LAS TREMENDAS AVENTURAS DE LA CAPITANA GAZPACHO…

LAS TREMENDAS AVENTURAS DE LA CAPITANA GAZPACHO
Víctor Hugo Rascón Banda
La Gruta sigue siendo el foro donde las nuevas voces del teatro confrontan su trabajo con el público y consigo mismos
Toca ahora el turno a Las tremendas aventuras de la Capitana Gazpacho (o de cómo los elefantes aprendieron a jugar a las canicas), ópera prima de Gerardo Mancebo del Castillo Trejo, dirigida por Mauricio García Lozano, que no es una obra de teatro infantil, como su título pudiera indicar Tampoco es la versión femenina de Don Quijote y su escudero, como se ha corrido la voz, aunque haya en escena una caballera andante, un escudero y una Dulcinea, quienes en vez de cabalgar navegan por mares desconocidos para descubrir y conquistar nuevas tierras

Es una desquiciada farsa, donde de principio a fin afloran referencias de Lewis Carrol y flota el espíritu de Alicia, aunque también hay otros guiños literarios, incluso una escena que remite a Esperando a Godot, uno de los momentos más teatrales del espectáculo, donde un hombre y una mujer sentados en los extremos de una larga mesa simplemente esperan
La Capitana Gazpacho, como ya se le llama, abreviando el kilométrico título, es una alocada farsa barroca, una caricatura teatral desquiciada, sarcástica y corrosiva, llena de gags y frases célebres a veces profundas, a veces bobas Es un desmadroso juego teatral llevado al extremo, donde nada parece ser en serio, aunque logre verdades escénicas y reflexiones instantáneas, profundas y sorpresivas
Gerardo Mancebo del Castillo Trejo se inscribe dentro de una nueva generación de dramaturgos (Gerardo Islas, Alberto Castillo, Cecilia Lemus, entre otros) que exploran la farsa con humor ácido, rompen las leyes de la lógica, obras fantásticas y disparadas, intemporales y sin ubicación geográfica, donde la burla y el sarcasmo son los hilos conductores de la acción
Esta es una obra rabiosamente misógina que las feministas rechazarán y que a muchas mujeres les dejará un mal sabor ¿Es consciente el autor de la burla, exhibición y escarnio de actitudes y conductas? ¿Así son las mujeres? ¿Cuando son lesbianas son abusivas? ¿A las casadas, les encanta que les peguen? ¿La relación de pareja es siempre así, un vínculo sádico-masoquista?
Y sin embargo, los espectadores, entre ellos las mujeres, se ríen y aplauden con entusiasmo Hay un interesante fenómeno de conexión inmediata digno de estudio entre los actores y los espectadores, sobre todo con el público joven ¿Esto es una cómic corrosivo, una divertida pesadilla, una fábula posmodernista?
Es realmente una obra sobre el amor no correspondido Catalino, el escudero (Gerardo Mancebo del Castillo Trejo), ama a la capitana Gazpacho (Susana Garfel), quien lo rechaza Esta ama a Honorosa la mujer (Romina Garibay), aunque ella no la acepta; porque ama a Pompeyo, el domador de las esposas (Juan Carlos Vives), aunque éste le pegue Y éste no corresponde al asedio de Circa Mártir (Ana Francis Mor), mientras Mina Fan (Mónica Huarte) ama a Catalino, aunque el escudero la desprecie, porque él adora el mal trato de la Capitana Así se cierra el círculo de los amores imposibles
El grupo de actores, la mayoría recién egresados del Foro de Teatro Contemporáneo de Ludwig Margules, incluyendo al autor, es homogéneo en su desempeño actoral, aunque es evidente a veces el peso escénico, el dominio y la experiencia de un excelente Juan Carlos Vives, de mayor trayectoria y la revelación del autor como buen actor
Tal para cual Un texto lúdico, disparatado y difícil, para un director imaginativo y creador Mauricio García Lozano ha cuidado a los actores, ha encontrado el ritmo y el tono justo y ha logrado una ventura barroca en este mínimo espacio, resuelto certeramente por Philippe Amand
Con ésta su tercera dirección profesional (antes fueron: Tríptico Perverso y El espíritu de la pintora de Alberto Castillo) García Lozano ratifica su oficio y refrenda su talento Ya se prepara a dirigir un monólogo del español José Sanchís Sinisterra, La noche de Molly Bloom, y un texto de la canadiense Carol Frenchet, Las cuatro muertes de María
Farsa desbordada y barroca, Las tremendas aventuras de la Capitana Gazpacho es la aventura de los imposible, donde los soñadores son sacrificados

Comentarios