La presa en el Usumacinta destruiría zonas arqueológicas

La presa hidroeléctrica que pretende construir la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el río Usumacinta, a la altura de Boca del Cerro, cerca de Tenosique, Tabasco, destruiría sitios arqueológicos de la cultura maya no explorados y los ecosistemas selváticos de México y Guatemala
Por ello, arqueólogos y residentes de Chiapas manifiestan su rechazo al proyecto, el cual forma parte del Plan Puebla-Panamá Molestos, exigen que la CFE haga públicos los planos para conocer las partes que serán inundadas
El pasado 3 de diciembre, el Grupo de los Cien y la asociación Ríos Mayas dejaron en Los Pinos una carta al presidente Vicente Fox en la que se le explica que el Usumacinta dio luz a una de las civilizaciones más importantes del mundo: la maya clásica También se lee:
“Las fascinantes ciudades, que luego fueron abandonadas, yacen por doquier a lo largo de la cuenca del río Las inscripciones y el arte que fueron rescatadas durante el último siglo han producido una serie de descubrimientos, los cuales dan una nueva visión de la historia de esta importante cultura”
Se destaca que el río actúa como la principal arteria de una de las regiones de mayor vitalidad e importancia bio-cultural del planeta: la Selva Lacandona, los Altos de Chiapas y parte del norte de Guatemala
“Es una región de montañas, cañones y bosques que conserva todavía una gran importancia ecológica y cultural, a pesar de los grandes cambios y conflictos en los últimos 40 años”
Los dos grupos hacen varias propuestas En una de ellas consideran que debe abrirse un plan para la creación de una reserva binacional que pueda proteger el Usumacinta “con la esperanza de que para el año 2006 el corredor ribereño sea establecido”, abordando desde los tributarios de los ríos Pasión, Chixoy, Ixcán y Lacantún hasta la desembocadura del Usumacinta en Boca del Cerro, y uniendo la reserva de Montes Azules, el Parque Nacional de la Sierra del Lacandón y la Reserva de la Biosfera Maya
Así este corredor, se explica en el documento, volvería a ser la verdadera ruta maya que en el tiempo clásico fue
La misiva está firmada por más de 60 creadores de México y el extranjero: escritores, poetas, fotógrafos, pintores y compositores, entre los cuales están Gilberto Aceves Navarro, Raúl Anguiano, Juan Bañuelos, Efraín Bartolomé, Kathryn Blair, Breyten Breytenbach, Leonora Carrington, Jennifer Clement, Helen Escobedo, Carolyn Forché, Héctor García, Margo Glantz, Elva Macías y Francisco Toledo
Preocupado, el escritor Homero Aridjis, presidente del Grupo de los Cien, externa en entrevista que la construcción de la hidroeléctrica sería un golpe mortal contra el río Usumacinta
Según Moisés Morales Márquez, miembro de Ríos Mayas (agrupación integrada por arqueólogos, escritores, artistas y ciudadanos de Guatemala, Estados Unidos y México con el objetivo de salvar al Usumacinta), la presa afectaría a Tabasco, “pero ahí, como dice la canción, se vive en un edén, nadie ha protestado”, buena parte de Chiapas y Guatemala
Pero en realidad es poco lo que se sabe del proyecto El exguía de turistas se queja:
“La CFE ha tenido el cuidado de que no se sepa gran cosa Ha sido como un plan secreto Se van colando cosas como de costumbre y las noticias que tenemos es que la presa puede ser de 40 a 100 metros de altura, andan regateando con ello, y que suministraría 2% de las necesidades del consumo de la energía eléctrica del país”
Recuerda que Julio Acosta Rodríguez, de la CFE, ha dicho que los sitios arqueológicos de Piedras Negras y Yaxchilán no se afectarían, pero -reclama Morales Márquez por teléfono desde Palenque, Chiapas- no se han mostrado mapas, “no dan información que tenga la credibilidad”
Aridjis también reprocha la falta de información del proyecto y critica el papel pasivo de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y el Instituto Nacional de Antropología (INAH):
“Las dos instancias son como de hule frente a este proyecto de la CFE Es una cosa tapada como en los peores tiempos del PRI La política de Fox es sacrificar el medio ambiente al concepto que él tiene de desarrollo
“El gobierno de Fox es el promotor del Plan Puebla-Panamá con el anzuelo de que va a ser un detonador del desarrollo de la región sur-sureste de México”
En tanto, Moisés Morales Márquez señala que el INAH ha mandado secretamente a arqueólogos para el salvamento del lugar:
“Hacen el cálculo de qué es lo que se puede sacar antes de inundar Entonces vamos a ser el paraíso de los coleccionistas, no el paraíso del conocimiento, porque se saca del contexto la pieza”
