Estados Unidos financió el crecimiento de la UAG

Estados Unidos financió el crecimiento de la UAG
Los tecos, jefes de la organización nazi la Mano Blanca, en América Latina
Enrique Maza
“Pero puede tomar tiempo Tengo que asegurarle que usted es de fiar Y luego tendremos que arreglar la entrevista en algún lugar seguro” Eso le dijo “Jorge” a Anderson —uno de los dos Anderson, Scott y John Lee, (no revelan cuál) que escribieron el libro sobre el terrorismo internacional de derecha, Dentro de la Liga—, un día de marzo de 1983, en Tegucigalpa

Anderson había viajado a Honduras para investigar la verdad sobre los escuadrones de la muerte “Los llamados desaparecidos” —les había dicho el general Gustavo Alvarez Martínez, jefe del estado mayor del ejército hondureño— están probablemente en Cuba o Nicaragua, entrenándose en terrorismo para subvertir a su patria” Pero el teniente Yañez, jefe de la División de Homicidios de la Administración Nacional de Investigaciones, ANI, había admitido la existencia de los escuadrones y uno de los agentes le prometió a Anderson arreglar una entrevista con alguno de los jefes del escuadrón El agente dijo llamarse “Jorge”
Los arreglos fueron largos, clandestinos, meticulosos: secreto, tiempo, lugar, seguridad, mensajes en clave
Un día, al caer la tarde, “Jorge” invitó a Anderson a tomar café en la cafetería del hotel Istmania “Jorge” llegó acompañado de un médico vestido todavía con la bata blanca del hospital El doctor se sentó frente a Anderson Sólo saludó con una mueca Era “Lobo” Durante el día era médico del Hospital Nacional de Tegucigalpa Durante la noche, era miembro secreto del Ejército Anticomunista de Liberación (EAL)
El médico explicó: “Unos 85 de nosotros formamos EAL en 1979 Eramos estudiantes de postgrado, principalmente de las facultades de leyes, farmacología, psicología, ingeniería y medicina, de la Universidad Nacional Queríamos hacer las cosas que la policía no puede hacer legalmente” EAL tenía ya, en 1983, de 300 a 400 miembros Se dedicaban —dijo “lobo”— a desbaratar mitines y reuniones de los estudiantes de izquierda, a mandar amenazas secretas a la oposición política y a asesinar
“Si el sospechoso no hace caso, lo dejamos en paz, después de confirmar su rehabilitación Si no se reforma, lo ametrallamos Ya hemos eliminado a 16, casi todos sindicalistas y profesores de la universidad, marxistas declarados”
“Lobo” habló de las conexiones internacionales de EAL “ESA, el Ejército Secreto Anticomunista de Guatemala, es muy eficiente En El Salvador, la Brigada Maximiliano Hernández Martínez —dictador salvadoreño de los años 30— sabe bien lo que tiene que hacer: matan a todo comunista que agarran”
Anderson: ¿Y qué hay de la Mano Blanca?
