Las tres mayores fuerzas políticas del país, en cerrada disputa por la gubernatura de Michoacán

MORELIA – De película se antoja el final del proceso electoral que vive Michoacán Por vez primera en el país, tres partidos disputan con posibilidades ciertas la gubernatura del estado, en circunstancias que le dan a la contienda una dimensión nacional: Lo que aquí pase repercutirá sin remedio en el futuro político del país
Ni más ni menos
Película emocionante esta, de sobresaltos y sorpresas, con un PRI aferrado al poder, y poderoso sin duda a pesar de su desprestigio; un PRD de honda raigambre en Michoacán, que puede pagar el costo de sus conflictos internos —enconados aquí al extremo— con la pérdida de la que ahora es la única y cierta oportunidad de obtener por primera vez en el país un gobierno estatal, y un PAN engallado que irrumpe inesperadamente en un pleito que se creía de dos y que avanza de manera espectacular hasta convertirse, también acá, en una real opción electoral
A una semana de los comicios del 12 de noviembre, los candidatos de los tres partidos se dicen seguros de la victoria Ninguno lo está, por supuesto Las encuestas difieren en el sentido de las preferencias electorales de los michoacanos, pero todas coinciden en un hecho indudable: la elección será sumamente competida, cerrada

Y asoma, claro, el fantasma de la confrontación, el conflicto poselectoral, la violencia inclusive
El priísta Víctor Manuel Tinoco Rubí, de 48 años de edad; el perredista Cristóbal Arias Solís, de 41, y el panista Felipe Calderón Hinojosa, de 33, abogados los tres, llevan los papeles estelares
Dice Tinoco Rubí: “Hemos trabajado para obtener un triunfo claro, contundente, legal Habrá madurez para acatar la voluntad ciudadana”
Dice Arias Solís: “Si la elección es limpia, o medianamente limpia, no tengo duda de que vamos a obtener el triunfo, pese a que enfrentamos una lucha desigual, inequitativa, en la que se repiten los viejos vicios del sistema”
Dice Calderón Hinojosa: “Me he convertido en el enemigo común de los otros dos contendientes Es natural: Yo digo que se les apareció el diablo La clave del avance del PAN en Michoacán ha sido nuestra decisión desde un principio de pelear para ganar las elecciones y no limitarnos a una campaña meramente testimonial”
La contienda se da en el marco de una nueva legislación electoral, avanzada, lograda por consenso entre todos los partidos El proceso está a cargo del Instituto Electoral de Michoacán (IEM), un organismo parcialmente ciudadanizado Se empleará un listado nominal con fotografía, como en Guanajuato y Baja California Y habrá resultados preliminares la noche misma de los comicios, en los cuales se disputarán, además de la gubernatura, las 113 presidencias municipales y las 18 diputaciones de mayoría del Congreso local
El IEM fijó un tope máximo de gastos de campaña de nueve millones de nuevos pesos por elección (de gobernador, ayuntamientos y diputados), cifra que la oposición consideró exorbitante
EL FACTOR AZUL
La disputa por Michoacán estaba planteada originalmente entre las dos fuerzas políticas que han contendido desde 1989 por la supremacía electoral en ese estado: El PRI y el PRD La crisis económica y el deterioro acelerado del PRI abonaban el terreno para una victoria perredista en las elecciones estatales del 12 de noviembre
El PAN era apenas una fuerza minoritaria, con escasa presencia y menos estructura partidaria, aunque había registrado un ascenso significativo: Si en las elecciones locales de 1992 obtuvo apenas el 77% de la votación, en las federales de 1994 duplicó su votación y llegó al 148%
Hoy, a una semana de los comicios, el panorama es bien distinto
La pugna nacional entre “dialoguistas” y “cuauhtemistas” en el seno del PRD, trasladada a Michoacán, provocó primero en la elección de la dirigencia estatal (abril pasado), y luego en la selección de su candidato a la gubernatura (julio), un agudo conflicto interno que, llevado por sus protagonistas a la opinión pública, desgastó sin remedio la imagen del partido, amén de causar heridas internas, que no sanan (Proceso 964 y 975)
Encima, el PAN vino a modificar el esquema, cuando su candidato, Felipe Calderón, empezó a ser conocido entre los michoacanos y a ganar simpatías en forma acelerada, al grado de meterse a la competencia por la gubernatura
Para el PRD perder Michoacán puede significar una tragedia; pero quedar por debajo del PAN sería, además, una afrenta