Los dos coinciden en que si se inundan lugares arqueológicos, no habrá la posibilidad de conocerlos, de investigarlos
Para Morales Márquez, también se afectará la fuente de trabajo, y da un ejemplo:
“El 80% de la población de Palenque depende del turismo que se desarrolla aquí Entonces qué podemos decir del paraíso turístico que se va a inundar porque necesitamos 2% más de energía eléctrica ¿Vale la pena dañar una gran región o cambiar la ecología y desplazar gente? Porque el 2% de la energía quién sabe a dónde va ir”
Hallazgo en peligro
Uno de los sitios arqueológicos afectados sería Chinikihá, ubicado en Palenque, Chiapas, en la zona ribereña del río Usumacinta, a 12 kilómetros en línea recta a Boca del Cerro
Alfonso Morales Cleveland, arqueólogo encargado de las excavaciones de los templos XIX y XX de Palenque por parte de Pre-Columbian Art Research (PARI), realiza un mapa de las áreas que serán inundadas con un complejo equipo denominado Global Position System Éste hace cálculos satelitales metros arriba del nivel del mar para deducir las áreas afectadas por inundaciones en el escenario de una cortina baja de 40 metros
El especialista advierte que una presa de 40 metros provocaría una gran laguna que inundaría hasta Chinikihá, donde el pasado 8 de noviembre se descubrieron murales prehispánicos con imágenes de murciélagos, animales relacionados con la leyenda maya de la creación del mundo
Las pinturas se encuentran en unas ruinas ubicadas en el predio de Macario Guzmán López, quien junto con el comisario ejidal del poblado Reforma Agraria, Guillermo Castañeda Urbano, abrió paso a los arqueólogos Alfonso Morales Cleveland y Julia Miller, y al productor de documentales televisivos estadunidenses David Pentecost
Con machete en mano, arrasaron con un estrecho tramo de la densa vegetación selvática para abrir un sendero que comunica una planicie con un gran montículo en medio, hasta llegar a una pequeña entrada de una ermita en forma de bóveda Apoyados con las linternas se vio que el lugar sirve de vivienda a cientos de murciélagos y culebras nauyacas Pero también se descubrieron imágenes de murciélagos en las paredes
Estas pinturas, con bordes en tonos rojizos sobre estuco, se perderán si se construye la presa
Un episodio del Popol Vuh detalla que los gemelos mitológicos, Ixbalanqué y Hunahpú, fueron retados en el inframundo, Xibalba, por los quirópteros asesinos dentro de la Casa de los Murciélagos Entonces una de esas criaturas sacó la cabeza de Hunahpú, pero su hermano la reemplazó con una realizada de calabaza
En las cresterías de varios templos de Copán, además de esculturas, existieron grandes representaciones de murciélagos asesinos En El Hormiguero, zona arqueológica maya de la región Río Bec en Campeche, un hombre con cuerpo de murciélago fue tallado en piedra
En Copán -dice el estudio Scribes, warriors and kings: the city of Copán and the ancient maya, de William y Barbara Fash- existe un edificio parecido a la Casa de los Murciélagos descrito en el Popol Vuh
En enero de 1898, Teobert Maler exploró Chinikihá, y en su obra Researches in the central portion of the Usumatsinta valley también describió numerosas pirámides, templos, palacios e inscripciones y mencionó haber visto huellas de pinturas en una antesala o corredor
Pero las que encontró el austriaco están hoy otra vez escondidas bajo la maleza
Chinikihá significa irónicamente “boca del agua desapareciendo”, en alusión a un río que pasaba por un túnel rocoso no muy lejos de estas ruinas Esta antigua ciudad tuvo importantes relaciones con los olmecas en la época preclásica, según un análisis de cerámica realizado por Robert L Rands para la Foundation for the Advancement of Mesoamerican Studies (FAMSI)
Y un estudio de neutrones efectuado por los investigadores Ron Bishop y Robert Rands revela que, durante el apogeo de la civilización maya, los habitantes del lugar producían la cerámica de lujo encontrada en Tikal, lo cual confirma lazos importantes entre el señorío de Palenque y el Petén en Guatemala
Merle Greene Robertson, fundadora de PARI, con sede en San Francisco, California, también demostró la alta calidad de esculturas de personajes y de jeroglíficos del período clásico maya (600-900 d C)
Alerta Greene, ante la construcción de la presa, que al no poder encontrarse más piezas, como jeroglíficos, “se perderá para siempre la posibilidad de dar a luz los complejos detalles de la política y de las guerras en la región”
En entrevista, Juan Antonio Ferrer, encargado por el INAH de la zona de Palenque y las de la cuenca del Usumacinta, admite que Chinikihá, aparte de tener una gran extensión y restos de una cancha de pelota, posee nueve cuevas
