PRIMERO SE REFORMARAN LOS ESTATUTOS DEL STPC, Y LUEGO VENDRAN LAS ELECCIONES, DICE SU SECRETARIO INTERINO

Después de diversos intentos de llevar a cabo el proceso de sucesión en la Secretaría General del Comité Central del Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográfica (STPC), los dirigentes de las seis secciones que lo integran acordaron abocarse primero a la reforma de sus estatutos en un plazo no mayor de 60 días, para convocar luego a elecciones, probablemente entre el 19 y el 26 de junio próximo
El máximo liderazgo de uno de los dos sindicatos de trabajadores fílmicos más importantes del país —el otro es el Sindicato de Trabajadores de la Industria Cinematográfica (STIC)— quedó vacante en enero pasado, al ser destituido el actor Héctor Ortega de un cargo que sólo ocupó durante poco menos de 10 meses Al frente del sindicato que agrupa a los actores, autores, compositores, directores, filarmónicos y técnicos y manuales, quedó de manera interina Isaac Téllez
Secretario General de la Sección de Técnicos y Manuales, Téllez es uno de los aspirantes al cargo con mayores probabilidades de ocuparlo, lo mismo que Humberto Elizondo, quien encabeza la Asociación Nacional de Actores (ANDA), sección actoral del STPC
Todavía al calor de la polémica por la destitución de Ortega, acusado por un sector del sindicato de falta de compromiso con sus agremiados, hubo intentos de convocar a elecciones en febrero y marzo pasados

“Habrá elecciones cuando estén dadas las condiciones”, estimó en este sentido Elizondo, y advirtió al mismo tiempo que “habrá que aclarar una serie de cuestiones contables y financieras, una serie de cosas, y hasta que no se aclaren no habrá elecciones”
Señaló también Elizondo que no hay plazo para convocar a elecciones “porque si no se aclaran las cosas no puede haberlas”, y consideró que “hay que reestructurar al STPC”, porque “cómo se van a convocar elecciones en una organización que no está debidamente estructurada”
En el mismo tono estableció que “no hay candidaturas para ocupar la Secretaría General del STPC mientras no haya convocatoria”
Para ello, aseguró, “se va a convocar en su tiempo y forma, con los estatutos ya modificados”
Para Téllez, por su parte, “el objetivo básico de la reforma de los estatutos es reducir el padrón del Comité Ejecutivo, el organigrama” de la dirigencia sindical, que consta en la actualidad de “doce secretarías, algunas de las cuales no realizan su trabajo porque ha habido un descuido en el STPC de activar su función”
A modo de ilustración se pregunta Téllez: “¿Para qué tener un Secretario del Interior y otro del Exterior, cuando se pueden fusionar las dos secretarías?”
La reforma de los estatutos, precisa Téllez, no afectará el procedimiento actual para elegir al máximo dirigente del STPC
Insiste sin embargo el líder interino en que los estatutos que rigen la vida del STPC fueron formulados 50 años atrás, al ser creado este organismo sindical luego de una violenta escisión al interior del STIC, encabezada por Mario Moreno Cantinflas, Jorge Negrete y Gabriel Figueroa
“Cumplimos 50 años como organización y consideramos que debe existir un cambio, y parte de ese cambio afecta a los estatutos”, explica, de modo que “tomamos el acuerdo todos los secretarios generales de las secciones del STPC de que era necesario actualizar los estatutos”
Acordaron, en efecto, “fusionar unas secretarías y carteras y eliminar otras para activar de verdad al STPC, para darle vida y que cada secretario cumpla con su función y no sea nada más un membrete su cargo”
Incluso, observa, “hay un artículo en el estatuto que marca que cada organización que ingresa al STPC debe tener dos representaciones en el Comité Central, de modo que si entran cinco organizaciones deberán ser creadas diez carteras más” Esto, dice, “es lo que se trata de remediar con la reforma de los estatutos”
Hasta las medidas disciplinarias y las sanciones aplicables a los militantes del STPC que han incurrido en faltas “están mal definidas y sus procesos son muy largos”, asegura, lo que propicia que “cuando se llega por fin a la decisión de sancionar a alguien, ya prescribió su falta” Un ejemplo de ello, agrega, “es el caso de Héctor Ortega: yo metí la denuncia de la consignación y no ha pasado nada”
En fin, dice, “tenemos que actualizar los estatutos porque hasta las juntas se vuelven desgastantes; están muy bien hechos, pero hay que actualizarlos, hay que adaptarlos a la realidad, a los nuevos tiempos”
Finalmente, interrogado sobre la disposición del STPC para apoyar al STIC en su conflicto con la cadena exhibidora Cinemark, cuyos doce cines comenzarán a funcionar en breve en el Centro Nacional de las Artes con empleados afiliados al Sindicato Progresista Justo Sierra de Trabajadores de Servicios de la República Mexicana, Téllez advirtió enfático:
“Tanto como apoyo, no, porque desgraciadamente desde que asumí la Secretaría General del STPC he buscado un acercamiento con el STIC para tratar de hacer un frente común ante los productores, sobre todo los que invaden este país y se les dan todas las condiciones como personal extranjero, desplazando al nacional, y no he encontrado el eco debido; cuando nos sentemos a platicar y de verdad sea recíproco el trato, el respeto a los derechos de nuestros trabajadores, me sentaré con todo gusto a hablar para apoyarlos Mientras, no”

Comentarios