EL SALON DE PINTURA 1987

EL SALON DE PINTURA 1987
Raquel Tibol
Quienes hagan un seguimiento sistemático de las actividades artísticas nacionales no podrán dejar de establecer ciertas comparaciones entre el Salón de Pintura 1987 (que se inaugura esta semana en la Galería del Auditorio) y la inmediatamente anterior cuan relevante selección de pintura: la Confrontación 86, referencia insoslayable Ni la convocatoria de la Sección de Pintura 1987 del Salón Nacional de Artes Plásticas, ni la labor desarrollada por el Comité de Selección y Adquisición (Arón Cruz, Felipe Ehrenberg, Tomas Parra, María Fernanda Matos y Raquel Tibol) pretendieron establecer continuidad alguna; pero al estar ahí, como una referencia concreta, la Confrontación 86 incita a cierto tipo de consideraciones y hasta puede suponerse que las legitima
La Confrontación 86 estuvo integrada por 226 obras de 163 autores, entre éstos los tres pintores que integraron el actual comité El salón 87 contiene 126 pinturas de 84 autores El porcentaje de mujeres pintoras en aquélla fue de alrededor de un 16 por ciento y en éste de un 22 por ciento El incremento de la participación femenina en la producción artística de calidad tiene importancia porque en toda el área latinoamericana, sin excluir a los “hispanos” de los Estados Unidos, las mujeres están aportando niveles de inventiva y audacia muy propios y muy considerables, trabajando muchas de ellas con incansable terquedad en medios poco propicios o francamente hostiles Por ser un digno ejemplo de perseverancia a lo largo de medio siglo, el Comité de Selección y Adquisición decidió saludar la presencia en el Salón 87 de la pintora nayarita Emilia Ortiz, quien supo y pudo trascender las fronteras de su remoto Tepic, donde los estímulos para la producción artística son casi nulos

