La caída de Ignacio Chávez: ejercicio de memoria

La caída de Ignacio Chávez: ejercicio de memoria
Guillermo Sheridan
El nombre de Ignacio Chávez ha aparecido en la prensa en estos días rituales como epítome del rector sacrificado a la resistencia de la UNAM a reformarse y al uso político que se hace de esa resistencia No es raro: ninguno de los rectores sacrificados por esa combinación le trató de dar tanto a la UNAM, y ninguno padeció de forma más atroz las consecuencias de su osadía (una osadía que, paradójicamente, en el caso de un rector, es un deber)
La UNAM de Chávez, además, vivió circunstancias externas serias: tironeado por frustrados candidatos a rector lo mismo que por precandidatos a tapado, por los fanáticos del MURO (para quien Chávez era comunista) o del PCM (para quien era priísta), su idea de Universidad se ejerció en el marco de un ambiente viciado por muchos factores, desde el triunfo de la revolución cubana a las disputas en el gabinete de Díaz Ordaz y las fracturas en el control del PRI

La UNAM de Chávez era el escenario social más visible e incendiario de esas riñas conventuales y terminó en una jornada infame en abril de 1966: una turba de “líderes estudiantiles” le extrajo una renuncia a la fuerza, lo humilló y lo arrojó de su oficina Una turba, escribe Chávez en carta del 9 de mayo, dirigida a Octavio Paz, azuzada por políticos de todo tipo Todo en medio de la pasividad general y, para completar el espectáculo, las autoridades sin poder ocultar una prisa medrosa por convalidar el atraco Hasta ahora sigue la impunidad para los líderes delincuentes, mientras mañana posiblemente les concedan como premio algún puesto en el PRI (1)
La excusa para justificar el atraco fue rechazar las reformas académicas que Chávez había iniciado (la desaparición del “pase automático”, el examen único de ingreso, el programa de superación y rendimiento de la docencia, la preparatoria de tres años, etcétera) Los intereses de esos políticos (2) sacrificaron no sólo a Chávez, sino a sus reformas y, de paso, a la UNAM; demostraron que su utilidad política es superior a su eficiencia académica y le crearon un manual de uso cuya primera regla es: cualquier intento de reforma coloca a la UNAM en la subasta del oportunismo político “Una minoría —escribió Chávez en su renuncia razonada— ha decidido por la violencia el destino de la Universidad Su finalidad, encubiertamente académica, ha acabado por descubrirse política”
El repaso de una breve cronología del movimiento estudiantil de 1966, extraída del mencionado Epistolario selecto (que Fabienne Bradu y yo prologamos y anotamos) puede aportar espejeante materia de reflexión para el actual estado de cosas en la UNAM
1961
Enero Al tomar posesión, Chávez dice tener el propósito de “revisar la estructura de la Universidad y crear una conciencia colectiva de que necesitamos renovarnos”
Septiembre Escribe Chávez: “Espero tener tiempo de comenzar la reforma académica que tanto necesita la Universidad No se me oculta que para entonces podrá suscitarse una campaña adversa, sea cuando aumenten las exigencias escolares o se apliquen criterios de selección a los alumnos”
Octubre El ultraderechista MURO y las agrupaciones leales al Partido Comunista Mexicano acusan a Chávez, casi al mismo tiempo, de “riguroso y clasista”
1962
Febrero Se establece el examen de admisión obligatorio para ingresar a la UNAM, incluso para los egresados de la Escuela Nacional Preparatoria
Marzo Escribe Chávez: “Considero vital para el futuro de la Universidad que la selección de alumnos pueda implantarse como un método obligado, y ya que por primera vez se puso en práctica, conviene que no lo hagan fracasar Hay brotes por dondequiera, en Monterrey, en Puebla y aquí en México No parece aventurado el afirmar que tienen una misma fuente subterránea”
Mayo Algunos estudiantes cierran la Facultad de Derecho, indignados por no haber sido “consultados” sobre la terna que la Rectoría presentó a la Junta de Gobierno para elegir a su director
