CINTAS PERDIDAS DE ROCKDRIGO

Esta semana, el nombre de Rockdrigo González regresa para habitar en el recuerdo de quienes conocimos sus canciones
Espíritu de libertad marina, disfrute vital del humor y una rebeldía que instaló en la “vieja ciudad de hierro” su centro rupestre, Rockdrigo permanece con una breve pero intensa obra, que se reduce a cuatro discos: El Profeta del Nopal, Aventuras en el DF, No estoy loco y Hurbanistorias, este último único publicado por el mismo artista
Rockdrigo fue un fenómeno de identidad adoptado por “la banda”, pero poco entendido aún entre gente enfrascada en la cultura popular
Monsiváis nunca se enteró de él; Rocco, gritón de Maldita Vecindad y Los Hijos del 5o Patio llegó a menospreciar su valía, diciendo que sólo bastaba con ver las fotos con sus anteojos ahumados para saber que se moría de ganas por parecerse a Bob Dylan

Cantautores como Catana y López, del mismo colectivo rupestre que Rockdrigo engrandeció, minimizaron su pérdida hace diez años, cuando murió con su compañera francesa Francoise en los sismos
Entre aquellos que comprendieron su poderío artístico en vida, está Alex Lora, quien realizó una versión de Metro Balderas, himno urbano de Rockdrigo y, por supuesto, la desaparecida sinaloense Amparo Ochoa, independiente como él, quien le grabó su Huapanguero en un disco para RCA Victor
José Agustín “lo descubrió” para muchos lectores en una crónica laudatoria tras verlo y oírlo cantar en el bar Wendy`s Pub de la Zona Rosa, en 1984
El novelista de la onda afirmaría entonces que con Rockdrigo el rock mexicano adquirió su carta de nacionalización, pasaporte que no habían ganado ni siquiera Lora y El Tri
Otro que visualizó su talento con el propósito de producirle un disco fue el periodista José Xavier Návar, quien deseaba que Rockdrigo firmase con la casa discográfica WEA para la que laboraba hace diez años el mismo Návar
Rockdrigo prestó antes de morir dos cintas a Návar, grabaciones “demo” para el disco eventual en caso de que René de León de WEA se interesara La máquina del tiempo ha convertido a esas cintas de carrete en dos testimonios invaluables
Cuando falleció el llamado Profeta del Nopal, se fundó la hoy inexistente sociedad Rancho Electrónico, la cual con el padre y albacea de Rockdrigo rechazaron la oferta de Návar para hacer un acetato en WEA ¿Las razones? Návar deseaba agregar a las cintas “de mala calidad”, música sobregrabada a la voz y guitarra de Rockdrigo, que interpretaran músicos “finos”
Y también: el contrato de disco que entregó WEA estipulaba que la disquera se quedaría con el 95% de las regalías totales obtenidas
Ha pasado una década y ni Návar ha manifestado interés en dar a conocer aquel material inédito, ni hay quien se haya acercado a él para producirlo en compacto
Návar ha insistido en que sólo sacaría esas cintas del banco si las ganancias del disco que se haga efectivamente van para Lalena, hija única de Rockdrigo, aunque se ha mostrado escéptico de que esas canciones lleguen a gustar
Modesto López, director de Discos Pentagrama (quien ha publicado los discos existentes) expresó que pediría a Návar “a través de un amigo mutuo” aquel material que le prestó Rockdrigo
Hasta ahora, sus fans se han conformado con aquellas cuatro grabaciones de Pentagrama y otras “piratas” que se han multiplicado en el Tianguis del Chopo Paul Leduc realizó para televisión su video Hurbanistorias en vida de Rockdrigo, y el cineasta Sergio García estrenará A 10 años de Rockdrigo, los días 17 y 18 del actual a las 20:00 horas Es decir, el domingo en el Palacio de los Deportes durante la clausura de la Feria de la Música; y el lunes en el cruce de las calles de Liverpool y Bruselas donde Rockdrigo murió

Comentarios