Molotov: Grueso festejo

LA PAZ, BCS – El slam no tardó en explotar ante las arengas de Molotov, cuarteto que visitó por primera vez la península sudcaliforniana para celebrar 20 años de uno de los clubes roqueros de mayor tradición en todo México: Las Varitas
Molotov acaba de publicar su tercer disco Dance and dense denso (Universal/Surco 066661-2), con letras contra el racismo, misóginas o políticas que continúan provocando irritación en medios radiofónicos, en los que los censuran Inspirados por el pesado calibre de su rock directo en grabaciones, así se comportan en escena al grado que Universal debe advertir en la portada del plato láser: “Este disco contiene lenguaje @#+$¡*!”
Tanto en Cabo San Lucas como en la capital sudcaliforniana, Molotov llenó Las Varitas con dos noches de festines roqueros en los que sus integrantes interpretaron lo mejor de sus gruesas andanzas, ridiculizando incluso a las chavas que aceptaban subir con ellos a cantar Todo fue parte del show; pero en La Paz estas muestras fueron abucheadas
Proceso platicó con los cuatro justo cuando algunos de los músicos que han sido parte de este foro se unían con su música a la celebración roquera desde que su fundador, Alfonso Vázquez Oliva, alias Poncho Varitas, comenzó de la nada montando un escenario de teatro y canto nuevo con varitas o palos de la región, para crear un lugar en el corazón de La Paz (Proceso 921 y 1183): las guapas cantantes Adriana y Samantha Byars; los guitarristas Daniel Tuchman, Rubén Barranco y Roberto Ojeda, El pingüino; Elvis, Daniel El socio, Carlos Rivas, El chino, El Quenn, Juan Flores, Julián Vázquez; los grupos Somos, Hobbie y La cachana, entre otros, además del mismo Poncho Varitas, que largó su versión de Susie Q (ver en la red Internet wwwlasvaritascom) Emocionado, Poncho expresó:

“Estoy feliz, pues muchos bares con poca visión empresarial están en la cuerda floja aquí, luego de mucho tiempo de bonanza Si Gardel decía que 20 años no es nada, en Las Varitas lo hemos logrado con esfuerzo, esto es como una familia, a pesar de que en cierto tiempo los gobiernos panistas locales nos amenazaron con cerrar, metiéndome niñas menores de edad, drogas y periodicazos; ahora, la legislación nos hace pagar horas extras injustamente y, sin embargo, nuestro compromiso no es quedar en la nostalgia, sino traer más conjuntos de vanguardia del rock nacional”
Tal vez, explica, abrir otras Varitas en Todos Santos (sitio del mítico Hotel California de Eagles), o Mazatlán, Monterrey o Puerto Vallarta
Frijoles de a libra
Molotov son: Noel Tito Fuentes de Garay, Miguel Miky Ángel Huidobro, Randy Cli-fford Ebright y Juan Francisco Ayala González, Paco Despliegan sus credenciales:
“Somos tan diferentes entre nosotros que ya ni siquiera nos peleamos, nunca ha habido un pleito tan grave como para separarnos Conocemos a un buen de bandas en México y somos de las que mejor nos llevamos Tanta carrilla se convierte en constructiva
“Lo distinto nuestro es que no fuimos a dejar una cinta demo a disqueras; se convirtió en una cuestión de boca en boca, de culto que le llaman, y Universal nos pidió grabar un disco Arreglamos un par de cláusulas a esa edad, teníamos 19 o 20 años en promedio, en las que no podían cambiar nuestras letras y, órale, va Aceptaron y ha habido bastante apoyo de Universal para las condiciones actuales de la industria discográfica”
Molotov comenzó con su polémico ¿Dónde jugarán las niñas? (Proceso 1105) satirizando el disco de Maná con título parecido Hicieron su homenaje a los Tigres del Norte y colaboraron en la cinta Y tu mamá también; se encuentran a mitad de una gira por el norte del país, si bien han estado en Europa, Sudamérica y Estados Unidos, con buenas cosechas
Miky:
“Nos ha ido bastante bien Recién acabado ¿Dónde jugarán las niñas?, fuimos a Sudamérica y vimos que la gente gritaba el nombre del grupo a toda garganta, hasta pensamos que cómo era posible que la primera vez llegó a ser tan fácil No debiera ser así, pero tú vas y das todo lo que puedes como si estuvieras en tu Mexicalpan de las Tunas, como músico y como persona”
