PAGES LLERGO FUE MAESTRO DE TODA UNA GENERACION

PAGES LLERGO FUE MAESTRO DE TODA UNA GENERACION
Francisco Ortiz Pinchetti
“La libertad como destino”, fue el título del editorial del primer número de la revista Siempre!, el 25 de junio de 1953 Tal podría ser también el título de la biografía de José Pagés Llergo, el periodista, que hizo de la libertad una obsesión y su forma de vida
De ahí la pluralidad que distinguió al semanario creado por el tabasqueño, que en ese primer editorial definió:

“Servir al pensamiento de México, exaltarlo y enaltecerlo, obliga a superar partidarismos, a desentenderse de capillas ideológicas y a saltar sobre las intolerancias El pensamiento mexicano no lo monopoliza ningún partido, ninguna intendencia El culto a la Patria no es exclusivo de esta o de aquella capilla En la derecha tradicionalista, en el centro que aspira como equilibrio moderador, en la izquierda impaciente y apasionado, vive y alienta el pensamiento mexicano”
Pagés Llergo, nacido en 1910 en Villahermosa, muerto el pasada jueves 21 de diciembre a los 79 años de edad, maestro de toda una generación de periodistas, fundador de una manera de concebir el periodismo, sabía también que a los medios mismos correspondía el ejercicio pleno de la libertad
“Entendemos que tanto o más importante que el respeto gubernamental —escribió— para que exista verdadera libertad de prensa es necesario que la prensa quiera ser libre y no busque, por la vía del halago servil, la esclavitud de cadenas de oro”
Un acto de libertad, precisamente, hizo nacer a la revista Siempre! Director en abril de 1953 del también semanario Hoy, Pagés Llergo rechazó los intentos de limitar su libertad como periodista Renunció Se fue a la calle, con un puñado de colegas suyos Dos mese después, ellos tenían su propia publicación, Siempre!, que cumplió ya 36 años de existencia
Pagés Llergo, que empezó como mensajero en un periódico, El Demócrata, a los 14 años de edad, conoció como pocos el oficio periodístico Fue reportero, corrector, corresponsal de guerra, jefe de redacción en diversos diarios y revistas; fundó, con su primo Regino Hernández Llergo, los semanarios Hoy y Mañana, e hizo notables trabajos periodísticos, como sus entrevistas a Adolfo Hitler, Benito Mussolini y el presidente checoslovaco Emil Hacha, en tiempos de la Segunda Guerra Mundial
Dicharachero, lépero, apasionado siempre, el tabasqueño se significó por su generosidad, por su solidaridad El ya también fallecido Francisco Martínez de la Vega lo describió así en 1980:
“Pagés Llergo ha sido el periodista que mas ha influido en mi formación profesional, por su maestría, su imaginación y su consistencia periodísticas”
Hechos que hablan de su solidaridad con los periodistas víctimas de la prepotencia y el poder, abundan En 1962 acogió en su revista al grupo de periodistas e intelectuales encabezados por Fernando Benitez que hacía el suplemento México en la cultura del diario Novedades y que fue despojado de su tribuna Nació así la cultura en México, de Siempre!
En 1976, frente al silencio cómplice de la llamada “gran prensa”, el semanario de Pagés Llergo dio cabida sin límite a la denuncia del artero golpe infringido por el gobierno de Luis Echeverría al diario Excélsior, dirigido entonces por Julio Scherer García, que provocó la salida de 300 periodistas de ese rotativo Pagés Llergo, además, ofreció a Scherer García y sus compañeros las nuevas, todavía no estrenadas oficinas de Siempre!, en la calle de Dinamarca Ahí se concibió y ahí nació Proceso el 6 de noviembre de 1976, acogidos los periodistas despojados a la generosa solidaridad de Pagés Llergo
Renuente a homenajes y distinciones, alérgico a las entrevistas, intolerante ante la adulación, el periodista recibió reconocimientos públicos diversos, como el Premio Nacional de Periodismo, en 1980, y la medalla Pino Suárez, otorgada por el gobierno tabasqueño en 1986
En ese mismo año recibió también el reconocimiento de sus colegas, los periodistas, que le entregaron el premio “Francisco Martínez de la Vega”, instituido por la Unión de Periodistas Democráticos (UPD), presidía entonces por el reportero Elías Chávez
Pagés Llergo escribió un breve texto de agradecimiento a tal distinción, que leyó su hija Beatriz Pagés Rebollar ante los directivos de la UPD Ahí el periodista apuntó:
“En la escala de los valores morales y profesionales también existen jerarquías y ninguna medalla más digna, ni más limpia, ni más mexicana se podrá conquistar como ésta que hoy me otorga la generosidad de mis compañeros y que lleva el nombre de Francisco Martínez de la Vega, mi amigo, mi consejero, mi hermano, y una de las figuras mas rectas, brillantes y lúcidas que ha dado nuestro oficio en este último tercio de siglo en nuestra patria”
Pagés Llergo, víctima ya del enfisema pulmonar que a la postre le causaría la muerte, definió en ese mismo texto al periodismo como un “oficio mesiánico que por lo amargo e ingrato debió haberlo inventado el Cristo como otra de sus misiones en la tierra”

Comentarios