Y puede ocurrir
El PRI mismo ha tenido que modificar su estrategia de campaña, a partir de la revelación del PAN como su principal contrincante
Aunque todas las encuestas colocan al PRI a la cabeza —con mayor o menor ventaja—, nadie puede adelantar el desenlace
El Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Universidad de Guadalajara —afamada por lo certero de sus pronósticos en las elecciones de Jalisco, Guanajuato, Yucatán y Baja California, y la federal de 1994— concede al Revolucionario Institucional una ventaja de 129 puntos porcentuales sobre Acción Nacional, que ocuparía el segundo lugar El PRD, en tercer sitio, estaría 75 puntos abajo del PAN
Por su parte, la última encuesta del diario Cambio de Michoacán, dirigida por el especialista Jaime Rivera Velázquez —también reputado por la seriedad de sus sondeos—, indica un virtual “empate técnico” entre el PRI y el PRD, con una supremacía del tricolor de apenas 11 puntos porcentuales El PAN se queda en este caso en tercer lugar, 65 abajo del PRD
Los periódicos Reforma, El Norte y AM de León realizaron también su propia encuesta En ella, el PRI supera a su más cercano competidor, el PRD, por nueve puntos, mientras el PAN aparece cuatro puntos abajo de éste
Y en un sondeo más, encargado por el PAN a la empresa Gemat, la disputa es entre el PRI y el blanquiazul, prácticamente empatados —diferencia de siete décimas a favor del primero—, mientras el PRD se queda rezagado ocho puntos abajo
Corren apuestas
La encuesta del CEO —realizado en la vía pública, con una muestra de 2,125 entrevistados— recogió también la opinión de los electores acerca de cuál sería el partido por el que menos votarían, otro dato significativo El PRD aparece como líder en el rechazo, con un 358%, seguido por el PRI, con 310% Sólo 99%, en cambio, afirmaron que el PAN es el partido por el que menos votarían
A su vez, el sondeo de Cambio de Michoacán —efectuado a domicilio, entre 1,131 personas— encontró los siguientes niveles de rechazo: 294% para el PRI, 222% para el PRD, y 73% para el PAN También, que el 561% de los encuestados considera que el PRI es el partido que ha hecho más daño a Michoacán; 166% opinó que el PRD, y O7%, que el PAN
El investigador universitario Rivera Velázquez, director de esa encuesta, considera que los votos que pierde el PRI los capta el PAN, no el PRD Sin embargo, apunta que, paradójicamente, “el PAN puede así ayudar a que gane el PRD, al disminuir la votación priísta”
EL CONCILIADOR
Para oponerse a la imagen “agresiva, intransigente y violenta” del PRD, el PRI postuló a Tinoco Rubí, exdirector del Sistema Michoacano de Radio y Televisión, un político con fama de mesurado y conciliador, que como líder del polarizado Congreso estatal (1982-1991) logró consenso entre los legisladores de su partido y los de la oposición perredista en momentos de encono
Senador de la República a partir de 1991, Tinoco Rubí se convirtió en candidato del PRI a la gubernatura por la vía del consenso entre las diferentes fuerzas políticas de la entidad La oposición atribuye su candidatura a una alianza negociada entre los cacicazgos regionales del priísmo michoacano, de los cuales el más connotado es el del exgobernador Carlos Torres Manzo
“Eso es falso”, responde el propio candidato, entrevistado a bordo del autobús en el que realiza sus giras proselitistas “Si se tratara de una negociación de esa naturaleza, una alianza de esos grupos, yo habría sido el menos indicado Por el contrario, creo que se requería un candidato fuera de lo tradicional, de los grupos”
—También se afirma que usted no era el candidato que quería el gobernador Ausencio Chávez, pero que él accedió a cambio de algunas posiciones, de candidaturas para presidencias municipales y diputaciones locales, lo cual causó conflictos internos
—No es cierto Tal vez, efectivamente no sería para Ausencio Chávez el candidato idóneo Pero el gobernador es mi amigo, es una gente institucional Y el nunca me vetó
“En cuanto a las posiciones, fui muy respetuoso de que el partido, bajo los procedimientos que ellos decidieran, eligieran a los candidatos a diputados y presidentes municipales Yo no participé para nada, porque así debe ser Efectivamente, algunos candidatos tenían cargos en la administración estatal Pero pregunto: ¿de dónde va a sacar el partido el recurso humano, si no es entre los michoacanos que conocen el trabajo político, que tienen experiencia y vocación?”
