La turbia fortuna de Fernández de Cevallos

Una serie interminable de ranchos en el estado de Querétaro forma la parte más visible de la fortuna que ha acumulado el senador Diego Fernández de Cevallos, considerado en la actualidad no sólo el poder tras el trono en el PAN, sino un enemigo personal del presidente Fox Uno de los secretos de su riqueza estriba en utilizar los privilegios y la influencia de las funciones públicas en la práctica de los negocios privados sobre todo en el campo de la abogacía
Diego Fernández de Cevallos se burla de quienes lo señalan como hombre de maniobras políticas equívocas y de manejos jurídicos turbios Y con su lenguaje azora y desorienta a sus enemigos
Su historia como político y abogado es tan vasta como sus propiedades
De acuerdo con el libro Cien nombres de la transición mexicana, de Alejandro Envila Fisher, el joven Diego Fernández de Cevallos “cursaba aún sus últimos créditos académicos cuando, en calidad de pasante, se integró al prestigiado despacho de Manuel Gómez Morín donde alargó su estancia durante 10 años; 10 más, litigó en sociedad con otro panista, Hiram Escudero, y otros tantos, él solo en un despacho, Asesoría Jurídica Fernández de Cevallos, con una clientela selecta”

Según una denuncia de Porfirio Muñoz Ledo, publicada en Reforma en 1994, después se integró a un grupo de penalistas con fama de defender a narcotraficantes Se le asoció, junto a Fernando Gómez Mont, con el hospital Santa Mónica, donde murió Amado Carrillo, El Señor de los Cielos, y porque aparecía como apoderado legal del Grupo Financiero Anáhuac y de Jorge Bastida, presunto prestanombre del narcotraficante
En el gremio de la abogacía, Diego ganó fama de escoger el manejo de asuntos contra el gobierno y de obtener —mediante el tráfico de influencias— resoluciones favorables El cobro de elevadísimos honorarios se debe a que El Jefe valora más el costo político de su intervención que el jurídico
Un ejemplo es el caso que llevó —junto con Antonio Lozano Gracia— contra la Secretaría de la Reforma Agraria, en el cual consiguió para la familia Ramos Millán una indemnización de más de mil millones de pesos La panista María Luisa Calderón pidió entonces que se destituyera al senador por litigar como abogado y cobrar como legislador
“Aun y cuando quisieran, a los funcionarios les es muy difícil distanciarse de su carácter público y del poder y la influencia que representan como para ser litigantes normales”, declaró el penalista Juan Velázquez a este semanario (Proceso 1322)
Jorge Eugenio Ortiz Gallegos, exprecandidato a la Presidencia de la República y a la presidencia nacional del PAN y miembro del Partido del Foro Doctrinario y Democrático, dice que desconoce si Fernández de Cevallos es un traficante de influencias Sin embargo, cuenta que durante su campaña presidencial, Manuel J Clouthier recibió un telefonazo de El Jefe, quien había resuelto una disputa de Maquío con un chino por un predio en un centro comercial de Sinaloa Según Ortiz Gallegos, mediante Fernando Gutiérrez Barrios, “Diego movió sus influencias en la Suprema Corte de Justicia”
En sus comienzos, Diego ejerció su carrera frente a los juzgados civiles del DF, en un condominio construido para abogados en las calles de Niños Héroes y Doctor Lavista Según testimonios de quienes rentaron o compraron despachos en el edificio, Fernández de Cevallos era presidente de los condóminos
Entre los miembros de su grupo han sido mencionados Antonio Lozano Gracia, Fauzi Hamdan y Fernando Gómez Mont El nombre de Fernández de Cevallos aparece en un sin fin de litigios porque su despacho, que lleva sus apellidos, contrata bufetes satélite Entre ellos figuran los de “Zinser, Esponda y Gómez Mont” y “Félix, Izunza y Maluf”, lo cual confirma Ortiz Gallegos
Aclara: “Con los bienes inmuebles, no Ahí no acepta copropiedades”
José Luis Izunza Espinoza es simpatizante del PAN En un informe en Internet sobre aportaciones de la Dirección Ejecutiva de Prerrogativas y Partidos Políticos del IFE, aparece una aportación de Izunza al partido, de 200 mil pesos, realizada el 11 de diciembre de 2000
Rodolfo Félix Cárdenas y Antonio Maluf Maloff aportaron, en la misma fecha, también 200 mil pesos cada uno
A Diego se le ha ligado con la defensa de personajes como Carlos Cabal, Ángel Rodríguez El Divino, Rogelio Montemayor, Jorge Lankenau, Tomás Peñaloza Webb y Gerardo de Prevoisin
