“Se cayó el sistema” afloran las dudas

“Se cayó el sistema” afloran las dudas
Jornadas de titubeos del secretario de Gobernación
Elías Chávez
—¿Se cayó el sistema?

—No: se calló
Callado permanecía también Manuel Bartlett ante las críticas de la oposición Se había “caído” el sistema de computadoras del Registro Nacional de Electores, y Juan de Dios Castro (PAN), Jorge Alcocer (PMS), Hildebrando Gaytán (PPS) Jorge Amador (PFCRN), Efraín Calvo (PRT), le reclamaban al secretario de Gobernación y presidente de la Comisión Federal Electoral:
—Empeñó usted su palabra y no cumplió Nos prometió que tendríamos información, minuto a minuto, del resultado de las elecciones Son las cuatro de la madrugada— del jueves 7— y todavía no tenemos el resultado de una sola casilla El sistema de cómputo sigue “caído”, pero Jorge de la Vega ya se anticipó y proclamó el triunfo de Carlos Salinas
Y en voz baja, pálidos —¿por el desvelo?— los comisionados del PRI conjeturaban:
—Se acabó el carro completo
A falta de información, conjeturas y rumores se multiplicaban: “Perdió el PRI en el Distrito Federal” “Toda la franja petrolera de Veracruz votó a favor de Cárdenas” “En el norte arrolló el PAN”
Ambiente de funeral había en el Salón Revolución de la Secretaría de Gobernación: palidez en los rostros de los comisionados priístas, irritación en los oposicionistas Veinte horas antes, en tono jubiloso, Manuel Bartlett había asegurado, al abrir la sesión de la CFE:
“Tenemos los instrumentos de comunicación adecuados, a la disposición de los partidos, para que puedan ejercer una vigilancia estando en comunicación con sus organizaciones en todo el país, y con sus representantes en todos los organismos electorales () Reitero las instrucciones que he recibido del Presidente de la República, de tener a disposición de esta Comisión todos los instrumentos del Estado mexicano para que colaboren y auxilien a partidos y ciudadanos para la conducción ordenada, pacífica, de esta elección”
Como adelanto del ambiente fúnebre que habría 20 horas después, Hildebrando Gaytán (PPS) pide que se inicie la sesión con un minuto de silencio en memoria de Francisco Xavier Ovando, secretario de acción electoral del Frente Cardenista, asesinado el sábado 2 Así lo hacen y, luego, surge la primera denuncia:
En nombre de los siete partidos, Jorge Alcocer (PMS) propone que la CFE denuncie formalmente a la empresa Televisa, ante la Procuraduría General de la República, por los delitos de difamación y calumnia Concretamente, acusaban al programa 60 Minutos, transmitido el domingo 3 por el canal 2, de calumnioso y difamatario contra las personas de Rosario Ibarra, Gumersindo Magaña, Manuel J Clouthier y Cuauhtémoc Cárdenas En un principio los comisionados del PRI se opusieron, pero después de un receso todos los partidos acordaron, por unanimidad, presentar la denuncia formal
Eran ya las 14 horas del miércoles 6 y los comisionados de la oposición empezaban a recibir noticias de irregularidad en varias partes del país Pero lo que en ese momento más les irritaba era la actitud de las dos revistas, Impacto y Jueves de Excélsior, ambas con día de salida jueves 7 Una y otra informaban del “triunfo claro, contundente” de Carlos Salinas de Gortari que había obtenido, —aseguraba Impacto—, 20 millones de votos Las carcajadas se generalizaron cuando Bartlett, al recibir las publicaciones y dar entrada a la queja, comentó:
—Son verdaderos ensayos de futurología
Interrumpió el pitorreo de Jorge Amador (PFCRN):
—Esto sería de risa, si no pensamos que jugar con la información es atentar contra el proceso electoral
Y aprovechó para pedir a Bartlett que los comisionados de todos los partidos tuvieran acceso directo a los equipos de cómputo donde se empezaría a recibir, dentro de unas horas, información sobre los resultados de la elección:
—No hay túnel para transformar la información; no manejemos con suspicacia lo que es simple y claro— respondió Bartlett, al reiterar su compromiso de que todos los comisionados estarían informados, minuto a minuto, conforme se fueran recibiendo los resultados electorales
Hubo un nuevo receso, en espera de esos resultados, y José Newman Valenzuela, director del Registro Nacional de Electorales, insistía —en plática con varios reporteros— que esa misma tarde, poco después de las 18 horas, se conocerían “resultados oficiales, preliminares pero confiables”, de la elección de Presidente de la República Explicaba:
“Un complejo mecanismo de información y procesamiento de datos en computadora permitirá disponer de un muestreo suficientemente indicativo de las votaciones en las 54,641 casillas instaladas en todo el país”
* * * * *
Poco después de las 18 horas se reanuda la sesión Ahora, la denuncia de irregularidades abruma La”subcultura del fraude” no ha sido derrotada, coinciden en afirmar todos los comisionados de la oposición, en un maratón de quejas: robo de urnas, “brigadas volantes” de votantes, expulsión de sus representantes de casilla, urnas “embarazadas”al inicio de la votación, aceptación de electores sin credencial, funcionarios electorales arbitrariosLo mismo de siempre
Bartlett hace una mueca de asombro, apenas perceptible, cuando en plena sesión se le acerca el director de Servicios de Información del Proceso Electoral, Oscar Lassé, y algo le dice al oído En su oficina, Lassé tiene, además de una computadora junto a su escritorio, 32 mapas —uno por cada entidad de la República y 32 teléfonos color crema, sin disco marcador, de los llamados “de magneto”, de línea directa Muchas fueron, a lo largo de la noche del miércoles y de la madrugada del jueves, las idas y venidas de Lassé de su oficina a su secreteo con Bartlett
A las 17:15 horas los comisionados son informados: el sistema de cómputo —el del Registro Nacional de Electores, no el de Lassé— “se cayó” Pero Bartlett los tranquiliza —”la información empezará a fluir, no se impacienten”— y pide un receso:
—Nos reuniremos nuevamente a las 22 horas Ya para entonces tendremos información
¡AHI VIENEN!
