AGUSTIN GERONIMO, EDECAN DE BOLIVAR, EL MEXICANO EN LA NOVELA DE GARCIA MARQUEZ

AGUSTIN GERONIMO, EDECAN DE BOLIVAR, EL MEXICANO EN LA NOVELA DE GARCIA MARQUEZ
Jesús Motilla Martínez
Con verdadero interés leí, la magnífica entrevista, que Proceso (3 de abril de 1989), a través de Susana Cato, logró del escritor Gabriel García Márquez, a propósito de su última novela sobre Simón Bolívar titulada El general en su laberinto
Para los lectores resultó —al menos a mí me ha sucedido— muy sugerente apreciar todo lo que se da para escribir una novela de estos alcances, y en el caso, la dificultad, de que en adición al balance de la trama, sea precisamente histórica Bien se dice que Márquez ha añadido a su reconocida capacidad, el aprendizaje del oficio y quehacer del historiador

Se nos comparte el gozo y viacrucis de ir armando y conformando la trama histórica y cómo, confesándose sinceramente, tuvo, durante la preparación del libro que nos ocupa, que rectificar algunos detalles para ir afinando, nada menos que nueve versiones finales
Una parte de la entrevista me llamó a la atención por aspectos meramente personales, y también porque está referida al único personaje histórico mexicano del libro, a quien Susana Cato califica como “el más triste de todos” Se refiere al primogénito de Agustín de Iturbide y quien definitivamente fue edecán de Bolívar También se afirma que el malogrado emperador de México tuvo dos hijos de nombre Agustín: en efecto, el primero de ellos se llamó Agustín Gerónimo; nació en 1807 y murió en New York el 11 de diciembre de 1866 El otro fue Agustín Cosme hijo póstumo, que nació tiempo después del fusilamiento de Iturbide García Márquez indica que “Maximiliano, muchos años después, escogió a dos descendientes varones de Iturbide como herederos suyos al trono de México, no pude saber si eran del grande o del chico”
Quien esto escribe tiene el honor de ser presidente de la Academia de Historia Potosina y, toda proporción guardada con los verdaderos escritores de novela histórica, cual es el caso de don Gabriel García Márquez, me estoy atreviendo a preparar una pequeña novela, precisamente sobre la familia de Iturbide, cuyo mérito, si lo llegó a tener, es la circunstancia de divulgar información poco conocida o de plano novedosa
Agustín de Iturbide, y Arámburu, primer emperador de México, casó con Ana María Huarte Muñiz y tuvo, no dos, sino nueve-hijos, a saber:
1- Agustín Gerónimo, que como se mencionó fue edecán de Bolívar (1807 año de nacimiento, 1866 de su muerte)
2 – Sabina (1810- 15 de julio de 1871; murió en Filadelfia, EUA)
3- Juana (murió joven, en 2 de octubre de 1828 siendo novicia de un convento situado en Georgetown, cerca de Washington)
4- Josefa (nació el 22 de diciembre de 1814, en Irapuato; murió en México DF el 5 de diciembre dé 1891 Fue reconocida por Maximiliano como princesa y fue con el emperador y Carlota, cotutora de sus sobrinos Agustín y Salvador)
5- Angel (nació el 2 de octubre de 1816 y murió el 21 de julio de 1872 Fue casado con una norteamericana de nombre Alicia Green, e hijo de ellos fue Agustín el niño que Maximiliano reconoció como príncipe y le dio su tutorado)
6- Salvador (nació en 1820 y murió el 7 de junio de 1856, ahogado en el río Tepic Casó con Rosario Marzán y Guisasola, e hijo de ellos fue el otro nieto de Iturbide que Maximiliano reconoció como príncipe y le dio su tutorado, mandándolo a París bajo la custodia del ministro Hidalgo, aquel que tanto influyó con la esposa de Napoleón III, para cristalizar la aventura francesa en México y el advenimiento de Maximiliano y Carlota)
7- Jesús (de quien no tengo datos)
8- Felipe (quien nació siendo su padre emperador, el 30 de noviembre de 1822)
9 – Agustín Cosme (el hijo póstumo de Iturbide)
