EL GRABADO MEXICANO EN LA PRENSA DE PUERTO RICO

EL GRABADO MEXICANO EN LA PRENSA DE PUERTO RICO
Raquel Tibol
El pasado 19 de marzo fue clausurada en San Juan de Puerto Rico la VII Bienal del Grabado Latinoamericano y del Caribe, en la que México estuvo ampliamente representado con cien gráficas de Tamayo en sala especial de homenaje, además de 61 obras de 34 artistas en la sección de concurso ellos fueron: Felipe Ehrenberg, Francisco Castro Leñero, Jan Hendrix, Mario Martín del Campo, Ismael Guardado, Lucía Maya, Luis López Loza, Alberto Castro Leñero, Luis Jesús Gutiérrez, José Luis Cuevas, Arnold Belkin, Gregorio González, Francoise Bagot, Adolfo Mexiac, Carlos Rippey, Ofelia Márquez Huitzil, Francisco Toledo, Gabriel Macotela, Ninik Sauret, Rafael Perea de la Cabada, Ricardo Anguía, José Castro Leñero, Miguel Cervantes, Roberto Turnbull, Magali Lara, Julio Chico, Juan José Beltrán, Remigio Valdés de Hoyos, Armandina Lozano, Enrique Chagoya Flores, Luis María Quesada Godínez, Miguel Cubiles y Mercedes Manrique
A la Primera Bienal, celebrada en 1970, concurrió Rufino Tamayo Junto a él estuvieron Mauricio Lasansky, Antonio Frasconi, Roberto Sebastián Matta, Omar Rayo y muchos otros Una de las salas de honor estuvo dedicada entonces a la obra gráfica de José Clemente Orozco
El pasado 20 de noviembre el crítico Samuel B Cherson escribía en El Nuevo Día: “Dos argentinos, dos mexicanos, un colombiano, un cubano y un puertorriqueño fueron los artistas premiados con el máximo galardón por el Jurado Internacional de la VII Bienal () Las obras seleccionadas para el premio de adquisición de mil dólares fueron: Arte Poética, una doble imagen en aguafuerte y serigrafía por la argentina Liliana Porter, que también fue premiada en la Bienal del Museo de Arte Hispano Contemporáneo de Nueva York; Mucha gente litografía de estampa caricaturesca por el argentino Antonio Seguí; Las tres Fridas, litografía por la mexicana Lucía Maya, inspirada en un famosos cuadro de Frida Kahlo, esposa de Diego Rivera; Tapias, grabado en hierro de gran pericia técnica por el mexicano Ismael M guardado; Metamorfosis, aguado comentario sobre la influencia de la prensa, en una mezcla de técnicas por el colombiano Edgar Alvarez, serie Cuatro segundos de papel, provocativas litografías que combinan frases de contacto entre los sexos, con vibrantes imágenes de vívido colorido por el cubano residente en dicha isla Humberto Castro García (la Cuba oficial participa ahora por primera vez en la Bienal); por último, Alegoría de las ideas I, serigrafía en delicadas tonalidades de siluetas en progresiva inclinación, por el puertorriqueño Luis Hernández Cruz Este había sido también premiado en la II Bienal
“El Jurado, compuesto por los críticos Raquel Tibol de México, Shifra Goldman de Estados Unidos, y Jorge Glusberg de Argentina, los artistas Antonio Frasconi de Uruguay y Marcos Irizarry de Puerto Rico y los directores de Bienales Herman Hebler de Noruega y Ryszard Otreba de Polonia, otorgó también menciones honoríficas al guatemalteco Rodolfo Abularach, el chileno René Castro, las brasileñas Vera Chávez Barcello y Helena de la Fontaine, el cubano Luis Ramón Lara, el venezolano Jorge Eliecer Martínez y la puertorriqueña Haydée Landig”
En el Sunday San Juan Satar Magazine, Myrna Rodríguez escribía el 23 de noviembre que entre las mejores entregas de conjunto se encontraban las de México, Colombia y Perú, con trabajos gráficos excepcionales, y que en la muy amplia entrega mexicana se encontraban algunas de las mejores estampas de toda la muestra, y agregaba: “La representación mexicana incluye excelentes grabados de alta calidad como Confuso, aguatinta, buril y aguafuerte de Mario Martín del Campo La imagen múltiple de Carla Rippey en punta seca es técnicamente excelente, como lo es también la pieza de Arnold Belkin”
El 27 de noviembre Teresa Tío escribía en El Mundo: “De México Lucía Maya recibe premio por Las tres Fridas (litografía) Esta es una obra ejecutada con un acercamiento académico El dibujo es limpio, cada trazo se articula en función de la definición de las forma narrativa, pero excede esa función para entrar en una dimensión lírica y simbólica La Frida que presenta es la imagen tres veces definida de la pintora mexicana Frida Kahlo La mujer cubierta de hojas y espinas, la de rosas, la de huesos y pez Múltiples facetas de la pintora, cuyos autorretratos forman uno de los conjuntos más intensos de la visión íntima de un ser en el arte contemporáneo, dan pie a esta tríada de mujer a mujer