El doctor sonrió: “todos somos las Mano Blanca Trabajamos juntos Estamos en contacto con los grupos de otros países Yo asistí a la gran conferencia en Argentina Todos estaban allí, líderes de todos los grupos, de Centroamérica, de Sudamérica, de México Todos”
Y contó la historia: EAL tenía conexiones con las fuerzas armadas y de seguridad de Honduras y con un frente político que les servía de cobertura; tenía vínculos con otros escuadrones de la muerte en todo el continente “Nuestro movimiento se coordina desde México Allí es donde está la CAL”
CAL es la Confederación Anticomunista Latinoamericana, un grupo neonazi formado después de la Segunda Guerra Mundial
“La CAL —prosiguió el doctor— se llama también la Mano Blanca, la Fuerza Blanca, la Brigada Blanca Se llama blanca porque tiene el apoyo de la gente muy poderosa que borra las evidencias de cada asesinato”
CAL es una confederación de movimientos anticomunistas en muchos países de América Central y del Sur, pero la delegación mexicana tiene, desde hace mucho tiempo, el control de su dirección y sus actividades
“Lobo”: La delegación mexicana de CAL es la Federación Mexicana Anticomunista, Femaco Su base de poder y el hogar de sus líderes está en Guadalajara y más específicamente, en la Universidad Autónoma de Guadalajara que es controlada por una sociedad secreta llamada los Tecos Los Tecos, virulentos anticomunistas y antisemitas, tienen control sobre muchos estudiantes y profesores Obligan a juramentos de lealtad y operan su propia red de espionaje en el campus universitario El profesor Raimundo Guerrero enseño en la Universidad: era el jefe de Femaco y el presidente de la CAL Los escuadrones de la muerte de la CAL Los escuadrones de la muerte en América Latina operan en coordinación a través del cuerpo central, la CAL
Eso es sólo el principio La CAL, a su vez, pertenece a una organización internacional más amplia, llamada la Liga Anticomunista Internacional LAI, o WACL, por sus siglas en inglés LAI fue fundada en Corea del Sur en 1966 En 1967 organizó su primera conferencia mundial, en la que estableció sus principios:
1- Urgir a todos los pueblos que aman la libertad, a través de todas las formas de medios de comunicación y de contactos personales, a derrotar y frustrar la agresión comunista y las actividades subversivas en todo el mundo
2- Ayudar a los movimientos de liberación de las naciones cautivas bajo gobiernos comunistas
3- Desarrollar métodos de guerra política y psicológica, para exponer y contrarrestar al comunismo
4- Promover el intercambio cultural e informativo entre los pueblos amantes de la libertad, para neutralizar las estrategias y las tácticas comunistas
5- Entrenar líderes anticomunistas para crear un mundo mejor imbuido de libertad y para vencer la amenaza comunista
Fueron tres los principales organizadores: el gobierno de Taiwán, el gobierno de Corea del Sur y una organización llamada Bloque Antibolchevique de Naciones, BAN Hoy tiene delegaciones en 90 países Sus miembros son diputados y senadores de Estados Unidos, obispos y arzobispos católicos, miembros del parlamento inglés, colaboradores nazis, terroristas europeos y fugitivos y líderes de los escuadrones de la muerte en América Latina Es la Liga
* * * * *
A principios de abril de 1970, la política bloqueó la calle 14 de Abril, en Hermosillo, Sonora A mano armada se precipitó en un edificio En sus desordenadas habitaciones, la policía descubrió revistas y folletos nazis, montones del libro de Hitler, Mi lucha, y los libros en clave Además, grotescas máscaras de “papier maché”, de las que usa en sus ceremonias de iniciación una de las más violentas sociedades secretas de México El allanamiento de la policía era un golpe contra los Tecos, una red de 300 a 400 neonazis, divididos en células, que hacen voto de obediencia ciega a sus jefes
Los Tecos no son jóvenes desadaptados que llenan las paredes de su cuarto con fotos de Hitler Son gente importante de México —industriales, banqueros, profesores universitarios— acusados de haber coordinado innumerables actos de violencia, incluyendo docenas de asesinatos políticos, en años recientes