En cuando menos 17 municipios hubo conflictos internos por la imposición de candidatos instrumentada por el gobernador Chávez, quien además colocó a un hombre de sus confianzas, Octavio Aparicio, como coordinador de la campaña de Tinoco Rubí
Refiere el candidato que la primera parte de su campaña la dedicó a conciliar a la familia priísta michoacana “Mi idea fue llamar a los priístas a la unidad, al trabajo conjunto en pro del partido, decirles que lo que les ofrecía como candidato era respetar su carrera política dentro del partido, que si ellos trabajaban en forma contundente y organizada iban a tener los espacios y las oportunidades que desgraciadamente muchas veces les cerraban”
Luego se dedicó a restañar las heridas causadas por la selección de los candidatos a alcaldes y diputados locales
Su campaña proselitista, dice, la ha centrado en un contacto directo con la gente, a partir de una nueva modalidad: “escuchar a las comunidades, dialogar, aprender”
Intensa campaña la suya, a través de los 113 municipios del estado Encuentros, reuniones, mítines, giras, entrevistas de radio y televisión
El aparato que lo rodea no tiene nada de distinto: los guaruras, los ayudantes, las suburbans, los radios, las carreras, los recursos sin límite
Tampoco hay cambios en las prácticas tradicionales de las campañas priístas: el acarreo, las pancartas, el reparto de tortas, gorras, camisetas
“Eso no tiene nada de malo”, se defiende Tinoco Rubí “En cualquier país del mundo hay movilizaciones Veo las campañas en Estados Unidos: el candidato, frente a sus simpatizantes que, felices, agitan banderitas También en Europa es usual Creo que esa práctica no tiene nada de negativo Lo que importa es la participación de la gente al escuchar el mensaje Antes estaban comiendo paletas allá atrás, ni pelaban Hoy es distinto: escuchan, atienden, observan Y claro, hay alegría ¿Qué tiene de malo la alegría?”