Diego fue relacionado con la defensa de Rogelio Montemayor —en el caso Pemexgate— a través de Esponda y Zinser, quienes figuran públicamente como defensores del exdirector de Pemex
Según Cien nombres de la transición mexicana, Fernando Gómez Mont fusionó su despacho en 1994 con el de Diego, “dando forma a Cevallos y Gómez Mont, SA”
El autor afirma que Gómez Mont —consultor de la PGR en tiempos de Lozano— es abogado de Jorge Lankenau, exdueño de Confía, actualmente encarcelado en Nuevo León, y del extesorero del IMSS, Carlos Tomás Peñaloza Webb (acusado de ejercicio indebido de funciones, fraude y enriquecimiento ilícito)
Diego aparece como abogado de Inverworld/IG Services Ltd, en el litigio entre Gerardo de Prevoisin y Aeroméxico Según el expediente publicado por Proceso (981), de Prevoisin manejó fondos de manera dudosa a través de Inverworld, propiedad de José Zollino
Diego y Zollino se relacionaron desde 1987, durante el crack de la bolsa Diego representó a la casa de bolsa de Zollino, CBI, contra la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, que lo investigó por lavado de dinero y vinculación de negocios con DePrevoisin
Con el bufete Hamdan, Manzanero y Asociados (abogados externos de Unefón), la participación de Diego provocó un escándalo En lo que se denominó “tiempo récord”, El Jefe consiguió que la Secretaría de Hacienda le devolviera mil 800 millones de pesos por concepto de IVA e impuestos especiales sobre producción y servicios a Jugos del Valle, cosa que desde 1996 no habían podido lograr otros despachos
El ranchero
Diego Fernández de Cevallos Ramos nació el 16 de marzo de 1941, en Coyoacán Es uno de los 15 hijos de José Fernández de Cevallos y Beatriz Ramos
Según Envila, en tiempos de dificultad económica, su padre se las veía negras para pagar los créditos de su rancho de 100 hectáreas en San Juan del Río, Querétaro Ahora casi en ruinas, la hacienda San Germán es habitada por sus hermanas Beatriz, Ema y María Fernández de Cevallos (Proceso 1322)
Diego estudió la primaria en la hacienda porque “no teníamos en qué irnos a la escuela” Cursó los estudios secundarios y el bachillerato con los jesuitas del Instituto de Ciencias de Guadalajara Luego pasó por la Ibero, que dejó porque no podía pagar la colegiatura Terminó la carrera de derecho en la UNAM Se casó con Claudia Gutiérrez, con la que tuvo tres hijos: David, Diego y Claudia Después reconoció a otro hijo, Rodrigo, el mayor, que tuvo antes de casarse
Las épocas de carencias quedaron muy atrás Actualmente, Diego es considerado uno de los hombres más ricos de México
En el municipio de Pedro Escobedo, Querétaro, una decena de kilómetros después de San Juan del Río, Diego tiene varias propiedades:
La Asturiana, finca que compró para su hijo David Fernández de Cevallos Gutiérrez El predio de 90 hectáreas, colindante con la comunidad de Guadalupe Septién, es un rancho agrícola y ganadero con dos bodegas, planta lechera, tres casas, sala de ordeña, taller para maquinaria, dos pozos, corrales, chiqueros y parideros para el ganado Su valor ascendió a 4 millones 500 mil pesos, según la escritura consultada por la corresponsal Verónica Espinosa, registrada bajo la partida 35 del libro 68-A, tomo VII del Registro Regional de la Propiedad (Proceso 1322)
Sobre la barda blanca de La Asturiana, de medio kilómetro de largo, queda pintura de la propaganda de Paco Cevallos, primo de El Jefe, antes de que decidiera no contender por la candidatura panista para gobernador
A su hijo Rodrigo Fernández de Cevallos Medina, Diego le compró dos predios, de 23 y 50 hectáreas, que fueron parte de la hacienda de Guadalupe, en Pedro Escobedo El primero costó 2 millones 958 mil pesos y ampara la explotación de aguas nacionales del subsuelo hasta por 120 mil metros cúbicos anuales Por el segundo pagó 900 mil pesos
La notaría número cinco de Querétaro dio fe de la compraventa de otra finca el 21 de febrero de 2002 Diego se la compró a Luis Gilberto Carrera Ugarte
El predio rústico formó parte de la fracción tercera de la exhacienda de San Clemente, en Pedro Escobedo El predio, de 35 hectáreas de superficie, cuenta con la concesión número 4QRO102673/26AMGR96, otorgada en 1996, para explotar aguas nacionales del subsuelo por un volumen de 210 mil metros cúbicos anuales
