“El arte de aplicar la ley ambiental consiste en apretar sin asfixiar”: Profepa

“El arte de aplicar la ley ambiental consiste en apretar sin asfixiar”: Profepa
Mano suave del gobierno ante la industria Peñoles, que “envenena” con plomo a la gente de Torreón
Antonio Jáquez
TORREON, COAH – En julio último, el pediatra José Manuel Velasco se sorprendió cuando uno de sus pacientes con anemia —aparentemente por falta de hierro— no respondió al tratamiento

Entonces, relata, “checamos el nivel de plomo en la sangre del niño, y encontramos que estaba muy alto El niño procedía de una colonia popular próxima a la refinería de plomo de Met-Mex Peñoles”
Repitió la prueba con otros 51 niños, entre julio y octubre, y encontró que la mitad de ellos estaban intoxicados con plomo —en grados hasta siete veces mayores que la norma permitida, de 10 microgramos por decilitro—, y que la mayoría residía cerca de la planta de Peñoles, ubicada en una zona densamente poblada de la ciudad
Alarmado, el doctor Velasco reportó el brote epidemiológico a las autoridades de Salud No obtuvo respuesta Solicitó entonces el apoyo del Congreso del estado Al fin, el 1 de febrero de este año, se echó a andar la maquinaria burocrática con una comisión interinstitucional que deberá rendir un informe el 31 de mayo
Por lo pronto, las cifras oficiales recopiladas hasta el viernes 5 por la Jurisdicción Sanitaria VI, a cargo del doctor Jesús Nakamichi, revelan un escenario epidemiológico: En mil 355 muestras obtenidas en áreas vecinas de Peñoles, resultaron 654 niños con plomo en niveles que rebasan los 25 microgramos
“Es una epidemia focalizada en un sector”, confirma Nakamichi
Ese mismo día se hizo un llamamiento a toda la población que vive a un kilómetro a la redonda de Peñoles, niños y adultos, para que acudan a los centros de salud a que se les realicen exámenes para detectar el nivel de plomo en la sangre
Con todo, Peñoles —perteneciente al poderoso Grupo Bailleres— sigue operando impunemente, como lo ha hecho a lo largo de casi 100 años, arrojando gases y polvos letales sobre esta ciudad y otras de la región Lagunera
“Un día sin Peñoles”
Peñoles ha respondido a las críticas y protestas con una campaña en los medios de difusión Se jacta de operar en Torreón, desde hace 98 años, el complejo metalúrgico no ferroso y de metales preciosos más importante de América Latina y el cuarto a escala mundial, con una fundidora de plomo y una refinería de plomo-plata, que pueden producir hasta 180 mil toneladas anuales de plomo y 2 mil 500 de plata, además de una planta electrolítica de zinc con capacidad de 130 mil toneladas por año
La empresa procesa concentrados complejos de plomo y zinc, provenientes de minas propias de Peñoles y de terceros; más de 130 minas del país envían sus concentrados a Met-Mex en esta ciudad Genera 2 mil 158 empleos directos en la Comarca Lagunera (que abarca cinco municipios de Coahuila y otros tantos de Durango) Su inversión asciende a 565 millones de dólares Ocupa el primer lugar nacional en producción de oro, plata, zinc y bismuto
Desde hace 30 años —dice su publicidad—, la empresa ha tenido como política la de instalar y manejar equipos de alta tecnología para protección del medio ambiente, y ha invertido 30% de los activos fijos en sistemas para control de las emisiones de bióxido de azufre, limpieza de gases, control de emisiones fugitivas, manejo de residuos sólidos y tratamiento de aguas
Sin embargo, el doctor Francisco Valdés, experto de la asociación En Defensa del Ambiente, señala que la emergencia que se vive “amerita respuestas más allá de los desplegados” La emisión de plomo “es un problema grave de deterioro ambiental y de salud pública, por lo que es urgente detener las emisiones e iniciar los trabajos de remedio”
Acusa: “Las partes obligadas a intervenir han mostrado una gran mezquindad y lentitud Peñoles no reconoce su responsabilidad, alega que hacen falta estudios Las autoridades de Salud evaden su responsabilidad Las autoridades ambientales del municipio, del estado y federales se esconden o se avientan la bolita En tanto, el problema sigue y se agrava”
Refiere que, por lo menos desde mediados de los ochenta, hay estudios que documentan el envenenamiento por plomo de Peñoles Por ejemplo, en 1986, la doctora Lilia Albert realizó un trabajo en el Centro de Investigación y Estudios Avanzados del IPN (Cinestav) acerca del plomo en el cabello de niños mexicanos, y concluyó:
Debe prestarse especial atención al problema de salud ambiental que constituye la fundidora de plomo situada en Torreón ya que, según los resultados de este estudio, es evidente que está amenazando seriamente la salud futura de la población infantil de esa ciudad, pues tomando en cuenta los valores obtenidos, 667% de la población infantil de esa ciudad, o sea, las dos terceras partes, puede llegar inclusive a presentar síntomas clínicos de intoxicación por plomo
