ANTE EL PLEITO ZAID-VALTIERRA, DEFIENDE LA SOCIEDAD DE AUTORES FOTOGRAFICOS EL DERECHO DE TOMAR FOTOS EN ACTOS PUBLICOS

ANTE EL PLEITO ZAID-VALTIERRA, DEFIENDE LA SOCIEDAD DE AUTORES FOTOGRAFICOS EL DERECHO DE TOMAR FOTOS EN ACTOS PUBLICOS
Roberto Ponce
“Yo pensé que Gabriel Zaid me iba a felicitar cuando vi la foto y me llevé una sorpresa Iba en el carro aquel lunes y descubrí en un puesto de periódicos que la portada de Mira tenía mi foto de Zaid con Carlos Fuentes Pensé que Miguel Angel Granados Chapa había estado pendiente de la edición de la revista que dirige, y que a Zaid le iba a gustar mucho la foto y me iba a felicitar Y no fue ingenuidad, porque siempre obré de buena fe”
Zaid no lo felicitó, cuenta Pedro Valtierra En cambio demandó una disculpa ante la Dirección General del Derecho de Autor y una compensación por un millón de nuevos pesos

Los acuerdos a los que llegaron las partes en conflicto desató polémicas Si bien los entrevistados por Proceso parecen coincidir en que tanto Valtierra (al tomar la foto), como Zaid (al negarse a que fuera reproducida su imagen) les asiste la razón, hubo opiniones en el sentido de que el reportero gráfico “dobló las manos” en un pleito que, de haberse llevado a tribunales, lo hubiera ganado Zaid también fue criticado por “vedetismo” e incongruencia entre ideas y hechos (ha sido uno de los intelectuales que más ha defendido los derechos de autor)
Grandes expectativas llevaba Pedro Valtierra al dirigirse a su trabajo en la empresa fotográfica Cuartoscuro el lunes 8, que se convirtieron en presagios de tormenta el martes, cuando recibió un citatorio por haberle tomado la foto a Zaid, sin el consentimiento de éste, la noche del 28 de enero, durante la reunión pública que sobre el plebiscito capitalino sostuvieron intelectuales y políticos en el Museo de la Ciudad de México
A las once horas del 19 de febrero, asistieron a la junta de aveniencia ante Carmen Quintanilla Madero, titular de la Dirección General de Derechos de Autor: el quejoso Gabriel Zaid Giacoman, Miguel Angel Granados Chapa (como abogado representante del Grupo Editorial Tres) y Juana Valtierra (hermana del fotógrafo, litigante por Claroscuro), según consta en la acta 206/98402/59 “93” en esa dependencia de la Secretaría de Educación Pública Narra Pedro Valtierra:
—Quería (Zaid) que le pagáramos un millón de nuevos pesos, pero Miguel Angel (Granados Chapa) y yo le dijimos que no podíamos pagar esa cantidad por todas las argumentaciones que, explicamos, no le daban la razón Entonces, Miguel Angel le planteó la posibilidad de que esto se llevara a un juicio en leyes jurídicas, “el cual vas a perder”, le dijo (a Zaid) “No, no, yo quiero resolverlo aquí”, contestó, y entonces sacó eso del millón de pesos a cambio de que nos comprometiéramos a no publicarle las fotos y a no volverlo a fotografiar
—¿Por qué no se fueron a una corte suprema de justicia?
