“No teníamos alternativa”, dicen los panistas que pidieron asilo

“No teníamos alternativa”, dicen los panistas que pidieron asilo
Homero Campa
EL PASO, TEX – “Salvar la vida, no la democracia”, fue el motivo principal por el que seis dirigentes panistas de Parral, Chihuahua, pidieron el viernes 22 de agosto asilo político al gobierno de Estados Unidos
“No nos quedó otra alternativa; pues nos amenazaron de muerte, balearon nuestras casas y el mismo viernes que solicitamos asilo nos iba a detener la policía”

De los hechos acusan a Gabriel Chávez, exjefe de la policía municipal de Parral, y al procurador de Justicia del Estado, Enrique Aguilar Pérez, a quien piden garantías sobre su seguridad para desistir del asilo y regresar al país
Su dirigente, Gustavo Villarreal —presidente municipal de Parral—, afirma que en estos momentos morir en México por la democracia es un sacrificio inútil, pero que daría su vida si las cosas cambiaran; dice amar a México, aunque se siente a gusto en los Estados Unidos; aclara que el PAN no tiene nexos con intereses norteamericanos, está de acuerdo, empero con el senador Jesse Helms, con quien se identifica por “tener el valor de decirle al gobierno de De la Madrid las lacras que existen en el sistema” Además, no cree que el posible otorgamiento del asilo político tenga repercusiones en las relaciones de México y Estados Unidos
Entrevistado durante el trayecto del puente de Inmigración a un poblado cercano a el Paso, Texas, Gustavo Villarreal —botas y sombrero texanos, cabello lacio, moreno, cuarentón—, relata a Proceso las causas por las que él y sus cinco compañeros pidieron asilo político al gobierno norteamericano
“Usted sabe cómo está la situación en Chihuahua En Parral, la gente no se deja, está consciente de sus derechos cuando declararon triunfador al PRI en ese distrito, se realizaron diversas movilizaciones Una de ellas consistió en bloquear los negocios propiedad de los `delincuentes electorales'”
“El 14 de agosto, la gente bloqueó la entrada de la pescadería propiedad de Gabriel Chávez, ex jefe de la policía municipal de Parral y, durante las elecciones del 6 de julio, presidente de la casilla 14, donde permitió votar a más de 800 soldados traídos del distrito federal de Santa Bárbara
“Para desalojar a la gente que estaba bloqueando su pescadería, Chávez trajo a un grupo de choque y se armó una batalla campal el resultado: decenas de lesionados, autos destrozados y la pescadería incendiada
“A partir de entonces empezaron las agresiones y las amenazas El mismo Gabriel Chávez llamaba por teléfono para decirnos que nos iban a matar Fue a la casa de Félix Bueno, candidato del PAN a la presidencia municipal, y la baleó estando él y su familia adentro, lo mismo sucedió en el coche de la señora Naty Lerma, militante panista
“Pedimos acciones jurídicas contra Chávez Nos fue peor: él siguió gozando de impunidad y nos vigilaron agentes judiciales
“El viernes 22 nos llegó la noticia: el procurador de Justicia del estado, Aguilar Pérez, había girado orden de aprehensión contra nosotros, haciéndonos responsables de los sucesos de la pescadería Venían hacia Parral para detenernos
“¿Usted sabe lo que significa que lo arresten el fin de semana? Bueno, pues que lo torturen a uno y le hagan confesar delitos que no cometió, o de plano que lo maten y luego lo den por desaparecido Como las oficinas administrativas están cerradas esos días, no hay forma de impedirlo
“Por eso no lo pensamos mucho y burlando la vigilancia judicial escapamos Además, como los cargos son infundados y el problema es en todo caso político, pues de una vez pedimos asilo”
Así, el viernes 22, en el puente de Inmigración que une a Ciudad Juárez con El Paso, Texas, pidieron asilo político al gobierno de los Estados Unidos Gustavo Villarreal, presidente municipal de Parral; Félix Bueno Carrera, diputado local y candidato a la alcaldía de este lugar; José Luis Caustrita, candidato a diputado local; Juan Pablo Hernández, secretario general del PAN en Parral, Eva Chaparro, dirigente del comité juvenil municipal, y Claudio Worley, presidente del comité distrital