Ahora consultora privada en Xalapa, la doctora Albert —una de las toxicólogas más prestigiadas del país— dice a Proceso que en lugar de profundizar los estudios, “se boicotearon El funcionamiento de Peñoles parece más importante que la salud de una comunidad”
Los primeros afectados por Peñoles son sus trabajadores, según denuncias reiteradas En febrero de 1991, el reportero recogió testimonios de peñoleros en huelga (exhibían mantas que, entre otras cosas, decían: “Un día sin Peñoles es un día más de vida”):
—Hasta los pájaros que pasan por las plantas se caen Todo el día están saliendo gases, y entre esos gases hay plomo, que es absorbido por el organismo Normalmente, un organismo arrojaría plomo por medio de la orina, pero al transcurrir el tiempo no se alcanza a arrojar todo, y se va acumulando Y cuando va a dar a los huesos, hablamos ya de saturnismo, de emplomamiento
—En todos los departamentos hay contaminación Estamos expuestos a gases, polvos, ácidos La enfermedad más común que padecemos es el saturnismo; aquí le decimos emplomamiento: se pone uno blanco, como asustado Tenemos la piel contaminada; estamos hasta la chingada de plomo
—La empresa no reconoce que uno se enferme por riesgos de trabajo; para ella, todos estamos sanos y fuertes, como si trabajáramos en un equipo deportivo y no en una planta fundidora de plomo Es muy difícil, por no decir imposible, que la empresa acepte ante el Seguro Social las enfermedades de trabajo Y el sindicato (Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares) está totalmente entregado a la empresa
Según el expeñolero Regino Ceballos, la empresa hace exámenes semestrales en su clínica “para detectar el porcentaje de plomo en la sangre de los obreros; es una especie de filtro para evitar que se acuda al Seguro Social En cuanto los médicos de Peñoles detectan un emplomado, lo cambian de departamento; lo común es que lo manden fuera de la plantas, dizque para que le dé el sol, como si afuera no hubiera contaminación”
La ruta del plomo
En 1994, Peñoles “se sometió de manera voluntaria” —así lo dijo la empresa— a una auditoría ambiental de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa), como resultado de la cual se le dictaron más de 100 recomendaciones, “habiéndose cumplido a la fecha 90% de ellas, y el resto se cumplirá durante 1999”
La sola lista de recomendaciones de la Profepa ilustra sobre los graves riesgos que representa la empresa, incluso en rubros básicos:
“Reparar el equipo de emergencia y el alumbrado del cuarto del generador de emergencia; colocar los letreros de advertencia necesarios, dentro y fuera de la subestación de la planta de refinería de plomo-plata; efectuar labores de orden, limpieza y corregir las instalaciones para evitar el bloqueo del acceso a las válvulas de control, en las líneas de alimentación de gas natural al área de hornos de la planta de fundición de plomo”
Se recomendó también “eliminar emisiones fugitivas en el interior de los edificios, corregir las fugas de los filtros de las naves, eliminar actividades con emisiones fugitivas en el movimiento y almacenamiento de material particulado fino en patios, humedecer el área donde se almacene materia prima y secundarios en forma de partículas y confinar las operaciones de mixturas, con el objeto de reducir los niveles de partículas suspendidas totales y de plomo en el perímetro de las instalaciones de la fundición de plomo y la planta electrolítica de zinc”
Pese a que la empresa supuestamente ya corrigió esas fallas, los datos recabados por el doctor Velasco y por una investigación académica son motivo de alarma En octubre último, el doctor Gonzalo García Vargas y otros expertos de la Universidad Juárez del estado de Durango, así como del Cinestav, presentaron un estudio que confirma que el plomo de Peñoles sigue contaminando a la población infantil
Para el estudio, se observó a niños de seis a nueve años de edad, en tres escuelas primarias de Torreón y Gómez Palacio —ubicadas “en la cercanía de una fundidora de plomo”—, en la zona centro de mayor tránsito de Torreón y en un área residencial sin exposición apreciable
En los tres escenarios se cuantificó plomo en aire, en suelo y polvo, en agua y en sangre venosa periférica en un total de 394 niños También se evaluaron estado socioeconómico y hábitos higiénico-dietéticos de los niños y otras posibles fuentes de exposición
Según la investigación, los niños con mayores concentraciones de plomo en sangre se encuentran en el “escenario cercano a la planta refinadora” Además, los resultados del muestreo estratificado de suelo indican que la mayor concentración se produce en las áreas de juego de escuelas del centro de la ciudad y en “las cercanías a la planta refinadora de plomo”
