la prensa tundió a madero pero no lo tiró

La prensa tundió a Madero pero no lo tiró
Judith Amador Tello
El llamado primer ejercicio democrático del siglo XX, que sucedió a una dictadura de más de tres décadas, fue objeto de una dura crítica periodística
El gobierno de Francisco I Madero, con el cual algunos historiadores y analistas políticos han equiparado al de Vicente Fox, inspiraba en la prensa mexicana encabezados como los siguientes:
El maderismo se cura con Madero (que aludía en un juego de palabras al madero de Cristo), La triste democracia, Retórica de oropel las promesas de Madero, La democracia de la lengua y El derrumbamiento del ídolo, publicadas en el diario El Mañana
Todo mundo le pegaba al chaparrito, refiere el politólogo Arnaldo Córdova, cuando se le pregunta cómo era la relación de la prensa con Madero:
Era dura con él, lo estaban golpeando continuamente, pero continuamente —subraya—, y hasta sus propios partidarios Recuerda, entre ellos, a Luis Cabrera y añade:
Bueno, no es que lo golpeara, simple y sencillamente lo llamaba a que se diera cuenta de que estaba en medio de una revolución y que tenía que actuar en
consecuencia
Una diferencia con el momento actual es que a Madero El Mañana, diario que reconoció como su objetivo la caída del mandatario, sí llegó a pedirle la renuncia con titulares como La única salvación es la renuncia y Urge la renuncia
Curiosamente, como ahora, también llegó a criticarle sus dislates discursivos:
Cada banquete, cada recepción, cada baile, cada fiesta oficial, ha de constituir una grave amenaza oratoria para la seriedad oficial y el prestigio del país, y si ahora ese gran mal no ha tenido remedio, debemos procurar localizarlo a las cuestiones nuestras, alejarlo de los asuntos extranjeros con todo empeño, para no vernos obligados en cada ocasión que se anuncie el discurso oficial a elevar al cielo, como implorante letanía, súplicas como ésta:
De los ataques a la gramática
De los ataques al buen sentido
De los desmanes retóricos
Del enciclopedismo oficial
Libéranos, Domine
Por parte de Madero también hubo reacciones Según El Mañana, el diario Nueva Era publicó una entrevista en la cual el presidente aseguraba que había recibido comentarios para proceder contra la prensa por ser causa de alarma social, y aunque él decía que se resistía a utilizar medidas de la dictadura, advirtió que no vacilaría en recurrir a esos recursos, de ser necesario, para salvar a la democracia, a la República y a los intereses del pueblo, pues yo he ascendido al poder por el voto unánime de mis conciudadanos
La idea de que la prensa contribuyó a la caída de Madero se ha escuchado nuevamente en el caso de Fox Para el periodista e investigador Felipe Gálvez, poseedor de la colección de diarios de El Mañana, esa argumentación es de algunos paniaguados, pues entre las causas reales de la caída de Madero se cuenta el que no rompiera con el viejo régimen Y destaca que el ejercicio de la libertad de expresión no reclama el respeto a institución o persona alguna:
En mi opinión, uno de los deberes de la prensa es señalar las fallas, lo cual no quiere decir necesariamente que sea enemiga del señor
Añade:
Los gobiernos siempre preguntan: ¿por qué no subrayan lo positivo, lo que sale bien? Bueno, porque en el periodismo, las buenas noticias no son noticias Además para eso se les paga, ¿no se despachan con la cuchara grande en los cargos públicos? Reciben una sueldada que uno no sabe realmente a cuánto asciende
Arnaldo Córdova coincide en que la caída de Madero no tuvo que ver con la crítica de la prensa:
Fueron causas mucho más directas, el complot de la embajada, el golpe del jefe del Ejército, que era Victoriano Huerta, y cosas más directas Eso (la prensa) no influyó, Madero siempre tuvo un gran seguimiento de la gente, lo querían y en eso no cambió mucho la situación
Para el politólogo, sin embargo, no hay entre los gobiernos de Fox y Madero ni la más lejana analogía Menciona que ahora existen partidos políticos y se discuten diversos aspectos de la democracia, cuando incluso ya en el Constituyente Venustiano Carranza llegó a decir que los partidos eran una lata y no había que permitirles establecerse
Córdova participará, junto con Eugenia Meyer, Álvaro Matute, Santiago Portilla, Ricardo Pérez Montfort, Carlos Martínez Assad, Pablo Serrano Álvarez, Javier Garciadiego y Josefina Mac Gregor, en el coloquio El maderismo: Democracia, historia y objetivo, que organizará el Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana, este jueves 22 y el sábado 24 en sus instalaciones de San Ángel
El analista participará con la ponencia El ideal democrático de Madero, en la cual explicará la posición política del líder revolucionario en torno de la democracia
Destaca que siempre se ha hablado de la figura de Madero, pero en este momento su alegato y lucha a favor de lo que llamó el ideal democrático es un tema político central, un buen antecedente de esta situación que estamos viviendo ahora
Hablará también de aspectos como su famoso espiritismo, que —aclara— en esa época no era una tontería como recientemente se le ha querido ver, porque mucha gente gustaba del espiritismo y el sino de los hombres, su papel en la vida y la sociedad:
Reivindicar a Madero desde muchos puntos de vista es lo que me propongo hacer en mi ponencia

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso