Los depósitos de Ruiz Massieu, típicos de narcos, y los errores de Stergios, clave para demandar la confiscación de su f

La medianoche del 6 de marzo de 1995, un empleado del Texas Commerce Bank recibió en su casa una llamada de un hombre desesperado
Sergio Stergios, quien en el último año había depositado más de nueve millones de dólares en la cuenta 08100355370, quería saber tres cosas:
—¿Era posible dividir los fondos en varias cuentas separadas?
—¿Qué se necesitaba para transferir los fondos a una cuenta fuera de Estados Unidos, en particular a Suiza?

—¿Se podía hacer esto sin que se puedan rastrear las transferencias?
Stergios, el exvisitador general de la Procuraduría General de la República, cargo que le debía a Mario Ruiz Massieu, escuchó las respuestas, dijo que se comunicaría más tarde y se rehusó a revelar dónde estaba Nunca más se volvió a saber de él
* * * * *
Los dólares, que según los gobiernos mexicano y estadunidense pertenecen al exsubprocurador Mario Ruiz Massieu —exactamente nueve millones 41,598 con 68 centavos—, llegaron a la cuenta a su nombre en efectivo, en paquetes de cinco y diez mil dólares, en billetes generalmente menores a cien dólares, enfajillados con ligas
Una muestra: El 8 de noviembre, Stergios sacó de dos maletas más de 15,000 billetes de 50, 20, 10 y 5 dólares, para completar 349,000 dólares
Y para el Departamento de Justicia de Estados Unidos no hay duda: El dinero de Ruiz Massieu es sucio, pues protegió a narcotraficantes a cambio de dinero
Los 25 depósitos realizados de marzo de 1994 a febrero de 1995 se consignan en las fichas hechas a mano por Sergio Stergios, quien, procedente de México, viajaba a Houston en la mañana, iba al banco y tomaba el avión de regreso Cada vez que los funcionarios de Aduanas estadunidenses le preguntaban de dónde venía el dinero, Stergios cambiaba su historia: Que él era abogado y que aquél era dinero de sus clientes para comprar bienes raíces, que era su dinero personal, que era dinero de su jefe
Mientras en Newark, Nueva Jersey, Mario Ruiz Massieu se enfrenta al juicio de extradición promovido por la Procuraduría General de la República, acusado de intimidación y encubrimiento, en un proceso aparte el Departamento de Justicia de Estados Unidos, a través de la fiscalía federal del distrito sur de Texas, con sede en Houston, entabló el jueves 15 la demanda civil H-93-3182, para apropiarse de los nueve millones de dólares que se hallan en la cuenta de Ruiz Massieu en el Texas Commerce Bank (TCB)
Según la demanda presentada por la fiscal texana Gaynelle Griffin Jones, el gobierno de Estados Unidos considera que el dinero de quien era responsable de detener en México a los narcos es producto de la protección que les brindó
Esta es la primera ocasión en que, formalmente, alguno de los gobiernos estadunidense o mexicano acusa a Ruiz Massieu de haber protegido a narcotraficantes Con la siguiente salvedad: El proceso de confiscación es civil, pues hasta el momento no hay acusación penal por narcotráfico en contra de Ruiz Massieu, pero parece lógico que este será el próximo paso de la fiscalía, ya que en el texto de la demanda —una copia fue obtenida por Proceso— se afirma:
“De información recibida en otro caso, la justicia estadunidense sabe que funcionarios de la justicia mexicana han recibido pagos en México para facilitar la transportación de drogas de México hacia los Estados Unidos y el regreso de los beneficios económicos hacia México Los pagos se hacen a un `secretario’ (o cobrador) de los funcionarios por parte de las organizaciones de tráfico de drogas El cobrador sería quien pide y recibe el dinero de los traficantes de droga, aun cuando el funcionario mexicano (para quien en verdad es el pago) se encuentre presente De esta manera, miles de dólares se han pagado en México para facilitar el movimiento de narcóticos
“Agentes de aduanas han recibido información de más de un individuo confiable que ha dado información veraz en el pasado acerca de que Ruiz Massieu recibía dinero de los traficantes para protegerlos”
