ALVAREZ DEL CASTILLO, SOSPECHOSO DE PROTEGER AL NARCO, DESDE 1983

ALVAREZ DEL CASTILLO, SOSPECHOSO DE PROTEGER AL NARCO, DESDE 1983
Sergio Loya
Enrique Alvarez del Castillo, acusado ahora por la Fiscalía de Estados Unidos de haber dado protección a narcotraficantes involucrados en el asesinato de Enrique Camarena Salazar, siempre negó las imputaciones, en su calidad de gobernador de Jalisco, primero y luego como procurador general de la República
Sin embargo, de 1983 a 1989, etapa en la que Alvarez del Castillo fue mandatario en Jalisco, floreció allí el narcotráfico y se integró uno de los grupos más poderosos a escala internacional: el formado por Ernesto Fonseca, Miguel Angel Félix Gallardo y Rafael Caro Quintero, mafia ahora en prisión a raíz de las investigaciones sobre del asesinato de Enrique Camarena Salazar, agente de la DEA, y su ayudante mexicano, el piloto Alfredo Zavala Avelar

Esa mafia, acusada del doble crimen, fue comandada, según reconoció Alvarez del Castillo, por Miguel Angel Félix Gallardo Como procurador de la República, dos días después de la detención de Félix Gallardo, Alvarez del Castillo declaró: “Tuve la mala fortuna, porque esas cosas nunca son afortunadas, de conocer en mi gestión como gobernador de Jalisco, que Miguel Angel Félix Gallardo era la cabeza intelectual del grupo”
Pero no dijo por qué no se cumplieron las tres órdenes de aprehensión libradas durante su gobierno contra Félix Gallardo, que gozaba de total impunidad en Colinas de San Javier
Tampoco explicó por qué, en 1985, judiciales federales y policías de Jalisco cometieron, “por error”, la masacre de una familia en el rancho “El Mareño”, en Michoacán, supuestamente buscando los cadáveres de Camarena y Zavala
Cuando del 7 al 9 de enero de 1990 se transmitió en Estados Unidos la miniserie La Guerra de las Drogas, que implicaba a altos funcionarios del gobierno mexicano en el narcotráfico y el asesinato del agente de la DEA, el entonces procurador general de la República, Enrique Alvarez del Castillo, se apresuró a declarar: Desesperados (libro en el cual se basa La Guerra de las Drogas) no es más ni menos que un `thriller’, como cualquiera de los que se pasan día con día en la televisión de Estados Unidos y que no aporta nada, en lo mínimo, a la sociedad Es una cuestión desagradable y molesta para nosotros” (Proceso 689)
Para Enrique Alvarez del Castillo no podía ser de otro modo Los antagónicos protagonistas de la serie, Rafael Caro Quintero y Enrique Camarena, desarrollan su lucha en el estado que gobierna Alvarez
La serie sólo consigna una fecha, el 7 de febrero de 1985, cuando policías judiciales interceptan a Camarena a la salida del consulado estadunidense en Guadalajara Le dicen que el comandante quiere verlo; Camarena sube al coche y es trasladado a la casa de Caro Quintero, donde habría de morir
Bien precisados en sus funciones, aparecían en la serie Manuel Bartlett, secretario de Gobernación; Manuel Ibarra Herrera, director de la Policía Judicial Federal, y Enrique Alvarez del Castillo, gobernador de Jalisco
En la polémica binacional suscitada tras de la transmisión de la miniserie, Guido Belsasso, sugerido por la embajada mexicana en Estados Unidos para discutir públicamente el problema, dijo que “lo importante es que las personas retratadas en el libro de la señora Shannon han sido todas sentenciadas” Habló de las sentencias a Caro, Fonseca y Espino Verdín; también, del arresto de Félix Gallardo “Todos, incluido el exdirector de la CIA mexicana, la DFS, han sido mandados a la cárcel en esta administración”
Sin embargo, en su turno, la autora del libro en que se basó la miniserie, Elaine Shannon, dijo que muchos sospechosos entre las autoridades no habían sido acusados formalmente, pero, pronosticó, “seguramente muy pronto vendrán esas acusaciones de un Gran Jurado en Los Angeles, por el caso Camarena y otros asuntos relacionados con el tráfico de drogas”
El momento llegó

Comentarios