ROMPE FLOR DE METAL

ROMPE FLOR DE METAL
Roberto Ponce
Diferencias “de conjunto” y formas distintas de asumir el arte separaron a las tres integrantes de Flor de Metal (Gabriela Gabo García Rivas, Sibila de Villa y Norma López), importante grupo de rock mexicano hecho por mujeres, y cuyo disco Ciudad Azul cristalizó su trabajo independiente para la grabadora Discos Pueblo en 1990
—Sentí que ya no era lo mismo de antes, dice Norma López (DF, 1960) la baterista de “Las Flores”, como también se conocían La composición había perdido su encanto desde que Gabo compró un teclado, el Korg M-1 con baterías increíbles Ella estaba fascinada con los ritmos y me decía que todo cambiaba, por lo que la manera de componer también en el trío; pero yo deseaba participar como antes en la composición con ellas y nunca nos pusimos de acuerdo

Flor de Metal nació con el canto nuevo hace una década y se dio a conocer en foros del sur de la Ciudad de México, participando en tocadas para grupos estudiantiles, así como asociaciones políticas de izquierda, con las hermanas Gabriela y Angélica, y Sibila Las composiciones de Gabo en la guitarra las cantaba su hermana y con Sibila en sax, flauta y clarinete ganaron al sector joven de las mujeres quienes las identificaban con su lucha feminista
Canciones como No se puede dejarde amar, Amazonia Pacífico o Arráncate la piel desnudaban el lenguaje femenino con experiencias interiores de amor y desamor, constante en el oficio de Gabo, y un toque “latino” en la rítmica recordaba al grupo La Nopalera de Marcial Alejandro, Maru Enríquez y Arturo Cipriano en los 70’s
Aquel primer trío prácticamente se “ve crecer” en la película Un Tokke de Roc filmada por Sergio García en formato super 8 entre 1983 y 1986, cuando ellas aparecen junto con Rockdrigo González y después de los sismos
Para 1989, el canto nuevo dio paso a la electrificación y al rock Flor de Metal se desintegra y Norma López conoce a Gabo Comienza el período final del grupo, el más fructífero pues es cuando graban y realizan giras por el sureste del país y Europa Señala Norma, exbaterista de Crisálida:
—Nuestras piezas las trabajamos con una entrega total Existían ganas de crecer juntas y se aceptaban las ideas como en un taller de trabajo Pronto Sibila se nos unió, y como las tres tenemos el mismo nivel de desarrollo musical, esta fue la razón de nuestra fusión En cada ensayo sacábamos nuestras rolas
El trío acogió a la bajista María Elena Sánchez del conjunto Vía Corta y como cuarteto tocaron en Tabasco Estuvieron en pláticas con la cantante Nina Galindo (Premio Sol de Neón 1992 a la mejor vocalista del rock mexicano), pero el nombre Nina Galindo y Flor de Metal resultó excluyente por sendas partes Presentaron el disco Ciudad Azul, en la Sala Miguel Covarrubias de la UNAM a fines dc 1990 con críticas de prensa y laudatorias Aguardaban un segundo tiraje del acetato en disco compacto cuando viajaron a Alemania el año pasado
—Nos invitó el gobierno alemán y dimos dos conciertos en la Casa de las Culturas de Berlín, al público le gustó muchísimo, se subía al escenario a bailar
Tras la gira visitaron Italia y fue ahí donde Flor de Metal comenzó a deshojarse Admiradora del talento letrístico de Gabo (“compone mucho mejor que los chavos en el rock”) y del amor profesional de Sibila (“es muy responsable en su vida y su trabajo”), Norma López responde a la pregunta ¿qué pierde el rock mexicano con la desaparición de Flor de Metal
—Nada pienso Tengo confianza en los músicos mexicanos que gustan de hacer bien su trabajo Además, Gabo va a hacer bien lo que desea musicalmente y Sibila con más razón
Presumiblemente, Gabo será lanzada como solista por la empresa Televisa y Sibila viajará a Europa para continuar estudiando Norma López, la muchacha que empezó a tocar batería en 1982 al ver al grupo Korygma en el desaparecido café bar Rockola seguirá en la música:
—Me prepararé con diferentes bateristas de jazz para dominar mi instrumento De niña bailé y toqué piano, deseo seguir así y estudiar armonía

Comentarios