Puso a Banpacífico al servicio de Félix Gallardo y Caro Quintero

Puso a Banpacífico al servicio de Félix Gallardo y Caro Quintero
Inútiles los esfuerzos para que el gobierno mexicano investigue a Arcadio Valenzuela, asegura la DEA
Ramón Alfonso Sallard
HERMOSILLO, SON – Desde principios de 1985, cuando estalló el escándalo del narcotráfico en México, surgió el nombre de Arcadio Valenzuela Valenzuela, expresidente de la Asociación de Banqueros de México, a quien se le descubrió una estrecha relación financiera con Miguel Angel Félix Gallardo y con los empresarios tapatíos Javier y Eduardo Cordero Estaufer, acusados de ser cómplices de Rafael Caro Quintero
Sin embargo, las autoridades mexicanas nunca lo llamaron a declarar ni hicieron público que hubiera sido investigado
Actitud diferente asumió la agencia antinarcóticos de Estados Unidos, la DEA, la cual le sigue la pista desde entonces y posiblemente en breve presente cargos en su contra, por narcotráfico y lavado de dinero
La acusación de la DEA estaría fundamentada en un documento elaborado por los integrantes del grupo especial “Leyenda”, encargado de investigar la muerte del agente Enrique Camarena Salazar
Ese documento, al que tuvo acceso el corresponsal, consta de 20 cuartillas tamaño oficio, escritas a renglón seguido, con toda la historia de Valenzuela En la parte superior se lee: “US Departament of Justice”; un poco más abajo: “Drug Enforcement Administration”; en cada hoja tiene la impresa la palabra “Confidential” y una clave: “TEA-6-092504”
Como otras muchas investigaciones de la DEA, esta también se basa, en parte, en informaciones periodísticas Lo que sigue es una síntesis:
LOS INICIOS
Arcadio Valenzuela nació en Hermosillo, Sonora; cumplirá 58 años de edad el domingo 7 de febrero, el mismo día en que hace siete años fueron secuestrados en Guadalajara el agente Enrique Camarena Salazar y el piloto Alfredo Zavala
Es hijo de un acaudalado empresario, líder del Grupo Valenzuela, uno de los tres principales de Sonora, con actividades en agricultura ganadería, agroindustria, construcción, bienes raíces, banca, comercio y medios de comunicación Sus inversiones se encuentran principalmente en Sonora, Sinaloa, Jalisco y Chihuahua
Valenzuela Valenzuela fue el principal accionista del Banco Ganadero y Agrícola, con sede en Hermosillo, institución que después se fusionó con el Banco del Sol, para formar Banpacífico, del que fue socio mayoritario hasta diciembre de 1981
Durante dos años (de fines de 1980 hasta septiembre de 1982) fue presidente de la Asociación de Banqueros de México y mantuvo una estrecha relación con el presidente José López Portillo y el gobernador de Jalisco, Flavio Romero de Velasco
Perteneciente al Opus Dei, fue jefe laico en la zona Pacífico, lo cual, según la DEA, le permitió hacer muchos negocios con empresarios miembros de la organización, utilizando dinero proveniente del narcotráfico
En 1981 el narcotraficante Miguel Angel Félix Gallardo adquirió parte de las acciones de Banpacífico en Guadalajara, cuando Valenzuela vendió toda su participación en ese banco, a pesar de lo cual permaneció como ejecutivo del mismo después de la nacionalización de 1982 Desde 1981 la DEA solicitó al gobierno mexicano que le diera acceso a la documentación del banco, pero la petición fue rechazada
De acuerdo con el documento de la DEA, Valenzuela le cedió a Félix Gallardo todo el segundo piso de las oficinas centrales de Banpacífico en Guadalajara
Por esas fechas, siendo ya presidente de la Asociación de Banqueros de México, Arcadio inició su relación con el banquero Tomás Valles Corral, a quien comisionó para que fuera el asesor de Félix Gallardo en cuestiones bancarias y de inversiones, para que el narcotraficante entendiera todas las operaciones que se hacían con su dinero
El segundo piso del edificio de Banpacífico en Guadalajara no estaba abierto al público, pero funcionaba las 24 horas del día, como oficina privada de Félix Gallardo Contaba con cajas de seguridad, donde guardaba drogas, dinero, joyas y armas Así, podía realizar cualquier movimiento en el momento que lo requiriera
