Películas mexicanas en la muestra

PELICULAS MEXICANAS EN LA MUESTRA
La VI Muestra Internacional de Cine, que se está presentando en el cine Roble de esta ciudad, incluyó tres películas mexicanas: Los albañiles, de Jorge Fons; La pasión según Berenice, de Jaime Humberto Hermosillo, y Las poquianchis, de Felipe Cazals Los tres son directores surgidos en la nueva época del cine mexicano, la que se inició con la estatización de la industria Se recogen aquí las opiniones que otros tres directores jóvenes mexicanos —José Estrada, Sergio Olhovich y Salomón Laiter— emitieron sobre la inclusión de las tres cintas mencionadas en la muestra cinematográfica
José Estrada: “Me entusiasma que hayan sido seleccionadas películas de realizadores del Frente Nacional de Cinematografistas, mismo al que pertenezco Guiones y realización son buenas para nuestro cine, que está empezando a desarrollarse, aunque no sé hasta qué punto resulte favorable esta competencia con películas seleccionadas entre lo mejor de las cinematografías más representativas del mundo El público de las reseñas es más exigente, de manera que la inclusión de estas películas conlleva riesgos Me parece bien que esta muestra no entregue premios, sino que su propósito sea, como lo indica su nombre, mostrar lo más importante que se ha realizado cinematográficamente en el mundo”
Sergio Olhovich: “Creo que esta es la más completa de las muestras, ya que incluye películas muy importantes, de reconocida calidad En cuanto a las tres cintas mexicanas, opino que fue una selección un poco apresurada, ya que la producción de este año fue excelente Hay películas mejores, como Longitud de guerra de Gonzalo Martínez En fin, el de escoger las películas para la muestra es un derecho personal de García Borja y en conjunto se trata de tres buenas películas”
Salomón Laiter: “Resulta significativo que se haya incluido películas nacionales en la Muestra Internacional de Cine, así como necesario como un estímulo para los directores del nuevo cine mexicano La industria atraviesa por un momento revolucionario que ha producido obras de gran valor intrínseco, utilizando el talento de los artistas que trabajan al servicio propio y de la comunidad La industria cinematográfica en manos de sus trabajadores es lo que necesitábamos para producir cineastas talentosos como Jorge Fons, Felipe Cazals y Humberto Hermosillo Después de haber visto Los albañiles pienso que es un balance perfecto de una obra original y un director En cuanto a las de futura proyección, es de esperarse que estén a la altura de sus realizadores, Miserere de Cazals —que ya conozco—, logra la más importante expresión cinematográfica al presentarnos un conflicto que debimos analizar También creo que la muestra tiene un brillantísimo futuro en medio de la decadencia de los festivales cinematográficos”

Comentarios