Las ciudades de Torreón y Gómez Palacio, advierte el estudio, forman el mayor núcleo urbano de la Comarca Lagunera, con más de un millón de habitantes “Esta área conurbada posee condiciones para tener niveles potencialmente altos de exposición a plomo debido a que cuenta con un parque vehicular abundante, pequeñas industrias fundidoras y una de las refinadoras de plomo más grandes del país y de Latinoamérica”
El palacio de plomo
La divulgación de las investigaciones de García Vargas y Velasco encendieron los ánimos de los colonos vecinos de Peñoles Durante varias semanas realizaron bloqueos en demanda de atención médica para los niños El 19 de enero, el Consejo de Colonias Populares del PRI presentó una denuncia contra Met-Mex Peñoles en la Profepa, mediante su asesor médico Rogelio Orona
Casi un mes después, el 15 de febrero, la delegación Coahuila de la Profepa informó al doctor Orona que en una visita a Peñoles se detectaron “diversas irregularidades en materia de prevención y contaminación a la atmósfera, por lo que se ha instaurado el procedimiento administrativo de inspección y vigilancia previsto por la legislación ambiental, dentro del cual se dictarán a la empresa en cuestión las medidas de urgente aplicación que sean necesarias”
Mauro Delgado, presidente del Consejo de Colonias Populares, dice que, “sin presiones, no hubiéramos logrado que empezaran a atender a los niños La empresa siempre encuentra el modo de eludir su responsabilidad, con amenazas o con sobornos, como los que han estado haciendo a las gentes más combativas: les dan láminas, viga vieja, desechos, promesas de comprarles terrenos en otra parte”
No obstante, el director general de Met-Mex Peñoles, Manuel Luévanos, afirma: “Desde siempre hemos estado en disposición de colaborar con las medidas que sean necesarias” Incluso, dice, desde antes de que existiera normatividad en materia ecológica, Peñoles inició la instalación de equipos de prevención de emisiones
—¿Y entonces por qué sigue contaminando? ¿No es eficiente el equipo, o qué pasa?
—Lo que pasa es que se trata de una contaminación que, según los científicos, es histórica, es decir, que se ha dado a través de muchos años; emisiones industriales, desde luego; emisiones de gasolinas con plomo que estuvieron durante muchos años y que queramos o no reconocer están ahí en el suelo O sea, no es que la contaminación prevalezca
—Pero no sólo el suelo está contaminado por plomo; hay una contaminación actual del aire
—Hay emisiones controladas y emisiones incontroladas de polvo que contienen plomo, pero en cantidades tales que en su mayoría cumplen con las normas establecidas Estamos estableciendo nuestros propios lineamientos para evitar que se den esas contaminaciones Y habrá que esperar a que haya estudios que identifiquen plenamente la fuente de contaminación
Entrevistado en el Distrito Federal —en el corporativo del Grupo Bailleres, encima del Palacio de Hierro de Polanco—, Luévanos asegura que no es necesario cerrar la fundidora de plomo para evitar la contaminación:
“Las plantas que han cerrado es porque no han invertido en equipo adecuado La normatividad en materia ecológica ha ido aumentando sus restricciones, pero afortunadamente la tecnología disponible en el mundo ha ido avanzando y ahora hay muchas plantas, como la nuestra, con equipos de alta tecnología y de alta eficiencia, para evitar emisiones que afecten a la comunidad y que convivan armónicamente con los vecinos”
“Apretar sin asfixiar”
Así lo cree también Antonio Azuela, procurador federal de Protección al Medio Ambiente Entrevistado en el Distrito Federal, sostiene que las inversiones de Peñoles en equipo de control ambiental y las medidas “urgentes” dictadas por la Profepa darán resultado “A muy corto plazo, en los próximos meses, por primera vez vamos a tener una situación donde la norma de calidad del aire se esté respetando sistemáticamente”
Explica que la empresa tenía un plan de acción acordado con la Profepa —derivado de la auditoría ambiental—, con la meta de “estar en pleno cumplimiento en 1999 La mayor parte de las inversiones grandes se iban a terminar este año, pero al conocerse la información sobre intoxicación por plomo tuvimos que reprogramar las obligaciones de la empresa; es decir, no podemos esperar tanto como habíamos calculado”
La empresa, señala, ya aceptó las nuevas medidas, “y no veo venir un litigio de tipo jurídico” Una de esas medidas es el funcionamiento de una red de monitoreo “que nos va a estar informando a la Profepa, para que nosotros demos a conocer al público los niveles de partículas en el aire”
—¿Bajo ninguna circunstancia se considera el cierre de la planta?