En marzo de 1985, un juez federal de Texas ordenó la congelación de varias cuentas en dos bancos de El Paso y Laredo, las cuales superaban los ocho millones de dólares Los depósitos estaban a nombre de Mardoqueo Alfaro Margariño, exfuncionario de Banco Somex de Chihuahua, y el beneficiario era Tomás Valles Corral
Posteriormente, una investigación realizada por Phillip Jordan, agente de la DEA en El Paso, descubrió que Félix Gallardo y Valles Corral eran miembros del Consejo de Administración de Somex en Chihuahua y accionistas importantes de la institución Aún después de la nacionalización de la banca, continuaron como consejeros de Somex
MAS EVIDENCIAS
Pero Félix Gallardo no fue el único beneficiario de los oficios de Arcadio Valenzuela También lo fueron Rafael Caro Quintero, Ernesto Fonseca Carrillo, Abelardo Fernández, Javier Barba Hernández y otros De hecho, sostiene la DEA, otros narcotraficantes han acudido a Valenzuela para que les maneje su dinero
En abril de 1985, cuando fueron detenidos Rafael Caro Quintero y Ernesto Fonseca Carrillo, un rasgo sobresaliente del escándalo fue la detención y consignación de dos destacados empresarios tapatíos —Javier y Eduardo Cordero Staufer—, que habían establecido una serie de empresas en las que se lavaba dinero producto del narcotráfico
Javier Cordero Staufer, en sus declaraciones rendidas el primero y 2 de abril ante el comandante Florentino Ventura y el agente del Ministerio Público Federal, Juan Jaime Domínguez Castillejos, respectivamente, narró que afines de 1979 se asoció con Arcadio Valenzuela para la construcción del Hotel Fiesta Americana Posteriormente, mediante créditos de Banamex y Fonatur, aportó una cantidad mayor para obtener el 40% de las acciones de esa empresa
En 1980 se les unió su hermano Eduardo y obtuvieron la concesión de la Ford Motor Company en Guadalajara, con una agencia automotriz, para lo cual obtuvieron un crédito de Banamex por 300 millones de pesos Así se estableció la empresa Country Motors SA, que vendía toda clase de vehículos a los narcotraficantes, facturando a nombre de diversas personas, algunas de ellas inexistentes Nacieron varias empresas más: Servicio Country, Inmobiliaria Vip, Inmobiliaria Chic, Inter-Jet y otras
Javier Cordero aceptó que recibió varias cantidades de dinero a fin de adquirir un avión Lasser-Jet-28 (Matrícula XA-KAJ), el cual fue incluido entre los bienes de la empresa Proveedora de Servicios SA De esta forma podría aprovechar la licencia de taxi aéreo que ésta tenía, adquirida por su hermano Eduardo y por Arcadio Valenzuela, desvaneciendo así “cualquier sospecha que pudiese existir por el uso que le dieran a la nave tanto los mencionados como los nuevos socios Rafael Caro Quintero y Ernesto Fonseca Carrillo”
Javier Cordero Staufer señaló posteriormente que adquirió otro avión, un Falcon con matrícula XB-ZBR, con un costo de 200 millones de pesos Aparentaba prestar el servicio de taxi aéreo por arrendamiento, pero en realidad los socios utilizaban para actividades de narcotráfico En este avión huyó Rafael Caro Quintero a Costa Rica
El empresario jalisciense indicó que el capo sinaloense les compró aproximadamente 35 vehículos, los cuales fueron facturados a noche de distintas personas para no despertar sospechas; también adquirió dos residencias en Guadalajara, entre otras cosas Por su parte, Eduardo Cordero Staufer
—dos años menor que su hermano Javier— se refirió también a Arcadio Valenzuela, a quien describió como socio en varias empresas
Además, reconoció que tanto él como su hermano se asociaron con Rafael Caro Quintero para el cultivo, siembra y tráfico de mariguana, aportando al principio algunas cantidades de dinero en efectivo Ya como socios, les correspondió recibir jugosas ganancias de estas operaciones, las cuales invirtieron en negocios lícitos para esconder sus actividades de narcotráfico
