Fractura del diálogo entre los sectores del cine

La Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica y del Video (Canacine) recurrirá al amparo legal Su presidente, Miguel Ángel Dávila, se opone a que un peso de cada boleto se otorgue al Fidecine y al Foprocine:
Esta modificación afecta al consumidor Hace cuatro años, cuando se debatió este tema, se realizaron encuestas en los cines y la mayoría de la gente se oponía a financiar el cine Se dice fácil un peso, pero para obtener el peso neto y llegue al Imcine, porque ni siquiera es a la producción nacional, es al Imcine, como se paga el IVA, el impuesto de derechos de autor, en fin, se tendrá que subir el boleto tres pesos más
“Hay que preguntarnos si estamos dispuestos a seguir subsidiando a fondo perdido la producción de películas, o peor, al Imcine, que, finalmente, es una institución pública, financiada por el presupuesto que aprueban los diputados”
Exalta que esta modificación a la Ley Federal de Derechos es ilegal, anticonstitucional:
“Si se quiere reactivar el cine mexicano no es a través de imposiciones ni de impuestos ni de sangrar a un sector, como puede ser la distribución o la exhibición, para sanar, ya no digamos a la producción, a un organismo público Entonces, creo que la mejor forma de lograr esto es a través de crear incentivos fiscales”
Critica que la reforma se haya realizado sin consultar a la Cámara
Rememora que desde 1998, en el intento de modificar la ley de cine, “donde se lograron consensos”, los distribuidores y exhibidores están trabajando en el Fidecine y en el Comité Bilateral México-Estados Unidos También agrega:
“Se están dando becas a los mexicanos para que vayan al extranjero a hacer cine, se dio garantía de proyectar cine mexicano, los exhibidores cuidamos las películas mexicanas en la pantalla Los distribuidores extranjeros no sólo están distribuyendo cine mexicano, sino que están invirtiendo en cine mexicano, y hoy salen con esta trastada Es para molestar y provocarán un enfrentamiento entre todos los sectores”
Víctor Hugo Rascón Banda, abogado y dramaturgo, menciona que quienes estén en contra de esta ley federal del Congreso tienen el derecho de ir a los tribunales para oponerse, pero también la comunidad y el Imcine tienen el derecho de contratar, como terceros perjudicados, a abogados
Lo grave, exalta, es que se ha fracturado el diálogo que desde 1998 se mantenía entre todas las cadenas de la producción cinematográfica:
“Este diálogo hay que restablecerlo, hay que volver a sentarse a la mesa para explicar las razones, porque de la palabra y el convencimiento pueden resultar acciones comunes Creo que hay mejores incentivos fiscales que se pueden obtener”

Comentarios

Load More