En la Confrontación 86 estuvieron presentes muchos artistas que nunca han participado en salones nacionales de concurso o que desde hace mucho han dejado de hacerlo Bastará mencionar a Rufino Tamayo, Gunther Gerzso, Federico Cantú, Santos Balmori, Cordelia Urueta, Vicente Rojo, Juan Soriano, Manuel Felguérez, Olga Costa, José Luis Cuevas, Mathias Goeritz, Fernando García Ponce, José Chávez Morado, entre muchos otros Por eso resulta remarcable en el Salón 87 la participación de algunos artistas con prestigio muy cimentado, lo cual revierte de hecho en todo el conjunto y en el acontecimiento que estos salones representan Cabe mencionar en tal sentido a Susana Sierra, Juan Castañeda, Alberto Castro Leñero, Herlinda Sánchez Laurel y, sobre todo, a Guillermo Zapfe, quien con su Poema a Jorge Luis Borges, enviado “fuera de concurso”, marca ahora y aquí una pauta de refinada calidad
De los 84 artistas con obra seleccionada para este Salón, 18 participaron en la Confrontación 86; pero cabe señalar que entre la obra no aceptada figuran diez autores que también estuvieron en esa Confrontación Las razones para que no entrara lo hecho por ellos es de diverso tipo: algunos no cumplieron con la convocatoria y enviaron piezas adecuadas para salones de dibujo, de gráfica o de arte-objeto; hubo quien concurrió con piezas tan similares a las que habían estado justamente en la Confrontación 86 que a punto estuvo de no entrar en la selección, y otros más enviaron pinturas que por repetitivas o elementales en su resolución prácticamente se autoeliminaban
Una vez más, como se consigna en el Acta, son los jóvenes los principales animadores de este acontecimiento Hagamos cuentas: en realidad son 87 los artistas participantes, pues el número correspondiente al Taller de Documentación Visual hay que desglosarlo en cuatro, pues está integrado por Enrique Méndez, Marco Aulio Prado, Sergio Carlos Rey y Antonio Salazar El arco cronológico entre todos ellos va desde los 70 años de edad de Emilia Ortiz a los 21 de Raymundo Herrera Si hacemos un antes y un después de 1950, los participantes nacidos antes de ese año suman sólo veinte El mayor número de concursantes corresponde a los nacidos entre 1951 y 1961; esa década arroja 59 pintores dignos ya de la más alerta consideración Tres de esa generación han sido distinguidos con premios de adquisición, mientras que cuatro más han sido mencionados, como dice el Acta, con entusiasmo Pero no puede dejar de considerarse que otras dos adquisiciones se han hecho entre lo producido por jóvenes de 25 y 23 años, respectivamente La edad no es en sí misma cualidad alguna; pero si la presencia de los jóvenes es tan preponderante y tan pujante, obliga a sacar la elemental conclusión de un renuevo del todo alentador
Sólo once productores han enviado sus trabajos desde ciudades diferentes a la capital de la República Desde León, Guanajuato, mandó su notable Gótico mexicano la siempre inquieta y plásticamente muy culta Dulce María Núñez También desde Guanajuato, pero de San Miguel de Allende, llegaron Aula y visión del soldado, de Arturo Elizondo Amador El Estado de México tiene dos representantes muy sobresalientes: José Gama González, con dos trípticos que son en verdad seis inquietantes variaciones plásticas sobre el Tata Jesucristo de Francisco Goita: Tata superestrella, y Rafael Perea de la Cabada con dos piezas de muy elaborada y tímbrica textura, muy cercanas a la abstracción lírica San Luis Potosí tiene tres representantes: Jesús Ramos Frías y Armando Belmontes, ambos con un buen dominio para el planteamiento de escenas dinámicas, y Rosa Luz Marroquín Desde Aguascalientes asistió puntual a la cita Juan Castañeda, con trabajos mejores a los suyos que se han podido ver en otras exposiciones colectivas Rosalina Cervantes, de Saltillo, Coahuila, avanza bien en la relectura de ciertas tradiciones En Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, elaboró con minucia sus dos piezas simbolistas Manuel Suasnávar Desde Tepic, Nayarit, llegó Intervencionismo, el bien resuelto cuadro de sentido político de Emilia Ortiz
Sin cálculo matemático de por medio, puede apreciarse la nueva figuración como la corriente más visible en este Salón 87; pero dentro de esa nueva figuración se ofrecen enfoques diversos que van del expresionismo a las narrativas, encontrándose en muchos de los cuadros un interés por comentar tensiones vigentes en la realidad inmediata, en nuestra realidad, abordada muchas veces con espíritu crítico y conciencia del tiempo histórico De varias maneras (elípticas, simbólicas, humorísticas, políticas, irónicas o culteranas) se acercan a la realidad muchos de los pintores seleccionados para este Salón Se puede percibir en ellos audacia, riesgo, aventura, aplicación de un oficio dominado que logra avanzar hacia la elocuencia de lo creado
Entre quienes se abstraen de lo representativo se puede constatar que no es el geometrismo ni el arte concreto lo más cultivado, sino los ritmos más libres y gestuales, con cierta extendida inclinación por los refinamientos en la elaboración Los abstractos de hoy en México cuidan que sus melodías visuales respondan a estructuras coherentes o a programas preestablecidos; no se podría, por lo tanto, hacer referencia a una producción informalista, sino a una variedad de opciones estilísticas no desprendidas de cierto rigor racionalista Las actitudes impulsivas se concentran, como es evidente, entre quienes practican las nuevas figuraciones, las nuevas maneras plásticas
Lo seleccionado para este Salón 87 demuestra que el arte mexicano actual se está recuperando de una cierta pasividad contemplativa y de la reiteración de modelos establecidos como fórmulas cerradas La mayoría de los pintores ahora reunidos actúan en aguas más turbulentas y menos acomodaticias Estos son síntomas de buena salud cultural
Dos premios de 1,450000 pesos fueron para Ciencia y alcohol de Jazzamoart Vázquez, y para Gran taller de Luis Argudín
Tres premios de 700,000 pesos cada uno correspondieron a Visitando los santuarios de Jesús Agustín Castro López, La subversión de la cultura de Rubén Ortiz Torres, Vivir en edificio de Estrella Carmona Ronzón
Además se mencionaron las siguientes obras: un óleo sin título de Alberto Venegas, Gótico mexicano de Dulce María Núñez, Tríptico de Oscar Ratto, El puente de Roberto Parodi Silva, así como el envío (cuatro pinturas) de Jorge Martínez Luna

Comentarios