PRESENTA ZABLUDOVSKY A DOS HIJOS DE CARDENAS, SOLO PARA QUE SE DECLAREN ENEMIGOS DE CUAUHTEMOC

PRESENTA ZABLUDOVSKY A DOS HIJOS DE CARDENAS, SOLO PARA QUE SE DECLAREN ENEMIGOS DE CUAUHTEMOC
Carlos Marín
Fija su mirada en la lente que domina como nadie Jacobo Zabludovsky da el avance informativo de su recuperado noticiario Hoy, miércoles 23 de marzo, no falta un empujoncito a la intervención militar de los Estados Unidos en Panamá, o a Salinas de Gortari para que México lo adore Esta vez a falta de algo extraordinario, el público se resigna a la exclusividad del enfoque, pero el licenciado sorprende con la materialización de la metáfora y, si el periodista no descubre la nota, la nota cae del cielo y se hace revelación “Esta mañana llegaron a la redacción de 24 Horas dos hijos del general Lázaro Cárdenas, deseosos de hacer una declaración Grabamos la entrevista”, dice Jacobo
En seguida, a cuadro aparece el propio Zabludovsky en un extremo de la pantalla En el otro un hombre calvo y en medio alguien igualito, hasta en el modo de sentarse (como en silla presidencial, con mano sobre la rodilla y gesto adusto), al expresidente Lázaro Cárdenas

El diálogo que sigue es literal:
—¿Cuál es su nombre, señor?
—Arturo Cárdenas Pelayo, para servirle a usted, licenciado
—Muchas gracias ¿Y el de usted?
—Héctor Luis Cárdenas Ocampo, para servirle
—¿Son ustedes hermanos?
—Por parte de padre, somos hermanos
—¿Cuántos hijos tuvo el general Lázaro Cárdenas?
—Bueno, que nos conozcamos somos cinco, seis con Lázaro, que falleció en el año 1971, y en la actualidad quedamos cinco: Alicia, un servidor, Cuauhtémoc, Héctor y Susana
—¿Y a qué debemos el gusto de que hayan visitado la redacción de 24 Horas?
—Pues señor, en primer lugar tener el gusto de saludarlo y en seguida poder comentarle que dadas las circunstancias políticas que se han venido presentando en el país, consideramos oportuno aclarar nuestra postura referente a la situación de mi hermano Cuauhtémoc
“Nosotros no estamos dentro de ninguna corriente democrática Consideramos nuestro sistema, aun con fallas, pues bueno, porque han mantenido una paz social en el país y vivimos bien En esas condiciones, pues, la oportunidad para aclarar única y exclusivamente que nosotros pues no vamos con esta corriente, en primer lugar Y también que sentimos que se esté tomando el nombre de mi padre para explotar una campaña política que es incongruente totalmente, porque después de pertenecer al sistema, de ahí haber salido la gubernatura, la senaduría y la subsecretaría, pues entrar en una corriente que no va de acuerdo a los principios de nuestra revolución
—¿La postura de usted es similar, señor?
—Exactamente, licenciado, y yo podría decir que una de mis grandes admiraciones en el sistema actual es principalmente nuestra libertad, así como la paz social que vive el país Y para esto, pudiera yo señalar que desde que sabemos de la historia de México, de la historia de México independiente, de la Reforma, de la intervención, del porfiriato, y aunque hubo algunos años de paz, no dejemos de reconocer que también por eso se provocó el estallido social de 1910 Y hasta la época de los cristeros fue todavía algo de lucha interna y externa Por eso los últimos años que hemos tenido paz, es para admirarse, y es el punto de vista mío para yo estar todavía aún con el sistema Aun reconociendo también los grandes problemas que vive el país, los grandes problemas y las grandes soluciones que tienen que buscar
—Muchas gracias ¿alguna otra cosa? ¿les podemos servir, señores?
—Señor, pues nada más agradecerle su atención y mis respetos para usted
—Muchas gracias, señores, muchas gracias
(A cuadro, un acta de nacimiento, con el nombre del expresidente enmarcado en rojo Voz “en off”)
“El señor Arturo Cárdenas Pelayo nació en Tlalpan el 19 de agosto de 1933 y nos trajo copia de su acta de nacimiento, donde figura como su padre Lázaro Cárdenas del Río y Caridad Pelayo Quintana como su madre Vive actualmente en Jurica, Querétaro Está retirado desde hace tres años El señor Héctor Luis Cárdenas Ocampo nació en el Distrito Federal el 23 de marzo de 1939, hijo del general Lázaro Cárdenas del Río y de la señora Graciela Esperanza Ocampo Vive actualmente en Salvatierra, Guanajuato
Yo volveré después de unos anuncios”

Comentarios