Durante el receso, decenas de personas empiezan a llegar a la Secretaría de Gobernación Llenan pasillos y ocupan parte de la explanada interna Son partidiarios de Cuauhtémoc Cárdenas, de Manuel J Clouthier y de Rosario Ibarra, cuyo arribo anuncian, es inminente Ujieres con walkie-talkies cierran las puertas de Bucareli Hay tumultos afuera y adentro y los rumores corren: “Cuauhtémoc ganó la elección””Salinas tiene le tercer lugar, después de Clouthier””Están preparando el fraude para que Salinas gane con el 55%”
A las 21:45 llegan Ibarra, Clouthier y Cárdenas No les permiten entrar Permanecen ante la reja de Bucareli unos diez minutos, hasta que los ujieres preguntan en su walkie-talkie:
—¿Les abrimos?
—Sí, y que haya elementos de seguridad en el Salón Juárez para que no pasen periodistas
Unas 500 personas —partidiarios y periodistas— rodean a los tres candidatos a la Presidencia Quieren entrar junto con ellos al Salón Juárez, donde espera Bartlett Van subiendo por la escalera y de pronto Cuauhtémoc voltea azorado por un grito:
“¡Viva el Presidente Cárdenas!”, coreaban sus seguidores frente al despacho de Bartlett
Los tres candidatos entregaron al secretario de Gobernación un documento titulado Llamado a la legalidad, en el que afirman “hoy se ha puesto en evidencia la determinación del grupo gobernante de consumar una imposición a despecho de la voluntad popular” Y luego de denunciar muchas “violaciones e irregularidades que afectan gravemente la limpieza de los comicios del día de hoy y podrían determinar su nulidad en caso de no ser satisfactoriamente reparadas”, los candidatos expresan en su documento:
“El anuncio anticipado de una supuesta victoria del partido oficial bajo estas condiciones, mucho antes de que haya culminado el proceso de cómputo y el de calificación, reafirman nuestras sospechas de que se está configurando un fraude de grandes proporciones que desvirtuaría el sentido de la voluntad ciudadana expresada en las urnas”
“En caso de que no restablezca de modo inequívoco la legalidad del proceso electoral, los candidatos a la Presidencia de la República que suscribimos este documento, no aceptaríamos los resultados ni reconoceríamos las autoridades que provinieran de hechos fraudulentos, por lo que procederíamos a defender los derechos del pueblo mexicano con todas las armas que la Constitución nos otorga Formulamos un apremiante llamado al gobierno de la República para que repare de inmediato estas desviaciones y haga respetar la voluntad ciudadana”
—No prejuzguemos— contesta Bartlett, despúes de leer el documento Sus imputaciones no están sustentadas Estamos viviendo un proceso
limpio, democrático
Hay un intercambio de palabras duras, ríspidas El que prejuzga es usted, le contestan Rosario Ibarra le dice que ellos, los candidatos, son representantes populares y tienen derecho a expresarse Sí, responde Bartlett, y les promete que cada una de sus quejas se iba a atender Gilberto Rincón Gallardo (PMS) pone el dedo en la llaga al mencionar que el problema es la falta de información, atribuída, supuestamente a la “caída” del sistema de cómputo Se nos había ofrecido, dice, información colectiva de los resultados electorales en todo el país Esta interrupción crea un gran problema Urge que funcione el sistema para hacer efectivo el derecho de los partidos a ser informados Porfirio Muñóz Ledo plantea a Bartlett que ningún partido deberá festejar la victoria, en tanto la CFE no dé resultados oficiales Bartlett dice que sí, que así debe ser, pero que él no puede impedir a ningún partido, ni ordenarle a nadie que no cante victoria Heberto Castillo pregunta en qué consiste el problema del sistema de cómputo Bartlett explica que se habían instalado líneas telefónicas para un sistema de cómputo con un programa muy elemental, un sumatorio, y que al empezar a funcionar el sistema se bloqueó porque eran insuficientes los 160 teléfonos que había Agregó que ya había organizado otro sistema con 300 líneas, pero que no empezaba a funcionar porque llegaron los tres candidatos sus acompañantes y le habían interrumpido su trabajo Heberto Castillo le preguntó cómo es que se habían bloqueado los 160 teléfonos si no había llegado ninguna información, que con qué se habían bloqueado Bartlett dijo que se habían bloqueado con las llamadas de los comisionados de los partidos, que se comunicaban mucho a provincia Castillo alegó que eso francamente no era posible Bartlett dijo que entendía su suspicacia, pero que así era, y que ahora si iba a funcionar el sistema Los tres candidatos insistieron en una petición: que Bartlett dijera, públicamente, que no tenían ningún aval oficial las cifras y la victoria que esa noche iba a proclamar el PRI
