La condena de obispos no impidió el show en México

La condena de obispos no impidió el show en México
Los escándalos de Madonna
Roberto Ponce
Vulgar, pseudoartista, sacrílega, antijudía, obscena, filósofa del absurdo, inmoral, psicópata, corruptora, pornógrafa, blasfema, depravada sexual y agresora de la dignidad humana, son algunos de los epítetos para Madonna, cantante que la semana anterior estuvo en labios de todo México, donde presentó, contra viento y mareas, su polémico espectáculo Girlie Show

Psicólogos, políticos, sacerdotes y defensores de las buenas costumbres han manifestado desprecio por la cantante más erótica de nuestro tiempo, logrando impedir sus presentaciones argumentando la sexualidad implícita que liberan sus conciertos
Este año, la gira de la artista pop mejor cotizada de los noventas fue prohibida en China, criticado su show en Europa, y en América Latina una campaña de la Iglesia católica pugnó por evitar su visita a Brasil, Puerto Rico, Argentina y México infructuosamente
En la picota, esta mujer cuyo talento ha sido comparado al de Frida Kahlo y Ernest Hemingway, “la Marilyn Monroe de fin de siglo”, sabe cuándo ignorar a sus lapidarios y cuándo abrir la boca, pero siempre capitalizando la adversidad a favor de su popularidad y erotismo
SU PADRE, EL PRIMERO ESCANDALIZADO
Sinónimo de provocación, Madonna escandalizó desde que su cuerpo empezó a desarrollarse La víctima fue su padre, Tony Ciccone, quien en 1955 se había casado con Madonna Louise Fortin, y quien moriría en 1963 La Madonna de este reportaje nació la mañana del 16 de agosto de 1958 y, contrario a lo que se piensa, su nombre no es italiano, sino de origen franco-canadiense Tony se casaría tres años más tarde con la atlética Joan Gustafson, lo que provocó la irritación de la futura estrella
Educada bajo la rigidez de una familia y escuela católica (“mi casa estaba llena de crucifijos por doquier”), su madrastra la cacheteaba a menudo por juntarse con las gacelas scouts en secundaria Su padre la había mantenido a raya, hasta que llegó “el día del talento” en su escuela de San Andrés, en Rochester, Michigan
Padre y madrastra aguardaban excitados, con la cámara Polaroid en mano, y cuando Madonna salió, los dejó boquiabiertos Llevaba un bikini, pero se había pintado de pies a cabeza con verde fluorescente que resplandecía en la oscuridad Recuerda:
“Estaba prácticamente desnuda, pero el show del talento era mi única noche en el año para demostrar quién era yo de verdad y lo que podía ser, así que decidí hacer algo totalmente loco”
Madonna bailó una rutina a go-go del programa televisivo Laugh-In de Goldie Hawn, y fue ovacionada por todos, excepto su padre quien la regañó:
— ¿Cómo pudiste hacerme eso?