La fiscalía estadunidense afirma que la información contenida en la demanda “está basada en reportes e información proporcionados a esta oficina por el Servicio de Aduanas de Estados Unidos, el Servicio de Recolección Fiscal, la DEA y el FBI”
Y porque el dinero de Ruiz Massieu proviene del narcotráfico, la fiscalía pide a las cortes de Texas que apliquen el Título 21, sección 881, párrafo A, inciso 6, el cual establece que el “dinero que fue usado o se intenta usar en el intercambio de sustancias controladas o que represente beneficios del tráfico de sustancias controladas”, pasará a ser propiedad del gobierno estadunidense
La petición del Departamento de Justicia detalla con precisión la manera en que Ruiz Massieu y Stergios transportaron el dinero a Houston y revela que las agencias policiacas estadunidenses tenían sospechas desde 1994 sobre la honradez del subprocurador, lo que da credibilidad a la historia publicada por el New York Times, el miércoles 14, en el sentido de que el embajador de Estados Unidos en México, James Jones, pidió al presidente Ernesto Zedillo que no incluyera a Ruiz Massieu en su gabinete Cuando se le preguntó a Jones sobre la nota del Times, no la desmintió
LA DEMANDA
La cuenta 08100355370, dice el documento, está a nombre de Mario Ruiz Massieu Massieu —en la demanda aparece solamente con ese apellido— se encuentra en estos momentos en la prisión de Newark, debido a que cuando llegó al aeropuerto de Houston, el 2 de marzo de 1995, en su declaración dijo que se quedaría en esa ciudad tres semanas El 3 de marzo, con su esposa e hija, abordó un avión de Houston a Newark Desde ahí pretendía viajar a Madrid, España, pero antes de que subiera al avión fue interrogado por agentes de aduanas en torno a si llevaba más de 10,000 dólares Respondió que llevaba aproximadamente 18,000 Tras ser revisado, se le encontraron alrededor de 46,000 dólares Fue arrestado por mentir
La esposa de Ruiz Massieu, María Eugenia Barrientos, declaró que había recibido el dinero de Arturo (su cuñado), en Houston Mario dijo que el dinero provenía de ganancias obtenidas en México, y aseguró que no tenía parientes en Houston
Según el documento del Departamento de Justicia, una investigación que se inició después de que Ruiz Massieu renunció como subprocurador en noviembre de 1994, gracias a la cual se le pudieron congelar sus cuentas bancarias en Estados Unidos, reveló que:
Como subprocurador, Ruiz Massieu había estado a cargo de investigaciones criminales y sobre narcotráfico en México Entre sus tareas se encontraba el nombramiento de los agentes del Ministerio Público Federal Además, su puesto le permitía estar enterado de las peticiones de ayuda que hacía el gobierno estadunidense al mexicano, y en qué consistían las peticiones
La cuenta en el TCB fue abierta el 2 de diciembre de 1993, con la indicación de que los informes correspondientes sobre la misma se recogerían en esa sucursal Después de esa fecha, se hicieron 24 depósitos, todos en efectivo
En ese entonces, Ruiz Massieu era subsecretario de Gobernación Fue nombrado subprocurador en mayo de 1994
El depósito de apertura fue de 40,000 dólares Este fue el único que Ruiz Massieu hizo personalmente; los siguientes fueron realizados por Sergio Stergios, quien, según el Departamento de Justicia, utilizaba una maleta grande y dura, y/u otra de mediano tamaño, de consistencia suave, para transportar el dinero
En el banco, Stergios declaró que los dólares procedían de la venta de propiedades de Ruiz Massieu En su mayor parte, los depósitos se hacían en billetes de 20 dólares
El dinero frecuentemente estaba enfajillado con ligas, envuelto en una cinta adhesiva plástica, lo cual, según las autoridades norteamericanas, corresponde a las características de la mayor parte de los paquetes de dinero procedentes de utilidades por tráfico de drogas a gran escala