Eduardo Cordero Staufer calculó entonces que las empresas en sociedad con su hermano, con Arcadio Valenzuela y con Rafael Caro Quintero, tenía un valor cercano a 10,000 millones de pesos de esa época Durante la primer semana de abril de 1985, varios coacusados y testigos rindieron su declaración
De éstos últimos, María Elena Roffiel Franco, exesposa del actor Fernando Chianguerotti y amante de Eduardo Cordero Staufer, aseguró que los hermanos Cordero tenían diversas empresa, en las cuales estaban asociados con Arcadio Valenzuela y Rafael Caro Quintero También se tomó declaración a Rodolfo Jarero Cordero, primo hermano de los Cordero Staufer, quien dijo que sus primos tenían nexos con personas dedicadas al tráfico de drogas, porque ellos mismos se lo comentaron, y mencionó concretamente a Arcadio Valenzuela
El banquero sonorense participaba en sociedad con los Cordero en el Hotel Fiesta Americana de Puerto Vallarta, Arrendadora Country Club, SA, Valco Inter Jet SA y Desarrollo Turístico Los Tules, SA En la segunda empresa aparecía como socio mayoritario y en la tercera como presidente del Consejo de Administración Todas estas empresas fueron constituidas entre julio de 1980 y diciembre de 1981, época en la que, justamente, ocurrió la emigración de importantes narcotraficantes de Sinaloa, acosados por la operación Cóndor, los cuales instalaron sus nuevas residencias en Guadalajara
En dos de ellas también aparecía como socio Ignacio Cadena Beraud, cuñado y hombre de confianza de Arcadio Valenzuela Valenzuela; en es época fungía como administrador del Hotel Fiesta Americana y del fraccionamiento Los Tules, de Puerto Vallarta
LAS RELACIONES DE ARCADIO
En 1984, Arcadio se sentía tan poderoso, sostiene la agencia antidrogas estadunidense, que aspiró a la gubernatura de Sonora, apoyado por el periódico El Imparcial, del cual era accionista en ese momento, y por algunos empresarios del estado
No logró su objetivo Rodolfo Valdés fue primero candidato priísta y luego gobernador de Sonora Sin embargo, negoció con él y logró colocar a un incondicional suyo, José Antonio Arce Caballero, miembro también del Opus Dei, como secretario particular, puesto en el que permaneció los seis años
Arce Caballero acumuló gran poder, consigna la DEA, a grado tal que le decían “el gobernadorcito” Formó grupo y de él formaron parte los tres procuradores que tuvo Félix Valdés durante su Administración: Carlos Robles Loustaunnau, Roberto Soto Payán y Sóstenes Valenzuela Miller, en ese orden Y los tres fueron acusados penalmente por delitos relacionados con el narcotráfico Soto Payán, incluso, fue aprehendido pocos meses después de dejar la Procuraduría y permaneció en la prisión de Ciudad Juárez hasta el 10 de octubre de 1990, cuando el juez Librado Fuerte Chávez dictó sentencia absoluta Valenzuela Miller se encuentra prófugo
La agencia antidrogas estadunidense asegura que no obstante los esfuerzos que ha hecho para que Arcadio Valenzuela sea investigado y juzgado por las autoridades mexicanas, éstas no han tomado en cuenta las pruebas existentes contra el empresario “En México dice la DEA, es intocable Ni siquiera fue llamado a declarar después de la captura de Caro Quintero, Fonseca y Félix Gallardo, a pesar de que fue señalado como cómplice en los procesos que se les siguió a los narcotraficantes”
La DEA considera que esto es así porque Valenzuela sigue manejando dinero no sólo de narcotraficantes, sino también de políticos corruptos, que saldrán muy perjudicados si se actuara contra él
Con el reciente cambio de gobernador en Sonora, Arcadio Valenzuela logró colocar a su cuñado Ernesto Cadena Beraud como secretario de Desarrollo Económico del gobierno de Manlio Fabio Beltrones, puesto desde el cual, asegura la DEA, puede favorecer inversiones del narcotráfico, sobre todo en desarrollos turísticos como los que se pretende construir en San Carlos y Bahía Kino

Comentarios

Load More