—Cuando por alguna razón se rebasen los criterios de calidad ambiental, la empresa tendrá que echar a andar un programa de contingencia, que consiste en reducir actividades Y si la contingencia se prolonga más allá de ciertos límites, llegaría a parar totalmente sus actividades Esperamos que esto no ocurra y que con las primeras 81 medidas que estamos dictando se cumpla con la calidad del aire y que la planta opere sin exponer a la población
—¿Qué garantías hay de que Peñoles cumpla con las normas cuando ha sido renuente a aceptar siquiera que es la fuente de contaminación?
—Bueno, nosotros asumimos la responsabilidad como autoridades ambientales de que esas medidas se van a cumplir Vamos a tener una inspección constante sobre la empresa Y yo no me hago cargo de su desempeño o de las autoridades en el pasado; me hago cargo de lo que en este momento está ocurriendo Tenemos todos los elementos jurídicos, técnicos, logísticos, para estar revisando el comportamiento de la empresa en los próximos meses y años
—Los ambientalistas laguneros proponen que una instancia independiente supervise a Peñoles
—Estaríamos hablando de una reforma constitucional; estaríamos hablando de otro esquema administrativo No sé cómo otro esquema administrativo podría evitar las presiones Las presiones pueden existir o no Pero en este caso y en muchos otros tenemos todos los elementos para pensar que la autoridad puede actuar con plena independencia
Sentencia: “El arte de aplicar la ley ambiental consiste en apretar sin asfixiar ¿Cuál es el tiempo que necesita la empresa para cambiar, qué es legítimo, cuánto estamos dispuestos como sociedad a esperar que una empresa cambie? En todos los casos, es una sociedad de tipo ético, no sólo jurídico
—La sociedad de Torreón ha esperado muchísimo tiempo
—Es razonable que esperemos unas cuantas semanas más Estoy satisfecho con lo que está pasando, porque en unas cuantas semanas la empresa va estar generando una cantidad de polvos mucho menor que nos va a permitir estar dentro de la norma en cuanto a la calidad ambiental alrededor de la planta Si no es así, para eso está el plan de contingencia
“Hicimos un análisis muy detallado de las entrañas de la planta; nuestros técnicos se pasaron semanas en las instalaciones, que también visité yo, y las medidas que se dictaron se derivan de un conocimiento de lo que está pasando; estamos seguros de que la empresa tiene la capacidad de acatarlas”
La impunidad
Iván Restrepo, director del Centro de Ecología y Desarrollo, expresa su indignación por la lentitud del gobierno federal Entrevistado también en el Distrito Federal, exclama:
“¡Es una infamia! No me explico cómo dejaron pasar cuatro años La auditoría ambiental se hizo de mayo de 1994 a enero de 1995; desde entonces se dieron cuenta de las enormes irregularidades con las que ha estado operando Peñoles
“¿Qué presiones impidieron que el gobierno federal se tardara en actuar? Esto es inconcebible”
Comenta que el convenio de la empresa con la Profepa prevé acciones “de primaria, básicas para detener las emisiones Y le da más tiempo a la empresa, como si mientras tanto no siguiera contaminando No sabemos los subterfugios de la empresa para aplazar el cumplimiento del convenio, y no sabemos si el gobierno federal intervenga más drásticamente para cerrar Peñoles El Grupo Bailleres es muy poderoso, muy ramificado y sabe comprar voluntades
“Es inaceptable que los cientos de niños afectados por el plomo y por otras sustancias que emanan de Peñoles crezcan con serias limitaciones en su desarrollo cerebral y también en su desarrollo físico; es archisabido que el envenenamiento por plomo afecta muy seriamente el coeficiente de inteligencia Además, no sólo perjudica a los niños; también ocasiona serios daños a las mujeres en edad reproductiva”
Para el especialista, “es increíble que no se aplique ninguna sanción a la empresa No hay sanción económica y se queda la empresa tan tranquila Esto es gravísimo, y no interviene nadie capaz de hacer cumplir el artículo 4¼ de la Constitución, que garantiza el derecho a la protección de la salud”
—¿Cuál es la solución ideal?
—La solución ideal debió darse hace tiempo: cerrar Si hubiera en este país una comisión de derechos humanos que funcionara, debió obligar al gobierno a pedir perdón a Torreón por tantas omisiones Además, las víctimas tendrían que ser indemnizadas y los culpables sancionados Pero los intereses son demasiado fuertes Lo mínino que debe hacerse es sancionar a Peñoles y supervisarla sistemáticamente Debe operar en Torreón una red de monitoreo ambiental que informe diariamente sobre la calidad del aire
Recomienda al presidente Ernesto Zedillo, “que suele hacer chistes a costa de sus colaboradores, que le haga un buen chiste al secretario de Salud, Juan Ramón de la Fuente: que le pida cuentas sobre el caso de intoxicación por plomo en Torreón”

Comentarios