—Miguel Angel le dijo que nos iríamos a un juicio legal, jurídico, y entonces, la directora de Derechos de Autor le dijo a Zaid: “Sí, no creo que vayas a ganar el juicio” Y empezaron a hablar de cuestiones jurídicas y legales, cosas en las que Miguel Angel es muy bueno, entonces Zaid se retracta y esa fue la condición que puso, ya en la conclusión final no viene lo del millón de nuevos pesos No voy a fotografiarlo, no voy a publicar más su foto
Grisele Vistraín, presidenta de la Sociedad de Autores de Obras Fotográficas (SAOF) —a la que pertenece Pedro Valtierra—, sociedad de autores de interés público, coincide con que el caso hubiera podido resolverse a favor de Valtierra, primero con un recurso de amparo
—Lamento no haber tenido conocimiento del asunto hasta que ya estuvo resuelto De todos modos, lo encuentro desafortunado pues sienta mal precedente para el gremio Valtierra debió acudir a nosotros antes que nada Cito a Granados Chapa (Plaza Pública, “La imagen de Zaid”, en El Financiero, 24/feb/93) que inicia: “¿Puede una persona impedir que los medios de comunicación den a conocer su imagen, sin su consentimiento, aun cuando se trate de actos públicos?” Y en el penúltimo párrafo: “El texto vigente de la ley federal (sobre derechos de autor) no recoge una previsión que aparecía en 1956: `Puede publicarse el retrato de una persona cuando la publicación tenga un fin educativo, científico, o de interés general, o si se refiere a un acontecimiento de actualidad u ocurrido en público, siempre que no sea infamante'”
Zaid defiende el artículo 16 de la actual Ley Federal de Derechos de Autor (LFDA): “El retrato de una persona sólo puede ser usado o publicado con fines lucrativos, con su consentimiento expreso, el de sus representantes o causahabientes La autorización podrá revocarse por quien la otorgó, quien responderá por los daños y perjuicios que causare con la revocación”
—Pero el retrato es un género fotográfico que cumple con otras características —continúa Vistraín—; Pedro Valtierra hace fotoreportajes, es decir, fotografías de prensa No hace retratos Además no actuó de mala fe, entonces, ¿por qué perdió el pleito? La fotografía está protegida por la legislación de derechos de autor y se encuentra catalogada en el artículo 7o inciso “i” (obras fotográficas, cinematográficas, audiovisuales, de radio y TV) Dentro de este derecho, una de sus características es que es ecuménico (universal) y si continuamos, la obra fotográfica, dentro de los tipos de obra creativa que hay, es de expresión, y para su libre manifestación tiene que tener libertad
Remite la licenciada Vistraín a los artículos 6o y 7o de la Constitución Política, artículos 6o y 7o, amén de que la obra fotográfica está protegida a nivel internacional (por el Tratado de Berna 1886 en la Organización Mundial de Protección Intelectual —OMPI— y el Convenio de Roma)
La presidenta de SAOF reconoce que en el vigente artículo 16 “el autor de obras fotográficas se haya en estado de indefensión”, por lo cual la ley tendría que ser revisada
—Zaid también, en este caso, tiene el derecho a su negativa —dice— Recordemos la máxima “mi derecho termina donde empieza el tuyo” Pero los fines lucrativos no fueron meta primordial de la foto, que fue tomada con fines culturales o de interés público general, cultural e informativo
Grisele Vistraín destaca que si no hay oposición expresa del fotografiado, la foto puede publicarse (artículo 10 de la LEDA)
En la plana cultural de El Universal del 25 de febrero, el fotógrafo dijo al reportero José Luis Berdeja: ” Alguien, a quien no conocía, me dijo que no le tomara fotos Luego otra persona, creo que fue Eugenio Ortiz Gallegos del PAN, me dijo `él es Gabriel Zaid’ ” La versión de Valtierra para Proceso, especifica:
—Yo andaba dando vueltas y Eugenio Ortiz Gallegos me dijo: “Oiga, tómeme una foto con el ingeniero”‘ Volté con mi cámara Era Zaid, pero yo no sabía Se dio la vuelta y dijo: “No, no, muchas gracias No me gusta que me tomen, gracias, gracias” Sentí que, en efecto, no quería, pero don Eugenio no me dijo qué personaje era
“Yo sigo haciendo fotos ahí y de repente, se acerca la esposa de Eugenio y me dice: `No sabe la foto que se acaba de perder Es Gabriel Zaid’, refiriéndose a la foto que no había tomado Volteo y veo que está platicando con Fuentes y me acordé de los desacuerdos de Vuelta y Fuentes durante el Coloquio de Invierno No sabía quién era, lo veo ahí y realmente era una foto de dos personajes importantes Que me perdone Zaid, yo lo admiro mucho, pero fue muy tentador ver a dos personajes así Había mucha gente ahí y muchos fotógrafos Estaban en la boca del lobo”