¿Qué pasó con esta familia? Lo estoy intentando explicar en la novela que preparamos, pero adelantaré algo:
Por esos azares que mucho benefician a los que intentamos la investigación histórica, he tenido la fortuna de analizar al detalle aproximadamente 500 cartas personales de Angel de Iturbide, consignadas (duplicadas) a mano, en dos libros copiadores Esta correspondencia está redactada en su mayor parte en inglés, aunque la hay en español y contempla los años de 1866 a 1870
La fuente documental, inédita, me ha hecho caer en la trampa de enamorarme del tema, describiendo personajes, hechos y sucedidos que, además de ser históricos son; aunque usted no lo crea, de novela
El hijo mayor de Iturbide —respetando la deducción del maestro García Márquez— pudo haber sido “un tipo que tocaba guitarra y cantaba, lo cual es común a cualquier mexicano” Sin embargo hay datos de fuentes diversas que nos los muestran, de mucha personalidad, muy cosmopolita, flemático como los ingleses (estudió en Inglaterra y en otros países de Europa), diplomático y centrado en sus opiniones políticas Hay una carta a él de su padre antes, poco antes de morir, donde le recomienda el comportamiento que debe observar Agustín Gerónimo es retratado por Justo Sierra O’Reill, cuando escribe que le conoció en Filadelfia, en 1848, (platicaron en el Jones Hotel por más de 9 horas) Sierra escribiría años después detalles de esa entrevista
En 1856, en un documento, raro por cierto, se le propondría para estar al frente, de un Tercer Imperio, denominado de Anáhuac (si aceptaba, tendría que casarse con una princesa de origen indígena; si no, lo cual era probable—vivía en Europa y seguro no llegó a enterarse— la corona se ofrecería a Don Antonio de Haro y Tamariz) Agustín Gerónimo fue, sin su consentimiento, en 1863, nombrado miembro de la junta de Notables que formalizarían la estructura del segundo imperio mexicano para, como se sabe, ofrecerlo a Maximiliano Pero nuestro personaje declinó formar parte de esa junta
La familia Iturbide tuvo en un tiempo la simpatía de Benito Juárez, quien incluso les llegó a reconocer (aunque no se crea, el Benemérito admiraba a Iturbide y hay documentación que lo prueba), y sin embargo todo se perdió cuando los Iturbide reconocieron a su vez a Maximiliano y firmaron un convenio secreto, en el que recibieron dinero reconocimiento de su calidad de príncipes y dieron para que fuera, su tutor, y no, como se ha dicho para sucederle, al niño Agustín y al joven Salvador, de quienes hemos hablado
Hay datos interesantes de estos príncipes El menor vivió en el Castillo de Chapultepec, al cuidado de su tía Josefa Los padres del niño pronto se dieron cuenta del error cometido y solicitaron a Maximiliano se los devolviera, a lo que en principio se negó Sin embargo, meses antes de que se diera el derrumbe del imperio los regresó y los atribulados padres lo rescataron, en La Habana, Cuba Al paso de los años este personaje regresó a México, se alistó en el ejército, y se le ocurrió públicamente criticar al gobierno de Porfirio Díaz Se le juzgó y encarceló para posteriormente enviarlo al exilio Murió en 1925 en un convento
Salvador, el otro nieto de Iturbide, permaneció en Europa, estuvo en el ejército del Papa, se relacionó con gente de alto nivel y murió en Venecia, Italia, en 1895 Se casó con una baronesa de origen húngaro y apellido Mikosh
En forma breve y apretada hemos dado una idea genérica, de esta familia En la novela que estamos preparando abundarán datos específicos que mostrarán, no sólo a los personajes, sino la visión muy singular de una época convulsa de la historia de nuestro México que por cierto no será la versión de la historiografía oficial

Comentarios