El inmueble vale 4 millones 6 mil 416 pesos, de los cuales 3 millones 25 mil 416 pesos corresponden al terreno, pozo y equipo especial; 391 mil 500, al sistema de riego por goteo; 247 mil 500, a la subestación eléctrica, y 342 mil, a la cerca de alambre de púas
Poco más de un mes después, el 8 de abril de 2002, la misma notaría hizo constar que Claudia Fernández de Cevallos Gutiérrez —la hija de El Jefe, quien acreditó que es originaria del DF, nacida el 17 de diciembre de 1981, soltera, estudiante con domicilio en Virreyes número 810, colonia Lomas Virreyes— compró a Teódulo Piña Sánchez la finca rústica La Palma, también en el municipio de Pedro Escobedo
Su superficie es de nueve hectáreas y 25 áreas y colinda al sur con la carretera a México Se valuó en 6 millones 993 mil 907 pesos
En 1994, Jorge Ugalde —abogado de Mario Moreno Cantinflas— acusó a Fernández de Cevallos de haber despojado a su cliente del rancho El Estanco, de 220 hectáreas
A Ortiz Gallegos, el propio Cantinflas le contó que Diego lo defendía de unos invasores que se apostaron en El Estanco Una vez que Fernández de Cevallos consiguió que los expulsaran, presentó sus honorarios al actor La suma era tan elevada que Mario Moreno le dijo: “Mejor quédate con el rancho”
Situado a ocho kilómetros de Pedro Escobedo, El Estanco es el rancho más grande del senador Tiene una barda de ladrillo de más de un kilómetro de extensión Se dice que solamente ésta vale millones de dólares, pero que dentro hay invertidos 20 millones más
En El Estanco hay 340 vacas, 200 de la cuales se ordeñan en un carrusel Hay también máquinas procesadoras de leche y unos 40 caballos A la entrada hay una decena de trilladoras y tractores
La casa dúplex, que Diego visita los fines de semana, es modesta La mitad está vacía En la otra hay un cuarto con una mesa de billar Ahí, en la sala, el comedor y la cocina cuelgan distintas imágenes de vírgenes Hay suficiente espacio para jugar, en los jardines, futbol y basquetbol La profunda alberca está vacía
Perfecto Martínez Araujo conducía a la reportera y al fotógrafo a La Escondida, rancho propiedad de Diego, hijo de El Jefe En el camino, se hizo bolas y paró en El Estanco: “Es que tiene rehartos ranchos el licenciado Tiene ranchos donde quiera”
Perfecto trabajó con Diego en La Alondra Hacía trabajos de limpieza
—¿Qué le decía?
—Trabaje duro
De acuerdo con la partida 115 del libro 86-A, tomo VII del Registro Público de la Propiedad de San Juan del Río, Roberto López y Sánchez de Tagle, Laura López Martínez y María Dolores López Martínez vendieron el rancho a Diego Fernández de Cevallos y su hijo en diciembre de 1995 El predio, de 100 hectáreas que formaba parte de la hacienda La Llave, le costó 6 millones 650 mil nuevos pesos (Proceso 1322)
Pero Diego no es el único hombre próspero en su familia Su primo Francisco Fernández de Cevallos Urueta tiene varios negocios en el corredor industrial de Querétaro Uno de ellos es el superservicio El Sauz, escriturado en la notaría pública número 22, de esa ciudad
El 17 de marzo de 1981, el apoderado del superservicio El Sauz adquirió un inmueble urbano en Pedro Escobedo, con superficie de 853 metros cuadrados, colindante con la autopista México-Querétaro, al lado de otro de sus negocios, la gasolinera El Sauz, según consta en la partida 281, libro tercero, sección comercio del Registro Público de San Juan del Río
Y de acuerdo con la partida 248 libro 89-A, tomo I, sección primera, el 3 de noviembre de 1997 compareció otro pariente suyo, Francisco Javier Cevallos Pérez, como vendedor de Agroindustrial La Cotera, SA de CV El vendedor manifestó ser propietario del predio rústico San Carlos, de 36 hectáreas, que era parte de la hacienda de El Ahorcado, en el kilómetro 186 de la carretera Mexico-Querétaro
El negocio se dedicaba a la exportación agrícola y ganadera y a la compra de inmuebles urbanos y rústicos La operación fue de 3 millones 563 mil 775 pesos
El político
“Simplemente estimo ser uno de esos políticos que se respetan a sí mismos y que merecen respeto”, dijo Diego a Proceso (881)
Comenzó su vida política de niño En 1952, a los 11 años, intervino en su primer mitin, en San Juan del Río Años más tarde, presidió la Secretaría de Organización de la Dirección Juvenil del PAN, en la campaña presidencial de Efraín González Luna
