Virtual congelamiento de precios y salarios

VIRTUAL CONGELAMIENTO DE PRECIOS Y SALARIOS
Ante la nueva devaluación del peso, anunciada el 26 de octubre —menos de dos meses después de la anterior—, obreros y empresarios plantearon, de hecho, un congelamiento de precios y salarios para frenar el proceso inflacionario que se acentuó a partir de la primera devaluación de nuestra moneda
El Banco Nacional de Comercio Exterior, en un documento en donde se analizan las posibles consecuencias de la nueva devaluación, dijo que el control de precios y otras medidas encaminadas a impedir la especulación “cubren sobre todo a los grupos de trabajadores organizados y a los campesinos que tienen posibilidades de aprovechar los precios de garantía de la Conasupo, pero no a la mayoría de la población”
Indicó que los trabajadores organizados “se verán protegidos fundamentalmente mediante la elevación del salario mínimo y las disposiciones para combatir la ocultación de bienes de consumo básico y las alzas injustificadas de precios”, pero que la nula capacidad de negociación de los grupos no organizados, lo numeroso de esta población y la insuficiente penetración del Estado en los mecanismos de comercialización, llevan a plantear la conveniencia de hacer que avance aún más el Derecho Social, a fin de que sus disposiciones protectoras se apliquen efectivamente a esos grupos desposeídos, haciéndola menos gravosa para la economía general y sobre todo para la población de menores recursos”
El estudio menciona además: “Es sabido que el aparato comercial mexicano es de los más pesados del mundo, incluso entre países de menor o equivalente grado de desarrollo, se apropia alrededor de una tercera parte del producto social, con perjuicio para productores y consumidores, sobre todo en condiciones inflacionarias, las cuales amplifica y propaga de manera importante”
Por su parte, el Banco de México, en sus más recientes “Indicadores Económicos”, dijo que la tasa inflacionaria para el presente año estaba calculada en 15 por ciento, inferior a la de 1974, pero que será superior al 20 por ciento y que las tasas de crecimiento de los precios “son casi ciento por ciento mayores a las registradas en septiembre de 1975”
Al día siguiente del anuncio oficial de la nueva flotación del peso, los dirigentes empresariales Jorge Sánchez Mejorada, de la Concamin; Andrés Marcelo Sada, de la Coparmex, y Víctor Manuel Gaudiano, de la Concanaco, coincidieron en que la nueva devaluación fue “una medida adecuada para evitar la fuga de capitales”, e hicieron un llamado a los afiliados a esas organizaciones para “no propiciar enfrentamientos estériles, actuar con serenidad y espíritu de sacrificio”, además de no elevar los precios
Los empresarios advirtieron que “una nueva solicitud de aumentos salariales propiciaría un desquiciamiento de la economía nacional y el cierre de miles de empresas”
Sánchez Mejorada afirmó: “La Concamin no acepta sentarse a negociar ninguna cuestión relativa al alza de salarios de tipo generalizado”, y dijo que “este país no tiene otra opción más que el tenernos confianza como pueblo”
Gaudiano, además rechazó las críticas al sector privado por el retiro masivo de fondos bancarios, el cual atribuyó a “causas psicológicas de los ahorradores”: empleados, trabajadores, agricultores, amas de casa
Recordó que en el país hay más de 16 millones de ahorradores, cuyos depósitos han sufrido cambios con motivo de las fluctuaciones monetarias y que “el retiro de fondos por parte de muchas de estas personas, hacia mediados de septiembre y en época posterior, fue originado por causa psicológicas que definitivamente no son atribuibles al empresario”
Por su parte, los dirigentes de las principales centrales obreras del país, agrupadas en el Congreso del Trabajo, realizaron una reunión urgente Al final de la misma, el presidente de ese organismo, Carlos Jonguitud Barrios, recomendó a los trabajadores “mantener la calma” y no plantear solicitudes de aumentos salariales
Se acordó en la junta a la que asistió Fidel Velázquez, secretario general de la CTM, junto con otros dirigentes obreros, integrar “una comisión que estudie las repercusiones” de la flotación sobre el salario de los trabajadores
El dirigente cetemista, días después, declaró, tajante, que “los precios no se han disparado; la especulación es mínima y la economía nacional se va asentando”, por lo que, dijo, no se prevé una nueva demanda de aumento de salarios
Pero Jonguitud Barrios, aseguró que “es necesario esperar el dictamen de la comisión (que encabezó Blas Chumacero), que estudiará el mercado para detectar posibles elevaciones en los precios”
Rodolfo Becerril Strafon, presidente del Colegio Nacional de Economistas, también expresó que “deben congelarse los precios y salarios para desalentar presiones inflacionarias y abusos especulativos”
El economista consideraba, sin duda, la experiencia casi caótica que se vivió a raíz de la devaluación de septiembre
Los precios se elevaron desmesuradamente, inclusive más allá del diez por ciento autorizado por la Secretaría de Industria y Comercio, lo que provocó una pérdida del poder adquisitivo del salario estimado por los dirigentes obreros en un 63 por ciento este año
José Campillo Sainz, secretario de Industria y Comercio, declaró que “no se estiman” nuevos movimientos en los niveles de precios y anunció que el cuerpo de inspectores de esa dependencia trabajaría activamente para impedir violaciones a los precios oficiales Si se compara el número de sanciones practicadas hasta el momento con las que se aplicaron en septiembre pasado, resalta que han disminuido notablemente
Pese a todo, sí hubo quejas de consumidores sobre alzas en los precios de algunos productos, inclusive de aquellos considerados como de primera necesidad
La Comisión de Procuraduría y Quejas de la Cámara de Diputados anunció, a través de sus miembros José Salvador Lima Zuno y Celia Torres, que colaborará con la Procuraduría Federal del Consumidor y la Secretaría de Industria y Comercio, para evitar abusos de comerciantes y prestadores de servicios so pretexto de la devaluación del peso
Informaron que el mayor número de quejas contra caseros y fraccionadores que elevan “arbitrariamente” las rentas, los primeros, y exigen redocumentación de los contratos de compra-venta, los segundos
El martes 2 de noviembre, en las sucursales bancarias que operan en el aeropuerto internacional de la ciudad de México —las únicas que trabajaron ese día— el peso se mantuvo a la cotización oficial, respecto del día anterior, del dólar: 2533 la compra y 2558 la venta

Comentarios

Load More