Despojan a ejidatarios en la costa de Colima

Despojan a ejidatarios en la costa de Colima
Los Leaño, patronos de los Tecos, van por más riqueza
Guillermo Correa
BARRA DE NAVIDAD, JAL – La familia Leaño, ampliamente conocida por sus múltiples negocios en los estados de Jalisco y Colima y por ser la fundadora de la Universidad Autónoma de Guadalajara, de donde surgió el grupo ultraderechista de “Los Tecos”, está decidida a ampliar sus empresas turísticas en la costa colimense, para lo cual pretende despojar de sus tierras a los campesinos del ejido La Culebra

Los Leaño son propietarios entre otras cosas, del diario Ocho Columnas de Guadalajara, de otros dos periódicos en Colima: de cadenas informativas de radio, como Notisistemas; y, mediante la UAG, de equipos de futbol, de futbol americano y de beisbol
Dueños son también de hospitales, y de complejos turísticos situados en la zona de oro de las costas del sur de Jalisco y norte de Colima
La familia Leaño está emparentada con el actual gobernador de Jalisco, Enrique Alvarez del Castillo, Antonio Leaño Alvarez del Castillo, su sobrino, es el impulsor del nuevo proyecto turístico de la familia: “Isla Navidad, Club Privado”
Los problemas entre los campesinos y los Leaño comenzaron hace muchos años, con la construcción del hotel más lujoso de Barra Navidad, el Cabo Blanco
Cuenta con canchas de tenis, piscinas, un muelle, 59 habitaciones y 49 condominios Se encuentra a 20 minutos de la terminal aérea de Manzanillo
“El terreno del Cabo Blanco era de nosotros Hace catorce años los Leaño comenzaron a presionar para quitárnoslo Presentaron escrituras falsas y, como no cedíamos lograron que se llamara al ejército, lo que nos obligó aceptar el cambio de nuestros predios por pedacitos de siete metros por diez”, explica Daniel Díaz, uno de los antiguos colonos y actual tesorero del ejido “La Culebra”
“Eso fue lo que respecta a Jalisco Pero ahora ya nos quieren sacar de nuestras tierras de Colima Poco a poco los Leaño han ido comprando a nuestro alrededor Sólo faltamos nosotros y nos quieren expropiar Lo más grave es que el gobernador de Colima, Elías Zamora Verduzco, está de su parte”
En efecto, el 14 de noviembre pasado, en el diario oficial de la entidad, el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) publicó: “El gobernador del estado de Colima nos ha pedido que a su nombre solicitemos la expropiación de 120 hectáreas de terreno del ejido denominado La Culebra (Cerro de San Francisco), municipio de Manzanillo, para el efecto de destinarlas a la realización de un desarrollo turístico que implicará un beneficio general para la zona y el estado y la creación de nuevas fuentes de trabajo que mejorarán desde luego a la propia población ejidal
“El valor de la indemnización a los ejidatarios lo fijará el decreto expropiatorio con base en el avalúo que en su oportunidad practique el área especializada para dicho efecto”
YA SE ANUNCIAN
Enterados del asunto, los campesinos acudieron a la Secretaría de la Reforma Agraria “Ahí nos dijeron que la expropiación no procede, porque nosotros trabajamos la tierra y que en todo caso procedía, pero contra la compañía de los Leaño, por tener ociosas cerca de 500 hectáreas desde hace varios años”
sin embargo, cuentan que Manuel Santa Ana García, el delegado de la SRA en la entidad, “nos ha dicho en nuestra cara que hagamos lo que hagamos no vamos a joder” Y no es todo, Juan de Dios, expresidente del comisariado ejidal, recuerda que el 30 de marzo de 1986, fueron engañados por el `supuesto’ abogado Javier Baltazar Cortés, quien utilizó sus firmas para presentar un escrito ante el gobernador, donde los ejidatarios piden una indemnización de un millón de pesos por hectárea La maniobra, pese a todo, no prosperó
Pero los Leaño están seguros de ganar y anuncian su negocio en México y en el extranjero “Isla Navidad Club Privado, (An investment in paradise) Una inversión que es todo un tesoro” Su proyecto, dicen, forma parte del desarrollo turístico más impresionante del Pacífico
“Isla navidad es un desarrollo más del grupo Barramar, enclavado en marco de realidades con la infraestructura turística que requiere la gente de gusto internacional; con todas las facilidades para practicar pesca caza, esquí sobre agua, wing surfin, buceo, veleo