Septiembre Chávez consigue aumentar las jornadas de trabajo en la UNAM de 200 a 220 días al año, a pesar de la oposición de los trabajadores administrativos y algunas federaciones estudiantiles
Septiembre Escribe Chávez: “A pesar de la oposición de líderes demagogos, todo hace esperar que este año se repita el examen de selección Si lo logramos quedará definitivamente establecido Esto es vital para las escuelas profesionales, donde urge la eliminación de los incapaces que constituyen un lastre muy pesado y un motivo, primero, de plétora y, luego, de deserción”
1963
Marzo José Alvarado, rector de la Universidad de Nuevo León, es defenestrado por grupos de derecha locales Escribe Chávez: “Habrá que irse preparando, porque mi turno no ha de estar muy distante, a juzgar por la sucesión de acontecimientos”
1964
Marzo Los estudiantes de derecho denuncian el “secuestro” por parte de la Rectoría de un estudiante expulsado por la dirección de la Facultad Chávez se declara ajeno a los hechos e ingresa una demanda judicial por calumnias
Abril Los estudiantes de la Preparatoria Nacional se oponen a que la UNAM aumente de dos a tres años el bachillerato
1965
Enero Aparece un desplegado titulado “Pobre universidad” en el que se sostiene que Chávez tiene “porros y brigadas de gangsters armados de metralladoras” que asesinan y secuestran estudiantes que se oponen a sus reformas Chávez contesta el día 20 advirtiendo que “se trata de presionar a la opinión pública en previsión de motines que se están preparando”
1966
Febrero Crece la oposición a las reformas académicas Los que reprueban el examen de ingreso se organizan en “asociaciones de rechazados” El rector declara que “la responsabilidad es de muchos No somos los causantes de esa situación que viene a hacer crisis en nuestras manos” Defiende el examen de ingreso y la reforma de la preparatoria de tres años
Marzo La Facultad de Derecho expulsa a los líderes Rodolfo Flores Urquiza, Miguel Castro Bustos (3) y Leopoldo Sánchez Duarte —hijo del gobernador de Sinaloa, Leopoldo Sánchez Celis— por “recurrir a la violencia” Aparece un comité de huelga que amenaza con paralizar la facultad si no se da marcha atrás en las expulsiones
La mayoría de los alumnos y los profesores se oponen a la huelga
El día 14 estalla la huelga
Abril El comité de huelga entrega un pliego petitorio de cuya plena satisfacción depende levantarla: entre otras cosas, exigen despedir al director de la facultad; desaparecer el examen de ingreso; la exención de exámenes a quienes tengan promedio de 8; dinero para liquidar los sueldos de los guardias contratados para cuidar la facultad en su poder
El rector demanda por “daño en propiedad ajena” a los huelguistas
Los huelguistas acusan penalmente a Chávez de “lesiones”
El 26 a las 12:35 de la tarde se incluye la renuncia del rector en el pliego petitorio y se invade la torre de la Rectoría con Chávez adentro
El 26 a las 19:25 horas, Flores Urquiza obliga a Chávez a firmar su renuncia y ordena a sus huestes sacarlo a empellones de la Rectoría
El 27, veinticuatro directores de facultades, escuelas e institutos presentan su renuncia solidaria con Chávez
El 27, el secretario de gobernación Luis Echeverría declara que en lo sucedido no participaron “elementos políticos externos a la UNAM”
El 27 se funda la Asociación de Trabajadores Administrativos de la UNAM (ATAUNAM)
El 28, el comité de huelga felicita a Díaz Ordaz “por la forma en la que ha mantenido incólume la autonomía universitaria”
El 28, Chávez presenta su renuncia formal a la Junta de Gobierno Escribe que mientras no encontremos la fórmula de que el universitario se interese por el fenómeno social de su tiempo y se prepare para una sana actividad política futura, sin caer, por eso, en el error de convertir a la Universidad en una arena de luchas que relegan a segundo plano la finalidad esencial de estudiar y prepararse, veremos repetirse estos desbordamientos que arrasan con logros penosamente obtenidos
