Bush autorizó el ataque a Irak días antes de su visita

Bush autorizó el ataque a Irak días antes de su visita
La estrategia de Fox, anulada
Homero Campa, Verónica Espinosa y Rodolfo Montes
La imagen de la camioneta blindada en que viajaban los presidentes Vicente Fox y George W Bush del aeropuerto internacional de El Bajío al rancho San Cristóbal dejó de aparecer en las pantallas de millones de televisores en Estados Unidos

Eran las 10:45 horas del viernes 16 y, casi al unísono, las cadenas de televisión CNN, ABC, NBC y MSNBC, empezaron a transmitir información sobre el bombardeo que conjuntamente hicieron aviones ingleses y estadunidenses sobre objetivos militares cercanos a Bagdad
En un instante, la prensa de Estados Unidos y del resto del mundo perdió el interés en la visita del presidente Bush a México
Durante horas -mientras los mandatarios de Estados Unidos y México recorrían el rancho San Cristóbal o platicaban en un ambiente “privado e informal”- las televisoras estadunidenses mostraron las imágenes de los bombardeos nocturnos a Irak y no las del rancho en Guanajuato; sus conductores y enviados repitieron el nombre de Sadam Hussein y no el de Vicente Fox
Para algunas de estas cadenas de televisión poco importó el envío de varios técnicos y reporteros a México con la encomienda de no perder detalle de la primera visita del jefe de la Casa Blanca a un país extranjero ABC y CNN, incluso, habían anunciado un día antes “especiales” sobre la cobertura en Guanajuato
En intención quedó la estrategia de Francisco Ortiz, coordinador de Opinión Pública e Imagen del gobierno federal, de “apantallar al mundo” con el recibimiento a Bush en el rancho San Cristóbal
En entrevista con el diario Reforma, el jueves 15, Ortiz señaló: “México va a apantallar por lo que es, por el presidente que tiene y por la visita que estamos recibiendo Creo que ésas son las razones por las que quedaremos bien en el extranjero”
Y hasta previó que por las imágenes de la visita del jefe de la Casa Blanca, “un empresario suizo, por ejemplo, podrá sentir el gusanito de qué más hay en México”
Pero la visita de Bush a México quedó eclipsada por una decisión que él mismo tomó: atacar a Irak
Pasadas las 14:00 horas, la atención de la prensa se centró en las oficinas del Pentágono El general Gregory Newbold, director de Operaciones del Comando Conjunto, ofrecía una breve conferencia de prensa sobre la operación militar
Allí, el general Newbold declaró: “El presidente Bush aprobó ayer (jueves 15) las acciones que se llevaron a cabo” en Bagdad
Tal declaración no dejó lugar a dudas: Bush tomó la decisión de atacar Irak antes de salir hacia Guanajuato sin, al parecer, considerar los efectos que tendría sobre la estrategia de imagen de su amigo y aliado, Vicente Fox
Más aún, en Londres, la oficina del primer ministro Tony Blair informó que la operación contra el régimen de Bagdad fue autorizada esta semana por el secretario británico de Defensa, Geoff Hoon Y señaló que ello ocurrió tras una serie de conversaciones con Estados Unidos
-¿Por qué si la orden fue ayer se atacó hoy (día de la visita a Guanajuato)?
-preguntaron en México a Condoleeza Rice, jefa del Consejo de Seguridad:
“El presidente (Bush) ya había recibido cuatro notificaciones de las violaciones a la zona de exclusión por parte de los iraquíes Por esta situación se requería de la aprobación de una orden del jefe de las fuerzas armadas”, contestó la funcionaria estadunidense
En Washington, fuentes militares comentaron que en este tipo de situaciones el presidente da la orden de ataque, pero los mandos militares son los que determinan los tiempos de acuerdo con las circunstancias
En ese sentido, Newbold apuntó que “la acción se realizó conforme a los planes militares para evitar daños a los aviones aliados, y ésa es una decisión que se toma con base en las políticas discrecionales de defensa () las cuales son diseñadas por los sistemas de seguridad nacional”
El tema incómodo
Tras la conferencia de prensa del general Newbold en el Pentágono, los reflectores volvieron al rancho San Cristóbal A esa hora -las 2:30 de la tarde-, los enviados estadunidenses esperaban expectantes la salida de Bush para que hablara del ataque a Irak
Así fue Durante la conferencia conjunta que ofrecieron ambos mandatarios, el grueso de las preguntas de los enviados estadunidenses fue sobre la decisión de bombardear las instalaciones militares iraquíes, a tal punto que un reportero extranjero se disculpó con Fox por “no hacerle una pregunta sobre Estados Unidos y México, pero, presidente Bush, si me permite otra pregunta sobre Irak”
Serios e incómodos estaban los colaboradores cercanos de Fox: el canciller Jorge Castañeda; el asesor de Seguridad Nacional, Adolfo Aguilar Zinser, y el secretario de Gobernación, Santiago Creel De su rostro había desaparecido la sonrisa de las primeras horas de ese día Entre pregunta y pregunta se removían en sus asientos
Patricia Rodríguez Calva, reportera de Imagen Informativa, hizo varias preguntas Una de ellas fue directa para Bush
-¿Por qué, señor presidente, (el bombardeo) en estos momentos en que usted está dialogando con el presidente mexicano?
Bush dijo que Estados Unidos está comprometido con Medio Oriente y el Golfo Pérsico, que hará valer la zona de prohibición en la región, que él autorizó la operación y que ésta era de “rutina” Pero no contestó la pregunta de la reportera
Más tarde, Wilbert Torre, reportero de Reforma insistió, pero ahora con una pregunta dirigida a Fox:
-¿Considera un desaire o un gesto inadecuado el hecho de que en esta primera visita del presidente de Estados Unidos, el bombardeo a Irak acapare la atención y reduzca el nivel de esta visita de trabajo a Guanajuato?
-No hay por qué relacionar un evento con otro Aquí estamos en un proceso de construcción, de una visión y de una estrategia para impulsar el desarrollo económico, el desarrollo humano de toda una región ()
En su turno, el reportero Rodolfo Montes de Proceso preguntó:
-Ya que van caminando juntos en muchas cosas que quieren llevar a cabo en un futuro corto y también con visión lejana, señor presidente Fox, ¿usted apoya este tipo de acciones militares como las que está haciendo Estados Unidos en estos momentos bombardeando a Irak?
Sorprendido por el interrogante, Fox sonrió con incomodidad
-Yo no tengo una posición ni una declaración sobre este tema en este momento Ya lo hará la Cancillería más delante
La respuesta de Fox provocó el aplauso y la risa de Bush, quien sin dejar de mirarlo, comentó: “¡Me gustan esas respuestas cortas!”
Casi a la media noche -nueve horas después de la conferencia de prensa-, la Cancillería fijó la posición de México ante el conflicto en Irak
En un comunicado de tres puntos, declaró:
1) México “acepta el uso de la fuerza únicamente en las situaciones contempladas en el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas” (tal argumento ha sido usado por Estados Unidos para el caso de Irak)
2) México “considera que, en el marco de las resoluciones del Consejo de Seguridad sobre esta cuestión, Irak debe respetar la zona de exclusión de vuelos”
3) México “apoya los pasos tendientes a encontrar una resolución definitiva y duradera a la situación que impera en Irak, en el marco de los esfuerzos que lleva a cabo la ONU”
Fue, en los hechos, una posición de respaldo a la acción de Estados Unidos Sólo que esta vez el comunicado no pugnó por una salida pacífica al conflicto, alejándose de las tradicionales posiciones diplomáticas de México para casos similares
Prioridades informativas
“En política nada es fortuito”, resume Luis Torres de la Llosa, corresponsal de la AFP radicado en Washington, encargado de la “fuente” de la Casa Blanca y quien cubrió la Guerra del Golfo Pérsico
Con esta acción de bombardear Irak, justo en el debut de sus viajes a otros países, Bush “entra al concierto internacional, pisando fuerte Ciertamente distrajo la atención, pero la cumbre entre Bush y Fox también arrojó resultados concretos, por lo que el tema del bombardeo a Irak lo puse en el último párrafo”, dice Torres de la Llosa en breve entrevista efectuada en la oficina de prensa que se montó en la ciudad de León para los corresponsales extranjeros que cubrieron la reunión
“En lo personal y muy a mi juicio, el ataque a Irak se lleva entre las patas la atmósfera que se tejió para la cumbre en el rancho de San Cristóbal”, manifiesta por su parte Ricardo Alday, gerente de Notimex para la región de América del Norte, con sede en Washington
Juzga: “Desde el punto de vista estrictamente mexicano, esta acción del mandatario estadunidense puede significar un desaire, una señal con poco tacto diplomático, puesto que el nuevo gobierno mexicano hizo todo para que todo le saliera redondo
“Desde el punto de vista externo, Estados Unidos volvió a echar mano de su comodín que es Irak, pues es una intención clara de mandar un par de señales, una a nivel doméstico y otra a la comunidad internacional; es un doble mensaje en un mismo día: Por lo que hace a la política doméstica, Bush está diciendo que al usar la fuerza es un presidente que pisa fuerte Esto le sirve, pues sólo cuenta con 28 días en el poder, máxime que llegó a la Casa Blanca con una marcada y comprobada inexperiencia en materia de política exterior En lo externo, es un mensaje contundente que dice: ‘Aguas conmigo, tengo el control del mando’”
