Colombia: ahora es el clero

Colombia: ahora es el clero
A los enfrentamientos que sostiene con sectores universitarios y de asistencia social, el gobierno colombiano suma ahora otro con la iglesia católica, particularmente con los clérigos “comprometidos en movimientos subversivos o en activismo político”, según advertencia expresa del ministro de interior, Rafael Pardo Buelvas Entre los aludidos se encuentran la monja y los dos sacerdotes que aprehendió un cuerpo de la infantería de marina en dos templos de la arquidiócesis de Cartagena, cuyo obispo, Rubén Isaza Restrepo, pidió a todos sus párrocos orar por los detenidos
El juez militar que decidirá la suerte de Herlinda Moisés, Rafael Geney y César Augusto Rojas sostiene que los tres fueron detenidos en posesión “de drogas y dinero”, a lo que Isaza, por su parte, repuso que el trabajo asistencial que desarrollan sus parroquias incluye, necesariamente, la utilización de dinero y drogas para auxiliar a la población
La noticia de las aprehensiones fue dada a conocer por el obispo de Cartagena, el 4 de noviembre, lo que motivó descontento entre los militares, porque el anuncio pudo haber prevenido al Ejército de Liberación Nacional, que comandaba Fabio Vázquez Castaños

Se esperaba que la Conferencia Episcopal colombiana proteste ante el gobierno, por la violación del concordato entre Colombia y la Santa Sede, que establece la obligación del Estado de informar a la Iglesia, antes o poco después, de acciones penales contra sus clérigos
Otro de los puntos del concordato que ha sido violado es el que se refiere al encarcelamiento de sacerdotes, que no debieran estar, como sucede, en prisiones destinadas a los reos comunes
Por otra parte, los nuevos nombramientos en el gabinete sugieren que el presidente Alfonso López Michelsen prácticamente piensa gobernar solo durante sus últimos dos años de régimen y que tomará a su cargo personal los problemas sobresalientes tales como la huelga médica y las universidades Su nuevo gabinete está constituido en gran parte por desconocidos políticos y personas de poco relieve Aún Montoya, notorio incondicional conservador destaca más por su lopizmo que por sus méritos dentro del partido Montoya arrasó con los estudiantes de izquierda cuando fue gobernador de Antioquía y se presume que estará encargado de llevar a cabo a escala nacional políticas duras semejantes El nuevo ministro de justicia, Víctor Renán Barco, es un terrateniente millonario y exintegrante del Movimiento Liberal Revolucionario El ministro del Interior, Rafael Pardo Buelvas, otro terrateniente, se considera “apolítico” Sara Ordóñez de Londoño, ministro de Comunicaciones antes fue consejera presidencial y tiene estrechas ligas con el grupo financiero Gran Colombiano que es controlado por el primo del presidente Jaime Michelsen El nuevo ministro de Agricultura, Alvaro Araujo Noguera, es socio de negocios, tanto del presidente, como de Pardo Buelvas Finalmente, René Orejuela Bueno, en el ministerio de Salubridad, es un médico de quien se espera mejorará las relaciones con los sindicatos médicos Cuando fue el gobernador de Valle rompió la huelga del ingenio azucarero de Río Paila a principios de este año

Comentarios