La castigó dos semanas sin salir
Su boca le causó problemas con las monjas de San Andrés, quienes se la lavaban con jabón, y si eso no funcionaba, la tapaban con cinta adhesiva, como dice Madonna en la biografía “no autorizada” de Christopher Andersen:
“Fui golpeada en la cabeza con las reglas por las madres del colegio Yo era muy religiosa, de una manera muy apasionada en mi adolescencia Cristo era como una estrella de cine, mi ídolo favorito entre cualquiera Quería salir con chicos y las monjas me castigaban Así que hacía cosas malas porque sabía que el fin de semana iría al confesionario y todo me sería perdonado”
Partió a Nueva York en julio de 1978 para estudiar ballet y modelar, donde vivió con Steve Bray, su primer protector musical, en el edificio Brill, repleto de casas disqueras y editores de canciones Bray la describe así:
“Poseía muchos problemas para hacer amigos Tener confianza en uno mismo está bien, pero ella era extremadamente molesta Sin clase No tenía consideración por los demás Ambición pura, pero sin talento para secundarla Por eso a nadie le caía bien”
Bajo los auspicios de Camille Barbone realizó su primera gira en clubes de Long Island a mediados de 1981 Actuaba con tres bailarines de breakdance y en su debut se acercó a un adolescente de la primera fila para acariciarlo Dice Barbone que le sugirió que golpeara con cariño a algún joven en cada presentación, lo cual se convirtió en rutina
FAMA Y FORTUNA
En 1984, casi al final de su primera gira importante, Robert Palmer de The New York Times escribió sobre su concierto en el Madison Square Garden:
“La verdad es que Madonna no cantó tan bien Su entonación fue atroz, cantó áspero, plano, y la combinación de su registro inseguro y delgado, pareció que era una emisión de los estertores de alguien que va a morir”
El músico Bobby Martínez recuerda que ella solía hacer fiestas donde “gustaba tanto de los hombres jóvenes como de las chicas” Erica Bell, su confidente neoyorquina, asegura:
“Tenía un nuevo departamento y en la calle la reconocían Si vas a la Avenida D, hallarás a decenas de chavos que te dirán que fueron llevados a la cama por Madonna y será verdad”
En 1985, la controversia trascendió todo Estados Unidos El psiquiatra Sam Janus, profesor del New York Medical College y autor de La muerte de la inocencia, la condenó:
“Es una flautista de Hammelín, que conduce a niñitas impresionables por un sendero de rosas hasta un estilo de vida depravado y degradante”
Danilo Ponce, doctor de siquiatría en la Universidad de Hawai estuvo de acuerdo:
“Toda la imagen que Madonna proyecta es la de una vaga, una mujer callejera dispuesta a vender sus favores al mejor postor Su yuxtaposición que utiliza con crucifijos y ligueros de medias negras, produce una combinación extraña, mezclando sexo y religión, de tal manera que ridiculiza la espiritualidad”
El 7 de julio de aquel año, la revista Penthouse anunció publicar fotos tomadas entre 1979 cuando Madonna era modelo, en 17 páginas de la edición de septiembre Play boy hizo lo mismo en un número con fotos de Madonna también desnuda Una vez exhibida así, su abuela Elsie Fortin tronó:
— No lo podía creer Estaba sola y comencé a llorar, no me gustó, me sentí incómoda
Las gráficas también chocaron a los políticos de la ciudad playera de Bay City, donde quería comprar una propiedad, quienes se negaron a recibirla Entonces, su película “porno ligera” A Certain Sacrifice, realizada en septiembre de 1980 por la que recibió una bicoca, comenzó a circular Con muchas escenas nudistas, la cinta hizo millonario a su creador, Jon Lewicki, quien ganó la demanda para sacarla en video Era imposible ya mantener su imagen de niña buena (Como una virgen se llamó su disco de 1984)
Las aguas alcanzaron el borde el 11 de julio, cuando ante 90 mil espectadores del auditorio total en televisión para el concierto contra el sida Live Aids, la cantante Bette Midler la anunció como “una mujer que a veces se sube las tiras del brassiere, y a quien también se le conoce por bajárselas en ocasiones”
El 16 de agosto se casó con Sean Penn en Malibú Fueron contratados por el exbeatle George Harrison para actuar ambos en Sorpresa Shangai en febrero de 1986 Una vez en cartelera, los Penn se negaron a hacer un video para impulsar la cinta y resultó un fiasco Dijo un vocero de la empresa Harrison Handmade Films:
