El próximo gabinete

El próximo gabinete
Froylán M López Narváez
En esta semana ya habrán de saberlo, aquellos quienes compartirán responsabilidades y riesgos públicos en el gobierno de José López Portillo Asunto este tan importante como el de la designación del coordinador administrativo y político que resulta ser el Presidente de la República
El sigilo y la especulación han tipificado, como nunca, los nombramientos presuntos, la selección de funcionarios Son muy pocos los apellidos citados con certidumbre: Moctezuma, Landeros, Rossel, Carvajal, Oteyza, y algunos otros La condición alejada de los círculos políticos del Presidente electo impide la noticia firme de grupo o de equipo La abundancia de oferta y pretensiones provoca cerrazón y temores
En otros tiempos menos frustrados se afirmarían los nombres aconsejables de quienes podrían o deberían permanecer o cambiar puestos como consecuencia de un trabajo útil, imprescindible en la anterior administración En el sexenio a punto de iniciarse no se reclama la presencia de ningún acompañante, efímero o permanente, de la gestión de Echeverría, por más que pudieran referirse inacabadas acciones o tendencias plausibles
La omnicomprehensión del Ejecutivo actual impidió que se forjase personalidad o tarea a tal punto eficaz o importante que hiciere surgir la demanda de permanencia Ni siquiera, ni mucho menos, los muy jóvenes echeverristas —no sólo en secretarías sino en gubernaturas o legislaturas— se pueden invocar como sujetos que lograron excelencias, políticas o tareas a apoyar en el futuro La corrupción, la dependencia, la contradicción mutilaron, menoscabaron destinos públicos
Prosigue la incapacitación de cuadros administrativos La movilidad política de cada sexenio no implica consistencia, ni eficacia; tampoco impide la burocratización
Aunque negada, la tendencia tecnocrática se anticipa como matriz para la selección de funcionarios No se conoce a ningún presunto administrador federal que proceda o de estirpe popular inmediata o como agente de luchas sociales Desafortunadamente, se da por descontado que no es imprescindible ningún antecedente de política abierta para encabezar secretarías de Estado u oficinas descentralizadas
El caso es que sí se conocen las empresas o problemas mayores que habrán de encarar las secretarías de Estado, ya sea que traten de rescatar el populismo o que allanen camino para la fuerza derechista o para la democrática
Así la Secretaría de Gobernación ya no es puesto clave en todo caso como preludio de carrera segura ante la sucesión presidencial Pero se advierte que el trabajo político y humano del futuro secretario de Gobernación habrá de ser o altamente represivo, o, lo exigible, responsable de la apertura democrática en serio
La Secretaría de la Presidencia, sobre todo si acoge a la del Patrimonio Nacional, como se ha rumoreado, podrá ser eminente, en tanto que coordinadora o “suprasecretaría” según se ha dicho Es urgente e imprescindible que la Secretaría de Hacienda cambie radicalmente de funcionarios y de orientaciones Extraño y grave ha sido que se hayan mantenido políticas hacendarias y fiscales que hundieron las finanzas del Estado Lo mismo o peor con la Secretaría de Industria y Comercio, de la que se dice que habrá de ser dividida Comunicaciones y Transportes debería estar al servicio de la comunicación popular y no en poder de plutocracias regionales o a la orden de las transnacionales de la información y el mercantilismo industrial o publicitario, como ahora mismo
La fidelidad y la cautela, el civilismo, son imprescindibles en el próximo secretario de la Defensa Nacional Turismo no deberá estar ya más en manos de negociantes privados La mutilación y la heterogeneidad y contradicción en “alas” del Poder Ejecutivo es práctica por erradicar
Relaciones Exteriores tendrá que restablecer su pasado escrupuloso y constitucional, para abandonar aventuras internacionales tan publicitadas como estériles En la Reforma Agraria la mentira y la improvisación, la demagogia falaz, deberán dar su sitio a la ley y al cambio eficiente y justiciero La Procuraduría General de República reclama un dirigente atenido al derecho y no a la custodia represiva
Ciertamente que no se conocen las personas que pudieran o querrían asumir cargos públicos nacionales con estas tendencias y calidades López Portillo deberá tomarlas en cuenta si quiere que su gestión no termine incorporando a México dentro de las naciones en poder de plutocracias castrenses, títeres

Comentarios

Load More