Una hora y diez minutos duró la reunión Al salir del despacho, Rosario Ibarra leyó, en nombre de los tres candidatos, el documento entregado a Bartlett Y anunció que los tres se volverían a reunir para emitir un nuevo pronunciamiento conjunto
Bartlett había convocado a continuar la sesión a las 10, pero a las 12 de la noche seguía sin presentarse en el Salón Revolución A las 12:10 Patricio Chirinos y otros cinco comisionados del PRI se retiran El sistema computarizado de información sigue “caído” A la 1:35, la voz de Jorge de la Vega Domínguez hace realidad los temores de la oposición:
“El triunfo rotundo, contundente, legal e inobjetable” de Carlos Salinas de Gortari es proclamado por el líder del PRI, cuya voz e imagen reproduce un pequeño televisor a la entrada del Salón Revolución Esta maniobra irrita a los comisionados de la oposición, en tanto que los del PRI, en vez de alegrarse, acentúan en su palidez
A la 1:50 llega Bartlett y reanuda sesión Informa de la audiencia con Cárdenas,Clouthier e Ibarra y del documento que le entregaron “con imputaciones no sustentadas” y que “no corresponden a lo que ha vivido la nación en las últimas horas” Acusa a los tres candidatos de violar “la más elemental norma de civilidad política” y de “brincar por encima de la ley”, (porque) aún sin haber concluido la última fase de la elección, declaran ante propios y ajenos que este proceso ha sido ilegal”
Todo el discurso de Bartlett es transmitido, en vivo, por televisión oficial y privada Cuando termina de hablar, pide la palabra Juan de Dios Castro (PAN), que refuta, punto por punto, el discurso de Bartlett Pero ni una sola de las palabras del panista es transmitida por televisión
CASTRO VS BARTLETT
—El secretario de Gobernación— dice Castro —considera prematuras
las acusaciones de los tres candidatos, pero nada dice del hecho de que hace unos minutos el presidente de un partido (De la Vega) haya anunciado el triunfo de Carlos Salinas Y aquí, mientras tanto, no sabemos nada todavía No tenemos ni un solo resultado de la elección
En cuanto a las “imputaciones no sustentadas”, el comisionado panista denunció nuevas “irregularidades graves” del proceso electoral en varios estados Y presentó también actas notariales en las que se da testimonio de esas irregularidades
Luego pidió la palabra Jorge Alcocer (PMS):
—Dice el licenciado Bartlett— recordó —que carecen de ética política los tres candidatos que hace unas horas se entrevistaron con él Pero quiero preguntarle, señor secretario de Gobernación, cómo se le puede llamar a un partido político que proclama su triunfo sin un solo dato que lo avale Aquí, nosotros llevamos más de cuatro horas esperando el resultado de la elección, pero Jorge de la Vega declara el “triunfo rotundo, contundente, legal e inobjetable” de Carlos Salinas ¿Eso es ético? ¿Eso es respetar la democracia? Todos nosotros debemos rechazar tajantemente esa declaración de triunfo de Carlos Salinas, porque constituye una afrenta al proceso electoral y una tomadura de pelo a los mexicanos Nadie puede proclamar un triunfo, porque de aquí no ha salido un solo resultado, ni siquiera de una sola casilla Los juicios emitidos por usted contra los tres candidatos de oposición deben ser aplicados al PRI
En defensa del PRI, de Salinas y De la Vega, el comisionado priísta
Eduardo Andrade contratacó:
—Estamos en presencia— dijo— de una dramatización de los comisionados del PMS y del PAN Están en su derecho, aunque no tengan razón Nosotros sí tenemos razón: el licenciado De la Vega proclamó el triunfo de nuestro candidato, basado en datos que directamente recibe nuestro partido y que nos permiten ir haciendo un recuento y señalar una tendencia Estos datos nos los proporcionan nuestros delegados en todo el país En términos generales, ésta ha sido una elección limpia Por eso, tampoco tienen razón esos tres candidatos que pretenden deslegitimarla Nadie puede decir que dos millones de mexicanos, funcionarios de casillas, se hayan coludido para cometer un fraude