Randy:
“No habíamos girado en la República desde hace casi cuatro años y, en general, tenemos hambre por reconquistar el país y es la primera vez que bajamos tanto el bracito, estuvimos en Tijuana, Ensenada, Mexicali y pasamos a Cabos Aquí en Las varas el cotorreo es bastante chido, pese a que queda uno que otro springbreaker (vacacionista playero de Estados Unidos) que se quedó varado aquí después de 15 años”
Se le pregunta a Paco si hay censura con sus letras
—Sigue habiendo, cada vez más absurda; pero se da una situación extraña en los medios: porque, por ejemplo, en el caso de Televisa a pesar de que siempre le tiramos caca y especificamos que era a los dinosaurios que configuraron esa malinformación durante generaciones porque tenían la batuta de lo que se comunicaba, toda la parte joven de los medios de Televisa como Telehit y otros canales propiedad de Televisa siempre nos han apoyado
“Es muy raro, pues tienen una libertad de expresión mucho más amplia que en la radio Sacamos este disco con la rola Frijolero y nos causó extrañeza que en una estación censuraban unas palabras y en la que sigue, otras En el resto no ponen Frijolero Es absurdo Por algún momento se dijo que era una regla que tenían con algunas palabras que no podían pasar, y ya vemos que no es así, sino va más bien de acuerdo con la ideología de cada empresa radiodifusora Igual les damos la vuelta, pues nos gusta seguir hablando como lo hacemos y como habla toda la gente, entonces el mensaje ya no radica solamente en el peso de una palabra que es altisonante para muchos, pues la frase ya está constituida en un mensaje; partiendo de ahí aunque haya un bip, pues a veces es todavía más suave ese mensaje Los que nos quieran poner adelante y los que no”
Randy:
“Nosotros, como grupo, componemos discos, no sencillos Los sencillos son herramienta para vender el CD y si lo censuran, ni modo; pero nos importa más que nos reconozcan y conozcan la obra de Molotov en su totalidad, que es el disco, tal como viene”
Contra ellas
—Ustedes tuvieron alejamiento con la comunidad gay al escribir la canción Puto e incluso Carlos Monsiváis los cuestionó
—No, Monsiváis no, al contrario —ataja Tito— Monsiváis entendía que no era una rola homofóbica Más bien fue la primera vez que fuimos a Bilbao y otro lugar de Cataluña, una comunidad gay decidió demandarnos por homofóbicos Llegamos y nos insultaban: “¿Cómo que dicen ‘puto’ y ‘matarile al maricón’?”
“Así que pedimos chance de analizar la propuesta viniendo de nosotros, o sea, decirles que la fuente no era española y que el lenguaje, el modismo o el slang era completamente diferente, pues la referencia de la palabra con el resto de la letra de la canción era hacia la cobardía Como ‘puto el que creyó lo del informe, el que nos quita la papa’, etcétera Tuve que explicar que no era una cuestión de ‘maten a los gay’, sino a los cobardes, que eso quería decir puto en Latinoamérica, pues lo usamos:
“‘Vamos de reventón’ y alguien: ‘No’ ¡Ah, entonces eres un puto!’ Llevaron la demanda a los tribunales y la jueza, que era mujer, dijo que todo era una jalada, que estos bueyes nomás se quejaban por tener un par de planas en el periódico, la clásica de colgarse de algún escándalo para un poquito de promoción De todas maneras pedimos al periódico de derecha El País que nos hiciera el paro y explicamos la fuente de la canción Incluso la comunidad gay cantaba Puto con nosotros La entendía”
Se les cita que en sus dos conciertos en Las Varitas de Baja California Sur pidieron a varias muchachas que subieran al escenario y las denostaron, poniéndoles el micrófono detrás de las nalgas y preguntándoles Miky: “¿Cómo se llama tu culito?” Posteriormente reproducían flatulencias y el grupo cantaba Chanwich a la chichona, de su reciente CD, en el que arengaban con el público masculino a que las nenas mostraran su “chichi”:
Al pastor me echo una gringa
Más lechuga a la pechuga
Para papas las de Wendy’s,
pero no las presta;
más mueve un par de tetas
que un chinguero de carretas
Quiero bailar con la bola,
pero con la más chichona
¡Chanwich a la chichona!