Su caso fue turnado al Servicio de Inmigración y Naturalización de la Corte de Justicia de los Estados Unidos, quien debe resolver a un plazo máximo de 45 días si concede o no el asilo
Por lo pronto, el gobierno norteamericano les otorgó el salvoconducto número 03961622600, para estar temporalmente en cualquier parte de los Estados Unidos
—¿Era necesario llegar al extremo de pedir asilo político?
—El asilo político es un derecho internacional para aquellos que corren el riesgo de perder la vida o la libertad por razones políticas Este fue precisamente nuestro caso, estábamos, entonces, en derecho de solicitarlo Sinceramente, tuvimos miedo de morir
—Luis H Alvarez estaba dispuesto a morir por la democracia ¿por qué ustedes no?
—En efecto —asienta Villarreal—, pero estaba dispuesto a morir si con ello se lograba la democracia Pero ¿por qué cree que Luis levantó la huelga de hambre? Pues porque llegó a la conclusión de que con su muerte el régimen no iba a cambiar Creo que nadie da su vida por nada en estos momentos, morir en México por la democracia es un sacrificio inútil
—¿Quiere decir que la democracia es una causa perdida?
—No, mientras luchemos por ella y para luchar necesitamos estar vivos
—¿Por qué luchar por la democracia yéndose al extranjero y no dar la pelea en el propio país?
—No, en este caso no estábamos luchado por la democracia, sino por conservar nuestra libertad y nuestra vida Lo prioritario era salvar la vida, no la democracia
—¿Pedir asilo a Estados Unidos no acentúa la imagen del PAN como partido pronorteamericano?
—Hay que aclarar que pedimos el asilo como ciudadanos mexicanos no como militantes del PAN Nunca pedimos opinión a la dirigencia estatal o nacional para asilarnos Es más, no sabemos si lo aprueban o rechazan Por otro lado, Acción Nacional es un partido muy nacionalista, no tiene alianzas con ningún interés extranjero
—¿Qué opina de los panistas que fueron a pedir ayuda al senador norteamericano Jesse Helms?
—Desconozco el caso Lo que puedo decirle es que Helms y yo nos parecemos en algo: en el valor para decirle al gobierno de De la Madrid las lacras que tiene el sistema
—¿Cree que si les dan el asilo político afectará las relaciones de México y Estados Unidos?
—Si están tensas no es por culpa de nosotros, pero créame que no vamos a sacrificar nuestras vidas en aras de que las relaciones entre ambos países mejoren
Los seis panistas viven juntos a 50 millas de el Paso, Texas como una familia, van de compras o al cine “Estamos a gusto aquí, al menos nos sentimos seguros”, dicen
Coinciden en que si el procurador de Justicia del estado les da garantías a su seguridad, desisten del asilo y regresan a México, a “seguir luchando por la democracia”
Esperan confiados en que les otorguen el asilo Si no ocurre así, apelarán Cuentan con la promesa de Amnistía Internacional —oficina de San Francisco—, que los asesorará jurídicamente
En tanto, en la ciudad de México, el excandidato panista al gobierno de Chihuahua, Francisco Barrio, afirmó que “la vía electoral ha quedado prácticamente cancelada como forma de ejercitar la democracia en México”, aunque sostuvo que “es indispensable reforzarla con nuevas formas de lucha política, que involucren a todo el pueblo”
Barrio habló el viernes 29 en el “Foro cívico por la libertad y la democracia”, que cinco organizaciones civiles realizaron en el Centro Universitario Cultural (CUC) Ellas son el Comité de Lucha por la Democracia, la Asamblea Democrática Electoral, Civilización y Libertad, Asociación Nacional Cívica Femenina y Desarrollo Humano Integral y Acción Ciudadana
En el foro, que se efectuó el 28 y 29 de agosto, participaron Manuel J Clouthier, Ricardo Villa Escalera, Francisco Villarreal, Carlos Anaya, Fernando Guzmán, Manuel Bibriesca y el mismo Barrio Terrazas
Barrio anunció que, en un mes y medio, aproximadamente, “se iniciarán las acciones de repudio en contra del ilegítimo gobierno de Fernando Baeza, en Chihuahua”
Dijo que el “Programa de Resistencia Civil” contempla tres etapas: la primera, de organización, que es en la que se encuentran; la segunda, que se centrará en “obstaculizar las acciones de las autoridades” y tercera, “en la que se intentará minar en forma directa el gobierno de Baeza, hasta que renuncie”

Comentarios