Candidato en Veracruz (I)

Candidato en Veracruz (I)
Heberto Castillo
Al rendir mi protesta como candidato a gobernador de Veracruz, el 13 de mayo de 1992, dije a mis compañeros, palabras más palabras menos, lo que en este primer artículo al respecto presento:
Iniciamos hoy un esfuerzo colectivo para lograr establecer en Veracruz un gobierno para todos, democrático, plural, respetuoso del derecho del pueblo a forjar su destino, a elegir por el sufragio secreto y directo a sus gobernantes, un gobierno que aliente la capacidad creadora popular, promoviendo el respeto al derecho al trabajo, a la educación, a la salud, a la propiedad, a las libertades de crítica, de expresión y organización de los veracruzanos

Hace cinco siglos Cristóbal Colón inició el choque de dos mundos, de dos civilizaciones Una de ellas aplastó a la otra y la sepultó por cientos de años Pero no logró destruirla porque sus raíces quedaron vivas y se expresaron de muchas maneras a través de los siglos Somos un pueblo mestizo enriquecido con las virtudes de ambos pueblos
Por estas tierras entraron los conquistadores avasallando culturas Hernán Cortés creó el primer ayuntamiento de América uncido al poder central A partir de entonces el municipio no ha sido soberano sino en la letra Y tampoco las provincias, departamentos o estados
Veracruz vive una dependencia atroz del poder central, que le impone gobernadores, presidentes municipales y legisladores Decide las obras de infraestructura y el aprovechamiento de sus recursos naturales, que han sido saqueados, envenenados y arruinados por la voracidad de unos cuantos poderosos que sólo persiguen enriquecerse Así fue durante la Colonia y así ha sido en los últimos 50 años
Veracruz es un estado rico en petróleo, la materia prima que desde principios de siglo Estados Unidos buscó apropiarse Lázaro Cárdenas puso los cimientos de la independencia económica de México al nacionalizar la industria petrolera
Sin embargo, al dejarse de lado sus principios nacionalistas y patrióticos cuando él salió de la Presidencia, Pemex se convirtió en nodriza de las trasnacionales que existen dentro del país Más tarde, al convertirse México en uno de los principales proveedores de petróleo de las naciones industrializadas, ignorando que el petróleo crea riqueza fundamentalmente donde se consume y no donde se produce, la deuda que se contrajo para producir más petróleo arruinó a México, porque el petróleo bajó de precio y los intereses subieron extraordinariamente El saldo es que desde hace más de una década México rinde tributo imperial a las naciones desarrolladas, entregando su petróleo a cambio del pago de parte de los intereses
Durante años hemos luchado para que se dé mantenimiento a las instalaciones de Pemex y de la CFE que, por abandono, pueden provocar grandes catástrofes, como la de San Juan Ixhuatepec, en noviembre de 1984, y la de Guadalajara, el 22 de abril Tragedia ésta de la cual el mayor corresponsable es el exsecretario de Desarrollo Urbano y Ecología (Sedue), Patricio Chirinos Calero, hoy candidato del partido de Estado al gobierno de Veracruz, quien nada hizo por evitar que la república toda se convirtiera en el polvorín que ahora es
No deben establecerse asentamientos humanos sobre los ductos de combustible que se requiere construir para abastecer las poblaciones del país En el sur de Veracruz, alrededor de las plantas petroquímicas de Pajaritos, La Cangrejera, Morelos y Cosoleacaque, está 50% de los asentamientos en la república encima de ductos En la última década Pemex no ha dado mantenimiento a sus instalaciones por falta de recursos, pues el gobierno federal le quita 53% de su ingreso bruto como impuesto La Sedue no ha intervenido para acabar con esa anómala y peligrosa situación, a pesar de que la Ley General de Equilibrio Ecológico y de la Protección al Ambiente así lo establece Es necesario que los ductos tengan censores electrónicos que permitan detectar fallas a tiempo y no cuando se producen emanaciones, incendios o explosiones Si se procede, puede evitarse una catástrofe inimaginable en Coatzacoalcos, Minatitlán, Agua Dulce, Poza Rica y demás poblaciones por donde cruzan instalaciones petroleras
