Lichtinger: ajuste de cuentas

De las destituciones en el gabinete foxista, la del titular de la Semarnat causó desconcierto entre organizaciones ambientalistas Víctor Lichtinger, aseguran, intentó detener los actos de corrupción en esa dependencia
Varias organizaciones ambientalistas están en desacuerdo con la decisión del presidente Vicente Fox de destituir a Víctor Lichtinger de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), principalmente porque se opuso a los actos de corrupción perpetrados por Raúl Arriaga Becerra, a quien Fox colocó en la Subsecretaría de Gestión para la Protección Ambiental
“Son varias las agrupaciones que estamos en desacuerdo con esta medida del presidente, ya que Lichtinger estaba haciendo muy bien su trabajo Aplicó una política de apertura y transparencia que estaba absolutamente apegada a la ley”, señala Juan Carlos Cantú Guzmán, de la organización Defenders of Wild Life (Defensores de la Vida Silvestre)
Agrega que, aparte, Lichtinger siempre combatió las corruptelas del protegido de Fox, quien hacía negocios expidiendo ilegalmente permisos de cacería, importando delfines y autorizando, de manera irregular, la construcción de hoteles y desarrollos turísticos en varias partes del país

Cantú Guzmán indica que ahora, con Alberto Cárdenas Jiménez como nuevo secretario, se corre el riesgo de que “se tiren a la basura” los programas emprendidos por Lichtinger:
“Las organizaciones ambientalistas estamos preocupadas No sabemos cuál será la línea de Cárdenas Jiménez, qué políticas piensa seguir Puede tirar a la basura lo que hizo Lichtinger, dejar truncos sus programas y comenzar de cero Por lo pronto, los organismos no gubernamentales realizaremos reuniones para discutir la situación, ya que nuestros proyectos, de una u otra manera, se verán afectados”
El martes 2, Lichtinger participaba en un acto sobre turismo Al terminar la reunión se enteró de que el vocero presidencial, Alfonso Durazo, ya había dado a conocer su destitución y también la del subsecretario Raúl Arriaga
“El hecho de que Fox haya cortado las cabezas de Lichtinger y de Arriaga a la vez, es una clara señal de que el problema entre ellos fue la causa principal de la destitución Generalmente, un presidente sólo destituye al secretario de Estado Y deja que el nuevo decida si se queda o no con los subsecretarios que hereda”, comenta Cantú Guzmán
Con 15 años de trabajar en organizaciones ambientalistas -fue coordinador de la campaña de biodiversidad de Greenpeace, trabajó también en el Grupo de los Cien y Naturalia, y hoy es el director de los programas de Defenders of Wild Life-, Cantú Guzmán conoce muy bien las políticas, programas y reajustes burocráticos de las secretarías de medio ambiente que han existido “Secretarios van y secretarios vienen, y nosotros continuamos trabajando con ellos”, dice
Señala que el enfrentamiento público entre Lichtinger y Arriaga prácticamente había “resquebrajado” a la Semarnat, y se había convertido en una “verdadera vergüenza para el gobierno”
Agrega: “Durante los tres años que lleva esta administración, la Semarnat estuvo fracturada No había comunicación entre Lichtinger y el subsecretario Arriaga Aquel controlaba una parte y éste otra Así no puede funcionar una secretaría de Estado”
Indica que, tan pronto Lichtinger asumió el cargo, empezó a aplicar la legislación ambiental, por lo que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) comenzó a investigar las irregularidades cometidas en la administración pasada, principalmente en la Dirección General de Vida Silvestre Se despidió a su director, Felipe Ramírez, y se le sometió a proceso
“A la Profepa, por primera vez, se le daba libertad para hacer una investigación y llevar un proceso contra personas de la propia Semarnat Los gobiernos priistas nunca antes habían permitido esto”
Pero al designar a Fernando Clemente Sánchez como nuevo director general de Vida Silvestre, que depende de la subsecretaría de Arriaga Becerra, los ilícitos y las irregularidades continuaron, puesto que eran solapadas por el propio Arriaga
Refiere Cantú Guzmán que, por ejemplo, el protegido de Fox creó la figura jurídica llamada Proyectos de Áreas de Manejo Sustentable (PAMS), la cual no se prevé en la Ley General de Vida Silvestre y, por lo tanto, es completamente ilegal
Explica: “Los famosos PAMS son parecidos a las llamadas UMAS (Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre) Éstas comprenden un solo terreno y sí son legales para que ahí se practique la cacería La diferencia es que los PAMS abarcan un territorio muchísimo más grande, son grandes regiones que llegan a tener la extensión de un estado completo”
