Elenco político

Elenco político
Miguel López Azuara
José López Portillo bajó la cortina y se dedicó a preparar su discurso de toma de posesión como Presidente de México y a afinar el elenco definitivo que le ayudará —esperemos— a gobernar
Pocos son los que saben ya a qué atenerse a partir del miércoles primero de diciembre, cuando faltan poco más de tres semanas, al contrario de lo que ocurrió hace seis años La mayoría de quienes presumiblemente formarán parte del equipo de gobierno no conocen todavía su precisa ubicación
Los allegados al próximo mandatario, que están para saberlo, sugieren que casi nadie de los que ahora ocupan la primera línea sobrevivirá al cambio presidencial El interés en hombres nuevos, no desgastados —inclusive algunos que nunca han participado en el poder público— parece persistir en el ánimo de López Portillo
El nuevo Presidente tendrá muy pronto la oportunidad de ejecutar algunos de los proyectos que concibió hace doce años en la Secretaria de la Presidencia —donde fue director jurídico y subsecretario, sucesivamente— para racionalizar la administración pública, que adolece de dispersiones, multiplicidad de tareas y contradicciones en perjuicio de la eficacia que es de exigírsele
Algunas de las ideas consideradas son dividir a la SIC en Secretaría de Industria y en Secretaría de Comercio Entre sus nuevas funciones, la primera controlaría las actividades de Petróleos Mexicanos, de la Comisión Federal de Electricidad y de la Comisión Nacional de Energía Atómica, a través de una Subsecretaría de Energéticos
Otro de los proyectos consiste en dar a la Secretaría de la Presidencia el manejo del presupuesto de egresos, principalmente de las inversiones, además de su planeación, que ya tiene
La propia Secretaría de la Presidencia asumiría algunas de las funciones que ahora tiene la Secretaría del Patrimonio Nacional
Complementariamente, el Congreso de la Unión obtendrá en el próximo sexenio mejores posibilidades de supervisar el correcto manejo de los fondos públicos, no solo en lo que toca a la honradez, sino también a la eficacia
López Portillo parece decidido a coordinar la acción de las secretarías por sectores, particularmente en lo que corresponde al agropecuario Habrá, según ha trascendido, un mando único sobre las secretarías de la Reforma Agraria, Agricultura y Ganadería y Recursos Hidráulicos, el Banco Nacional de Crédito Rural, la Aseguradora Nacional Agrícola y Ganadera, la Productora Nacional de Semillas, Guanos y Fertilizantes, las diversas comisiones agrícolas y todas las dependencias que tienen que ver con la tierra y su explotación
La meta es hacernos autosuficientes en producción de alimentos, aliviar los problemas del desempleo y de las monstruosas concentraciones urbanas y captar divisas con la exportación de productos agropecuarios
La Secretaria de Obras Públicas coordinará por su parte todos los programas de construcción de vivienda popular, dentro de un plan de asentamientos humanos
También se hará coherente la tarea que en el campo de la salud pública realizan, por su lado, la Secretaría de Salubridad, el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado
El próximo gobierno tiene la intención de formular convenios únicos con los estados, en torno de objetivos globales, para sustituir a la multitud de convenios —de inversiones, obras públicas, fiscales, de salubridad, etcétera— que ahora existen
El esquema de reformas al aparato de gobierno quedaría plasmado, en buena parte, en una Ley Orgánica de la Administración Pública, que reemplazaría a la Ley de Secretarías de Estado En mejor medida, otras reformas serán instrumentadas primero y formalizadas después Así se evadirían muchos problemas políticos y sindicales
Todo esto ha sido o es materia de discusión y estudio

Comentarios

Load More