CASI EN EL OLVIDO, OTROS “PRESUNTOS ZAPATISTAS” ENFRENTAN CARGOS DE REBELION, SABOTAJE, TERRORISMO, ASOCIACION DELICTUOSA, ACOPIO DE ARMAS, CONSPIRACION…

CASI EN EL OLVIDO, OTROS “PRESUNTOS ZAPATISTAS” ENFRENTAN CARGOS DE REBELION, SABOTAJE, TERRORISMO, ASOCIACION DELICTUOSA, ACOPIO DE ARMAS, CONSPIRACION
Los delitos de rebelión, terrorismo y conspiración de que se acusa a 18 presuntos zapatistas que fueron detenidos durante los operativos realizados en febrero de 1995, carecen de sustento jurídico, por lo que todos deben recobrar pronto su libertad, considera Pilar Noriega, abogada del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh)
“Tan graves son las irregularidades, que la Procuraduría General de la República fundamenta la acusación de terrorismo como inferencia de la presunta militancia de los detenidos en el EZLN, como si el ser zapatista —en caso de que lo fueran— sea un delito tipificado legalmente Eso es anticonstitucional”
Informa que en breve se espera que se dicte sentencia contra Alejandro García, acusado de causar daños a una torre de la Comisión Federal de Electricidad en el estado de Veracruz Se le acusa del delito de sabotaje

Explica Pilar Noriega:
“Este asunto es particularmente curioso, porque se demostró que la torre descrita por las autoridades no sufrió ningún daño Esto se pudo corroborar a través de una inspección pericial”
Acerca de los procesos contra siete de los detenidos en el municipio de Yanga, Veracruz, la abogada explica que no ha sido posible desahogar todas la pruebas para dictar sentencia Los acusados son: Ricardo Hernández López, Hilario Martínez Hernández, Martín Trujillo Barajas, Luis Sánchez Navarrete, Alvaro Castillo Granados, Hermelinda García Zapagua y Rosa Hernández Hernández
Lo mismo ocurre, dice Noriega, con los ocho detenidos en el municipio de Cacalomacán, Estado de México: Celia Martínez Guerrero, Brenda Rodríguez Acosta, Juana Segundo Castillo, Ofelia Hernández Hernández, Joel Martínez González, Gerardo López López, Patricia Jiménez Sánchez y Fernando Domínguez Paredes
Acusados inicialmente de homicidio y lesiones en agravio de efectivos policiacos, los procesados —de origen indígena— enfrentan ahora un juicio ampliado por los delitos de asociación delictuosa, acopio y almacenamiento de armas, rebelión, terrorismo y conspiración
La versión de que se enfrentaron con los policías que los detuvieron, se derrumbó debido a que sólo Fernando Domínguez Paredes salió positivo en la prueba de Harrison
Este hecho insólito sirvió de base para que el Tribunal Unitario de Circuito de la ciudad de Toluca resolviera sobreseer el delito de portación de armas de fuego, por el que originalmente fueron acusados
Las acusaciones contra los ocho procesados parten entonces de la denuncia presentada por el agente judicial —en calidad de “denunciante de oficio”— Leopoldo Correa Esteban, quien fue el encargado de ponerlos a disposición del agente del Ministerio Público
En su declaración, Correa Esteban señala que ni estuvo presente en el momento del supuesto enfrentamiento, debido a que estaba de guardia en la base cuando escuchó el llamado de auxilio de sus compañeros, reportando una balacera
Los acusados señalan que el enfrentamiento se produjo entre los miembros de las diversas operaciones policiacas que acudieron al lugar

Comentarios