“EN TIENDA Y TRASTIENDA”

“EN TIENDA Y TRASTIENDA”
Florence Toussaint
Para quienes acostumbran comer viendo la pantalla casera, Imevisión tiene un programa de variedades denominado En tienda y trastienda Se difunde todos los días a las tres de la tarde Lo conducen dos actores cómicos que se han hecho famosos por sus libretos humorísticos: Ausencio Cruz y Víctor Trujillo
A su cargo está también, los sábados, una popular emisión, La caravana Escenifican en tono burlesco varios papeles y explotan el humor mexicano tanto en lenguaje como en personajes El éxito de este programa para conseguir anunciantes hizo posible que permaneciera en la programación de un canal que conforme pasa el tiempo se convierte cada vez más en un divulgador de series extranjeras

En tienda y trastienda es una miscelánea en donde cabe de todo sabiéndolo acomodar, se le da espacio con frecuencia a los organizadores de fiestas populares como la feria del mole, de la manzana, del nopal; también entrevistas, festivales, exposiciones y otras actividades artísticas tienen un foro en el programa Al mismo acuden personajes del deporte, la música, el teatro, para platicar con los conductores Si bien informativas, las charlas tienen siempre un tono festivo coloquial, desenfadado Abundan los chistes y el buen humor a cargo de los conductores Su sátira con frecuencia va encaminada a la televisión misma ya que como blanco de los comentarios jocosos suelen estar actores, actrices y locutores de lo que han dado en llamar, siguiendo la broma de Carlos Albert, “la tienda de enfrente”, en alusión a Televisa
Al estudio acuden grupos musicales que amenizan los intervalos Si no, son Cruz y Trujillo quienes complacen al respetable con canciones pedidas, aunque sea un pedacito porque no se las saben todas El teléfono abierto es para llamadas que tienen que ver con las complacencias musicales o la expresión de las preferencias del auditorio en materia deportiva
Sin mayores pretensiones que hacer pasar el rato, en tienda y trastienda se aleja de conflictos políticos —quizá a ello deba asimismo su permanencia—, problemas sociales agudos o realidades de la macro economía Doméstico, gracioso, cuidando no despeñarse por lo absurdo o lo absolutamente frívolo en tienda y trastienda cumple la función de entretener proporcionando al mismo tiempo información útil Uno más de sus servicios consiste en tener a un médico que señala el modo de prevenir algunas enfermedades y mantenerse sano El público tiene posibilidad de hacerle preguntas vía telefónica Eventualmente se comentan noticias Los planteamientos de los conductores se sitúan del lado democrático
En Imevisión han florecido dos géneros: el cómico y el de comentario deportivo Ambas vetas han dado público y dinero a la televisora A la emisora no le ha interesado desarrollar ninguna otra En tienda y trastienda y sus hacedores se benefician de este apoyo Los protagonistas de la serie hoy, como en su momento Andrés Bustamente de el Güiri Güiri, trascienden la pantalla chica y salen a buscar otra audiencia Una obra suya, El dedo del señor, se escenifica en el Teatro Insurgentes

Comentarios