Rosas Lopátegui, sus “Testimonios sobre Elena Garro” y su pleito con Helena Paz

El mundo íntimo de Elena Garro desde sus orígenes, su exilio tras el movimiento del 68, su tortuosa relación con Octavio Paz y sus últimos días en Cuernavaca, se reúnen en unas memorias inéditas de la escritora que bajo el título Testimonios sobre Elena Garro publica Patricia Rosas Lopátegui
El libro, publicado por Ediciones Castillo, constituye la segunda parte del compendio fotográfico Yo sólo soy memoria, que salió a la luz hace tres años también con el sello Castillo
Vía telefónica desde Nuevo México, Estados Unidos -de cuya universidad es investigadora-, Rosas Lopátegui recuerda que su proyecto de hacer un estudio de Garro y su obra nació en 1977 tras el entusiasmo que le provocó la lectura de Los recuerdos del porvenir
Veinte años más tarde tuvo por fin la oportunidad de visitar a la autora, quien había vuelto de un largo exilio para arraigarse en Cuernavaca, y entonces le propuso la biografía, invitándola a hacerla juntas y pidiéndole que se tratara de un material autorizado y exclusivo

Garro aceptó, se firmaron los contratos respectivos y Lopátegui tuvo acceso a memorias, diarios, apuntes, cuadernos y fotografías que relataban la vida de la escritora
Era tanto el material, dice Rosas Lopátegui, que decidió hacer la biografía en dos volúmenes, Yo sólo soy memoria y ahora Testimonios de Elena Garro, presentado en la pasada Feria Internacional del Libro (FIL) en Guadalajara
La nueva edición reúne materiales, en su mayoría inéditos, escritos por la propia Garro,
poemas, fotografías, así como documentos hemerográficos, ya que, según Rosas Lopátegui, la dramaturga y narradora fue una de las escritoras mexicanas más entrevistadas
Así, la biógrafa se nutrió de varias entrevistas y reportajes publicados en este semanario, como aquel en el que el reportero Carlos Puig contó en marzo de 1992 cómo, según documentos desclasificados por el Departamento de Estado norteamericano, Garro había resultado vinculada con el asesinato de John F Kennedy
Retrato completo
Aunque Rosas Lopátegui tuvo la oportunidad de amistar con Garro y contar con sus recuerdos para el libro, narrados en largas sesiones, no pudo hacerla coautora de la biografía, debido a las intervenciones de su hija, Helena Paz:
“Desafortunadamente, con toda la problemática de Helena no fue posible porque ya no podía acercarme a Elena Garro, ni siquiera por teléfono podía comunicarme con ella, y luego lamentablemente murió en agosto de 1998 y ya no pudimos trabajar juntas”
Aun así, decidió reconstruir la historia de su vida tomando como eje motor las memorias inéditas Y rescata la actividad periodística desarrollada por Garro, de la cual se había hablado un poco en el libro Revolucionarios mexicanos Sobre esta faceta, Rosas Lopátegui prepara un tercer libro
-¿Con los tres quedaría concluida la biografía, sería un retrato realmente completo de Garro?
-Sí, bastante completo Nos faltaría un aspecto más que es el cinematográfico, porque ella escribió muchos guiones que no se llevaron a la pantalla Habría que hacer una investigación en la Cineteca, pero con el periodismo y esta biografía en la que se recogen las memoras inéditas de Elena, creo que los lectores de hoy en día y de los siguientes milenios tenemos ya un retrato bastante completo de quién fue
Y asegura que en el terreno periodístico la dramaturga fue tan buena como en la literatura, al lamentar que el reportaje sea un género del periodismo que se ha dejado de cultivar:
“Elena hizo reportajes excelentes sobre la situación del campo mexicano en los años sesenta Pero reportajes extensos, no articulitos superficiales, iba al meollo del asunto con cifras, datos, estadísticas, realmente verdaderos estudios de sociología, antropología, son reportajes multidisciplinarios que nos muestran la erudición de Garro, una mujer muy culta y preparada”
La dramaturga no alcanzó a ver ningún avance del trabajo de Rosas Lopátegui, porque “Helena Paz la tenía prácticamente secuestrada”, dice
Tanto la hija de Garro y Octavio Paz, junto con su primo Jesús Garro Velázquez, afirmaron a la agencia Notimex que en enero próximo demandarán legalmente a Rosas Lopátegui, a quien acusan de haberse robado los materiales con los que ha
realizado los libros
La biógrafa reconoce tener en su poder material documental, pero señala que le fue entregado por Garro y asegura que lo devolverá a Paz Garro cuando se hayan resuelto las cuestiones legales
Se le pregunta cómo empezó su problema y señala que tiene ya tiempo:
“Helena Paz difama a cuanta persona se relaciona con ella, mientras le das dinero todo está bien, todo es color de rosa, pero obviamente esto no puede funcionar porque ella demanda muchísimo dinero y es una situación muy oportunista”
Asegura que incluso hubo un conflicto entre Paz Garro y su primo Garro Velázquez,por una carta, a raíz del cual él declaró que ella no estaba bien de sus capacidades mentales porque combinaba alcohol con medicamentos, por lo cual era inestable
“Eso yo lo viví, lo experimenté igual cuando visitaba a Elena Esto se sabe, lo que pasa es que no se dice por respeto a Elena Garro, a Helena Paz, tal vez a Octavio Paz, no son cosas que se quieran ventilar Pero Helena Paz difama con tanta facilidad que realmente es muy molesto porque yo aquí tengo todo perfectamente legal, y todo lo que ellos dicen son absolutas difamaciones y mentiras”
Para Rosas Lopátegui, Garro es una de las mejores escritoras no sólo de México sino en lengua española, pero no tiene aún el lugar que merece Por ello se congratula de que Elena Poniatowska declarara, con relación al Premio Nacional de Letras que le será otorgado, que debieron entregarlo hace muchos años a escritoras como Garro y Rosario Castellanos
El drama
En el libro, hay pasajes muy dramáticos de la vida de la escritora Rosas Lopátegui considera, además, que siempre fue desvirtuada, atacada, retratada como una loca “por la sociedad patriarcal mexicana”:
“Pienso que sacar a la luz lo que Elena vivió en todos los aspectos de su vida, en las diferentes etapas, es entrar al otro nivel de la vida de Garro, ese que ha estado callado, que nunca se ha podido expresar, porque no se podía
“Date cuenta: el grupo de Octavio Paz Aquí se revelan aspectos muy dramáticos de su vida que, para los que no quieran escuchar este discurso, obviamente van a atacar y van a decir que son puras mentiras, que Elena se lo inventó, porque es la manera de anularla”
-Octavio Paz queda muy mal en algunas partes, como si hubiera sido un miserable
-Pues sí Tenemos que verlo en su contexto histórico Octavio Paz juega el papel del hombre tradicional, el hombre que es egoísta y que cree ser el único con derecho a tener un proyecto de vida intelectual y que la mujer únicamente es un objeto precioso, su compañera y su sombra
Dice que Garro aceptó ese papel opresivo porque no pudo escapar, pero tiempo después se reveló, como lo hicieron Nahui Ollin, Frida Kahlo o Antonieta Rivas Mercado
Concluye:
“En esta biografía vamos a ver el mundo íntimo de Elena Garro, que nos va a revelar el drama de una mujer en una sociedad caníbal” l

Comentarios