Recuerda Jorge Eugenio Ortiz Gallegos que en 1945, reciente su ingreso al PAN, conoció al niño Diego de la mano de su padre en una concentración política
Según el expanista, durante la estancia de Diego en Guadalajara (cuando hizo sus estudios secundarios y de bachillerato en el Instituto de Ciencias), fue novio de una hija de David Alarcón, candidato panista a la gubernatura de Jalisco en los años sesenta En el despacho de Alarcón, cuenta, Diego realizó prácticas profesionales
Pero adquirió notoriedad en 1988, cuando el exdirigente del PAN José González Torres lo recomendó para ser representante del partido en la Comisión Federal Electoral Fue señalado, junto a Luis H Álvarez, como “artífice” en la negociación de la toma de posesión de Carlos Salinas, mediante un acuerdo que apostó a la legitimación “en los hechos” del nuevo jefe del Ejecutivo (Proceso 1322)
En adelante, fue interlocutor del gobierno con Salinas: operó para que Carlos Medina asumiera el interinato en Guanajuato, durante la famosa “concertacesión”, y siendo ya diputado federal respaldó su reforma electoral a cambio del reconocimiento del triunfo de Ernesto Ruffo en Baja California
En distintos libros y notas periodísticas se ha escrito que negociaba directamente con José Córdoba y Fernando Gutiérrez Barrios Entonces, su propio partido lo tachó de “claudicante, pragmático, entreguista y gobiernista”
A la negociación en favor de Medina Plascencia se le atribuye el origen de la enemistad de Diego con Vicente Fox Poco tiempo más tarde, éste se acercó a Cuauhtémoc Cárdenas, con la intención de incorporarse al PRD (Proceso 1195)
En 1993, Fernández de Cevallos fue elegido candidato a la Presidencia con 64% de los votos en la Convención Nacional de su partido Pero en mayo de 1994, después de vencer ampliamente en el primer debate televisado entre los candidatos presidenciales, “se echó para atrás” y optó por “pueblear” —según lo dijo el propio Fox en su autobiografía— y le dejó el camino libre a Ernesto Zedillo
En 1999, Diego fue anfitrión de los trabajos para concretar una alianza opositora contra el PRI Su pleito con el guanajuatense había alcanzado el clímax por sus declaraciones en Fox a Los Pinos, por lo que no asistió al acto de protesta del candidato presidencial en la Plaza México
Para entonces, la popularidad de El Jefe en su propio partido había decrecido Con una diferencia de dos votos a su favor, resultó elegido por el CEN del PAN, en marzo de 2000, para encabezar la lista de candidatos plurinominales al Senado
La relación con sus compañeros ha venido a menos Aproximadamente hace ocho meses, algunos senadores promovieron una carta en la que pedían al Comité Ejecutivo Nacional del PAN que retirara a Fernández de Cevallos de la coordinación de la fracción parlamentaria La firmaron 26 de los 46 senadores, entre ellos Javier Corral y César Jáuregui, sus principales contrapesos en el grupo
No era la primera solicitud en ese sentido Pero en aquella ocasión, los senadores reventaron porque El Jefe se empeñó en comprar con recursos del grupo parlamentario un edificio en Paseo de la Reforma 136, esquina con General Prim, frente a la futura nueva sede del Senado
Según los legisladores, la decisión de efectuar la compra fue arbitraria, como tantas otras Varios se negaron a mudarse al edificio porque “los desarticulaba” del trabajo político respecto de los otros partidos
El CEN del PAN medió entre los senadores y se acordó formar una comisión que elaboraría un reglamento para el grupo parlamentario que establecería criterios para la toma de decisiones y el manejo de los recursos del grupo Preside la comisión la senadora Cecilia Romero Hasta ahora, no ha entregado ningún proyecto o propuesta de reglamento
La compraventa del edificio de Reforma se registró en favor de la fundación Humanismo Político, asociación creada por el grupo parlamentario del PAN en el Senado en la Legislatura anterior Su función es asesorar a los senadores panistas El director general de Humanismo Político es Héctor Chávez Barrón, y su presidente, en calidad de coordinador del grupo parlamentario, Fernández de Cevallos
Aunque persiste la inconformidad de los senadores contra El Jefe por su forma de negociar y administrar los recursos, reconocen que es un “mal necesario”, pues es el único contrapeso partidario “real” frente a Vicente Fox (Con información de Antonio Jáquez)

Comentarios