LUIS DE LLANO EXPLICA SUS VIDEOTEATROS Y NARRA SU HISTORIA EN LA TELEVISION:

LUIS DE LLANO EXPLICA SUS VIDEOTEATROS Y NARRA SU HISTORIA EN LA TELEVISION:
“LA GENTE HA COMENZADO A PENSAR Y A COMPARAR”
Miguel de la Vega
Darle la oportunidad a todos los actores, escritores y directores para que puedan lidiar con toros de 500 kilos, es la intención que dice tener Luis de Llano Palmer con sus nuevos Videoteatros
“Es también la oportunidad de rescatar el teatro para el público”, afirma De Llano, pionero de la televisión en México:
“Yo no podía concebir que lunes, martes, miércoles y jueves, estuviera cerrado el 90 por ciento de los teatros Creo que si acostumbramos otra vez a la gente a ver —como al principio lo hicimos en el canal 2, cuando teníamos tantos teleteatros: Premier, Ford, Bon Soir, De Fernando Soler—, la gente irá nuevamente al teatro”
—¿No sucederá lo contrario?: Que la gente diga: “para qué vamos si nos lo pasan aquí, en la tele”
—Sí, pero hay que tomar en cuenta que ahora las obras de teatro se acaban a las 10 de la noche, por lo general Es posible que se corra el riesgo, pero es un riesgo pequeño porque, por ejemplo, una obra de teatro con un éxito considerable, que dure tres años en cartelera, no llegan a verla 600 mil personas Yo tuve La Soñadora un año y medio, a teatro lleno la vieron ni 700 mil personas Si presentas esa misma obra en televisión, te ven cinco millones de personas, de golpe Es un beneficio a largo plazo acostumbrar al público al teatro
NADIE SABE, NADIE SUPO
Si alguien conoce lo que es la televisión, es Luis de Llano Palmer En 1950, cuando trabajaba para la NBC traduciendo y poniéndole los subtítulos a las películas que se vendían en Latinoamérica, Emilio Azcárraga Vidaurreta, amo y señor de XEW, fue por el a Nueva York para traerlo de regreso y que se hiciera cargo de la producción, dirección y programación de su nuevo negocio: la televisión
Durante cerca de 20 años, De Llano capitaneó, desde los foros, el avance de lo que entonces era Televicentro
Con marcado acento español, Luis de Llano habla de su carrera dentro de la televisión, la radio, el teatro y la publicidad Sin importarle dónde caiga la ceniza de su puro, agita las manos como si fueran dirigidas por sus palabras
“Empece, en 1940, en la XEQ Escribía, dirigía y producía El monje loco Yo hacia todo, pero lo importante era la risa de Carrasco Lo demás eran cosas que yo me clavaba de cualquier cuento de Oppenheimer o Rubén Darío, cualquier historia de terror”
De Llano negó a México en 1940, luego de la odisea que lo llevo de la Universidad de Valencia, al campo de batalla por los republicanos, a Francia y a Alabama, para luego aparecer en Laredo y de allí viajara la Ciudad de México
“Durante unos meses la hice de guía de turistas porque hablaba un poco de francés y otro poquito de inglés Luego un amigo me presentó a Enrique Comtel, que era el gerente de la XEQ Me preguntó que qué sabía yo hacer y le dije que me gustaba escribir Me pidió que le llevara algún proyecto y a los pocos días llegué con El monje loco Me pagaban tres pesos con 10 centavos por cada programa Trabaje con todos los de la época: Paco Malgesto, Sordo Noriega en fin, usted no había nada todavía Empecé a trabajar en nuevos programas, hacía cuatro o cinco mas Todo era ahí arriba del cine Alameda, que era donde estaban los estudios de la estación La doctora Corazón: soy autor de ese chismerío
“Luego pase a XEW, donde hice El colegio del amor, Entrega inmediata Entre las dos estaciones me pasé como seis años”
En 1946 viajó a Nueva York para hacerse cargo de los doblajes al español de las películas con las que MGM buscaba nuevos mercados “Doblamos unas seis películas, todas con las voces de los mejores actores radiofónicos de entonces: Florecita y Guillermo Portillo Acosta, por mencionar algunos”
Al mismo tiempo, trabajaba en Universal International, una empresa de la NBC Recuerda que en aquellos días “estaba empezando la televisión Yo me daba cuenta de lo que era aquello La primera vez que vi televisión fue en un bar de Nueva York Era una pelea de box Como yo estaba trabajando en la NBC, nos permitían entrar a los estudios donde se hacían las primeras transmisiones”
De Llano se reclina hacia atrás en su sillón y antes de seguir entrecierra los ojos como si recordara una película:
“Me acuerdo que me impresionó mucho ver el último concierto que dio el director de la orquesta sinfónica de la NBC, que era Toscanini Una cámara, dos cámaras, una orquesta tocando y un montón de gente apretando botones Esa fue mi llegada al mundo de la televisión Me compre algún libro y comencé a estudiarla”
En los primeros días de 1950, se le apareció en Nueva York Azcárraga Vidaurreta Le dijo: “¿Por qué no se viene usted a México a abrir la televisión conmigo”
Acepto
“Regrese a México y fui director de producción y programación del canal 2, del 4 y del 5 durante 20 años” Era cuando la televisión se hacía “en vivo”, pues no existía el videotape
“Me dijeron aquí están los estudios, aquí estan las cámaras Y a darle No teníamos equipo, no teníamos gente Me paraba en la puerta y me ponía a ver a la gente que pasaba De repente paraba a un muchacho de 15 o 17 años, le decía:
¿Te gustaría trabajar en televisión? ¿Que es eso? Vente conmigo Y me lo subía y forme un espléndido equipo de camarógrafos Eran bestiales, te daban las tomas que les pidieras Algunos son ahora grandes directivos Todos se formaron conmigo
De aquella “siembra”, entre los frutos de De Llano están Raúl Araiza, Antulio Jiménez Pons, Alberto del Bosque, Ernesto Alonso y Valentín Pimstein
“Estábamos llevándole un momento de entretenimiento gratuito a alguien Nos preocupaba que el cliente el que pagaba la transmisión se enojara, pero mas miedo teníamos de que las dos cámaras se estropearan al mismo tiempo a de que en el momento de estar al aire —¡RRRRRRRR!— pasara un avión Hasta el agua se nos metía”
De esto, De Llano pontifica: “La emoción que tiene la televisión es como si acabas de hacer el amor, y en ese momento te nace el niño”
En teatro, Luis de del Llano escenifico Mi Bella Dama—de la que escribió las canciones y la letra—, y que interpretó Manolo Fábregas; Ring, Ring, llama el amor, Anita Pistolas, con Silvia Pinal; ¿Donde está Carlitos?, con el Loco Valdés He estado prácticamente en todos los teatros de México, afirma
Hacia 1970 lo contrato el grupo Monterrey Tome una decisión buena, mala o regular, fue difícil Me vine a Televisión Independiente de México, al canal 8 Aquí era gerente general de producción y programación Hice Los hermanos coraje, Viruta y Capulina, Los Polivoces, El Chavo del ocho, El Chapulín Colorado, Pelayo, sube Pelayo”, relata
Aquí estuve dos años y medio, hasta que por el destino se juntaron las empresas y entonces yo me tuve que ir, dice en referencia a la fusión de Televicentro con TIM, de la que nació lo que ahora es el emporio Televisa
“Me quede dos o tres meses sin trabajar hasta que me llamó el secretario de Gobernación, Mario Moya Palencia Antes me fui a Nueva York Alla me llamo Mario y me dijo que si quería venir a dirigir una estación del estado que no era comercial: el Canal 13 Le dije que sí”
Los estudios del Canal 13 estaban a espaldas del Teatro Blanquita, eran horrorosos” En ese lugar hizo Los Bandidos de Río Frío, Los Miserables, Las aventuras de Peter Pérez Ahí empezó Arreola conmigo, ahí empezó Luis Spota con su Fuera de Serien Uno de los atractivos de su nuevo trabajo, afirma, es que se trataba de una estación de servicio público, por lo que no tenía qué competir contra sus antiguos compañeros:
“En total estuve como cuatro o cinco años en Canal 13″
Fue entonces que Azcárraga lo volvió a llamar para que se fuera a Nueva York a dirigir la producción y la programación de sus estaciones en español: Galavisión y la Spanish International Network (SIN)
Que demonios Es mejor Y me fui para allá Así vuelvo a estar en la casa por lo menos”, confiesa
Luego de ocho años, Televisa tuvo que desmembrar sus empresas en Estados Unidos por haber violado la Ley Antimonopolios de aquel país y De Llano volvió quedar desempleado Se fue a Los Angeles a una compañía de videohomes la Million Dollar Corporation
“Al año y medio me vine para acá”
LOS VIDEOTEATROS
El proyecto original de estos videoteatros fue concebido para transmitirse de lunes a viernes por la noche
“Por estrategia de programación los cambiaron al sábado y domingo porque esos días no existen programas de ese tipo Solo tenemos musicales y deportes”, explica el productor general de los programas y reconoce que también se modifico el horario para no hacerle sombra a las telenovelas
