una prueba de tal naturaleza
Simplemente, explicó, para acondicionar la pista de cemento del CDOM, las empresas patrocinadoras italianas pagaron unos tres millones de pesos El costo total del intento será de unos 250,000 dólares
“Creo que para solucionar los problemas de mantenimiento de la pista olímpica”, explicó Luigi, “debe haber dedicación; parece que se tiene ahora y está bien para rescatar la que debe ser la mejor pista del mundo; pero ahora, ésta, la del CDOM, ofreció a Moser las mejores condiciones El lo decidió”
De cualquier manera, hay otro datos sintomático, que tiene que ver con el desinterés de algunos dirigentes ante una instalación como el velódromo olímpico: la Federación Mexicana de Ciclismo, que preside Dionisio Uribe, nunca citó al campeonato nacional de pista, el año pasado, pero ahora está muy interesado en el intento del italiano Francesco Moser
Pero el descuido no es nuevo en cuanto a instalaciones olímpicas Por ejemplo, hace algunas semanas el profesor Renato Zabaya, administrador de la Alberca Olímpica, acompañó a este reportero en recorrido por la alberca de calentamiento, ubicada debajo de las tribunas oriente de la piscina olímpica “Francisco Márquez”
Cuando tomó bajo su cargo el inmueble, el profesor Zabaya encontró inservible dicha alberca, en virtud del alto grado de oxidación de los conductos de desagüe y del deterioro en los sistemas de energía y calderas
Ahora fue el turno de conocer el estado del óvalo ciclista, gracias a la visita de Moser, aunque desde el punto de vista del profesor Cerón, “hacemos todo lo posible para cuidar la pista y mantenerla lista para evitar se detengan los entrenamientos de los ciclistas metropolitanos Un velódromo nuevo, de cemento, costaría unos 300 millones de pesos”
La pista olímpica, pues, está convaleciente
Falta solamente que los doctores que ahora la atienden, le apliquen la cura final adecuada

Comentarios

Load More