“El aeropuerto internacional de Manzanillo se encuentra a sólo 25 minutos del desarrollo, con vuelos directos a diferentes ciudades de los Estados Unidos, DF, Guadalajara, Monterrey y otras partes de la República Mexicana” Es, dice su publicidad, una inversión con un futuro pleno de realidades 500 hectáreas por desarrollar bajo el régimen de condominio horizontal dentro “de una exclusividad de altura y privacía” Con zona hotelera, área para condominios, terrenos unifamiliares, centro comercial, cinegético, un campo de golf de 18 hoyo, tenis club, club de yates, marina para albergar 350 embarcaciones, club hípico y demás
Y todo este paraíso está dedicado, sobre todo, a los extranjeros Ellos mismos, en su promoción, lo explican: “México, debido a su proximidad con los Estado Unidos, casi siempre ha sido un sitio favorable para los jubilados norteamericanos El cambio favorable entre el peso y el dólar permite a la pareja jubilada con ingreso fijo disfrutar del poder adquisitivo El clima de México es agradable durante todo el año y hay buenas oportunidades para estudiar la cultura y el idioma, tranquilamente En efecto, ya sean jubilados o no los ciudadanos de Estados Unidos, Canadá o españoles, en verdad gente de todo el mundo han encontrado en México un amigo, un país económicamente atractivo, tranquilo y hermoso”
Y al hablar de las zonas costeras explican que fue inevitable que “se pensara una manera de circunvenir la ley que prohíbe las inversiones extranjeras sobre las propiedades en las costas” Agregan que en un tiempo se recurrió a los prestanombres, pero que esa medida trajo más problemas que soluciones
Pero ya en auge Cancún, Ixtapa y Puerto Vallarta, “México fue forzado a cambiar su actitud hacia las inversiones extranjeras sobre las costas y una nueva política fue adoptada durante el mandato del presidente Luis Echeverría” Hoy, subrayan en sus ansias de vender, todo favorece a los extranjeros
“De acuerdo con la nueva ley, los dueños extranjeros tienen el derecho de propiedad para propósitos recreativos durante un período de 30 años Si la escritura está a nombre directamente del propietario, ésta es administrada por un banco mexicano, lo que se llama fideicomiso Al término de 30 años, el beneficiario deberá vender —al valor del momento— a cualquier mexicano que pueda hacer la compra La mayoría de los expertos está de acuerdo que, en la práctica el fideicomiso puede ser renovado o extendido”
Folletos en inglés y en español, editados a todo color por los autores del proyecto, habla maravillas del producto:
Ubicada frente a Barra de Navidad, lo que venden los Leaño es en realidad parte de una península que de vez en cuando se convierte en una isla grande durante la temporada de lluvias, cuando el río Marabasco la cruza para llegar al mar Lloyd’s Mexican Economic Report, de diciembre de 1986, describe: “A un lado está el caluroso Pacífico azul, y al otro lado las aguas tranquilas de la Laguna Navidad, la cual cubre 850 hectáreas La isla entera —se le conoce también como Colimilla—, incluyendo las riberas de la laguna, es ricamente dotada de centenares de palmeras de coco, arbustos y flores tropicales
“El concepto de convertir la isla en un gran lugar de recreo para turistas nació en 1958, cuando Antonio Leaño Alvarez del Castillo, uno de los más destacados empresarios de la ciudad de Guadalajara, y uno de los dirigentes en desarrollo de la actual ciudad universitaria de la Universidad Autónoma de Guadalajara, compró esta isla, junto con 20 hectáreas de terreno de la cercana Barra de Navidad, en el estado de Jalisco
“En aquel tiempo —recuerda el propietario— la isla, la laguna y Barra de Navidad fueron de difícil acceso por automóvil y no había aeropuerto comercial, pero a mí me pareció que toda el área sería un atractivo natural para turistas, no sólo por su belleza natural, sino también por su aspecto histórico, ya que entre 1542 y 1564 fue el centro de construcción naval española y el punto de partida de los viajes subsecuentes que se dirigieron al descubrimiento y colonización de las islas Filipinas”
Trabajando, dice la publicidad, junto con sus hijos, don Antonio convirtió el terreno que él había comprado en Barra Navidad en “El Pueblo Nuevo”, una inversión de 8 millones 500,000 dólares, que actualmente incluye el Hotel Cabo Blanco, de 59 habitaciones; 49 departamentos en condominios; tres canales que se dirigen a la laguna y al mar y varios centenares de terrenos para casas particulares, de los cuales 90% ha sido vendido