Los sábados son para Cosa Juzgada que según De Llano es cosa aparte Este ciclo de programas está bajo la dirección de Miguel Sabido
“No es propiamente teatro, aunque sean dramas No son obras teatrales ya aplaudidas o por estrenar Son casos ya sentenciados e investigados por la justicia, tirando un poco al guiñol, al alto drama La producción es muy dura, un poco agresiva”
El primer programa salió al aire el 5 de marzo
Los domingos, también a las diez de la noche, comenzara a transmitirse, desde el 4 de abril, La noche de todos Dentro de este escenario se presentaran obras de cuatro temas ya definidos: amor, humor, comedia y drama
“Todo es teleteatro, pero para diferenciarlo del sábado de lo del domingo, el primero se llama videoteatro y tiene ciclos, el primero es el de Cosa Juzgada El domingo el programa de obras teatrales se llama La noche de todos”
Además del ya sabido, los otros productores son: Christian Bach, Humberto Zurita y Jorge Lozano, en historias de amor Silvia Pinal, Roberto Gómez Bolaños Chespirito y Florinda Meza, en “comedia: Jorge Ortiz de Pinedo y Mauricio Herrera, en humor; y Sergio Jiménez y Rafael Baledón, en “drama”
Según cuenta Luis de Llano, cada uno de los productores tiene que grabar 25 programas por año Los trabajos comenzaron en enero de 1993 y hasta la fecha tiene 207 listos para ser transmitidos, de 250 que están planeados El costo por programa es de 10 mil a 15 mil dólares, aproximadamente lo que cuesta producir dos capítulos de una telenovela
Algunos de los ya terminados:
Los signos del zodiaco, de Sergio Magaña, con Delia Casanova y Sergio Jiménez; Teresa Raquin, de Emilio Zolá, con Blanca Guerra y Eduardo Rivera; Una mujer sin importancia, de Oscar Wilde, con Blanca Sánchez y Sergio Bustamante; Debiera haber obispas, de Rafael Solana, con Silvia Pinal y Sergio Klainer; La mentira, de Caridad Bravo Adams, con Daniela Castro y Alejandro Tomassi; Marianela, de Benito Pérez Galdós, con Mariana Garza y Fernando Colunga; Un espíritu travieso, de Noel Coward, con Miguel Palmer y Roxana Chávez; Sabían lo que querían, de Sidney Howard, con Salvador Sánchez y Angélica Rivero; La mudanza, de Vicente Leñero, con María Rojo y Sergio Jiménez; Silencio, locos trabajando, de Alejandro Jodorowsky y Héctor Ortega, con Leonorilda Ochoa y Margarita Isabel, El niño y la niebla, de Rodolfo Usigli, con Alma Muriel y Manuel Ojeda; Landru, de Oswaldo Dragún, con Julio Alemán y Rosita Arenas, La banca, de Víctor Hugo Rascón, con Lilia Michel y Cynthia Klitbo; Te juro Juana que tengo ganas, de Emilio Carballido, con Silvia Pinal y Silvia Pasquel; Los cuervos están de luto, de Hugo Argüelles, con Alfonso Echánove y Socorro Bonilla
De Llano Palmer sostiene que el 80% de los videoteatros concluidos tiene una calidad “buena”, si se toma en cuenta, señala, el dinero gastado —”que no es mucho”— y la rapidez en la realización A propósito de esto, relata:
“El otro día estuvo aquí un ejecutivo de la televisión de Estados Unidos Lo lleve al estudio a ver la grabación de uno de los videoteatros Ya que le explique me preguntó: bueno, y esto en cuántas semanas lo hacen ¿Cuántas semanas? ¡En día y medio! No lo podía creer Claro, es otra calidad Si le metiéramos 400 mil dólares a una obra como allá, haríamos otras cosas”
Cuando se le pregunta sobre las posibilidades reales del teatro a través de la televisión, De Llano explica que, precisamente por esa conjunción, se llaman videoteatros: “No lo vamos a ver como en una sala, en donde solo tenemos una perspectiva de la escena y hay que estarse moviendo en el asiento para captar los gestos y los detalles, son perspectivas que dependen hasta del lugar en el que uno se siente En los videoteatros, la escena corre, pero el director utiliza su lenguaje —el de la televisión— El único defecto es que, en lugar de un intermedio, hay que echarse los cortes comerciales”
Entre sus motivaciones por revivir lo que antes se conocía como teleteatros, De Llano enumera el desdén generalizado por los dramaturgos: Mucha gente no sabe si Emilio Carballido juega con el América o con los Medias Rojas de Chicago