Asegura que su campaña es austera “Calculo que no gastaremos ni la mitad del tope, es decir, unos 45 millones de nuevos pesos”
LAS CULPAS DE CUAUHTEMOC
Cristóbal Arias busca la gubernatura de Michoacán por segunda vez En 1991 contendió con el priísta Eduardo Villaseñor, que oficialmente resultó ganador Los perredistas denunciaron un fraude electoral, y Arias encabezó una resistencia de 100 días —plantones, marchas, bloqueos carreteros— que culminó con la salida del gobernador impugnado y el nombramiento de un interino
Luego, al frente del comité directivo estatal del PRD, asumió una línea de apertura, de diálogo con el gobierno Se empeñó en borrar la imagen de intransigencia y violencia que la lucha poselectoral del 91 y la campaña salinista contra su partido habían formado Consiguió una reforma electoral consensada Y, con ello, se enfrentó con la corriente que encabeza Cuauhtémoc Cárdenas, que lo acusó de “gobiernista”, “reformista” y hasta “traidor”
En julio de este año —luego de la disputa por la dirección estatal, que finalmente ganó al acceder a ella el diputado Antonio Soto, miembro de sus huestes—, Cristóbal obtuvo la candidatura a gobernador en elecciones primarias abiertas a la ciudadanía Tuvo que enfrentar, sin embargo, la resistencia de su opositor, Roberto Robles Garnica, quien con el abierto apoyo de Cárdenas impugnó la elección y denunció prácticas fraudulentas de los cristobalistas
Las acusaciones mutuas, las agresiones y hasta los insultos salieron del ámbito partidario y dañaron gravemente el rostro del PRD michoacano Finalmente se ganó una tregua, formalizada en el Congreso Nacional perredista de Oaxtepec, donde se impuso la línea “dialoguista” encabezada por el dirigente nacional Porfirio Muñoz Ledo y en la cual se inscribe el propio Arias
Sin embargo, hubo que ceder posiciones Varios cristobalistas que en la elección interna habían ganado la postulación como candidatos a presidentes municipales fueron destituidos y sustituidos por sus rivales roblistas perdedores Caso especialmente grave fue el de Antonio Hernández, quien había ganado la candidatura a presidente municipal de Morelia Con su destitución, el PRD perdió la posibilidad cercana de un triunfo en la capital del estado
También fueron sustituidos por roblistas los candidatos cristobalistas a presidentes municipales de Uruapan, Zacapu y Arteaga
“De ocurrir una derrota del PRD en Michoacán, lo cual está por verse, el responsable será Cuauhtémoc Cárdenas”, dice el politólogo Rivera Velázquez “Su actitud dañó gravemente al partido”
Arias tuvo que arrancar su campaña con un partido dividido y desprestigiado por la pugna interna Se empeñó en reconstruir la unidad y, según dice, lo logró
“Pienso que el problema interno se ha superado con creces, desde hace tiempo Las diversas expresiones en el partido que mostraron sus preferencias por otras opciones hoy están participando en una línea de acción conjunta, unitaria, todos en una línea de acción común”
El candidato perredista confía seriamente en la victoria “Veo las condiciones de la elección muy favorables para el PRD En mi recorrido por el estado encuentro al partido muy metido en la campaña, muy movilizado Y hay una gran respuesta ciudadana, aun en sectores que antes nos miraban con recelo, especialmente en el área urbana Si las elecciones son limpias, o medianamente limpias, vamos a ganar”
—¿La fuerza inesperada del PAN cambia el esquema electoral?
—No creo que haya cambiado El hecho de que algunas encuestas coloquen al PAN como una fuerza ascendente, no quiere decir que lo sea En primer lugar, tenemos muchas reservas sobre las encuestas, que además se han desnaturalizado mucho Hay encuestas para todos los gustos, para todos los colores Hay una crisis de credibilidad sobre las encuestas Han provocado confusión
“Para mí, el esquema sigue siendo el mismo La disputa es PRD-PRI, con una mayor posibilidad del PRD, con un PRI desacreditado, deteriorado a nivel nacional Claro, enfrentándonos a un grupo local con intereses económicos y políticos de hace muchos años, de carácter caciquil Estamos frente a todo un aparato local que tiene intereses creados en casi todo el estado, y con nexos a nivel nacional”
La campaña del PAN “la siento más una campaña de blof, de mercadotecnia, con una inversión multimillonaria, como jamás se había visto” El objetivo del PAN, acusa, es cerrarle el paso al PRD “Y en aras de ese objetivo son capaces de hacerle el trabajo sucio al PRI”
—¿Hasta qué punto la elección de Michoacán es de vida o muerte para el PRD en el país?
—Es de vida, pero no diría que de muerte No desconozco lo crucial, lo definitiva que es Es de vida, porque una victoria aquí sería de un gran aliento nacional para el PRD Y no sólo par el PRD, sino para amplios sectores de la sociedad que quieren encontrar otra alternativa, otra salida No quieren saber nada del PRI, y ven a un PAN que está plenamente identificado como corresponsable justamente de esta crisis
—¿Y una derrota?