Por Veracruz salen los desechos que la capital produce, envenenando las tierras, ríos, lagos y costas de Veracruz Desde el siglo XVII, cuando se inició la construcción del Gran Socavón y del tajo de Nochistongo, se envían las aguas negras de la capital al Golfo de México, a través de la cuenca del Pánuco Entonces se pensaba que la naturaleza convertía los desechos en substancias inofensivas Pero con los siglos, el crecimiento de la población en el centro ha destruido casi por completo los ríos de la república y los ha convertido en canales de aguas negras, que no permiten la vida de la flora y la fauna Hidalgo, Puebla, Tamaulipas y Veracruz reciben esas aguas contaminadas Es urgente que el gobierno de la república trate esas aguas negras y las envíe limpias al golfo No es racional seguir enviando veneno aguas abajo del Distrito Federal
Es posible acabar con la contaminación si se respetan las normas vigentes en el mundo, instalando equipos anticontaminantes en las plantas petroquímicas, en los ingenios azucareros, en las plantas industriales productoras de aluminio, acero, textiles y cerveza Los recursos necesarios para hacerlo pueden obtenerse mediante créditos blandos, aprovechando la preocupación que hay en el mundo por la contaminación que arrojamos al golfo
Laguna Verde debe suspender actividades en tanto se resuelve qué hacer con los desechos nucleares que emiten radiaciones letales por miles de años Propondré al gobierno federal su conversión a gaseoeléctrica, usando gas en vez de uranio enriquecido para producir el vapor de agua El costo de conversión, siendo alto, es infinitamente menor que el daño que puede causar un accidente en la nucleoeléctrica Como gobernador, me sumaré al pueblo, a las mujeres veracruzanas que tanto han bregado por evitar la contaminación nuclear, a campesinos, obreros, industriales, ganaderos, pescadores, profesores, estudiantes, empleados, artistas, intelectuales, en su lucha para lograr ese cambio
Veracruz es un estado rico en recursos naturales, pero el pueblo padece injusticia, pobreza, violencia y antidemocracia Es el primer productor de ganado bovino, tercero en leche, pero la mitad de los veracruzanos no come carne ni bebe leche La mitad de las casas no tiene agua potable ni energía eléctrica, las dos terceras partes carecen de drenaje Sólo 58 municipios tienen clínicas del IMSS y del ISSSTE Las enfermedades hídricas son las que más muertos producen Los gobiernos del estado se han dedicado a privilegiar a unos cuantos en perjuicio de la mayoría, propiciando cacicazgos y la violencia que necesariamente ellos producen Es imperioso evitar el estallido social que las condiciones de deterioro económico político y social en Veracruz pueden provocar Sobre todo, porque persiste la tendencia cada vez más pronunciada de hacer más pobres a los pobres y más ricos a los ricos
Con las reformas del artículo 27 constitucional se lesionan gravemente los principios de la Revolución Mexicana, se amenaza al ejido, se desampara a los campesinos solicitantes de tierra y se abren más las puertas a la dominación económica extranjera Veracruz ha sido siempre un bastión nacionalista que ha combatido las intervenciones extranjeras Lo seguirá siendo desde el gobierno si lo presido y desde él lucharé por defender los derechos de los campesinos, sean ejidatarios o pequeños propietarios No hay manera de lograr paz social permanente en Veracruz si no se respeta el espíritu del artículo 27 original y las distintas formas de la tenencia de la tierra Las reformas hechas debieron ser sujetas a un referéndum nacional No se tiene derecho a reformar de esa manera, sustancialmente, radicalmente, la Constitución, sólo porque se tiene una mayoría en el Congreso Ese tipo de reformas jamás se propuso en la campaña electoral de 1988 El pueblo de México no votó esos cambios
Las invasiones de terrenos agrícolas y urbanos son consecuencia natural del abandono en que se ha tenido a los mexicanos más pobres del país, tanto en las zonas rurales como urbanas Son síntomas del mal, no el mal mismo Se acabará la inquietud en el campo y cesarán marchas de protesta y tomas de tierra cuando se preste atención debida a las demandas justas de los campesinos y de los colonos Haré respetar la ley estrictamente, sin privilegios ni discriminaciones, para resolver las diferencias entre propietarios y solicitantes de tierras dentro de las normas que la Constitución, como ley suprema, estable El ejido es una conquista revolucionaria indeclinable

Comentarios