La mamá de Hodoyán recuerda cómo se conocieron y convivieron los “narcojuniors” del Cártel de Tijuana

La mamá de Hodoyán recuerda cómo se conocieron y convivieron los “narcojuniors” del Cártel de Tijuana
Alejandro Gutiérrez
CHIHUAHUA, CHIH – “Me da una inmensa tristeza, si es verdad todo lo que se dice de que estos muchachos se involucraron tanto en el narcotráfico y en crímenes, y ver ahora cómo los persiguen por todo Tijuana, luego de que los conocimos de niños”, dice la señora Cristina Palacios Roji de Hodoyán
Madre de Alejandro Enrique —miembro del Cártel de Tijuana—, desaparecido desde el 5 de marzo pasado, y de Alfredo (El Lobo), sujeto a proceso judicial en San Diego, por delitos relacionados con el narcotráfico (Proceso 1083), la señora Palacios habla del “infierno” en que se ha convertido para su familia y otras familias amigas suyas, la persecución de las autoridades contra el Cártel de Tijuana

Sus hijos y sus vecinos —muchos de ellos compañeros desde el kinder en el plantel Latinoamericano y otros en el colegio La Paz o desde la primaria en el Instituto México de Tijuana y hasta en la Universidad Iberoamericana—, ahora son parte de la estructura del cártel que comandan los hermanos Arellano Félix Son los llamados narcojuniors, a quienes se acusa del atentado contra el director del semanario Zeta, Jesús Blancornelas
“Para nosotros ha sido como un baño de agua fría, porque no teníamos ni idea de que hubieran estado tan metidos en el narcotráfico y porque a casi todos los conocimos desde chiquillos”, dice en entrevista telefónica
Víctima de un cateo en su casa —”sin orden judicial”, asegura—, ubicada en la colonia Hipódromo de Tijuana, luego del asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, Cristina Palacios dice que el operativo que el miércoles 3 realizaron 50 agentes de la Policía Judicial Federal y un número no determinado de militares en Tijuana, “abarcó las casas de los padres de varios de los muchachos
“Por las direcciones, estuvieron en las casas de los padres de Fabián Martínez, El Tiburón, de Medardo León Hinojosa y de Ramiro Zúñiga Por lógica, iba a ser difícil que estuvieran ahí estos muchachos, pero a los padres les causó un enorme dolor”
Generación amiga
La madre de los Hodoyán, hombres cercanos a Ramón Arellano, según las autoridades, relata que los padres de esos muchachos se conocieron desde que eran jóvenes y también formaron un grupo de amigos
“Las mamás de varios de los muchachos éramos amigas e íbamos a las fiestas juntas Inclusive, el papá de Ramiro Zúñiga fue mi primer novio”
Así, sus hijos también se hicieron amigos desde niños Recuerda a Gustavo (Tavo Tortas) Miranda Santacruz; a los hermanos Merardo (El Abulón) y Luis Alberto León Hinojosa, Arturo (Kitty) Páez Martínez y Fabián (El Tiburón) Martínez
Dice: “Fabián iba un año más adelantado que Alfredo, Gustavo y Ramiro Pero lo conocimos desde el kinder, porque estaba en la misma generación de mi hija”
De acuerdo con información de la Procuraduría General de la República, Gustavo Miranda era el propietario de un taller mecánico, en el cual se preparaban los aditamentos para los vehículos en los cuales se transportaba la droga, y fue baleado por Fabián Martínez, en el puente internacional que conduce a San Diego, como parte de la purga interna que hubo en el cártel después de la muerte del cardenal Posadas Actualmente, al parecer, está bajo el Programa de Protección a Testigos de Estados Unidos
León Hinojosa está preso en Estados Unidos; El Tiburón, según la misma dependencia, es una pieza clave de los hermanos Arellano Félix
—¿Y Ramón Arellano era del grupo? —se le pregunta a la señora Palacios
—No, en esa época no sabíamos que estaban en Tijuana Fue hace unos diez años cuando por primera vez supe de él Los muchachos estaban organizando una fiesta con una banda, y llegaron a mi casa Les pregunté que cómo iban a pagar la banda, y me contestaron que Ramón lo haría
El ausente
Acerca de la desaparición de su hijo Alejandro Enrique, el 5 de marzo último, la señora Palacios dice que es correcta la identificación que hicieron ella y otros testigos al señalar al exagente del extinto INCD, Ignacio (o Jesús) Weber, como el secuestrador Y agrega que “no son convincentes” las dos versiones sobre el paradero de su hijo
“Ni me convence la aseveración de Kitty Páez, en el sentido de que Alejandro está dentro del programa de protección a testigos ni las afirmaciones de un asesor del procurador Jorge Madrazo ni del fiscal Gonzalo Curiel, de que a mi hijo lo eliminaron los Arellano, por lo que reveló
“Estoy segura de que esto tiene que ver más con el general Jesús Gutiérrez Rebollo, porque en el testimonio de Alejandro (Proceso 1083), las revelaciones más contundentes eran contra los métodos del general para sacarles las declaraciones, además, he podido saber que Weber fue puesto en esta zona noroeste por el licenciado Francisco Molina (antecesor de Gutiérrez Rebollo) y siguió trabajando con el general”
Alejandro Hodoyán fue detenido el 11 de septiembre de 1996, en Guadalajara por un comando de la Quinta Región Militar, entonces bajo el mando del general Jesús Gutiérrez Rebollo Después fue sometido a torturas e interrogatorios Entregado posteriormente a la DEA, con la que no quiso colaborar, el 5 de marzo, fue secuestrado por un grupo armado mientras transitaba con su madre por el bulevar Agua Caliente de Tijuana Desde entonces no se sabe nada de él
Arturo Kitty Páez Martínez, según el testimonio publicado por el semanario Zeta, asegura que Alejandro se encuentra en el programa de protección a testigos de Estados Unidos
Sin embargo, la señora Palacios dice que “antes de la segunda desaparición de mi hijo, el fiscal federal auxiliar en San Diego, Gonzalo Curiel, nos dijo a mi esposo y a mí que sabían que los Arellano ofrecieron un contrato para asesinar a Alejandro”
En su testimonio, fechado el 4 de marzo, un día antes de su desaparición —el cual finalmente fue aceptado como prueba por el juzgado federal de San Diego—, Alejandro relata cómo Curiel le advirtió lo mismo: “Que los Arellano me mandarían matar y que había un contrato contra mi vida”
—¿Entonces por qué está tan segura de que no fueron los Arellano quienes desaparecieron a su hijo?
—Porque un día después del secuestro, el cártel a través de El Tiburón, me envió un mensaje en el que me decían que si a algunos de la familia les había pasado por la cabeza que ellos habían sido los responsables, que estuviéramos tranquilos, porque ellos no fueron
“Pero además, le he dado tantas vueltas a este asunto, que por lógica y por lo que hemos leído cómo actúan los Arellano, ellos no utilizan gente ajena a su organización para esos trabajos, y es más segura la liga de Weber por el lado de Gutiérrez Rebollo y, por ende, con Amado Carrillo que con los Arellano”

Comentarios