“El mexicano Ismael Guardado recibe premio por Tapias Este grabado, ejecutado con una técnica formidable en la que revela múltiples posibilidades en texturas, densidad y transparencias, es un conjunto de formas que resulta difícil entrar Cerrado, con planos contradictorios que parecen derivar de diversos lenguajes, nos deja sin que logremos la `lectura’ final”
El ya mencionado Cherson se volvió a ocupar el 30 de noviembre de la VII Bienal, y en su espacio de El Nuevo Día, señalaba: “Las tres Fridas, de la mexicana Lucía Maya, es una variación bastante literal del famoso autorretrato doble de Frida Kahlo que no nos ha persuadido de su fuerza inventiva El grabado en hierro Tapias, del mexicano Ismael M Guardado nos ha convencido más por su pericia técnica que por su proyección estética” Al echar una mirada a todo el conjunto, Cherson agregaba, “de México, las raíces populares de Malabarista, de Gregorio González, y las precolombinas en las estilizaciones de Luis Jesús Gutiérrez y en las muñecas tatuadas, de Ofelia Márquez, la abstracción metafísica del Tiempo queriendo ser luz, de Luis López Loza: las intrigantes situaciones planteadas por Mario Martín del Campo y, por supuesto, la magistral fuerza expresiva del grabado Intolerancia de José Luis Cuevas, exhibido fuera de concurso”
En su evaluación general Cherson opinaba: “Si hay algo en común en la gráfica de toda la región, es la diversidad de temas, estilos y técnicas, desde los mensajes políticos y comentarios sociales a los tópicos íntimos y personales, desde la ironía y el humorismo hasta la grave seriedad, desde la abstracción geométrica y el cinetismo (especialmente evidente en Venezuela) hasta la nueva figuración y el realismo, de los austeros negros y bancos hasta las explosiones cromáticas, desde los tradicionales grabados en madera hasta las serigrafías Algo que anda escaso, sin embargo, en esta Bienal es el espíritu de experimentación con nuevas técnicas y formatos Hay algún que otro fresco, aunque tímido, enfoque técnico en el neopuntillismo logrado en las modulografías del puertorriqueño Gerardo Padilla y en las mimeografías de la mexicana Armandina Lozano, mientras que algunos artistas han tratado de lograr texturas más tridimensionales y escultóricas En cuanto a formato, el acordeón desplegado del mexicano Felipe Ehrenberg rebasa las restricciones del reglamento, que ??? el tamaño de las obras a 30″x40″, impidiendo cualquier búsqueda a escala mayor Pero en general, la impresión causada por esta Bienal es más bien de conservatismo Por ello es bienvenida la recomendación del Jurado en el sentido de ampliar las reglas de admisión para que nuevas formas experimentales de reproducción múltiple, tales como arte de computadora y video, libros y fotografía experimental, puedan integrarse en el futuro”
El 4 de diciembre Teresa Tío volvió a escribir sobre la VII Bienal en El Mundo, y respecto a nuestro país agregó: “México es el segundo país en número de participantes Dos obras de conjunto recibieron premio, pero hay otras igualmente logradas, de alta calidad técnica y novedad en los planteamientos Como ejemplo tomemos la aguatinta y mezzotinta de Luis López Loza, que nada tiene que envidiarle a la obra de Abularach Es una abstracción de armonías de tonos, texturas y formas coherentes en su estructura Mario Martín del Campo en Autorretrato con antifaz muestra las múltiples posibilidades técnicas del intaglio, pero no permanece en el preciosismo técnico De ahí salta a una imagen activa en busca de identidad mascarada El antifaz dará al rostro lo que ésta no tiene La litografía de Alberto Castro Leñero, Samotracia, funde la helenística Nike a superficies de una contrafigura, de un rostro en perfil Para Luis Jesús Gutiérrez la esencia de la forma es una lírica geométrica de planos en movimiento y líneas dinámicas”
La sala en honor de Rufino Tamayo mereció numerosos comentarios en la prensa de Puerto Rico que trataremos de obtener para su divulgación entre nosotros, así como el resto de las críticas sobre la sección mexicana de la VIII Bienal de San Juan

Comentarios

Load More