El 29, la Junta de Gobierno acepta la renuncia de Chávez Al hacerlo —escribe Carlos Monsiváis— “más que asumir un estado de cosas, legalizó una interpretación de la realidad mexicana, la que fundamenta su validez en la violencia” (4)
El 29, el líder Flores Urquiza entrega a la Junta de Gobierno, en simbólica ceremonia, las llaves de la Facultad de Derecho
El 29, una comisión de estudiantes de la Nacional Preparatoria advierte que no regresará su plantel si no se le garantiza el “pase automático” del nivel medio al superior
El 30, los huelguistas apuntan que no regresaron la Rectoría, sino que sólo la “prestaron” a la Junta de Gobierno en espera de que nombre a un rector “dispuesto a dialogar”
El 30, el Comité de Huelga se “concede el derecho” de vetar al nuevo rector si “no es de su gusto”
El 30, el Comité de Huelga declara que hay que desaparecer a la Junta de Gobierno por ser “un organismo antidemocrático”
Mayo El día 5, la Junta de Gobierno nombra rector a Javier Barros Sierra
El 12, Barros Sierra toma posesión; se niega a ser escoltado hacia la Rectoría por el Comité de Huelga y por el recién formado Consejo Estudiantil Universitario (CEU)
El 14, el CEU anuncia que Barros Sierra ha aceptado sus condiciones, sobre todo el “pase automático”
El 24, los líderes expulsados de la Facultad de Derecho son readmitidos
Junio El día 15, los líderes expulsados y readmitidos cierran la facultad en rechazo al nuevo director
Julio El día 17, la ATAUNAM desconoce a sus líderes, entre ellos a Nicolás Olivos Cuéllar, por “corrupción”
Terminado el episodio, el doctor Chávez escribe: “Si no se actúa hoy, a tiempo, dentro de la ley, se corre el riesgo de tener que hacerlo mañana, fuera de la ley”, avisé entonces al presidente de la República, y agregué: “Este movimiento que parece escolar, y en consecuencia nuestro, es en realidad político y de alcance nacional El golpe que parece dirigido a mí, en realidad es contra usted Si los acontecimientos me rebasan, yo tendré que irme Personalmente, yo quedaré liberado y dejaré de tener este dolor de cabeza; pero a partir de ese momento, usted sufrirá la jaqueca”
Y tiempo más tarde, en un discurso sobre Salvador Zubirán —otro rector expulsado de la UNAM—, Chávez escribió estas preguntas que reviven en estos días en los que la UNAM y quienes la intervienen demuestran que en México hay que cambiarlo todo, menos a la UNAM; que la UNAM es la única institución mexicana que no teme olvidar la historia so pena de revivirla, sino que de olvidarla y revivirla es precisamente de lo que vive:
Es una vieja historia que se viene repitiendo Cuando la Universidad da muestras de su capacidad de transformación y empieza a incubar una mística de donde puede surgir mañana un México nuevo, hay siempre una conjura sorda, concebida por no se sabe quiénes, pagada por algunos, de quienes sí se saben o se sospechan los nombres y realizada por hombrecillos minúsculos, unos de paja, otros de paga El hecho es que todo se derrumba ¿Para beneficio de quiénes? ¿A quién aprovecha el crimen de lesa Universidad que a veces alcanza proporciones de lesa patria? ¿En qué turbias conciencias se esconde la culpabilidad? ¿Quién debe responder ante la historia? (5)
* * * * *
(1) Recogida en Epistolario selecto (1929-1979) México: El Colegio Nacional, 1997, p 300 Hoy no sólo el PRI otorga esos premios
(2) Chávez los menciona en un manuscrito (expediente 8-10) que transcribo verbatim: “Javier Olea, Manzanilla Schaffer, Rodolfo Echeverría, Lauro Ortega, Sánchez Celis, Ortiz Urquidi, Galindo Ochoa, Práxedis Balboa, Ochoa Campos, Lic Burgoa, senador Moguel, Martínez Manatou, senador Galván”
(3) En mayo de 1972, este líder Castro Bustos tomará la Rectoría por dos meses y precipitará la caída del rector González Casanova
(4) “La única cultura capaz de sacarnos del subdesarrollo ha perdido una batalla”, en la Cultura en México, 222, 18 de mayo de 1966
(5) Ignacio Chávez Discurso sobre el Dr Salvador Zubirán en Humanismo médico, educación y cultura, México, Instituto Nacional de Cardiología, p 790

Comentarios