La investigación de la PGJDF, “pura y sólida”: Mauricio Tornero

La investigación de la PGJDF, “pura y sólida”: Mauricio Tornero
Caso Stanley: Brenda, la esposa de Bezares, presunta involucrada
Miguel Cabildo, Raúl Monge y Ricardo Ravelo
En medio de un ambiente hostil alentado por Televisión Azteca y varios medios de información, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) está a punto de embonar una pieza más en el rompecabezas del asesinato de Francisco Stanley:
Dentro de la investigación, recopilada en más de 40 tomos, surgen ahora evidencias sólidas de la probable coparticipación de Brenda Yamile Jiménez Loyola, esposa de Mario Rodríguez Bezares, en el crimen
La PGJDF afina los detalles incluso para citar a declarar en los próximos días —en calidad de indiciada, no ya de testigo— a la mujer que se ha convertido en la virtual “defensora de oficio” de su marido ante las cámaras no sólo de la televisora del Ajusco, sino también de Televisa y en casi todos los diarios de la Ciudad de México
Además, ya existen indicios sobre tres personas más que están involucradas directamente en el asesinato: El supuesto lesionado que estuvo en el lugar del crimen acompañando a Erasmo Pérez Garnica, El Cholo, presunto autor material, el chofer del coche en que huyeron y los autores del robo del Jetta Y sobre ellas va la PGJDF
Desde que la procuraduría capitalina decidió arraigar a Rodríguez Bezares, Brenda no ha desperdiciado ningún espacio de comunicación para descalificar el trabajo desarrollado por la PGJDF
El 2 de septiembre, por ejemplo, luego de escuchar al juez 55 penal, Rafael Guerra, dictar el auto de formal prisión contra su marido, estalló en llanto y gritó desde el fondo del juzgado:
“Es una injusticia y van a pagar cada una de las lágrimas que he llorado Es un juego sucio, una farsa, pero no nos vamos a dar por vencidos y vamos a luchar con todo”
Frente a las cámaras de televisión, solicitó la intervención del presidente Ernesto Zedillo para “detener esta farsa” porque, según ella, “nadie cree lo que aquí está pasando”
Un par de días antes, había presentado una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) por la divulgación de datos sobre su vida personal por la procuraduría capitalina
Los abogados defensores de Bezares, Marcos Castillejos y Eduardo Pasquel, han declarado que el proceso ha estado lleno de irregularidades desde el principio, por lo que en lugar de apelar al auto de formal prisión optaron por promover un amparo con la juez segundo de Distrito en Materia Penal, Rosa María Malvina Carmona, la misma que concedió el amparo a los hermanos Amezcua, José y Luis Ignacio, cabezas del cártel de Colima, para no ser extraditados a Estados Unidos, donde tienen cuentas pendientes con la justicia
El procurador capitalino, Samuel del Villar, interpuso, el jueves 9, una querella contra el abogado de los llamados “reyes de las metanfetaminas”, Everardo Rojas, por las declaraciones que hizo dos días después de que el juez 55 penal, Rafael Guerra, decretó el auto de formal prisión contra Luis Ignacio Amezcua como presunto autor intelectual del asesinato de Stanley
Rojas declaró: “Se les cayó el asunto como lo plantearon, y esto va a ser la gloria o el infierno de Samuel del Villar Y se los advierto: Va a ser el infierno”
Ocho días después de esas declaraciones, a eso de las cinco de la mañana, desconocidos dispararon a una distancia de 110 metros sobre la casa del hermano del procurador, Eduardo del Villar Cinco impactos de arma de fuego, calibre 223, rompieron los vidrios de una ventana de la residencia, ubicada en Tulancingo, Hidalgo
La llamada telefónica
Según pudo investigar Proceso, la inminente consignación penal de Brenda Jiménez estará sustentada en las contradicciones en que ha incurrido en sus declaraciones ministeriales, en testimoniales aportados por testigos y, sobre todo, en nuevos hallazgos inculpatorios descubiertos en el curso de las indagatorias
Consta en autos, por ejemplo, que en los momentos previos al asesinato de Stanley, a las 11:20 horas, después de abandonar las instalaciones de TV Azteca, Rodríguez Bezares llamó por teléfono a Brenda Jiménez para ponerla al tanto del sitio exacto hacia donde se dirigía, en compañía del titular del programa Una tras otra y de su compañero Jorge Gil
“Nos vamos a dar un ‘charcazo'”, le informó
En su declaración ministerial, sin embargo, Jiménez Loyola aseguró que la llamada de su esposo la recibió entre las 11:30 y las 11:45 horas, cuando se encontraba en un gimnasio que se encuentra detrás del restaurante “El Charco de las Ranas”
Pero, ni una ni otra cosa fue cierta, según logró establecer la procuraduría capitalina
