Versión de Jaime Blanc de “La consagración de la primavera”, con el Ballet Nacional

QUERÉTARO,QRO – El sonido emitido por un fagot en su registro más alto la noche del 29 de mayo de 1913 en el teatro Campos Elíseos de París, se convirtió en el primer detonante del singular zafarrancho que se desató entre los defensores y detractores de una de las obras más importantes del siglo XX: La consagración de la primavera
En su libro Música después de la guerra, Carl van Vechten, privilegiado asistente al estreno de la partitura de Igor Stravinsky y la coreografía de Vaslav Nijinsky, explica cómo la innovadora estructura sonora y la danza, que resquebrajó las formas tradicionales del ballet clásico, conmocionaron a los espectadores:
“Una parte del público quedó pasmado ante lo que consideraba un intento blasfemo de destruir la música como expresión de arte, y sacudido por la cólera comenzó a silbar () Algunos de nosotros, que gustábamos de la obra y sentíamos vulnerados los principios de la libertad de expresión, comenzamos a vociferar en tono de protesta”
A ciertos músicos —entre estos, a Camile Saint-Saens— les pareció un fraude colosal; otros, como el compositor Maurice Ravel, la calificaron de obra genial
Casi 90 años después de esa caótica velada, el Ballet Nacional de México dirigido por Gillermina Bravo presentará el próximo 11 de diciembre en el Auditorio del Estado de Guanajuato, y los días 13 y 14 en el Palacio de Bellas Artes, una nueva propuesta coreográfica creación de Jaime Blanc La música de Stravinsky será interpretada por la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato conducida por su director titular José Luis Castillo
Varios coreógrafos reconocidos internacionalmente han trabajado La consagración de la primavera, entre ellos Maurice Bejart, Martha Graham y Pina Bausch La joven coreógrafa mexicana Claudia Lavista presentó su versión en 1997 durante el XXV Festival Cervantino Ahora toca el turno a Jaime Blanc, que la considera “una obra magnífica, de una fuerza tremenda”, de la cual lo que más le llamó la atención fue el ritmo
Antes de iniciar uno de los ensayos, Blanc puntualizó que su puesta en escena era un ritual Esa declaración remitió a lo representado esa noche de 1913 en París: danzas de adolescentes dirigidas a la Adoración de la tierra, ritos eslavos de la antigua Rusia pagana para consagrar a la primera estación anual Ese planteamiento del culto al nuevo ciclo de vida está en la coreografía de Jaime Blanc Sin embargo, la semilla que dio origen a las estructuras dancísticas que desarrolló se desprenden de la idea plasmada en el guión de esta monumental obra escrita por Stravinsky y Roerich
El coreógrafo de Ballet Nacional de México narra una historia influida por lo que observó durante su niñez, cuando su acercamiento al campo era constante
“Viví en Etla, Oaxaca, cerca de los campesinos, de sus sequías y lluvias, de los ciclos agrícolas y de todo lo que hacían estos trabajadores para remediar sus problemas, para recobrar la fertilildad de la tierra”
Esas imágenes aunadas al impacto que le provocó el escuchar la pieza aludida cuando tenía 12 años, con el paso del tiempo fueron generando en su mente formas danzarias
“Escuché La consagración de la primavera en mi casa porque mi papá —refugiado de la Guerra Civil española— era un gran aficionado de la música clásica La obra me conmovió”
—¿No fue difícil para un niño de 12 años asimilarla?
—No, porque en Oaxaca uno se acostumbra a la música Constantemente se escuchan las bandas, continuamente hay fiestas en las que irrumpe el ruido de los cohetones Prevalece un espíritu festivo ritual y muy pagano dentro de lo católico
En una parte de la propuesta de Blanc las jóvenes pelean por convertirse en la elegida, por ser quien danzará febrilmente antes de ser sacrificada
“Cuando una de ellas ha vencido a las demás, sigue el rito de vestirla, con ese aire religioso similar a cuando se viste al Santo Niño de Atocha, a la Virgen de la Soledad o al niño Jesús el 2 de febrero La disfrazan de embarazada, de una madre que dará a luz con su muerte y así fecundará la tierra La cuidan, la miman”
Momentos después, aquellos cuidados concluyen y súbitamente “le quitan los ropajes que se transforman en reliquias, en prendas sagradas Es el equivalente de lo que se hacía en algunos antiguos pueblos europeos: destazaban a un animal o sacrificaban a un ser humano y enterraban un fragmento o la sangre para fertilizar la tierra Después, la elegida danza enloquecidamente”
Durante el ensayo, en determinado momento roba la atención una figura que aun cuando ya casi no forma parte del elenco ejecutor de las piezas coreográficas de Ballet Nacional, sigue irradiando esa intensidad que siempre la ha caracterizado:
“Antonia Quiroz representa a la mujer ancestral, a la sacerdotisa, a la diosa Luna Es la que acompaña a la elegida en su último recorrido, la consuela y convence El dios viejo mexica, el que al comienzo de la coreografía muere para iniciar el ciclo ritual —interpretado por Raúl Almeida— vuelve a aparecer junto a la sacerdotisa”
La música de la Consagración conduce al primitivismo, al origen “con imágenes extremadamente sofisticadas” De allí que “acertadamente”, como subraya Blanc, los estudios Disney la utilizaron en la película Fantasía en la parte del origen del Universo, de la Tierra y de la vida: “Tiene la fuerza de los volcanes en erupción”
—¿Cree que Stravinsky estaría contento con su coreografía?
—No sabría decir, porque Stravinsky era muy extraño, extremadamente culto y nunca le gustaron las coreografías que de esta obra vio, ni las que hicieron de Petruschka o de El pájaro de fuego
Las esculturas de Eduardo Chillida fueron un punto de partida para la escenografía —a cargo de Mónica Kubli— de esta pieza Le interesó “lo rudo, el uso de materiales como el hierro y la piedra, sus texturas y su manera de dar ligereza a lo pesado” Gamas de rojos y naranjas en el vestuario —a cargo de Cordelia Dvorak— son los tonos utilizados para proyectar calidez y primitivismo
Con La consagración de la primavera “llegué a un punto importante, pero necesito, quiero seguir adelante Siempre cargo con mi bolsita de proyectos e iré desarrollando lo que responda a la motivación que tenga en determinado momento Una Calenda en Oaxaca, un viaje, un viejito tocando en el centro de Querétaro, son imágenes que de repente hacen que el centavo caiga en su lugar”

Comentarios

Load More