El Gimnasio

El Gimnasio
Florence Toussaint
Nuevas modificaciones en los horarios de Canal 22, así como la adquisición de series de la BBC colocadas en horario estelar, han relegado el noticiario cultural a un momento de la noche en que compite por el público con los informativos generales en todos los demás canales
Lo mismo le sucede a Cultura en línea, pues al transmitirse a las 10 de la noche su audiencia tiene que elegir entre sintonizarlo o quedarse con los acontecimientos sociales y políticos diarios Los cambios de horario frecuentes suelen desconcertar al espectador que organiza lo que ve de acuerdo con preferencias de programas mucho más que por fidelidad a un canal
Entre las producciones propias recientes se encuentra El Gimnasio, que se transmite martes y jueves a las 8:30 de la noche Dura escasa media hora y su estructura está constituida por fragmentos breves Aun así, el final siempre llega demasiado abruptamente, nos deja con ganas de saber más No se trata de ningún programa deportivo, aunque el escenario es efectivamente un gimnasio, su conductor y guionista Pablo Boullosa ocupa al inicio uno de los aparatos para ejercitar los músculos, y sus invitados habituales se sientan en otros instrumentos de gimnasia Es una metáfora, pues lo que en verdad se ejercita es el cerebro y la imaginación La serie está dedicada a las letras, y son escritores quienes juegan, opinan, comentan y nos instruyen con propuestas y acciones vigorosas desde el punto de vista intelectual
La parte central consiste en que a cada uno de los tres escritores invitados: Alicia García Bergua, Tomás Segovia y Francisco Serrano se les asigna con anticipación una palabra Ellos investigan su significado, su origen, su historia y luego cuentan una historia, real o inventada, acerca de la misma También se ponen ejemplos de figuras retóricas o se busca relacionar conceptos con poemas, versos, trozos narrativos El humor es un ingrediente infaltable, lo cual ameniza más el programa Para los apasionados de las letras, del idioma, del vocabulario y la literatura, El Gimnasio constituye un breve divertimento Para aquellos que desean aprender es muy accesible, aunque a veces haya palabras poco comunes o en desuso Se intercala también la entrevista con un escritor mexicano, quien habla de su obra y de sus preferencias de autores y libros
El programa es descendiente de otro que producía y conducía Ernesto de la Peña De mayor duración, con más invitados que se podían trenzar en discusiones literarias y sociales, con una sección dedicada a la comida; fue también un espacio para aprender y disfrutar de las letras en televisión, un filón muy poco explotado en este medio y que se apagó del todo durante un tiempo, después de que se acabaron las emisiones de, por ejemplo, Arrigo Coen o de Jorge Saldaña
En el horario estelar de cualquier televisora: las 10 de la noche, esta semana que concluyó estuvo al aire una serie de tres episodios, adaptación de la novela de Flaubert, Madame Bovary, obra por cuya difusión hubo que cambiar los horarios habituales Con una espléndida realización grabada mayormente en exteriores y actuaciones que pese a dialogar en inglés dan el tono que quiso crear Flaubert, disfrutamos de una historia bien narrada y, a veces, con preciosismo Sin embargo, como en todas las traducciones de la literatura a la imagen, el programa de la BBC se queda fundamentalmente con la anécdota, pone el énfasis en los encuentros amorosos y es incapaz de mostrarnos con verosimilitud el conflicto y la lucha interior de los personajes Tampoco alcanza a presentar la dimensión de la crítica social de su época que el escritor francés incluyó como telón de fondo Igual que con la anterior serie de la BBC transmitida por el Canal 22, Ana Karenina, la lectura del libro resulta mucho más enriquecedora y disfrutable

Comentarios

Load More