De acuerdo con una amplia investigación del periódico El Independiente -publicada el 12 de agosto-, Arriaga y Sánchez expidieron 92 mil 834 permisos de cacería para el aprovechamiento cinegético (de caza) de alrededor de 2 millones y medio de ejemplares de vida silvestre Sin temor a ser sancionados, los cazadores podían realizar sus actividades en las amplias extensiones de las PAMS, que abarcan 50 millones de hectáreas localizadas en Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Sinaloa, Sonora y Tamaulipas
Cantú Guzmán señala: “En los PAMS se cazaban, sobre todo, aves acuáticas, como patos, gansos y grullas Pero también venados, entre otras especies Para colmo, los dueños de los terrenos no obtenían ninguna ganancia, como lo marca la ley para proteger los derechos de las comunidades Vaya, ni siquiera se les avisaba De pronto llegaban los cazadores y les decían: ‘Aquí están nuestros permisos de caza’ Hubo muchas protestas por esos atropellos
“Para colmo, el dinero obtenido por los permisos de caza no estaba entrando a la Semarnat, sino que se depositaba en una cuenta bancaria personal En fin, desde su origen, todo este proceso fue ilegal, comenzando por la creación misma de los PAMS”
El rompimiento
Ante todo esto, Lichtinger decidió abrir una nueva investigación a la Dirección de Vida Silvestre Intervino de nuevo la Profepa y se destituyó a Fernando Clemente Sánchez, el 15 de abril
Cuenta Cantú Guzmán que Arriaga hizo todo lo posible para mantener en el cargo a Sánchez Pero no lo logró A partir de entonces, se dio “el rompimiento total” entre Lichtinger y el subsecretario Arriaga
-¿Por qué Lichtinger no destituyó también a Arriaga, pues finalmente era su subalterno en la Semarnat?
-Sencillamente porque no podía Arriaga tiene una amistad muy cercana con Fox Fue Fox quien lo puso en la Semarnat En ese sentido, Lichtinger estaba maniatado
A diferencia de Lichtinger, que fue seleccionado por los head hunters, Arriaga -coinciden algunos analistas políticos- pertenece al llamado Grupo Guanajuato y también es muy allegado de Marta Sahagún Cuando Fox era gobernador de Guanajuato, Arriaga fue director del Instituto de Ecología Luego participó activamente en la campaña electoral
Continúa Cantú Guzmán: “Al iniciarse la investigación sobre los PAMS, surgió en los medios una campaña de ataques contra Lichtinger Había rumores de que iba a renunciar y de que Arriaga lo sustituiría Incluso, en el programa El Mañanero, de Brozo, esa versión se dio como un hecho”
-¿Arriaga estuvo detrás de esa campaña?
-Es difícil comprobarlo Eso sí, fue una campaña muy fuerte, pues hasta en la Semarnat se creyó que Lichtinger ya estaba fuera
Pese a su pleito con Lichtinger -dice el ambientalista-, Arriaga todavía se sentía tan protegido que ocasionó un “escándalo internacional” al permitir la importación, de manera bastante irregular, de 28 delfines de las Islas Salomón
“El comercio de delfines y de todas los cetáceos está controlado por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre Esta convención, lo mismo que los gobiernos de Australia y de Nueva Zelanda, así como varias organizaciones, le pidieron a México que detuviera esa importación”
-¿Cuáles eran los motivos?
-Uno de ellos era que las Islas Salomón no tienen ningún control ecológico, puesto que acaban de salir de una guerra civil Además, esa gran cantidad de delfines eran para el parque Nizuc, en Cancún, que es un delfinario situado en un área natural protegida Los delfines son una especie exótica para México Está drásticamente prohibido meter especies exóticas en áreas naturales protegidas
Finalmente, Arriaga no quiso revocar la importación y los delfines llegaron al parque Nizuc, un centro de diversiones acuáticas propiedad de Bernardo Zambrano, hermano de Lorenzo, accionista mayoritario de Cemex y socio honorario de la fundación Vamos México
Cantú Guzmán señala que la subsecretaría de Arriaga también expidió varias autorizaciones para construir hoteles y desarrollos turísticos en condiciones bastante irregulares
“El caso más sonado fue el del Hotel Riú, construido en Cancún de manera totalmente ilegal La Profepa lo cerró y ahora tiene que demolerse”
Indica que las medidas tomadas por Lichtinger y José Campillo, el encargado de la Profepa que también fue destituido, provocaron la animadversión de muchos empresarios del sector turístico
En particular, recuerda la mención que hizo la Semarnat de las playas más contaminadas del país, justo cuando comenzaba el período vacacional de la pasada Semana Santa
“Ese anuncio provocó el enojo de muchos hoteleros Pero Lichtinger hizo lo correcto, pues la gente tiene el derecho de saber si las playas a las que se va a meter con su familia están contaminadas o no”
Por su parte, Greenpeace emitió un boletín el mismo día en que se destituyó a Lichtinger y a Campillo Señala que los funcionarios aplicaron la ley para “detener aquellos proyectos depredadores que afectaban el ambiente” Y dijo que no tenía “dudas” de que los motivos de la destitución se debían a los “intereses económicos” que fueron afectados
Por lo pronto, continúa la investigación en torno de los ilícitos cometidos por Arriaga Becerra

Comentarios