POR “EL NACIONAL”, ENDEUDADO Y SIN VENTAS, OFRECIERON CUALQUIER COSA; EL GOBIERNO PREFIRIO RETENERLO

POR “EL NACIONAL”, ENDEUDADO Y SIN VENTAS, OFRECIERON CUALQUIER COSA; EL GOBIERNO PREFIRIO RETENERLO
Manuel Robles
La situación financiera de El Nacional, que arrastra pasivos por unos 20 millones de dólares, además del compromiso de comprar los inmuebles, impidió la venta del diario propiedad del gobierno federal Sus principales adeudos son con la Importadora e Importadora (sic) de Papel (PIPSA), la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (Telecom) y con el fisco
Al dar a conocer la decisión del gobierno federal de declarar desierta la subasta por El Nacional, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público dijo que aquélla se sustentó en que el “mejor precio ofrecido” por los cuatro grupos concursantes del paquete de medios —de 465,157 nuevos pesos (unos 146,000 dólares), asumiendo pasivos y el compromiso de compra de los inmuebles—, fue considerado insatisfactorio, de modo que, temporalmente, el diario continuará formando parte de la organización pública paraestatal

Lo cierto es que todas las acciones del diario fueron puestas a la venta a través de una “oferta adicional”, en la que participaron los cuatro grupos concursantes Hacienda no dio a conocer cuál de ellos hizo tal oferta
Según los trabajadores del periódico, además de las deudas acumuladas por un diario habitualmente subsidiado, con baja circulación y escasa publicidad, habría que agregar el denominado “pasivo laboral contingente”, es decir, lo que costaría liquidar a cerca de 1,000 trabajadores para la firma de un nuevo contrato colectivo de trabajo
La oferta gubernamental incluía la obligación de adquirir el edificio de Ignacio Mariscal, una nave industrial de casi mil metros cuadrados, ubicada en el centro de esta ciudad, así como las instalaciones de Tijuana, Hermosillo, Monterrey y Guanajuato, que desde hace tiempo cuentan con el servicio de transmisión vía satélite, por lo que también ahí hay adeudos pendientes
Sería difícil, sin embargo, realizar una evaluación del costo de los inmuebles, algunos de los cuales están actualmente en “proceso de regularización”, explican representantes de los trabajadores, según los cuales el diario tira un promedio diario de 52 mil ejemplares a nivel nacional, unos 35 mil en el Distrito Federal
“Es la típica empresa gubernamental con salarios bajos y un abultado contrato colectivo de trabajo”, agregan
Descartada “temporalmente” la venta del diario, la sociedad civil Periodistas y Editores El Nacional, que desde enero de este año anunció su decisión de comprar el periódico, reitera ahora su oferta inicial, apelando a su “derecho de preferencia” y una vez declarada desierta la subasta
El pasado 6 de enero, trabajadores y colaboradores del diario —entre ellos el director del periódico, Pablo Hiriart—, formularon su intención de adquirir el diario, ante el coordinador de la Unidad de Desincorporación de la Secretaría de Hacienda, Jacques Rogozinsky, argumentando ese mismo derecho
La venta del diario fue anunciada en abril de 1992 En ese entonces se habló de que El Nacional costaba unos 100 mil millones de viejos pesos Y que los trabajadores estaban seguros de que serían sus dueños (Proceso 845), por encima de otro postores, entre los que figuraban inicialmente Clemente Serna, presidente de Radio Programas de México; Joaquín Vargas, director de Multivisión; el Grupo Empresarial de Occidente (GEO); el grupo Nexos y otro grupo encabezado por Miguel Angel Granados Chapa
Marcio Valenzuela Pinto, presidente de esa sociedad, dijo entonces a Proceso:
“Estamos cien por ciento seguros de que seremos los nuevos dueños, a no ser que se caiga el mundo”