Macario Guzmán López, dueño de la propiedad, asegura que en una de las grutas hay pinturas prehistóricas con dibujos de venado
Acongojado, Alfonso Morales Cleveland comenta:
“Como arqueólogo, me preocupa que no sabemos qué tenemos de ruinas Lo curioso es que el INAH debe de preocuparse Aún no se sabe la riqueza que puede tener este sitio”
A su vez, Macario Guzmán López demanda que le paguen si se inunda el lugar:
“Hay que discutir cuánto vale Son 35 hectáreas y aquí tengo 20 cabezas de ganado”
LA CFE
En agosto pasado, Rubén Regnier, responsable del área de prensa del INAH, reveló a Reforma que había un acuerdo con la CFE en el cual el instituto “minimizaría retrasos en la construcción de subestaciones y líneas eléctricas a cambio de sugerir modificaciones por descubrimientos accidentales de restos arqueológicos”
El 7 de octubre, en comparecencia ante el pleno de la Cámara de Diputados, Alfredo Elías Ayub, director general de CFE, descartó el proyecto de presas de “cortinas altas” en el río Usumacinta No obstante, confirmó la existencia a mediano plazo del proyecto “Hidroeléctrica Usumacinta” en Boca del Cerro
Se buscó en la CFE una entrevista con el responsable de la hidroelétrica y no hubo respuesta
“Rechazamos cualquier proyecto de represa”, expresa el comisario ejidal del poblado de Reforma Agraria, donde viven 150 familias Y el agente municipal, Luis Alfonso Bonilla, sugiere que en lugar de una presa “estaría muy bueno un proyecto ecoturístico porque así habrá entrada de fuentes de trabajo para mantener a las familias La gente quiere trabajar si se echan a andar las ruinas”
En Reforma Agraria, informa, hay familias que en protesta no han pagado sus recibos de luz que llegan bimensualmente entre 500 y 800 pesos Luego añade
“Si desalojan, la gente se va a defender Va a usar la violencia porque no se puede tapar el sol con un solo dedo Será como lo del aeropuerto, otro Atenco Habrá sangre”
Luis Alberto López Wario, director de Salvamento Arqueológico del INAH, declaró a Reforma que sólo en el cañón de Boca del Cerro se tienen registrados 25 zonas arqueológicas sin explorar, y negó que el Instituto dé su aprobación para inundar Yaxchilán, pero admite que un número no determinado de otros sitios se verán afectados, entre ellos Chinikihá
Por su parte, Juan Antonio Ferrer explica a este semanario que de un total de 4 mil 332 sitios arqueológicos registrados en Tabasco, más unos 2 mil 750 en Chiapas, “hay no menos de 220 en línea recta de Palenque a Boca del Cerro”
En un comunicado, el pasado 26 de noviembre, Norma Barbacci, directora de programas de World Monuments Fund (WWF), con sede en Nueva York, menciona que este organismo lleva tiempo de campaña en contra de la iniciativa de construir represas en esta cuenca
También Homero Aridjis subraya que el Grupo de los Cien detuvo en 1987 y en 1992 la intención de construir presas sobre el río Usumacinta Relata que a mediados de los sesenta, el paraje Boca del Cerro fue propuesto para una presa hidroeléctrica de gran escala, pero se suspendió Después hubo otros intentos:
“En 1980, México acordó con Guatemala estudiar la factibilidad de construir múltiples presas en la cuenca del Usumacinta y hacia 1985 se recomendó a Boca del Cerro como presa base con cuatro presas adicionales; los embalajes cubrirían un área de mil 300 kilómetros cuadrados
“En marzo de 1987, el Grupo de los Cien denunció el proyecto de construir presas sobre el río Pidió a los presidentes de Guatemala y México cancelaran el proyecto En mayo de 1989, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología (Sedue) suspendió el plan hidroeléctrico del Usumacinta a solicitud del gobierno de Guatemala”
Recuerda que en 1990 el ingeniero Manuel Rubio fue contratado por la CFE para hacer un estudio del terreno Su conclusión fue que la inestabilidad del lecho del río no permitía la construcción de una cortina de concreto, y tras declararlo en un medio informativo local fue despedido
El 15 de febrero de 1992, en Yaxchilán, durante una reunión internacional sobre biodiversidad, Carlos Salinas de Gortari anunció la creación de una nueva reserva llamada Yaxbé sobre el Usumacinta Días después, Aridjis leyó en los periódicos que la CFE y la Secretaría de Energía, Minas e Industria Paraestatal (SEMIP) anunciaban la construcción de una presa en Boca del Cerro y otras sobre el río, pero el Grupo de los Cien se opuso:
“Estábamos a punto de lanzar una campaña internacional con grupos estadunidenses cuando Arturo Gómez Pompa, consejero ecológico de Salinas, me comunicó que se cancelaba el proyecto” (Con información de Janet Schwartz) l

Comentarios

Load More