El allanamiento de Hermosillo no les hizo mayor daño Siguieron con sus actividades, como siempre Y seguían llevándolas a cabo en 1972, cuando la Liga Anticomunista Internacional vino a México en busca de un afiliado La Liga no sólo permitió a los Tecos establecer la organización local mexicana, sino que les dio el encargo de formar toda la organización regional centro y sudamericana de la Liga Los Tecos escogieron bien a la gente y pronto quedó establecida la CAL, una de las más poderosas y mortíferas federaciones regionales ultraderechistas Como dijo “Lobo”, el médico-asesino de Honduras, era la federación que servía como cuerpo coordinador de los escuadrones de la muerte en toda la región
Cuando los tecos eran oscuros todavía, elaboraron un lema: “Contra la guerrilla roja, la guerrilla blanca” Ahora lo ponían en práctica por todo el continente Ellos lo llamaron “el milagro” y eran el aumento y la consolidación de su prestigio y de su influencia a nivel continental y mundial Pero “el milagro” no habría ocurrido si no hubiera sido por la ayuda financiera del gobierno de los Estados Unidos y de algunas de las mayores fundaciones filantrópicas estadunidenses
La raíz histórica de los Tecos viene desde la Revolución Mexicana de 1910, cuando la Iglesia católica sufrió el saqueo, la pérdida de su poder y la derrota Muchos sacerdotes fueron asesinados, muchas iglesias fueron destruidas, o confiscadas Surgió la Legión de Cristo Rey, los Cristeros, para contratacar, émulos de los Cruzados Fueron desbandados en 1929 Y, en 1930, el jesuita francés Bernardo Berogoend intentó unificar a la oposición católica mexicana, para contrarrestar al gobierno anticlerical
Stefan Possony, en un memorándum al Consejo Estadunidense para la Libertad Mundial, titulado “El liderato de la Liga Anticomunista Internacional en 1972-73”, dice así:
“Bergoend formuló un doble esquema de organización Un grupo debía dedicarse a la acción política de masas El otro constituiría una sección dedicada a la acción social Contundentemente, las organizaciones de masas debían ser conducidas desde arriba por una dirigencia selecta, es decir, una sociedad secreta Los Tecos representaron el liderato efectivo de todo este complejo Sus miembros, especialmente los jóvenes, tenían el deber de pelear, dondequiera y cuando quiera que fuera conveniente, por los intereses de la Iglesia y de la patria”
Estrictamente, los Tecos no eran entonces una organizaciones fascista Básicamente, eran católicos devotos y tradicionalistas, que se alzaron en armas para defender el antiguo sistema establecido Cambiaron después de la Segunda Guerra Mundial por el esfuerzo de dos hombres Uno era un nazi mexicano que pasó la guerra en Alemania Carlos Cuesta Gallardo El otro era un jesuita argentino admirador de Hitler, Julio Meinveille Los Tecos se convirtieron en mentores espirituales de muchos movimientos neonazis del continente y, con el tiempo, en coordinadores de los escuadrones de la muerte en América Central
Carlos Cuesta Gallardo, el creador de los Tecos modernos, pasó la segunda guerra en Berlín No se sabe cuál era su función allí Se dice que era confidente de Alfred Rosemberg, el ideólogo nazi que formuló la política antijudía y que fue ejecutado en Nüremberg
Al terminar la guerra se estableció en Guadalajara, donde concibió el renacimiento de los Tecos, pero ya no sólo como una lucha contra los anticlericales Sus enemigos incluían a los Estados Unidos, a los judíos, a los masones y a la mayor parte de la jerarquía de la Iglesia Vaticana; porque todos eran —según Cuesta Gallardo— conspiradores en el complot judío-masón-comunista para apoderarse del mundo
Cuesta inició su misión al final de los 40 Contaba entre sus aliados a sacerdotes nazis que había conocido en Alemania Estos clérigos católicos habían colaborado con Alemania durante la guerra Muchos no eran sacerdotes, sino criminales de guerra que, con asistencia de la Iglesia, habían vestido los hábitos para facilitar su huida y se habían esparcido por Europa Oriental y por América Latina Los lazos actuales de los Tecos con los “líderes religiosos” de la Ustasha croata y de la Guardia de Hierro rumana vienen de allí Los Tecos tienen vínculos especiales con Horia Sima, en España, fascistas rumanos de la Guardia de Hierro Las células tecas están compuestas de trece seguidores, como los “nidos” de la Guardia de Hierro, entre otras interinfluencias
