Pequeño léxico progresivo para ayudar a percibir la obra de Alfonso Mena Pacheco (Y)

Pequeño léxico progresivo para ayudar a percibir la obra de Alfonso Mena Pacheco (Y)
Raquel Tibol
ALFONSO MENA PACHECO Pintor, dibujante, serígrafo, constructor de objetos, ensayador de materiales, cultiva un arte abstracto Nació en la Ciudad de México en 1961 Estudió en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado del Instituto Nacional de Bellas Artes (1984-1989) Ha presentado ocho exposiciones individuales, ha participado en unas 60 colectivas, y a partir del 28 de septiembre mostrará pinturas, dibujos y objetos en la Galería Landucci-Arte
ABSTRACCIÓN De las diversas maneras del arte no representativo, Mena Pacheco se decidió por la abstracción lírica desarrollada con técnica, espíritu y acento poético propios

ABSTRACCIÓN LÍRICA La distingue su carácter expresivo logrado por impulsos de gestualidad en busca de ritmos armónicos Los ritmos armónicos fueron preconizados desde principios del siglo XX por Vassily Kandinsky (1866-1949), cuando llamó a “penetrar la esencia de lo espiritual, es decir, lo abstracto”, por la vibración supersensible de una necesidad interior
GESTUALIDAD En Alfonso Mena la gestualidad no sólo es fruto del automatismo; él realiza esbozos preliminares para encontrar un armazón capaz de soportar materias y texturas diversas que lo encaminen tanto a la pintura polimatérica como a la energética, las cuales dan por fruto unidades plásticas controladas, en las cuales han entrado en juego la espontaneidad emotiva y la elaboración racional La técnica es vehículo para una finalidad poética
TÉCNICA Mena Pacheco usa como soportes: madera de encino, madera de roble, tela de lino encolada con cola de conejo como la utilizaba Henri Matisse (1869-1954), papel Fabriano muy delgado Variadas son las medidas: 122 x 64, 180 x 122, 190 x 200, 122 x 244, 67 x 49 centímetros Los materiales: óleo, encausto, papeles, grafito, tela de seda blanca, tela de seda amarilla, tela de seda anaranjada, emulsión de leche, caolín, temple, polvo de mármol, aguada, barniz, aguarrás, aceite de linaza, sulfato de cobre, gouache, acuarela, acrílico, látex, cera, objetos encontrados Colores: azul, blanco, gris, negro, ocre, amarillo, salmón, bermellón, café, rojo A veces adhiere papel de cuadrícula; hace un proceso de impresión con encausto para lograr volúmenes; usa el blanco de plomo en las orillas para enmarcar y resaltar el núcleo central; los pedazos de finísima seda sobre el óleo tamizan colores y afinan texturas; a veces el óleo puro sirve para puntear, el grafito para delinear, el caolín para secar texturando,
el aguarrás o el polvo de mármol para matar los brillos Mena Pacheco prefiere los formatos verticales, aunque en series recientes ha probado con fortuna superficies acusadamente apaisadas Gran parte del proceso lo desarrolla con los cuadros acostados, aunque para concluir siempre los levanta La superposición de encausto sobre el óleo hace que éste se vuelva mate y el otro brille Otra manera de modificar las calidades táctiles del óleo es secarlo con cartón para refrescarlo después con una aguada Por contraste, en determinadas zonas se acumulan texturas muy fuertes El veteado de la madera de encino tiene sus propias calidades que hay que saber resguardar con manchas armónicas También la plancha de roble exige a veces no ser cubierta Para conseguir azules transparentes como de acuarela, a Mena Pacheco le sirve el sulfato de cobre Los escurridos no quedan librados a su propia suerte pues se les aplica papel para secarlos Cuando el soporte es papel Fabriano, para adelgazar la materia y sutilizar las transparencias, las hojas son sumergidas en agua muchas veces, hasta 20 suelen ser las pasadas El gouache y el temple se diluyen, pero dejan huella, no así el acrílico, la acuarela y el grafito El acabado con barniz saca las transparencias
TÍTULO Mentiras de la razón, el título común a todas las series que habrán de presentarse a partir del próximo 28, pretende resaltar el proceso conceptual seguido por Mena Pacheco antes de permitir que actúen los automatismos propios de una pintura expresionista, emocional y abstracta, la cual no se niega a recoger experiencias sensoriales de la realidad Las referencias a la realidad no han sido preconcebidas, sino que emergen accidentalmente como alusiones más o menos nostálgicas, como intuiciones de una memoria escondida El pintor y poeta alemán Alfred Otto Schulze, llamado Wols (1913-1951), refiriéndose a los secretos caminos de la intuición y la subjetividad, escribió: “Un artista absorbe con seguridad lo que ve Un artista debe mirar más allá de lo que se manifiesta a sus ojos” A diferencia de los impulsores absolutos del tachismo, Mena Pacheco combina la planificación reflexiva con el flujo impulsivo Él no pretende que la imaginación desborde lo visible Su afán persigue misterios plenamente perceptibles: todo debe ser observable, todo
se abre a la capacidad desentrañadora y asociativa del que mira (Continuará)

Comentarios