“Lo que más me impulsó era que el público debía conocer a los autores mexicanos Hoy por ejemplo he ido a comer a un restaurante y le he preguntado al jefe de meseros si había negado ya el señor Sergio Magaña Y me dijo que no, que no había ido a comer hoy ¿Y la semana pasada?, le insistí ‘No, hace varios días que no lo vemos por aquí’ Lleva 12 años muerto”
De todas las piezas para los videoteatros, un 50%, según sus propios cálculos, es de autores mexicanos
“No podemos hacer todas las obras que quisiéramos, porque un autor extranjero pide mucho dinero El español Alfonso Paso quiere una cantidad exorbitante y yo no quiero pagar más de lo que se le paga a un autor mexicano Paso, por la costumbre de Europa, nos pide una cantidad y luego otra por cada minuto de transmisión Nosotros pagamos aquí unos cinco millones de pesos por obra”
LOS AZCARRAGA
“Con quien trabajé mas fue con el padre, con don Emilio Azcárraga Vidaurreta En mi casa tengo dos fotografías: la de mi padre, que está aquí enterrado y la de don Emilio Llegaba a las diez de la mañana todos los días Hablaba con el bolero Subía a su oficina y le pedía a Amalia Gómez Zepeda: Que llamen a Luis Teníamos juntas todos los días El sábado me venía a buscar a mi casa Vamos a dar una vuelta Luis, me decía Y salíamos en su Cadillac Estuve 26 años con él Era un ser muy bueno, muy humano, muy conocedor, muy inteligente, muy visionario; enormemente generoso con las personas, no exactamente con sus trabajadores, sino con gente de fuera Una de las personas que para mí ha quedado como inolvidable”
De su hijo Emilio, El Tigre:
“Bien, siempre me lleve muy bien Claro, lo que pasó fue que nos separamos, más bien me separé yo Puede que haya sido un error Lógicamente cuando dos amigos han trabajado juntos tanto tiempo, y uno dice me voy, pues el otro se tiene que quedar, bueno, nunca me ha interpuesto nada ni me ha reclamado La prueba está en que la carrera, de mi hijo Luis ha sido brillante Julissa lo mismo”
CAMBIOS Y CAMINOS DE LA TV
El regreso a su “casa” se dio a través de su hijo “Luisito” —Luis de Llano Macedo uno de los productores más importantes de Televisa, quien recientemente tuvo a su cargo la realización del controvertido Festival de Viña del Mar
Con la idea de los videoteatros en la cabeza, se puso a trabajar en ella y se la mandó a Emilio Azcárraga Milmo quien finalmente la respaldo
“Casi se la regalé a Luis la idea, pero el se la pasó a don Emilio Le dijo: Esto es lo que nos hace falta, tener cierta calidad en el teatro”
Instalado como “Director de la Coordinación Ejecutiva de Producciones Especiales”, Luis de Llano Palmer hace un balance lo que era la televisión hace 45 años y lo que es ahora:
“Los cambios sustanciales han sido desde el punto de vista técnico: las cámaras son mejores, se ilumina mejor, la escenografía es mejor, la ambientación es perfecta, el vestuario Creo que como en otras industrias, la técnica ha superado a la creatividad Sin embargo, para lo técnico sólo necesitas una chequera y un teléfono: se pide, se paga, se instala y ya Son sólo botones”
Y advierte: “No ha caminado al mismo tiempo el progreso técnico, con e progreso de creatividad”
—¿Se refiere a un retroceso en la televisión mexicana?
—No La televisión, Televisa, se ha enfrentado en los últimos años a una competencia que no ha sido directa de otra estación abierta Ahora, por ejemplo, en México hay siete estaciones de televisión Mas la del 22, más los de Cablevisión Todo eso no existía antes Hasta con los satélites hay que competir El público ha empezado a comparar y a pensar
Luego de 24 años dedicados al medio, De Llano sigue preocupado por el futuro de la televisión:
“Tuve la suerte que me toco el momento que se iniciaba el invento Ahora, apenas empieza a despegar No es nada más la pantallita ni una sala de espectáculos Creo que ha sido concebida para otra cosa, que no sabemos para qué En el año 2,000 o 2,500 algo tiene que ocurrir Va a llegar el día que la televisión la vas a programar tu solo Es lo que llaman ahora la televisión interactiva
“Los dos caminos de la televisión en México son el cable y la interactiva La televisión de alta definición (HDTV, por sus siglas en inglés) va ser un espectáculo, un poco más sensacional, un poco más Hollywood, un poco más Broadway Será una imagen perfecta, pero después vendrá otra cosa, esto no para nunca”

Comentarios

Load More