—Una derrota significaría mucho desánimo Eso lo explotaría el PAN al sentir que por lo pronto se quedan solos en el escenario Y haría muy lento y penoso un proceso de fortalecimiento del partido con miras hacia adelante, hacia el 97 La recuperación sería demasiado lenta, más penosa No hablo de que sería la muerte o la desintegración del PRD Hay compañeros que lo ven así, efectivamente: como la última oportunidad No lo creo así Pero sí repercutiría muy negativamente Nosotros, por nuestra parte, estamos poniendo nuestro mayor esfuerzo y empeño en esta tarea No hemos escatimado esfuerzo Y vamos a ganar
La campaña de Arias se mira como la más austera de las tres Recursos limitados, propaganda modesta, escasa infraestructura El PRD recibió alrededor de dos millones de nuevos pesos como prerrogativa Ha tenido algún apoyo del CEN perredista
“La campaña está sustentada en el trabajo de muchos compañeros, que suplen con su entusiasmo la falta de recursos”, dice Carlos Naranjo, el coordinador de la campaña del PRD
EL NIÑO TERRIBLE
En 1992 el PAN michoacano tenía comités en sólo 40 de los 113 municipios del estado Ese año postuló únicamente 41 planillas
Hoy, a tres meses de iniciada la campaña electoral, tiene comités municipales y candidatos en 91 municipios, donde vive el 95% de los michoacanos
Priístas y perredistas aceptan que el PAN puede ganar la alcaldía de la capital, para la que postuló al empresario Salvador López Orduña También tiene posibilidades en Zamora, Uruapan, La Piedad, Zitácuaro y Lázaro Cárdenas, entre otros de los principales municipios del estado
Y Felipe Calderón está en la lucha por la gubernatura:
“El PAN ha catalizado en Michoacán la suma de dos grandes rechazos: al PRI y al PRD”, dice el candidato, exsecretario general del CEN panista “Lo más importante es que no transfirió esos rechazos a ninguna de las dos partes, sino que los logró rescatar para sí a base de tener una propuesta y una alternativa propias, respaldadas por una presencia nacional en ascenso”
Virtualmente desconocido en Michoacán, el rostro de Felipe Calderón hizo una aparición súbita, espectacular, cuando 50,000 galardones de plástico fueron colocados en 20 días en más de 60 municipios del estado Pronto empezó a escalar en las encuestas
Un triunfo en Michoacán, dice Calderón, significaría para el PAN “consolidar plenamente la posibilidad de ser gobierno en el 97 y el 2000 Y significaría derrumbar el mito de que el PAN es incapaz de avanzar en el México marginal, indígena, pobre, del cual había sido de alguna manera excluido”
Sorprende, en efecto, la penetración panista en el medio rural michoacano Calderón no sólo se salió del pavimento, sino que se metió a los terregales, a las parcelas, a los ranchos Y, parece, se entiende con los campesinos
“No vengo a ofrecerles nada, a prometerles nada”, suele decir en los mítines “Sólo quiero decirles que tengo las manos limpias de sangre y de dinero mal habido Estas son mis cartas Ustedes deciden Denme una sola oportunidad Eso les pido: una oportunidad”
Aunque el PRD acusa a la campaña panista de despilfarro, el candidato asegura que han gastado alrededor de 12 millones de nuevos pesos, hasta ahora, y que finalmente llegarán a los dos millones Para sus desplazamientos utiliza el autobús que usó Diego Fernández de Ceballos, “El Jefe”, rebautizado como “El Huracán” El vehículo para la prensa es el ya legendario “Aguafiestas”
Dice muy en serio el candidato panista:
“El balance es extraordinariamente positivo para el PAN Nuestro equipo de campaña está haciendo aquí una proeza política Sin embargo, la exigencia del equipo es pelear para ganar Digo que hay que vencer el espíritu de la selección nacional de futbol, de ir a los campeonatos mundiales no con la idea de ganar, sino de hacer un papel decoroso”

Comentarios