JOSE ANTONIO ALCARAZ, CREADOR CRITICO: “MI YO ES LA SUMA DE MIS YOES”*

JOSE ANTONIO ALCARAZ, CREADOR CRITICO: “MI YO ES LA SUMA DE MIS YOES”*
Alicia Urreta
Miembro voluntario de la más leal oposición a Su Majestad la Reina, José Antonio Alcaraz proyecta la silueta múltiple del músico que es a la vez crítico musical, director de teatro —hombre de teatro sería mejor—, cineasta, investigador, maestro y memoria de la música mexicana, al mismo tiempo que enciclopedia viviente de las personas, hechos y andares de la vida cultural de México Cualquiera diría que ha estado —vigilante— en todos los aconteceres musicales y teatrales de México desde los aztecas
Su vasta cultura musical, su enorme información, su carácter, pasional, inquisidor, contundente, irónico, agresivo, chacotero, sensible; su agudísima inteligencia tan pronta a “poner cosas y personas en su sitio”, conforman en él la figura crítica de la música más importante de México
Para José Antonio Alcaraz, la función del crítico debería ser “la de un agente subvertidor que inquietara las conciencias o los intelectos o la emotividad de quien lee o escucha para que saque sus propias conclusiones El sentido crítico individual se traduciría así en una pluralidad —creo— sumamente sana”
Además de esta función —casi pedagógica en su mejor sentido— para José Antonio Alcaraz otra sería la de informar, la de poner al día como en un mapa nacional los deber y haber musicales; “dando a conocer el trabajo de los intérpretes y compositores poco favorecidos por una causa u otra, en especial, los nuestros”
“En México, los creadores de literatura o artes plásticas han sido más apoyados por una crítica inteligente que los creadores musicales”
Por muchos años ya, el tema preferido, cotidiano y vital de Alcaraz es la música y los músicos de México: sin embargo, no es el único Los asuntos teatrales también son suyos, y los cinematográficos, y los dancísticos, dando la impresión de ser un personaje en posesión del secreto de los días de 48 horas y del don de la ubicuidad
José Antonio Alcaraz reconoce a maestros eminentes “de aquí y de allá”:
José Pablo Moncayo: “por lo que se refiere al arte musical, pocas guías tan acertadas y emotivas”
Otto Mayer Serra: “técnicas de investigación y muchas otras cosas que las escuelas no enseñan”
Olivier Messiaen y Pierre Boulez: “Cometí la tontería de pensar que la música era más una ciencia que un arte”
Gordon Kaember: “Veía la ópera como una manifestación cercana a la locura como tal impartía sus cursos, fueron muy fructíferos para mí”
Giorgio Federico Ghedini: “presencia decisiva de él aprendí cosas muy importantes estudié toda la obra de Verdi como no hacer a Claudio Monteverdi”
Monteverdi es una figura clave en el panteón musical de José Antonio Alcaraz porque:
a) En su tiempo, Monteverdi era un compositor de vanguardia
b) En su producción hay obras que son síntesis del madrigal —de todas las formas nuevas y viejas— en el momento en que la ópera nacía “en la casa de enfrente”
c) Monteverdi es uno de los creadores del formato original de la ópera
Sol de mi antojo, ópera de José Antonio Alcaraz, fue estrenada en 1983 en la Sala Covarrubias del Centro Cultural Universitario de la UNAM
Es una obra para voces exclusivamente masculinas, con una orquesta constituida fundamentalmente por una inmensa batería de percusiones, instalada —no tradicionalmente— en el foro, y cuyo desempeño constituye parte de la actividad dramática de la obra
Aunque yo la defina como una ópera, Sol de mi antojo —quizá la obra más compleja y ambiciosa de José Antonio Alcaraz” —es definida por su autor como “madrigales en estilo representativo” De ello, nace un planteamiento dentro del teatro musical que no tiene que ver con la estructura convencional de la ópera, entendida ésta como una sucesión de arias, dúos, concertantes, etc
En ella se trata de evitar lo anecdótico, dejándolo a la imaginación del espectador Desde luego que en la selección y ordenamiento de los poemas de Novo, Pellicer y Villaurrutia, yacen intencionalidades alcaracianas: de alguna manera son “poetas de cabecera”, maestros en el arte de ser, subvertidores de un orden social, creadores comprometidos con una poética que va y está más allá de lo convencional y con una postura amorosa y viva que contradice una palabra mediocre, “normalidad”
Dentro de la corriente del teatro musical Sol de mi antojo se ocupa de una nueva forma de expresión musical, ceñida al rigor del drama propuesto: la relación de tres personajes y su tiempo
El flujo musical, tanto vocal como instrumental participan del drama, pero también de un lirismo que sólo lo sonoro puede dar, sin la concesión a lo superfluo, al adorno vocal innecesario, tocando en momentos la pureza primitiva de las “voces blancas”
Sol de mi antojo resulta ser una de las obras más dramáticas y emotivas dentro de la corriente del teatro musical contemporáneo
También, la idea de que la música puede impugnar, delatar, establecer, burlar, a través de la humorosa capacidad humana de reír, está presente en varias de las obras de José Antonio Alcaraz, así Hoy es pasado mañana, donde evidencia futurológicamente, lo que será el año 2,085, poblado de tecnología superavanzada pero cargando con el “lastre del pasado” Un futuro en el que se repetirá sin remedio el fenómeno del ahora “Beethoven power”, que para entonces será seguramente el “Stravinski” o el “Enríquez power” y bajo cuyo peso esperarán nuevas partituras en búsqueda de difusión y reconocimiento público
Aunque la obra más decisiva de José Antonio Alcaraz es la creada dentro del teatro musical, no se puede conformar una imagen cercana a lo real sin mencionar que ha escrito música para cine y teatro además de obras de gran aliento lírico como “Aubepine” y “De Telémaco”; esta última en la que de una manera concreta y rigurosa, Alcaraz pone de manifiesto una concepción personal del canto que precisa para concretarse, tanto de la visión contemporánea como de los recursos tradicionales del intérprete
Alcaraz y yo hemos trabajado juntos infinidad de veces, y cada vez he constatado, a más de su enorme personalidad y originalidad, su energía para promover lo ajeno como si fuera propio Es un generador de ideas, un impulsor obstinado de la obra de consagrados y marginados, y algo más —cuya explicación sólo puede encontrarse en la frase “la burguesía es la única clase que se impugna a sí misma”— : un severo crítico de su propio trabajo que lo lleva en ocasiones a modestias sorprendentes Alguna vez ha expresado cuán parecido es a John Cage y cómo la influencia de su pensamiento y su obra es cada vez mayor y más regenerativa de la mexicanidad en la música José Antonio Alcaraz cree en la música y en los músicos mexicanos Profunda, verdadera y críticamente En todo y por todo, rompe con la tradición De él se puede afirmar que es un creador contemporáneo
*El miércoles 11 de noviembre el conjunto Da Capo interpretó en la Galería Metropolitana (Medellín 28) un concierto dedicado a la música de José Antonio Alcaraz El programa comprendió el estreno de su obra más reciente: “Mucho ruido y muchas nueces (Sección Amarilla) También se presentó por primera vez la nueva versión para flautas de Aubepine, que en un principio fue destinada a cuatro mezzosopranos
En esa ocasión Alicia Urreta tocó Hoy es pasado mañana, partitura que fue escrita especialmente para ella y le está dedicada La compositora mexicana asimismo hizo la presentación del concierto y con este propósito escribió el siguiente texto

Comentarios

Load More