LA PASION DE ISABELA

LA PASION DE ISABELA
Florence Toussaint
Hay quienes dicen que la telenovela es un género irrescatable Hecho en función de públicos masivos Para alcanzar sensibilidades comunes Despertar las más frecuentes y triviales emociones Si no, es inservible Pierde su esencia Desaparece Pero existen defensores de ese modelo Sus peores defectos se le atribuyen a los contenidos Las virtudes a una forma popular, en ambos sentidos del término Capaz de decir cualquier cosa y ser aceptada por millones de televidentes La polémica es válida, pero tenemos más ejemplos para documentar la primera postura que la segunda Así se trate de temas históricos o políticos, el melodrama forma parte indisoluble de la telenovela y la marca Salvo excepciones, ninguna hecha en México por la televisión comercial, la estructura episódica nos sarandea de un clímax a otro hasta dejarnos exhaustos, justo antes del corte publicitario
Las telenovelas, aunque siguen produciéndose por docenas, ahora se fabrican de varias calidades Las hay totalmente convencionales, clasistas, racistas e inverosímiles como Guadalupe; existen otras que apelan a la irracionalidad y los miedos como El maleficio y algunas que pretenden ser históricas o de época como Bodas de odio y ahora La pasión de Isabela Estas son para el público más exigente y los clientes que mejor pagan, en horario triple A Sus pretensiones son casi artísticas y los recursos dignos de otros argumentos Los diálogos no mejoran al ser puestos en labios de damas del siglo pasado, adornadas con sombreros de plumas y faldas largas
La pasión de Isabela, situada en los años cuarenta, resulta un drama que va más allá de la anécdota amorosa o de la recreación nostálgica de una época ida, aunque historia y recuerdos sean los dos poderosos ganchos para asirnos Es, en su reverso, una hábil forma de buscar la legitimidad cultural Hoy que ya para nadie es un secreto la acción monopólica de Televisa, su carácter de empresa trasnacional por sobre toda otra consideración, busca fundar en el pasado su derecho a ocupar un sitio entre las fuentes de cultura popular Apela a la actividad de la XEW en sus tiempos dorados: descubrimiento de actores que luego fueron ídolos nacionales, apoyo a jóvenes compositores creadores de una corriente romántica dentro de la música mexicana quiere actualizar su vínculo con esos antecedentes Destaca el mérito de la XEW y al mismo tiempo asegura ser su heredera Las aportaciones al medio musical y artístico de los años cuarenta que trascendieron aquel momento, parecen darle a Televisa la razón histórica Y sin duda tiene el deseo de repetir aquel éxito Emmanuel en lugar de Pedro Infante Sin la sombra infamante de la crítica, menos de la autocrítica
Cuenta el relato que la protagonista Isabela se enamora de un imposible y se casa con quien la ama Sólo muchos años después descubre que su marido es su amor verdadero Como Scarlett O’Hara Y el asunto central debe estar rodeado de melodías de Alvaro Carrilo, pianistas como Agustín Lara, artistas del micrófono como Pedro de Lille Autos, vestuario, maquillaje, algunos exteriores deben completar la producción En realidad La pasión de Isabela es tan telenovelera como las de María o Guadalupe Y los años cuarenta, la XEW, los cabarets tan lejos de ser unos con la historia como pueden estarlo el Sol de la Tierra Sólo ven el resplandor

Comentarios