DOS KILOMETROS DE PLAYA
Con esa experiencia los Leaño y sus socios iniciaron su nuevo gran proyecto El trabajo en la primera fase empezó en julio de 1984 Desde entonces se han invertido 18 millones de dólares en la infraestructura, que incluye adoquín en las calles, un sistema de agua potable, instalaciones eléctricas y la carretera de acceso, que pondrá a la isla a sólo 30 kilómetros del aeropuerto, Playa de Oro, de Colima
Juan Domingo Leaño Reyes es el director de planeación de la Isla Navidad Asegura que la primera fase estará terminada en junio de 1988 La segunda, que requiere una inversión adicional de 20 millones de dólares, empezará de inmediato Habrá hoteles a lo largo de los dos kilómetros de playa; 20 hectáreas (200,000 metros cuadrados) están reservadas para condominios; 3237 hectáreas para casas particulares No se han descartado las ventas en tiempo compartido ni los tráileres park
Y aunque todo esto todavía no existe, con excepción de los caminos adoquinados y los camellones con jardines y palmeras, los Leaño lo anuncian ya como “el gigantesco y majestuoso club privado, exclusivo y familiar” Y es más: lo venden En Guadalajara, sus oficinas están en Bajada de las Aguilas 299, Lomas del Valle En los Estados Unidos se puede pedir información en 10401 IH-10 West, Suite 212 de San Antonio, Texas
Su único obstáculo es el gran negocio son, al parecer, los 30 ejidatarios que fueron beneficiados con 120 hectáreas de la isla por una resolución presidencial del 11 de julio de 1962 Hoy temen ser expropiados y aseguran que “aunque la CNC de Colima está con el gobierno y con los Leaño, el dirigente nacional, Héctor Hugo Olivares Ventura, nos ha dado todo el apoyo cuando vamos a realizar gestiones a la ciudad de México
“La Reforma Agraria, se quejan, lejos de apoyarnos, recurre a la traición Constantemente nos visitan representantes del gobierno; los de la empresa también acuden a presionarnos Por la buena, negociando, dicen los dirigentes campesinos, tal vez Por la mala nunca
“No es justo, reclaman El gobierno está diciendo que trabajemos, que produzcamos Así lo hacemos Nuestros platanales apenas están empezando y ahora nos quieren sacar Ya no hay respeto a los derechos individuales Lo que pretenden es abusivo y arbitrario Si nos quieren sacar, que nos den lo que valen las tierras y todos los años que hemos sufrido para hacerlas producir Y que nos dejen un lugar donde también podamos hacer nuestra lucha con los turistas”
Enrique Salazar, presidente del comisariado ejidal, explica que los promotores del proyecto les han enviado escritos a los ejidatarios Uno de ellos está dirigido al expresidente del comisariado ejidal, Guadalupe Baltazar Fregoso Trae el logotipo de Tur Ba Na, SA (Compañía Mexicana para el Desarrollo Turístico y Urbano de Barra Navidad), que es el antecedente de la actual y cuyos dueños son los mismos En la carta —con copia a Griselda Alvarez Ponce de León, entonces gobernadora de Colima—, Antonio Leaño Alvarez del Castillo, les dice:
“La compañía que represento no puede ni intenta violar la resolución presidencial que les benefició y les asegura que todos sus planes y proyectos descansan en la pequeña propiedad que expresamente se respetó en la resolución presidencial, propiedad que fue el gobierno de Colima y que ahora pertenece a esta compañía
“También observamos que ustedes nos comprenden opinando que se está impulsando con acierto el desarrollo del Cerro de San Francisco, lo cual es una verdad absoluta; queremos añadirles que es nuestro deseo mejorar, arreglar y desarrollar un hermoso girón de la patria mexicana y que ese mejoramiento y desarrollo lleva implícito para ustedes un caudal increíble de beneficios que puede con seguridad mejorar mucho nuestras vidas y situaciones económicas, el desarrollo regional implica elevación de valores y numerosas plazas de trabajo
“Es importante recalcar a ustedes que en la medida de las posibilidades podemos sugerirles un programa para que urbanicen y hagan valer su magnífica dotación de parcela urbana y la coloquen en los niveles que la belleza natural le tiene otorgada”
Los ejidatarios de Isla Navidad dicen por su parte, que si ellos no creen en Santa Claus mucho menos en los Leaño Piden que se hable claro Y reiteran su temor a correr la misma suerte de campesinos de Acapulco, Ixtapa-Zihuatanejo y Huatulco

Comentarios