En la misma sala de prensa montada en el Hotel Real de Minas, la reportera Mercedes Gallego, enviada del periódico El Correo Español, considera que “sin duda alguna el bombardeo contra Irak, autorizado por George Bush, le restó espacio a esta cumbre en todo el mundo A mí, como a muchos de mis colegas enviados a este evento, nos redujeron planas Yo tenía contempladas dos pero me quitaron una para abordar ampliamente el nuevo bombardeo”
Carlos González, del diario San Francisco Chronicle, asevera: “El bombardeo estadunidense contra Irak, sin duda alguna, desfasó el contenido de la reunión de los presidentes de México y Estados Unidos Irak salió al frente, fue la nota y deslució de manera sorpresiva todos los preparativos para la visita de Bush al rancho de Fox”
Así, los reporteros extranjeros difundieron el bombardeo a Irak como tema prioritario
“Lo que necesite”
Desde la sala de prensa que para ellos instalaron la Casa Blanca, la embajada en México y el Consulado de Información y Cultura de Guadalajara, unos 200 reporteros acreditados tuvieron todo: transmisión ininterrumpida del encuentro, varias antenas parabólicas y de recepción satelital, unas 200 líneas telefónicas, varias especiales para la transmisión radiofónica y por lo menos una para cada uno de los enviados, que fueron instalados “como ellos quisieron”, así como servicio de comedor
Hasta un fabricante de puros veracruzano fue traído especialmente para ellos por los dueños del hotel Real de Minas, sede de la sala, que ahí mismo mostraba cómo elaborarlos y los obsequiaba a los representantes de medios de Inglaterra, Estados Unidos, Francia, Italia, Canadá, Japón y Brasil, entre otros
Con curiosidad e interés, el gobernador Juan Carlos Romero Hicks pidió visitar la sala y la recorrió durante más de una hora, acompañado del alcalde leonés Luis Ernesto Ayala, quien no se cansaba de repetir a Judy Bryan, del consulado de Cultura e Información de Estados Unidos en Guadalajara: “Si necesitan algo, no duden en solicitarlo”
Lo que sí recibieron los medios extranjeros acreditados ante la Casa Blanca y la embajada de México en Washington fue un documento proporcionado por la Presidencia de la República, impreso en inglés y español, titulado México, la visión del nuevo milenio
Este documento consta de varios folletos, referidos a los rubros “Orden y respeto”, “Crecimiento con calidad-economía” y “Desarrollo social” Presenta una introducción firmada por Vicente Fox, en el que afirma:
“México ingresa al siglo XXI con un dinamismo innovador y promotor de una economía cada vez más sólida y diversificada, integradora del capital humano y con desarrollo social por un lado, e inversión privada con regulación pública balanceada por el otro”
El folleto relativo a “Orden y respeto” se refiere a las acciones del gobierno de Fox para alcanzar la paz en Chiapas, como el retiro de tropas del ejército y el nombramiento de Luis H Álvarez como comisionado para la paz
Y anuncia: “En los próximos días y semanas, el gobierno del presidente Fox seguirá instrumentando acciones encaminadas a contribuir a la distensión y al reencuentro del Estado con los pueblos indígenas de Chiapas”
En materia de desarrollo social, resalta un programa en particular, el Progresa De él, dice: “México cuenta en la actualidad con un moderno programa gubernamental de combate a la pobreza, particularmente la de carácter crónico, el cual busca romper su reproducción intergeneracional () Fue puesto en marcha desde 1997 y a finales del año 2000 había logrado atender a 26 millones de familias que padecían condiciones de pobreza en 53 mil localidades rurales de las regiones de menor desarrollo relativo del país”