“George quedó muy lastimado, los defendió a morir ante una prensa hostil y le dieron la espalda Harrison es un caballero, pero acabó odiando a Madonna”
El 26 de septiembre de 1976, Madonna y Sean discutieron en público, durante un descanso en su recién adquirido lot de Universal Studios Celoso, borracho y agresivo, Sean exigía que Madonna se hiciera una prueba de sida y ella se negó Los amantes de Madonna entre 1978 y su primer disco cuatro años más tarde, podían “llegar a los cien”, había dicho su primer manager Ella había llamado a su compañía Slutco, derivado de slut, ramera Su escandalosa vida amorosa había preocupado a Sean, así como su vinculación con el fotógrafo Nick Kamen, a quien ella le había bajado sus pantalones de mezclilla para un anuncio de ropa Levis
La cosa entre ellos empeoró, cuando Madonna filmó Abre tu corazón, catalogada por The New York Times como “la más salvaje y dulce fantasía de un adolescente”, donde ella besa a un niño Las peleas a golpes entre ambos acabaron en divorcio el 4 de diciembre de 1987
Ese año, Madonna fue considerada el símbolo sexual norteamericano por excelencia Su gira la iniciaba con Papa Don’t Preach, las pantallas gigantes proyectando en letras inmensas “Sexo seguro”, mientras en Europa, Penthouse volvía a destacarla en la portada, incluyendo ocho páginas de fotos antes no publicadas En Wembley, los vecinos del estadio inglés se quejaron del ruido de los conciertos
El 2 de marzo de 1989, el video Like a Prayer, donde besa a un santo negro, salió al mercado y la reacción fue inmediata La Asociación Familiar Norteamericana (AFA), organización fundamentalista de Tupelo, Mississipi, condenó el video por ser “descaradamente ofensivo” El reverendo Donald Wilsmon, su director y uno de los que más protestaron por la cinta La última tentación de Cristo, acusó:
— El video es sólo una rebanada de un pastelote No he visto el video clip, pero leí descripciones de su uso de imágenes sexuales y religiosas Es ofensivo, pero no vamos a hacer ninguna cruzada
Otro video suyo, Like a Prayer, provocó que un grupo católico italiano la amenazara por blasfemia, cargo penalizado en Italia Su anuncio televisivo para Pepsi Cola, por el que recibió 5 millones de dólares, fue retirado por la propia refresquera Toya Jackson, la hermana de Michael, la criticó por su desnudez en Play boy, para la revista Rolling Stone:
“Madonna no tiene talento Se acostó con todos en sus inicios, así es como llegó a la cima En Like a Prayer, ella es la que debió ser crucificada”
1990: la presión de la Iglesia católica, que consideró su espectáculo Blond Ambition “blasfemo”, obligó a la cancelación de los conciertos en Roma y Turín La empresa televisiva de videos de rock MTV no programó ni Like a Prayer ni Justifica mi amor, lo cual arrancó la controversia sobre censura en Estados Unidos Grupos judíos del Centro Simón Wiesenthal en Los Angeles consideraron la canción Justifica mi amor “peligrosa” y “un insulto a la comunidad judía”, en carta del rabino Abrahám Cooper al manager de Madonna:
— Es totalmente inaceptable que un icono de la cultura pop norteamericana apunte en contra de la más notoria cita bíblica antisemítica
El pasaje en cuestión fue tomado del Nuevo Testamento, en el libro Revelación de San Juan, donde se lee: “Y las calumnias de aquellos que dicen ser judíos, pero no lo son, es que pertenecen a la sinagoga de Satanás”
Un documental televisivo, ¿Falso o verdadero? de aquel verano, mostró a Madonna apoyar una manifestación gay fuera de la Catedral de San Patricio, interrumpiendo misa El obispo René Gracida de Corpus Christi, Texas, declaró:
— Estoy preocupado por su mala influencia en los miembros hispanos de mi diócesis Luego que Pepsi Cola comenzó a utilizar la canción Like a Prayer, llamé a un boicot hacia el refresco Madonna representa toda la maldad de Estados Unidos Nadie ha hecho lo que ella, desde drogas hasta sexo
INQUISICION 1993
El 27 de septiembre, la artista más famosa del mundo principió su gira Girlie Show en Londres, donde la prensa despreció la calidad del espectáculo por mediocre En Alemania, voces cristianas del parlamento se alzaron para que las autoridades de Francfort suspendieran el concierto programado el 2 de octubre, ya que Madonna había perdido “el buen gusto” China socialista rechazó el show de Madonna, catalogando el espectáculo “demasiado transgresor y no apto a las costumbres del país” (Proceso 885), y en Birmania se desataron las protestas