LOS AGARRO POR SORPRESA
Son las 2:45 de la madrugada No obstante lo acalorado del debate, algunos comisionados, como Agustín
Téllez Cruces, se han quedado dormidos, mientras otro comisionado, Jorge Amador (PFCRN), acusa:
—El secretario de Gobernación no pudo cumplir su compromiso de que tuviéramos información de los resultados electorales Y no cumplió, supuestamente, por un congestionamiento de líneas telefónicos Pero eso da pie a sospechas: el gobierno no se atrevió a que minuto a minuto conociéramos los resultados, porque comenzaron a llegar datos sorprendentes, de muchos lugares donde Cuauhtémoc Cárdenas y Manuel J Clouthier resultaron triunfadores y donde Salinas de Gortari resultó perdedor El gobierno no estaba preparado para estas sorpresas y por eso no cumplió su compromiso Ha estado ocultando la información porque, sospechamos, están preparando un fraude de magnitud colosal Esos tres candidatos a los que critíca Bartlett, esos sí tienen autoridad moral y política En cambio, rechazamos esa proclama triunfalista del PRI y su candidato, porque constituye una provocación al pueblo de México
Efraín Calvo (PRT) también rechazó el triunfo anunciado por De la Vega y calificó de “vil maniobra” la supuesta “caída” del sistema de cómputo Y preguntó:
—¿Por qué en las computadoras de aquí hubo problemas y en las del PRI no? ¿Acaso el PRI tiene más y mejores recursos que el gobierno federal?
Los comisionados del PARM, Adolfo Bolaños, y del PDM, Roberto Calderón Tinoco, instaron a Bartlett a descalificar a De la Vega Domínguez:
—Diga usted— le pedían a Bartlett —que aún no hay ningún resultado oficial y, por tanto, cualquier proclama de triunfo no tiene validez
Sumamente serio, Bartlett aguantaba los reclamos y las críticas, que fueron interrumpidas por la intervención del priísta Jesús Murillo Karam:
—”El documento presentado por los tres candidatos de oposición— afirmó —en una desesperada maniobra publicitaria para confundir a la opinión pública El presidente de nuestro partido anunció el triunfo de Carlos Salinas, para que no progresara la maniobra publicitaria tan burda de esos tres candidatos que pretenden deslegitimar el proceso electoral Y proclamamos nuestro triunfo con datos que legítimamente nos allegaron nuestros representantes en todos los municipios y en todos los estados de la República
Ante esta actitud de Murillo Karam, el comisionado del PPS, Hildebrando Gaytán, hace lo que ningún otro de los comisionados de los partidos integrantes del Frente Democrático se había atrevido: proclama el triunfo de Cuauhtémoc Cárdenas:
—En estas elecciones se ha dado una nueva correlación de las fuerzas políticas en México Cuauhtémoc Cárdenas tiene una votación muy superior a la de Carlos Salinas, ese será el resultado cuando se haga el recuento real El PRI está ahora en minoría, esa es la verdad, y por eso se han negado a proporcionarnos los resultados electorales También por eso De la Vega se adelantó e hizo una declaratoria provocadora e irresponsable, con la que está dirigiendo el proceso electoral a un callejón sin salida: quiere legalizar la ilegalidad
Cerca del amanecer, el sistema sigue “caído” Durante casi tres horas Bartlett ha permanecido callado Finalmente habla, pero sólo para levantar la sesión, a las 4:30 horas, y convocar a reiniciarla una hora después
A las 5:30 tampoco hay resultados electorales y la sesión se pospone para las 19:00 Ahora sí se realiza la sesión, Bartlett informa que todavía no haya datos y Jorge Alcocer, en nombre de los siete partidos de oposición, propone la publicación de un texto, en el que la CFE invalide cualquier proclamación de triunfo no dado a conocer por ella Ese texto, publicado en los diarios del viernes 8, es el siguiente:
“La Comisión Federal Electoral informa a los ciudadanos que hasta el día de hoy, jueves 7, no ha emitido ningún resultado preliminar oficial de la elección presidencial Por tanto, las declaraciones de candidatos y partidos sobre resultados electorales no están apoyados en ninguna información oficial proveniente de esta Comisión”

Comentarios