Cuesta reclutó al intelectual mexicano Raimundo Guerrero, que asumiría la jefatura con el tiempo El poder real, sin embargo, quedaría en manos del sombrío Cuesta En 1952, Guerrero fue a Buenos Aires como representante de México en la conferencia de la Organización Mundial de Universidades Allí hizo contactos y estableció vínculos con otros estudiantes neonazis del mundo y, especialmente, con la Liga Araba Antisraelí Y allí conoció al jesuita Julio Meinveille, ideólogo ultraderechista argentino que lanzaba ataques, vitriólicos contra las plagas del mundo: judíos, masones y católicos liberales Meinveille era el director espiritual de los Tecuaras, sociedad secreta neonazi, y lo sería también de los Tecos Sus libros, El Judío, La Cábala progresista y Entre la Iglesia y el Reich, se convirtieron en textos de los Tecos, que los distribuían en las conferencias mundiales de la Liga Meinveille fue invitado como conferenciante estrella a la primera conferencia de la CAL, en México, en 1972
Stefan Possony, profesor emérito del Instituto Hoover —centro conservador de la Universidad de Stanford— miembro de la Liga desde hace muchos años, investigó a los Tecos en 1970 Escribió sobre Meinveille; “Es un teólogo con conocimiento de las ciencias sociales Conoce muchos aspectos del comunismo Produjo una interpretación compresiva de la historia, en la que se basa el razonamiento de la literatura de los Tecos Ha sido víctima de ideas obsesivas, especialmente del antisemitismo, que lo han llevado a echar mano de métodos cuestionables
La “interpretación de la historia” que Meinveille dio a los Tecos es una visión de violencia, odio y paranoia Para ellos, prácticamente todos los líderes establecidos, religiosos, económicos y políticos, son traidores e instrumentos del sionismo internacional Roosevelt, Truman, Rockefeller, Francisco Franco y los carlistas, todos los políticos catolícios conservadores de América Latina, todos son judíos, todos juegan un papel en el plan secreto judío de dominación global No se diga Juan XXIII y todo y todos los que vienen del Concilio Vaticano II La reacción de los Tecos al Vaticano II quedó plasmada en su tratado Complot contra la Iglesia, abiertamente antisemita o pronazi, traducido a media docena de lenguas La versión italiana fue distribuida en el Concilio Decía: “Debemos unir fuerzas contra el imperialismo judío y liberar a nuestros pueblos, a todos los que quedaron cautivos de los judíos, de modo que, después de la victoria sobre el peor imperialismo que haya conocido el mundo, todas las naciones puedan formar una organización mundial”
Las Naciones Unidas “están controladas por el poder de la judería y de la masonería y son usadas con el propósito de asegurar el triunfo de los planes imperialistas empollados por la Sinagoga” Luego alaban y dan las gracias a la Alemania nazi por su lucha contra la “amenaza mortal del judaísmo”
Los Padres Conciliares trataron de averiguar quién era el autor La responsabilidad fue de los Tecos, especialmente de Cuesta Gallardo y de Garibi Velasco, también líder teco, que fueron los autores principales Otro testaferro de los Tecos fue el jesuita mexicano Joaquín Sáenz Arriaga, que más tarde dejó la Compañía de Jesús y fue excomulgado por sus ataques al Papa Paulo VI
En 1964 vino el rompimiento entre los Tecos y el grupo de Puebla, que sacó a la luz muchos de los secretos de la sociedad, y que dio motivo, finalmente, a una crítica, no a una condena, de los Tecos, por la jerarquía eclesiástica mexicana, sobre todo del cardenal Garibi Rivera de Guadalajara
En respuesta, los Tecos lanzaron una campaña de relaciones públicas, crearon grupos políticos de fachada y establecieron nuevos lazos con otros grupos neonazis de América Latina Estados Unidos y Europa Una de sus operaciones más exitosas inspirada por Raimundo Guerrero, fue ganar influencia y fondos en el mundo académico Los Tecos vieron en el sistema de universidades autónomas latinoamericanas un instrumento potencial para sus fines y para financiar sus operaciones secretas
* * * * *
El trampolín para esta acometida fue la Universidad Autónoma de Guadalajara, fundada en 1935 por Cuesta Gallardo, que siempre había tenido escasez de fondos y de personal
Dice Possony: “Después de años de iniciación financiera, la UAG recibió dinero de las fundaciones Rockefeller, Ford y Carnegie y de la AID, Agencia para el Desarrollo Internacional Este cambio feliz se debió a Luis Garibay, rector de la universidad y compadre de Guerrero”