Valtierra accionó dos veces el obturador de su cámara sin flash Ni Fuentes ni Zaid se dieron cuenta Una foto se reveló fuera de foco y la otra la imprimió en 8 por 10 cm, blanco y negro Ofreció la foto a La Jornada y a El Financiero, donde no interesó
—En declaraciones a El Universal —se le menciona—, Gabriel Zaid argumenta que su negativa se debió a “una razón maniática”; que pensaba que “la cultura tiende a convertirlo todo en espectáculo”, algo que le parecía lamentable Que prefería hacer lectores y no espectadores, y después: “Actualmente la gente compra libros y `conoce’ aunque sea mínimamente al autor por los datos de la solapa Creo que si conoce su foto, entonces ya no lo lee”
—Dice que él no es objeto —responde el fotógrafo zacatecano—, que es sujeto Zaid piensa que si una persona es fotografiada pierde la capacidad de vender, cosa rara, pero respetable “Me habían dicho que era vedetismo suyo, pero no lo creo Donde no tiene razón es en la cuestión legal”
Para el reportero gráfico Héctor García (“este año cumplo 50 de trabajar”) la actitud de Zaid fue extrema, injustificada
—Creo que Zaid tiene un problema con su imagen, como que le molesta Para eso hay recursos estéticos Su trabajo literario no justifica que en un acto público le niegue el derecho a un fotógrafo reconocido como es Valtierra a ejercer su labor informativa
Es probervial la negativa de Gabriel Zaid para ser fotografiado Cuando el escritor e ingeniero ingresó a El Colegio Nacional, el fotógrafo Juan Miranda de Proceso tomó gráficas del acto donde Rubén Bonifaz Nuño y Ramón Xirau fungieron como testigos La hija de Zaid advirtió que no lo fotografiaría, lo amenazó y finalmente le arrebató la cámara a Miranda con insultos:
—¡Eres un chacal, eso me da idea del lugar donde trabajas! Yo trabajo para Televisa, ahí sí actuamos con profesionalismo ¡Toma tu pinche camarita!
“No era momento de ser aguafiestas —escribió Miranda— Decidí retirarme con la satisfacción de haber rescatado la película impresa de ese memorable momento ¡Además, en exclusiva para la revista!”
El 1o de octubre de 1984, en el no 413, apareció la foto de Bonifaz Nuño y Xirau con Zaid
Durante una comida con Pedro Aspe en Palacio Nacional en días pasados, el también Premio Nacional de Periodismo, Fabrizio León, fue amenazado por Zaid cuando lo tenía en la mira:
—Tómame la foto y te va a pasar lo que a Pedro Valtierra
Fabrizio León se abstuvo
Miguel Angel Granados Chapa declaró a Proceso:
—Me satisfizo el modo en que se resolvió este caso en particular, pero creo que hay que sentar muy firmemente el principio general de los medios de comunicación a utilizar la imagen pública de personas públicas Por consecuencia, creo que conviene partir de este caso para legislar en la materia o por lo menos derogar el segundo párrafo del artículo 16 de la Ley de Derechos de Autor; o, por lo menos, darle otra ubicación, porque ahí se trata de un pegote, no tiene nada qué hacer ese texto ahí
—¿Por qué no pelearon más?
—Por lo que ya asenté No nos hubieran podido hacer nada Era una buena ocasión para plantear ese debate que debe desarrollarse Tenemos la razón No me explico la actitud extrema de Zaid (a la que tiene derecho, el episodio no menguó para nada mi respeto hacia él) Hay que reformar la ley y establecer de modo expreso la imagen pública de las personas públicas Sí encuentro una contradicción en la actitud de Zaid porque proclama el respeto a autores y solicita medidas de estímulo a la creación, pero nos demandó
Valtierra fue agarrado “al estilo americano”, a decir de Víctor Ayala, de la Escuela Activa Mexicana de Fotografía:
—Fue una salida fácil, perder más de lo que podía ganar A Valtierra no le gusta enarbolar banderas de mártir, no se quiso pelear con Zaid, quien tiene poder y es figura pública “Valtierra vive de la imagen pública, no tenía por qué disculparse”
Pedro Valtierra concluye:
—Espero nunca encontrarme a Zaid en una manifestación y que la policía le esté pegando, porque entonces no lo podría fotografiar Y le preguntaría, ¿qué haría yo en este caso? Si un día lo detiene la policía, o se lo llevan secuestrado, van a decir que desapareció misteriosamente No habrá testimonio de que lo secuestraron

Comentarios