En sus investigaciones, la procuraduría descubrió un recibo telefónico, pagado por Brenda ese día a las 1121 horas en las instalaciones de “autoservicio” de Teléfonos de México situadas entre Ciudad Universitaria y el restaurante La Cava, de Insurgentes, a escasos siete minutos del lugar del crimen, acompañada presumiblemente del o de los autores materiales O sea, que no se encontraba en el gimnasio
La versión ofrecida por la esposa del patiño de Stanley se desploma totalmente con un video en poder de la PGJDF, en el que se observa el instante en que Brenda entró al cajero automático de Teléfonos de México a pagar su recibo telefónico y las testimoniales de algunos testigos que negaron haberla visto con teléfono alguno durante su estancia en el gimnasio Los empleados de este lugar señalaron que llegó después de las 11:30 horas
Un elemento más que despierta sospechas de la policía, es que, según Brenda, su esposo nunca le avisaba a donde almorzaría y Rodríguez Bezares dijo todo lo contrario
A la fecha, Jiménez Loyola ha declarado siete veces ante el agente del Ministerio Público y en las siete ha dado diferentes versiones sobre un mismo punto, cosa que hace presumir a las autoridades de la PGJDF su probable coparticipación en la ejecución de Stanley, cuyos vínculos con el narcotráfico, al más alto nivel, están plenamente probados, según la procuraduría
Más contradicciones
Otros indicios con los que la fiscalía robustecerá la acusación formal contra Brenda Jiménez Loyola son los siguientes:
—Las versiones encontradas sobre el origen de la lesión de Rodríguez Bezares en un dedo del pie izquierdo, de la cual hizo gala el mismo día de la ejecución ante las cámaras de televisión En su primera declaración ministerial, Mayito aseguró que se lastimó el 6 de junio en su casa y que en ese momento no estaba su esposa
—Brenda declaró que, en efecto, ella no estaba cuando se produjo la lesión, pero en una segunda comparecencia ante el Ministerio Público ofreció otra versión: Manifestó que al momento de ocurrir el accidente se encontraba en su recámara y, más aún, que alcanzó a escuchar “un quejido”
—Diferentes son las versiones que uno y otro ofrecieron también sobre los bienes muebles e inmuebles que poseen
Rodríguez Bezares declaró ser propietario de varias propiedades, entre ellas un departamento en la colonia Campestre Churubusco, así como de un vehículo adquirido un mes después del asesinato Stanley Aún así, reconoció que tenía algunas deudas
Brenda reconoció la existencia del departamento y del auto, pero dijo que eran más grandes las deudas
Existen constancias judiciales, empero, que prueban que Rodríguez Bezares recibía ingresos mensuales por 170 mil pesos, y tenía una cuenta bancaria con movimientos de 150 mil pesos al mes Actualmente, TV Azteca le otorga una ayuda económica de 50 mil pesos, más 12 mil que le proporciona la Asociación Nacional de Actores (ANDA)
En actas quedó asentado también el dicho de Brenda de que no trabajaba en TV Azteca, pero la policía echó por tierra su afirmación al detectar que su marido la había incluido en la nómina, con una plaza de escenógrafa, por la que percibía un salario de 2 mil 500 pesos al mes, lo mismo que un primo suyo que vivía en su casa
Hasta en cuestiones de índole familiar la procuraduría capitalina ha encontrado inconsistencias y falsedades en las declaraciones ministeriales de Jiménez Loyola
Al preguntarle el MP sobre el comportamiento habitual de su marido, respondió que rara vez llegaba tarde a su casa Consta en autos, sin embargo, que Rodríguez Bezares no sólo llegaba tarde con frecuencia, sino que lo hacía ebrio y, en ocasiones, drogado
En la averiguación previa que integra la PGJDF se hace constar, así mismo, la negativa de Brenda a cooperar con la autoridad El 10 de agosto, la procuraduría capitalina envió a su domicilio un citatorio para que autorizara a sus dos empleadas domésticas, Angélica “N” y Rosa “N”, a acudir al día siguiente, con “carácter de urgente”, a declarar en relación con los hechos ocurridos el 7 de junio
A la fecha, sólo una de ellas rindió su declaración y esto fue posible gracias a que fue interceptada por la policía cuando salió de la casa “al mandado”
Con base en estos elementos —y otros que la autoridad guarda bajo reserva para no entorpecer las indagatorias—, la PGJDF se apresta a modificar la situación legal de Brenda Jiménez de testigo a presunta responsable de participar en el complot organizado supuestamente por los hermanos Amezcua para asesinar a Paco Stanley
Litigando en la televisión
A poco más de dos meses de esos hechos, Mauricio Tornero, jefe de la Policía Judicial del DF, habla, sin reparos, de la investigación:
“En este caso no se ha cometido ninguna arbitrariedad Ha sido una investigación policiaca, ministerial y pericial pura, sólida”
—¿A qué atribuye entonces que se trate de denostar el trabajo de la Procuraduría?