Un informe confidencial preparado por TFP, Tradición, Familia y Propiedad —organización católica ultraconservadora que tiene su base en Brasil y que siempre ha estado de pleito con los Tecos— señala que el hombre que puso a la UAG “en el mapa” fue Oscar Wiegand, cónsul de Estados Unidos en Guadalajara: “Estaba tan interesado en el desarrollo de la pequeña universidad, que se trasladó a Guadalajara para seguir de cerca el proceso El doctor Wiegand en persona llevó al rector Garibay a visitar doce universidades en Estados Unidos, para darlo a conocer y presentar sus planes y para pedir donaciones”
En 1960, la UAG tenía un presupuesto de 50,000 dólares En 1975, lo tenía de 10 millones de dólares El vicerrector Antonio Leaño, alto dirigente teco, calificó el hecho como “un milagro de la filantropia estadunidense y mexicana”
El milagro fue resultado de los fondos proporcionados por el gobierno de Estados Unidos a través de la AID y de las fundaciones filantrópicas estadunidenses Entre 1964 y 1974 regalaron 20 millones de dólares a la universidad de los Tecos, a pesar de todos los ataques tecos a los Estados Unidos, a los que unían con el judaísmo y con la Iglesia del Vaticano II
Con la ayuda financiera de Estados Unidos, los Tecos pudieron financiar sus programas no precisamente académicos La universidad sirvió para lavar el dinero Sus actividades políticas son muchas Además de sus relaciones neonazis con Europa y América Latina, ahora tienen fondos para crear grupos políticos de fechada, como la Femaco y La Confederación Interamericana de Defensa Continental, que sirve de enlace con los escuadrones de la muerte Entraron a formar parte de la Liga en 1972
El poder de los Tecos dentro de la Liga se ha hecho enorme Raimundo Guerrero llegó a ser miembro del consejo ejecutivo y empezaron a allegarse a sus violentos hermanos de América Latina Al ser los creadores de toda la red latinoamericana, los Tecos asumieron naturalmente el liderazgo de la Confederación Latinoamericana Anticomunista (CAL)
La inclusión de los Tecos en la Liga Internacional les dio una plataforma mundial que les acarreó la simpatía neonazi de muchas partes del mundo Al final de la década de los 70, cuando el presidente de la sección estadunidense de la Liga trató de llenar las delegaciones europeas con neonazis y antiguos oficiales de la SS, Guerrero y los Tecos fueron de sus principales apoyos
Hoy, la UAG otorga casi 60 títulos profesionales Su rector, Luis Garibay Gutiérrez, fue presidente de la Asociación Internacional de Rectores de Universidad, en 1985
Un exprofesor de la universidad de los Tecos, y todavía leal a ellos, reveló la existencia de juramentos secretos, de presiones sobre profesores para que se integren a la sociedad secreta y la división de tareas:
“Hay básicamente tres ramas, los administradores y profesores de la universidad, los prefectos o estudiantes que vigilan a los otros y analizan su orientación política, y los tecos de choque” Se le preguntó si los tecos de choque podrían estar involucrados con los escuadrones de la muerte Respondió; “No lo sé, pero no me sorprendería”
En enero y febrero de 1984, en la columna de Jack Anderson, en el Washington Post, John Lee Anderson expuso, en una serie de ocasiones, el control de los Tecos sobre la UAG y sus lazos con los escuadrones de la muerte en Centroamérica Los Tecos reaccionaron airadamente Publicaron un anuncio pagado en el Washington Post, en el que se defendían y denunciaron la columna de Jack Anderson en México y en Guatemala Explicaron la palabra teco —tecolote— como referencia a la devoción de los estudiantes por los estudios académicos hasta las altas horas de la noche
Rafael Rodríguez, emisario de los Tecos en la conferencia internacional de la Liga Anticomunista en 1980, declaró: “En CAL no somos pluralistas, no podemos serlo Los valores de nuestra fe, de nuestra cultura, de nuestra civilización y de nuestro nacionalismo son la única verdad por la que vivimos nuestro anticomunismo Comunistas, marxista de cualquier signo, sólo pueden situarse en las trincheras enemigas Nuestra misión real no es hablar sobre el comunismo, sino pelear contra los comunistas”
