LA QUE FUE OSTENTOSA CASA DE MIGUEL ALEMAN SERVIRA PARA INTENTAR DAR BRILLO A SU MEMORIA

LA QUE FUE OSTENTOSA CASA DE MIGUEL ALEMAN SERVIRA PARA INTENTAR DAR BRILLO A SU MEMORIA
Manuel Robles
Ahí está él, eternizado en bronce, a la entrada principal de la Casona Amarilla de la antigua calle de Fundición —ahora Rubén Darío 187—, que desde el viernes 28 es la sede de la voluntad postrera del político veracruzano: la Fundación Miguel Alemán AC
Sobre un pedestal luce el busto del expresidente Miguel Alemán Valdés, en la residencia que le construyó el ingeniero Alberto J Pani, en una superficie de 3,304 metros cuadrados, que adquirió su esposa Beatriz Velasco de Alemán, hace ya 45 años, a razón de ocho pesos el metro cuadrado

Ahí vivió y ahí murió
A ella llegó cuando dejó la gubernatura de Veracruz, en 1938, para coordinar la campaña presidencial de quien le antecedió en el puesto, Manuel Avila Camacho De ella salió su féretro envuelto en la bandera nacional, el 15 de mayo de 1983, hacia el Senado de la República, donde se le rindió homenaje y, poco después, hacia el Panteón Español, ceremonia luctuosa que encabezó el presidente Miguel de la Madrid El mismo que, un día después, decretó día de duelo nacional
Fue también ahí, en la casona de la colonia Polanco, donde se instaló el velatorio la madrugada del 14 de mayo de ese año, cuando murió Alemán Valdés, a los 78 años de edad, deceso que convocó, consternadas, a la clase política y a la clase empresarial del país
Sede de la Fundación Miguel Alemán AC, la casona de Polanco fue construida por el ingeniero Alberto J Pani, autor de las plantas de bombeo de Nativitas y la Condesa, profesor universitario, funcionario público y embajador Graduado en la Escuela Nacional de Ingeniería, Pani se convirtió en aquella época en uno de los constructores del momento
La familia Alemán Valdés lo contrató para que construyera la residencia amarilla de las calles de Fundición, luego que la esposa del expresidente, Beatriz Velasco de Alemán, adquirió el terreno de la Compañía Financiera de Bienes Raíces SA, cuando el metro cuadrado en esa zona residencial se cotizaba a ocho pesos ¿El costo total del predio?: 26,429 pesos
Era una superficie de 3,304 metros cuadrados, que se integró con otros cuatro lotes de la manzana 3, de la colonia Bosque de Chapultepec
En el tomo 74, serie “C”, volumen primero, del Registro Público de la Pequeña Propiedad, se establece que la familia Alemán construyó “a sus expensas y con su propio peculio” la casa 187 de la avenida de la Fundición Años más tarde, el 14 de febrero de 1945, se protocolizó la compra ante el notario público, Alberto Campen
Hoy día, a un año y casi cinco meses de la muerte del expresidente, la residencia está siendo transformada Sus familiares cambian los gobelinos y los candiles europeos, los cuadros y tapetes, para alojar ahí lo que será la Fundación Miguel Alemán AC
“Todo está como lo dejó el licenciado”, dice Felipe Sandoval Hoyer, director general de la Fundación, exbanquero de toda la vida y amigo personal del expresidente
De acuerdo con el proyecto, la fundación albergará salas de exposición temporal, biblioteca, cubículos de estudio, sala de armas “General Miguel Alemán”, en honor de su padre, muerto en combate en 1929, involucrado en la rebelión escobarista; salas de juntas y de conferencias; locales para la exhibición de audiovisuales, películas y todo tipo de proyección fílmica, y oficinas centrales
Además, salas, de descanso y para reuniones y para exposiciones temporales de artistas nacionales y extranjeros; cuarto de servicios, áreas destinadas a la administración de la fundación, como los locales para “usos múltiples”, la propia administración y la presidencia
Todo ello a cambio de los muebles estilo francés, candiles de prismas y mullidas alfombras, que se repiten sin cesar a lo largo de toda la estancia, convertida ahora en oficina, enseres que se convirtieron, de una forma u otra, en el símbolo de la bonanza alemanista
En la sala principal de la residencia destacan dos pinturas del expresidente Una de ellas del artista español Bardasano, justo a un lado de donde se extiende —a todo lo largo y ancho de la pared— un gobelino de la escuela belga, a decir del coordinador general de la Fundación, licenciado Alfonso García Cacho, cercano colaborador de Alemán Valdés en el Consejo Nacional de Turismo, un organismo que desapareció precisamente a raíz de la muerte de quien fuera su principal promotor
No queremos que, todo esto, se haga una ostentación, más aún ahora cuando la Fundación está dirigida al pueblo de México”, insiste el propio Sandoval Hoyer, celoso de lo que el mobiliario y objetos personales de Alemán Valdés pudiera revelar

Comentarios