—¿Misóginos?
—No sé quién habrá pensado eso acá, pero no —se defiende Miky— Realmente hablamos de las cosas más cotidianas que puedan existir en una ciudad como la de México Ora: si la gente también se cuelga de la bandera para ofender a las mujeres en general, pues sí que está mal
—Desamores a la moderna —sugiere Randy
—Exactamente Y un poquito más tendiendo al hard-core heavy
—Pero no son tan inocentes Hay una intención deliberada, como cuando le preguntó Miky en inglés a una chava californiana, en la tocada de Cabos: What’s the name of your ass?
—No, realmente es lo mismo que si ella estuviera bailando perdida en el trenecito del espectáculo, sobre todo aquí a las springbreakers les encanta estar perdidas en este trenecito, como que ellas mismas no se están de alguna forma dando a respetar Se están subiendo para echar todo el desmadre que puedan, a desahogarse en la euforia del momento
“Lo mismo nos pasa a nosotros, nos subimos a tocar en la forma más tranquila y, de pronto, todos nos comienzan a mentar la madre, nos gritan ‘putos de mierda’ Es como una interacción en el jolgorio de público y banda No lo hacemos con ninguna intención de ofender a las chavas, más bien, lo hacemos para divertirnos todos y compartir el momento”
Paco:
“Yo creo que hay justamente una línea súper delgada entre ese punto del respeto y el pasarse de lanza, que en momentos llega hasta a ser vulgar Igual hay gente que aprovecha ese momento cuando las chavas se suben a bailar para ofender o para sacar el guarro interno que cada quien lleva adentro y, entonces, ya se convierte la escena en otro rollo La entrevista no con el vampiro, sino ‘con el pedorro’ como la llamamos a esta parte ya deja de ser cómica por ese trasfondo Pero es para divertirnos, a lo mejor mucha gente lo ve mal y tratamos de no mancharnos con las chavas Curiosamente, las chavas son las que luego más alcohol se meten y agarran de torta a Tito Ya trae varias aftas en esta gira”
La chaviza de Las Varitas celebró 20 años así, con el rock sudcaliforniano de ayer, y de hoy con Molotov coreando la pieza Dame el poder y su nueva versión maquiavélica Dame el poder 2, de Miky:
Cuando era niño quería ser como Suprema; pero ahora ya quiero ser diputado del PAN, o del PRI, o del PRD, o cualquier cosa que tenga un poco de poder
Frijolero, firmada por Ayala, Ebright y Huidobro, fue la apoteosis Menciona en su letra intercalando español e inglés, al estilo chicano:
No me digas gringo, mister puñetero, no me llames frijolero, pinche gringo puñetero
Samantha Byers, quien ahora radica en Tijuana, donde canta en La Casa de la Trova en Pueblo Amigo, sintetizó:
“Fue una noche inolvidable para La Paz y Cabos, me encantó Molotov y me sentí increíble cantando Sweet Child O’ Mine, que puse con músicos de Baja: El Benny, El Tarro, El Zurdo y El Willy Veinte años ya es una marca de calidad Aquí comencé, en Las Varitas, y duré seis años Me siento feliz, pues el esfuerzo de Poncho Varitas no ha sido vano”

Comentarios