En el conclave de la Liga que tuvo lugar en la ciudad de México, en 1972, se decidió que la siguiente conferencia de La Liga tendría lugar en Londres Según las leyes de la Liga, la presidencia internacional recae automáticamente en el anfitrión de la conferencia precedente Es decir, les tocaba a los mexicanos, a la Femaco, cuyo jefe era el teco Raimundo Guerrero
Como había rumores persistentes de extremismo en Femaco, Estados Unidos envió a Possony para investigar a su contraparte mexicana Pronto apareció que Femaco era sólo una fachada de los Tecos Possony envió los resultados de su investigación:
“Los Tecos no son solamente antisemitas sino también antinorteamericanos y se oponen a casi todos los objetivos que defiende la delegación estadunidense de la Liga, por ejemplo, libertad Pretenden ser la Legión de Cristo Rey, que lucha por el restablecimiento de un orden cristiano, pero consideran que los judíos y los masones se han infiltrado en la Iglesia y quieren que el Papa Paulo VI —supuestamente un judío clandestino y un drogadicto— sea depuesto como hereje Aunque el movimiento cristero es anterior a los movimientos nazis y fascistas, los Tecos tiene lazos personales e ideológicos con los restos de la Guardia de Hierro rumana y posiblemente con los ustashi croatas Parece que está conectado con varios movimientos neonazis Son visibles sus huellas nazis No encuentro en ellos referencias a gobiernos representativo, o democracia o a autodeterminación nacional Sería un error olvidar que el antisemitismo y el antimasonismo sirven para ocultar el antiamericanismo y que la asociación de la sección estadunidense de la Liga con enemigos de Estados Unidos es inaceptable”
La sección norteamericana de la Liga tuvo que enfrentarse a la detallada investigación de Possony, uno de sus más respetados miembros, sobre los Tecos Se reunió en Washington en 1973, para discutir lo que debían hacer con los mexicanos Sólo dieron un espectáculo de cobardía y no hicieron nada Sólo declararon que condenaban a los gobiernos de los países comunistas por practicar el antisemitismo Enviaron el informe de Possony a Londres, y Londres los regañó
Pero la sección norteamericana, llamada Consejo Americano por la Libertad Mundial, no cejó En la conferencia de 1974 denunciaron los hechos Ganaron los Tecos, que informaron después:
“Por una aplastante mayoría de votos, se decidió suprimir cualquier referencia a estos problemas, que son totalmente ajenos a la lucha anticomunista” La moción estadunidense ni siquiera fue presentada a la asamblea general
Cuando la Liga Internacional les dio mano libre, en 1970, los Tecos fundaron secciones en Centro y Sudamérica Crearon una bien tejida red de “hombres de acción” Tenían de dónde escoger: policías secretos, oficiales militares y ricos terratenientes e industriales, decididos a defender sus fortunas a cualquier precio Los Tecos llegaron a ser bien conocidos en la región
El coronel Roberto Eulalio Santibánez, exjefe de contraespionaje salvadoreño: “He tratado con los Tecos Me vinieron a ver cuando yo estaba en el ejército y me ofrecieron sus servicios Para mostrarme que hablaban en serio, alardearon de que tenían ya una lista de la que se quería deshacer Trataban entonces de elaborar su logística, y no sé si alguna vez lo lograron Pero no veían problema alguno en El Salvador Decían que podían echarse a quien quisieran Ofrecieron todo —armas, gente— pero querían el dinero por delante Los corrí, y se fueron con los civiles, con los oligarcas”
Allí fue donde revelaron sus verdaderos propósitos No pretendían crear una internacional antisemita, sino un “escuadrón de la muerte internacional” La Liga Anticomunista Internacional les proporcionaba la cobertura perfecta En poco tiempo, algunos de los más notables asesinos, sádicos, traficantes de drogas y terroristas latinoamericanos se encontraban bajo la protección de CAL
Un funcionario del gobierno de El Salvador describe a la CAL: “No son gente que odie a los judíos, son asesinos Su antisemitismo es pura mierda, es una cortina de humo para distraer a la gente de lo que realmente están haciendo Y lo que realmente están haciendo es matar gente” Esto declaró en 1985
Un exmiembro de la Liga: “Sospechaba que los Tecos estaban involucrados Si están combatiendo a los comunistas, deben tener vínculos con los escuadrones de la muerte Pero, por miedo a ser sorprendidos, han compartimentalizado su cosa”

Comentarios