Ahora, Fernando Solana, coordinador de los suplementos del diario y miembro de la comisión negociadora, asegura que en todo momento participaron en el proceso de venta de El Nacional, afirma que están en espera de la posición de Hacienda y reitera que tienen las mismas posibilidades de comprar el diario, a través de un fideicomiso bancario
Solana explica que esa sociedad está formada por 46 trabajadores y colaboradores del diario, entre éstos periodistas como Juan María Alponte, Renward García Medrano y Clemente Ruiz Durán
Agrega que, en ese caso —en el que se vendieron los canales 7 y 13 de Televisión Azteca, la Compañía Operadora de Teatros y los Estudios América, a Ricardo Salinas Pliego, presidente del grupo Elektra y principal inversionista del grupo ganador—, los trabajadores hicieron una oferta exclusivamente por El Nacional, que finalmente no se concretó porque no hubo un ganador “Sabemos que se viene un proceso de saneamiento de las finanzas del diario, porque tiene algunos pasivos Pero no sabemos qué va a pasar Nosotros queremos quedarnos con el periódico, desde luego Y si no se vende —lo que nos parece correcto, y que siga bajo la tutela gubernamental—, queremos quedarnos en él Es un buen momento para ponerlo en orden, resolver sus pasivos y establecer un proyecto renovado”
Solana subraya que la sociedad insistirá en su postura, “hasta que no conozcamos cuál es la decisión de Hacienda” Y agrega que de ello dependerá si, en dado caso, asumirían las deudas
—No es algo forzoso, pero hay que discutirlo con Hacienda —añade Solana, quien informa que esta semana se reunirán ambas partes en la Secretaría de Hacienda— Queremos decirle que, dentro y fuera del periódico, nosotros estamos dispuestos a entrarle
—En su opinión, ¿a qué se debió el endeudamiento?
—Yo diría que, como propiedad gubernamental, no tuvo la vocación de ser una eficiente empresa económica Cumplía otro papel Y predominó esa lógica en muchas administraciones Ahora, es un momento crítico, porque todo eso se fue acumulando Son pasivos viejos que no fueron saneados en su momento No había dinero suficiente No obstante, creemos que, en un periodo razonable, de uno o dos años, se puede llegar a un punto de equilibrio El diario es rentable, poniéndolo en orden
Y explica:
—Hay deudas con PIPSA y con Telecomunicaciones Pero no son muy grandes Yo las veo naturales Todos los diarios tienen prácticamente esa relación con PIPSA Sin embargo, las deudas son negociables; se van a resolver No son un gran impedimento
Aclara que el diario trabaja actualmente con pérdidas Y afirma: “Nuestra perspectiva es que desaparezca el subsidio, aun cuando el periódico quede en manos del gobierno Y que haya una eficiente situación financiera Va ser difícil, hay que esforzarnos, pero creo que sí se puede”
Parte fundamental de ello, dice, será diseñar “una serie de políticas de incentivos salariales”, para mejorar las percepciones de los trabajadores que, por ejemplo, en el caso de los reporteros, están un 20% por debajo del promedio actual, con sueldos menores a los 3,000 nuevos pesos al mes
—Nos hemos rezagado un poquito
Concluye:
—Tenemos un proyecto de modernización del diario, que presentamos durante todo el proceso de licitación, porque creemos que se puede tener en buenas condiciones Además, los cambios al diario han dado resultados positivos El Nacional ha tenido acceso a un mercado que antes no tenía Y empezó a ser un periódico polémico, que generaba opinión, que se vendía
Solana atribuye a José Carreño Carlón, exdirector de El Nacional y actual titular de la Dirección de Comunicación Social de la Presidencia de la República, “parte de esta gran transformación del diario” Afirma:
—Realmente revitalizó el periódico Cambió su formato y modificó su perspectiva Y a pesar de ser un diario gubernamental, hemos gozado de mucha libertad La sección cultural ha sido un ejemplo Por eso queremos seguir en él

Comentarios