Y luego se les informa que “una evaluación externa del Progresa efectuada por expertos internacionales en el año 2000, para conocer si el programa funcionaba conforme había sido concebido, detectó que, efectivamente, estaba dando buenos resultados () Por eso, el gobierno del presidente Fox decidió dar continuidad al Progresa e incluso extenderlo, con las adecuaciones necesarias, a un mayor número de familias en condiciones de pobreza, por ejemplo, en las zonas marginadas del medio urbano”
Y en cuanto al rubro de “Crecimiento con calidad”, el documento elogia el crecimiento económico que el país alcanzó el año pasado, bajo el gobierno de Ernesto Zedillo, que convirtió a México “en el país latinoamericano con mayor crecimiento”, en tanto que también se alaba la disminución en la tasa de desempleo abierto
En esta parte se habla de los tratados comerciales firmados por México Anuncian que para el presente año habrá nuevos: uno con Islandia, Noruega, Liechtenstein y Suiza; otro con Uruguay, y uno más con Guatemala, Honduras y El Salvador
Del otro lado del bulevar se ubicó la sala de prensa para los medios de Guanajuato, enviados nacionales y algunos corresponsales extranjeros
Se preparó una atención para un número máximo de 500 personas con este equipo: 50 líneas telefónicas; 22 computadoras conectadas a Internet; una pantalla con cañón; cuatro monitores de televisión con la señal de la Presidencia de la República; 11 cabinas de radio y también 30 máquinas de escribir mecánicas
Lo más alejado posible
A una hora de distancia por carretera, se quedaron detenidos por los retenes de seguridad instalados por el gobierno del estado cerca de 100 vehículos de procedencia extranjera, “chocolates”, cuyos propietarios, integrantes de la Unión Campesina Democrática, pretendían manifestar ante Fox su disgusto porque no ha mandado publicar la ley para regularizar dichos vehículos, aprobada por el Congreso de la Unión en diciembre
Los dirigentes de la UCD habían anunciado un par de días antes su intención de reunir a más de 4 mil de sus integrantes afuera del rancho San Cristóbal, también para apoyar el planteamiento de Vicente Fox de abrir la frontera norte a los trabajadores migrantes Integrantes de otros movimientos, como la Unión de Colonos Populares de Irapuato, también evidenciaron sus intenciones de plantarse cerca de los dos presidentes
Sin embargo, la maquinaria oficial, desde casi un mes antes, ya buscaba por todos los medios diluir cualquier manifestación
Al menos así lo reconoció el secretario de Gobierno, Juan Manuel Oliva Ramírez, quien dijo a Proceso que desde el 25 de enero se reunió con el alcalde perredista de Acámbaro, Antonio Tirado Patiño, presuntamente como intermediario con la Unión Campesina Democrática, para “suavizar la posible movilización” si se le concedía una entrevista con el presidente Fox Y como Fox tendría una gira por León el sábado 17, un día después de la visita de George Bush, el gobierno estatal panista aceptó conseguir la entrevista
No obstante, durante toda la semana previa al viernes 16, Antonio Tirado se dijo “alejado de la dirigencia de la UCD”, y aunque sí señaló estar enterado de la movilización, aseguró que no estaba participando en su organización
Oliva Ramírez responsabilizó totalmente al Estado Mayor Presidencial de la seguridad y los bloqueos para evitar cualquier acceso de protestas de este tipo al rancho San Cristóbal o al Aeropuerto Internacional del Bajío
Pero el propio gobernador panista Juan Carlos Romero dejó en claro la postura que asumió para que nada ensombreciera el encuentro entre los dos jefes de Estado: “Nuestra única preocupación es que se respete la visitaYo creo que hay que respetarnos todos”
A pesar de sus buenos oficios para que todo resultara impecable -incluido el grupo de funcionarios estatales invitado para hacer valla en el aeropuerto, con banderitas de los dos países-, el gobernador quedó fuera de la comitiva que viajó al rancho San Cristóbal
Apenas alcanzó a quitarle por algunos segundos la atención a Bush, cuando lo jaló para presentarle a su esposa Frances Siekman y a su madre Joan Hicks, ambas de nacionalidad estadunidense “Aquí también hay representantes de la comunidad estadunidense”, le dijo Romero a Bush además de comentarle: “le habíamos ordenado buen clima”

Comentarios