Asimismo, se informó que el dinero solamente se depositaba, sin indicaciones de que fuera invertido en alguna clase de bonos o acciones Stergios explicó que necesitaba liquidez inmediata En ocasiones, los paquetes de dinero contenían algunos billetes falsos, lo que también coincide con las prácticas de los grandes narcotraficantes
El 14 de septiembre de 1994 y el 16 de diciembre del mismo año, Ruiz Massieu viajó a Houston En la última fecha, Mario y Sergio viajaron en el mismo vuelo En la declaración aduanal de Stergios, informó que llevaba 110,000 dólares de Mario Ruiz Massieu Ese mismo día, se hizo un depósito de 98,000 dólares en el Bank One, de Houston, en la cuenta de Mario Ruiz Massieu Dicha cuenta se abrió el 15 de septiembre de 1994; la dirección del cliente era 374 Litchfield, Houston, Texas Esta propiedad está registrada a nombre de Arturo Ruiz Massieu
Los inspectores de Aduanas del Aeropuerto Intercontinental de Houston, que interrogaron a Stergios el 16 de diciembre, declararon que el dinero que llevaba estaba en paquetes de cinco o diez mil dólares, atados con ligas
Stergios le dijo a uno de los inspectores que era un abogado que representaba a varios clientes dedicados a los negocios de bienes raíces y que los fondos provenían de inversiones en ese ramo en México A otro inspector le explicó que era un abogado, que el dinero era de su socio, y que era propiedad del bufete
Stergios fue interrogado en tres ocasiones alrededor de marzo de 1994 En esa época, Stergios llevaba el dinero en cajas de cartón Dijo que transportaba dinero de su jefe, el subprocurador Cuando se le preguntó sobre el origen de aquella suma, reiteró que era dinero personal de su jefe, quien deseaba depositarlo en Estados Unidos
Con excepción de un depósito del 7 de junio, las cifras declaradas por Stergios en la aduana eran siempre diferentes a las depositadas El 2 y el 4 de marzo de 1994, declaró cantidades inferiores a las depositadas en el banco
Entre el 2 de marzo de 1994 y el 8 de noviembre de 1994, hubo un total de 416,771 dólares declarados en aduanas, pero no reportados en depósitos; esa cantidad representa aproximadamente 5664% del total del dinero transportado por Stergios a Estados Unidos, y —dice el documento— coincide con las comisiones pagadas a quienes transportan utilidades procedentes del narcotráfico
Documentos enviados desde México señalan que el ingreso anual reportado por Ruiz Massieu fue de aproximadamente 100,000 dólares hasta el 13 de diciembre de 1994 El ingreso anual reportado por Stergios ascendía a aproximadamente 50,000 dólares hasta el 23 de diciembre de 1994
Explican las autoridades que los narcotraficantes a gran escala amasan millones de dólares mediante la venta callejera de drogas en Estados Unidos Una revisión del número de billetes de cien dólares depositados en la cuenta de Ruiz Massieu muestran que el dinero estaba, en su mayoría, compuesto por “denominaciones callejeras”, las cuales son consistentes con las utilidades derivadas de actividades de narcotráfico
Por todo esto —concluye el documento— hay causa probable para creer que el dinero de Ruiz Massieu, que fue transportado por Stergios a Estados Unidos y depositado en la cuenta incautada, corresponde a ganancias provenientes del narcotráfico, por haber facilitado el movimiento de drogas hacia Estados Unidos y, por tanto, ese dinero es confiscable por el gobierno estadunidense
Entonces la fiscalía pide al juez que:
—La Corte emita citatorios a todas las personas que pudieran tener interés en el dinero descrito arriba, para que comparezcan en la Corte y hagan su demanda por las vías legales
—Que se otorgue orden de confiscación al servicio de Aduanas, para que pueda iniciarse el juicio correspondiente
—Y que se concluya juicio de confiscación en beneficio de los Estados Unidos
En México, según las últimas declaraciones de altos funcionarios de la PGR, apenas se estaban obteniendo los elementos necesarios para acusar a Mario Ruiz Massieu de lavado de dinero De Sergio Stergios hace meses que no se sabe nada
El último dato que se conoce es su llamada telefónica al banquero de su jefe, en un esfuerzo desesperado por sacar el dinero de Estados Unidos

Comentarios