Anunciada su presencia en México desde julio, el 7 de octubre, Jorge Serrano Limón, director de Pro-Vida AC, envió carta al presidente Carlos Salinas para cancelar los conciertos de “una de esas promotoras de la desesperanza y satanismo” el 10, 12 y 13 de noviembre en el Autódromo Hermanos Rodríguez, ya que “la citada pseudoartista se ha dedicado a profanar los valores religiosos, morales y familiares de la sociedad” A Pro-Vida se unieron más de 60 organismos, entre ellos el Centro Cívico Solidaridad AC (“sus videos incitan a conductas antisociales, promueven desviaciones sexuales, causan daño al núcleo familiar, la agresión a la dignidad humana e incrementan los delitos sexuales”) y la Unión Nacional de Padres de Familia (“Madonna siempre ha llamado a la violencia y a la inmoralidad”)
En San Juan de Puerto Rico, el 13 de octubre, el cardenal Luis Alponte Martínez rezó para que no actuara allá por representar “un valor negativo para los portorriqueños, para la Iglesia y la juventud”, y amenazó con anular los contratos de concesión firmados entre el patrocinador del concierto de fines de octubre y su diócesis La iglesia mexicana hizo causa común, y enviaron cartas apoyando a Pro-Vida Carlos Quintero Arce, arzobispo de Hermosillo, Sonora (“me uno a ustedes, padres de familia, para librar a nuestra juventud de tan malos espectáculos que despiertan las pasiones bajas del hombre”); Hilario Chávez Joya, obispo de Nuevo Casas Grandes, Chihuahua (“las noticias que tenemos de ella hablan de un vacío espiritual, de una filosofía del absurdo vivida y de una definida amoralidad”), y Felipe Aguirre Franco, obispo de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas (“Madonna promueve la ridiculización y la burla de esas normas morales de las que se mofa y actúa contra ellas, con manifiestos actos eróticos, no merece el pueblo mexicano que de esa manera se ultraje su dignidad”)
El 19 de ese mes, en Argentina, el cardenal Antonio Quarracino la calificó de “psicópata, pornógrafa y blasfema” con “el sello de artista en la frente”, y monseñor Osvaldo Musto bramó desde los micrófonos de Radio Continental que “ella promueve el exhibicionismo, el masoquismo, el sexo oral y la homosexualidad”, siendo su presencia ofensiva para la mujer argentina Declaraciones así, motivaron a que el presidente Saúl Menem declinara invitarla a la Casa Rosada, sede del poder ejecutivo
Al día siguiente, Mercedes Estrada, de la Organización Cívica Femenina en México, dijo que “exhibiciones como la de Madonna no se pueden considerar ni siquiera un espectáculo, sino vehículos que atentan contra la estabilidad de la sociedad y los valores de identidad nacional”
El caso Madonna llegó a la Cámara de Diputados aquel miércoles 20 Fernando Lerdo de Tejada, diputado federal priísta, se pronunció en contra de un “espectáculo erótico denigrante y promotor de antivalores de los más agudos como el homosexualismo, el lesbianismo y las prácticas sodómicas
En Brasil, el show de Madonna se prohibió a menores de edad Grupos fundamentalistas protestantes juzgaron su show de “basura sadomasoquista”, organizando conciertos alternos “con el poder del Evangelio”, luego que Madonna se envolviera en la bandera brasileña en su presentación en Sao Paulo el 3 de noviembre, como hiciera con la enseña de Puerto Rico, sólo que en la isla había jugado con ella en la entrepierna
Todavía el 7 de noviembre, muchachos de las universidades Iberoamericana, La Salle, UNAM y otras se plantaron desde las 11 de la mañana en la embajada de Estados Unidos para exigir la prohibición, con gritos de “¡sucia!” y “¡prostituta!”, quemaron libros, videos y discos
Todo fue inútil y quien ganó fue la creadora de Erótica
El miércoles 11 de noviembre, pasadas las 21 horas, Madonna ofreció en México el primero de tres conciertos, elogiada por la prensa por unanimidad Con sombrero rosado de charro, una sofocada Chica Material gritó:
— El amor no protege contra el sida El condón sí Sabía que querían verme, Méc-si-cou
Triunfó la mujer, el arte, y un aplauso de afecto para esa Pierrot de máscara que llenó el Autódromo de buenas vibras

Comentarios