CAMPAÑA PARA ARREBATARLE AL PRI LOS COLORES DE LA BANDERA NACIONAL

CAMPAÑA PARA ARREBATARLE AL PRI LOS COLORES DE LA BANDERA NACIONAL
Susana Cato y Rosario Manzanos
El 13 de septiembre, la presidenta de la Convención Nacional Democrática (CND), Rosario Ibarra de Piedra, anunció que realizará un “gran plebiscito nacional el 24 de febrero de 1995 para que la gente decida si quiere que los colores nacionales sigan en manos del partido oficial”
“Sé que será una labor ardua, difícil”, dijo en entrevista minutos antes de dar el “grito” con Cuauhtémoc Cárdenas en Ciudad Universitaria, la noche del 15 de septiembre

Es su primera promesa, subrayó, “porque el PRI lo único que ha hecho con esta bandera es mancharla, ensuciarla”
“Es injusto —agregó— que un partido tenga en su emblema los colores nacionales La bandera es el símbolo de todos los mexicanos, y no debería pertenecer a ningún partido político Lo peor es que se la ha apropiado precisamente el partido de Estado, un organismo casi dictatorial que ha olvidado que a la bandera se le debe honrar y venerar Hoy, se ha convertido en un instrumento político para comprar votos y conciencias, como en el caso del uso vergonzoso que le ha dado Solidaridad”
* * * * *
Aún no caía el diluvio del pasado 8 de agosto cuando el subcomandante Marcos anunció la decisión del Ejército Zapatista de Liberación Nacional de subordinarse a la CND, y ante más de seis mil asistentes al encuentro de Aguascalientes, Chiapas, le entregó la bandera nacional Rosario Ibarra de Piedra, quien la ondeó y con la voz entrecortada prometió:
“Lo primero que haré será tratar de arrebatarle esta bandera al PRI”
Ahí se retomó una larga lucha de la oposición mexicana —el PAN, por ejemplo, lo ha demandado prácticamente desde su fundación— por evitar que el partido oficial utilice los colores de la bandera nacional en su logotipo y propaganda Pero, pese a todas las reformas políticas sexenales, la vieja demanda opositora no se ha conseguido
El 14 de septiembre, en la Ciudad de México, la Asamblea de Barrios se plantó frente a la sede nacional del PRI, encabezada por una mujer disfrazada de La Patria Allí, Superbarrio se acercó a un enorme logo del PRI envuelto en una espectacular nube de hielo seco y despegó las letras negras del verde, blanco y rojo, después de lo cual los asistentes cantaron el Himno Nacional y dejaron las siglas frente al edificio del partido tricolor
Ese acto, según declaró Marco Rascón, de la Asamblea de Barrios en la emisora radial independiente Televerdad, es parte de la lucha por una “patria que nos quiere arrebatar el PRI” y para “rescatar los colores patrios que los priístas han usufructuado durante 65 años”
Entrevistados telefónicamente, estudiosos y políticos coinciden en que el planteamiento de Rosario Ibarra es importante Antonio Paoli, especialista en semiología y doctor en ciencias sociales, dijo que “el hecho de que toda la empatía que causan los colores de la nación se identifiquen con un partido, automáticamente ejerce una atracción que es un atentado a la competencia política”
Y es grave, dijo, porque “desde el punto de vista simbólico un solo partido está acaparando la nacionalidad del país”
Carlos Monsiváis —entrevistado poco antes del Grito de Independencia— aseguró con ironía que “yo estaba convencido de que era la bandera la que le robó los colores al PRI” Y agregó: “Es más, creo que el PRI ha sido muy generoso en permitirnos usar sus colores en nuestra bandera”
Por su parte, la asambleísta y miembro del Comité Ejecutivo del PRD, Laura Castillo, dijo que esa ha sido una lucha constante de su partido, desde su fundación Cuenta que infructuosamente pelearon hace cinco años Porfirio Muñoz Ledo y Jorge Alcocer, en 1989, cuando el recién creado PRD sometió su logotipo a la aprobación del Consejo Federal Electoral: “El sol azteca tenía rayos verdes y rojos, pero el PRI impidió que el PRD los usara, argumentando que ellos los contenían en sus estatutos y que no se podían repetir En protesta, decidimos usar únicamente el color negro Fue un error —comenta—, ya que nadie entendió que era una protesta, y nos perjudicamos solitos, como los suicidas”
La exigencia se volvió a plantear en la Cámara de Diputados en abril de este año, en la discusión de la última reforma política El PRD exigió un artículo que prohibiera a los partidos políticos utilizar como suyos los colores nacionales Considera Laura Castillo que “si los colores de la nación no los podemos usar todos, que no los use nadie”
Francisco José Paoli —exrector de la UAM-Xochimilco y actualmente diputado panista— coincide con esta idea Dice que cuando el PRD presentó su logotipo, “hubo un acuerdo contrario de la Comisión Federal Electoral en el que se establecía que no se podían usar los mismos colores por más de un partido, lo cual es correcto porque cada partido debe tener una identidad De hecho, el Partido Verde Ecologista no pudo usar el verde que ya tenía el PARM”
Sin embargo, dijo, “el uso de los colores nacionales en el símbolo del PRI son parte de un argumento político Lo que está en el fondo es la comprobación de que el PRI es un partido de Estado que usa los colores del Estado nacional y no los comparte con nadie”

Comentarios