—Ha sido una situación rara, extraña Habría que valorar los tiempos que TV Azteca ha dado a la defensa y a la fiscalía Hay una desproporción increíble, brutal, sin precedentes TV Azteca está litigando en la televisión
Un dato da idea de la desproporción en el tiempo de transmisión que se ha dado a la defensa y a la PGJDF: A finales de agosto, cuando la Procuraduría consignó penalmente a Rodríguez Bezares, la televisora propiedad de Ricardo Salinas Pliego, destinó 31 minutos, sin cortes, a “limpiar la imagen” de Mayito, mientras que otorgó medio minuto a la versión oficial
—Qué sentimiento lo embarga cuando TV Azteca asume el papel de defensor de oficio
—Hay que respetar la libertad de expresión Desde esta posición he tratado de evitar que, con o sin la presión de la prensa, se cometan situaciones irregulares, contrarias a derecho
“Lo que me anima es que la investigación se ha llevado con absoluta transparencia En este rompecabezas criminal las piezas han ido embonando solas; ninguna se ha metido a la fuerza ni se ha fabricado”
Tornero rechaza también las versiones divulgadas por la defensa de los seis implicados en el crimen de Stanley —Luis Amezcua Contreras, Erasmo Pérez Garnica, Paola Durante Ochoa, Mario Rodríguez Bezares, Jorge García Escandón y Luis Rosendo Martínez Delgado— en el sentido de que la indagatoria, que contiene más de 200 testimoniales, descanse en la declaración de Luis Gabriel Valencia López, quien según la PGJDF fue cocinero personal de los hermanos Amezcua en el Reclusorio Sur, del 17 de octubre de 1998 al 11 de agosto
Explica:
“El testimonio de Valencia aportó elementos importantísimos para robustecer los vínculos que habíamos detectado con la reconstrucción de los hechos”
Según el jefe de la policía judicial Distrito Federal, la sola reconstrucción de —en la que se consideran hechos y circunstancias de modo, lugar y tiempo y pruebas periciales— arrojó las primeras pistas que llevaron, primero, a solicitar el arraigo de parte de los inculpados y, posteriormente, a su consignación penal
Confiesa incluso que el excocinero de los Amezcua, quien aseguró haber visto a Paola Durante y a Erasmo Pérez Garnica, El Cholo, dentro de los dormitorios que ocupaban hasta la semana pasada los hermanos Amezcua en el Reclusorio Sur —el jueves 9 fueron trasladados al penal de alta seguridad de Almoloya de Juárez, junto con Erasmo Pérez— utilizó el teléfono de emergencia de la PGJDF, el 061, para denunciar el complot que los Amezcua habían fraguado desde la cárcel para matar a Stanley
A cambio de su declaración, solicitó a las autoridades que se le garantizara su seguridad personal y fuera trasladado a una prisión de Puebla Actualmente, el testigo se encuentra recluido en la penitenciaría de Santa Marta Acatitla, bajo estrictas medidas de seguridad
Antes de tomarle su declaración ministerial, la procuraduría capitalina investigó cada uno de los datos aportados por Valencia y, luego de certificar su veracidad, los integró a la indagatoria Fue la clave de la identificación y aprehensión de El Cholo, considerado el autor material del asesinato
—¿No hay elementos endebles dentro de la investigación?
—No, en absoluto Tenemos confianza porque no se ha inventado nada
En la entrevista, Mauricio Tornero expresa también que no tiene ninguna duda de que el asesinato de Paco Stanley fue obra del narcotráfico, así como también el incidente ocurrido, la mañana del miércoles 8, en la casa de Eduardo del Villar, hermano del procurador capitalino, en Tulancingo
“Esto fue un complot, una conspiración, un acto concertado y planeado”, dice
Y refuerza con un dato:
“Stanley tenía vínculos con Amado Carrillo, jefe del Cártel de Juárez, desde 1994 Como este delito es de orden federal, corresponderá a la Procuraduría General de la República conducir la investigación”

Comentarios

Load More